Posts Tagged ‘Moral’

darwinismo… y manipulación mental…

3 de marzo de 2012

DARWINISMO Y MANIPULACIÓN MENTAL: DE LOS HUXLEY A LOS ROCKEFELLER

Charla por Máximo Sandín

Ateneo de Madrid

Calle del Prado 21

Madrid

4 de Marzo

8 pm

 

Noam Chomsky escribió que quien domina la información domina en cierta forma la cultura, la ideología y, por tanto, controla en gran medida la sociedad. Sólo un fenómeno como este puede explicar cómo se asientan en el imaginario colectivo las mentiras más burdas que se derrumbarían sólo con mirarlas con detenimiento, con un poco de reflexión.

Una de estas mentiras, el darwinismo, nos ha sido impuesta como un pilar central en la concepción del mundo de nuestra sociedad. La concepción individualista y competitiva de los fenómenos naturales que concede la victoria a los que poseen alguna “ventaja”, a los “más aptos” se ha constituido en una justificación “científica” de las relaciones y las desigualdades sociales y ha conducido a tratar a la Naturaleza como una enemiga. La concepción reduccionista y mecanicista de los procesos biológicos ha sido la base sobre la que se asientan las peligrosas, para los seres humanos y para la Naturaleza, prácticas de la gran industria “biotecnológica”. Por último, los grandes medios de comunicación nos pretenden convencer de la falacia malthusiana de que en el Mundo no hay sitio para todos…

 

Una mirada atenta a las circunstancias que rodearon el nacimiento del darwinismo nos permitirá comprender qué poderes hicieron posible su implantación en el ámbito académico en contra de todas las evidencias científicas, quienes lo impusieron y, sobre todo, qué ideas subyacían a esta “conveniente” concepción de la realidad.

**************************

Nota de TRESMONTES: Esta publicidad me ha llegado de  persona de total confianza. Se trata de una conferencia

que tendrá lugar en el Ateneo de Madrid, el dia 4 de marzo de 2012 a las 20 horas.

 

 

las verdades… con humor !

7 de diciembre de 2010

“La ideología nacionalsocialista, inspirada en el espíritu guerrero de los alemanes, ha sido elegida por nuestro pueblo…Por esta razón, estamos llamados a combatir sin descanso al bolchevismo y al judaísmo internacional, cuya intención de destruir nuestra raza se nos ha hecho absolutamente evidente.” editorial Inédita Editores.

Fuente: Discurso del almirante Erich Raeder del 12 de marzo de 1939, en el ‘Día del Héroe germánico’. Fuente: ‘La Tragedia de los Soldados Judíos de Hitler’, pág. 172, 1° edición 2009,

http://es.wikipedia.org/wiki/Erich_Raeder

Nota de URANIA:

La frase de arriba ha sido tomada del blog  “Los genios opinan”.

la luz viene de grecia…

2 de noviembre de 2010

Realmente la luz viene de Oriente… y situándonos en Hispania ó en Europa Occidental,  Grecia está situada al Este…

También el Sol sale por el Este…  y dado que se suele asimilar o relacionar la sabiduria y la cultura con la luz…( De aqui también los calificativos de “ilustres”, “iluminados”, etc…), me parece conveniente afirmar que el ya muy veterano grupo de investigación y estudios para la civilización europea es una fuente muy estimable de saber y conocer

aspectos fundamentales de la cultura y civilización europeas. Se trata de GRECE, cuya dirección es la siguiente:

http://www.grece-fr.net/textes/

Como muestra, vale reproducir lo siguiente:

Critères d’affichage

par date de mise en ligne par date de publication par auteur par titre d’article
croissant décroissant
par date de mise en ligne par date de publication par auteur par titre d’article
croissant décroissant
Résultats par page
Tous 10 20 30 40 50
barre animée

178 documents en ligne
Pages → 1 2 3 4 5 6 7 8 9
Titre
Auteur(s)
Source
Publication
Robert de Herte
Eléments n°130
hiver 2009
Alain de Benoist
novembre 2008
Alain de Benoist
octobre 2008
Alain de Benoist
mai 2007
Robert de Herte
Eléments n°104
mars 2002
Robert de Herte
Eléments n°122
automne 2006
Robert de Herte
Eléments n°121
été 2006
Alain de Benoist
Nouvelle Ecole n°56
2006
Robert de Herte
Eléments n°28-29
mars 1979
Jacques Marlaud
L’Esprit Européen n°2006-05
mai 2006
Denys Magne
Eléments n°59
été 1986
Gennaro Malgieri
Eléments n°59
été 1986
Cercle Héraclite
Eléments n°59
été 1986
Robert de Herte
Eléments n°59
été 1986
Pierre Bérard
Les Amis d’Alain de Benoist
février 2004
Julien Freund
Les Amis d’Alain de Benoist
février 2004
Alain de Benoist
avril 2006
Robert de Herte
Eléments n°120
printemps 2006
Pierre Bérard
Eléments n°101
mai 2001
Alain de Benoist
Eléments n°111
janvier 2004
178 documents en ligne
Pages → 1 2 3 4 5 6 7 8 9
barre animée

—-

las ideas claras de Carl Schmitt

25 de febrero de 2010

URANIA copia de círculo  identitario Nietzsche el siguiente texto:

Los antagonismos religiosos y étnicos pueden convertirse en antagonismos políticos

«Todo antagonismo u oposición religiosa, moral, económica, étnica o de cualquier clase se transforma en oposición política en cuanto gana la fuerza suficiente como para agrupar de un modo efectivo a los hombres en amigos y enemigos. Lo político no estriba en la lucha misma; ésta posee a su vez sus propias leyes técnicas, psicológicas y militares. Lo político está, como decíamos, en una conducta determinada por esta posibilidad real, en la clara comprensión de la propia situación y de su manera de estar determinada por ello, así como en el cometido de distinguir correctamente entre amigos y enemigos. Una comunidad religiosa que haga la guerra como tal, bien contra miembros de otras comunidades religiosas, bien en general, es, más allá de una comunidad religiosa, también una unidad política. Sería también una magnitud política con sólo que ejerciese de un modo meramente negativo alguna influencia sobre ese proceso decisivo, si estuviese por ejemplo en condiciones de evitar guerras por medio de la correspondiente prohibición a sus seguidores, esto es, si poseyese la autoridad necesaria para negar efectivamente la condición de enemigo de un determinado adversario».
El concepto de lo político. Carl Schmitt. Alianza, Madrid, 2009, pág. 67.
____

Estos conceptos desarrollados aquí echan por tierra todo argumento musulmán en defensa de su práctica religiosa en Europa. Para una comunidad religiosa que es capaz de agrupar a los hombres en amigos y enemigos, en función de su pertenencia o no a su confesión, el utilizar las eventuales leyes de libertad de culto para hacerse aparecer como no ofensiva, no es sino parte de su lucha (1).

Aquel que le sigue en esta postura o bien es un ingenuo o bien un traidor.
En este sentido, un gobierno que no distingue adecuadamente entre amigos y enemigos del estado que gobierna, o es inservible en cuanto gobierno o forma parte del enemigo. En ambos casos es lícito derribarlo, no siendo una opción digna para el pueblo el mantenerlo. Hagamos uso aquí de conceptos schmittianos para explicar esto mejor. Un gobierno que no es capaz de hacer respetar la legalidad constituida en un asunto de suma importancia es un gobierno que reconoce tácitamente que la situación no es de normalidad. Relacionado con esto está el hecho de que, precisamente, el estado demoliberal, si por algo se caracteriza, es por no afrontar los problemas, por la indecisión permanente. El momento actual es excepcional, o se acerca a esa situación. La situación, que afecta al fundamento mismo del estado y de la nación, no está prevista en el ordenamiento constitucional. Éste no prevé la colonización del estado por masas inmigrantes y no existen normas para resolver esta eventualidad. Las leyes de extranjería (que, de todas formas, no están pensadas para la situación actual) no se cumplen y los inmigrantes están como tal y, de hecho, al margen de la ley. Los conflictos entre inmigrantes y nativos van in crescendo. En muchos lugares de Europa no reina la paz interior, condición sine qua non del estado de derecho, y la agrupación en amigos y enemigos según este vector (nativos/inmigrantes) va, poco a poco, perfilándose. Tal será la situación excepcional. Es el momento de la decisión, que señala, al mismo tiempo, quien es el soberano en el momento de excepción. La voluntad de poder de esta instancia soberana decidida (y, por definición, extrajurídica) es la que generará, si triunfa, un orden normativo nuevo y muy alejado de toda práctica liberal.
Por lo que hace a la última parte de este fragmento reproducido nos preguntamos retóricamente, ¿de qué modo una particular lectura de ciertos postulados del cristianismo está facilitando la invasión al retardar o impedir que al enemigo (musulmanes) se le reconozca como tal? (2). Respecto a las ideologías “progres”, emparentadas todas ellas con la nueva religión secular de los derechos humanos, tampoco caben dudas acerca de su colaboración de distintas maneras con el enemigo. De entre éstas son el feminismo y la ideología multiculturalista las más perjudiciales. El feminismo actúa fomentando el odio a la familia, desplomando la natalidad de los nativos (que son los tributarios de esta ideología perniciosa) y detrayendo futuros miembros a la comunidad nacional y creando así un vacío que a los invasores les va a resultar sencillo ocupar. Además, establece un mundo ginecocrático, donde los valores viriles y guerreros decaen. De la ideología multicultural mucho hemos hablado ya en otras ocasiones. Digamos simplemente que presenta como natural y aún positivo este estado de cosas sin precedentes, donde un supuesto derecho a inmigrar es considerado como absoluto y, sin duda, muy por encima de cualquier consideración hacia la soberanía popular.

(1) Viene bien recordar que los inmigrantes/colonos musulmanes instalados en España ya han creado un partido político musulmán (si bien abierto al pacto con inmigrantes/colonos de otras nacionalidades).

(2) Recordemas la escandalosa posición pro-musulmana de las autoridades católicas suizas ante el resultado del referéndum contra la minaretización de Suiza.
Publicado por León Riente en 2/15/2010 11:37:00 PM 2 comentarios
Etiquetas: , ,
====
Nota de URANIA:
Seguidamente reproducimos de Círculo Identitario Nietzsche dos comentarios que se publicaron a continuación del post de arriba:

2 comentarios:

julio dijo…

quizas el primer conocedor de la
realidad tal cual es (y no como querrian algunos imaginar)
es HERAKLITO…

Es genial su idea de que todo el universo, todo lo que existe está
en perpetuo polemos…

conflicto, guerra, contradiccion, etc,
eso explicara mejor que siempre ha habidy y siempre habrá “guerra”..

pues equivale a VIDA…

entonces la PAZ equivale a muerte,

reposo absoluto, encefalograma plano, muerte de los cementerios…

Estoy divagando…por supuesto.

Mi pregunta es:

¿Fue Heráclito precursor de
Carl Schmitt?

saludos

19 de febrero de 2010 20:28

León Riente dijo…

Saludos Julio.

Me interesa aclarar muy bien que además de los musulmanes, de los que “todo” el mundo habla (ya me gustaría que todo el mundo hablara de ellos), existen una serie de pueblos que también están empeñados en colonizarnos: amerindios, negros africanos, mestizos caribeños, etc.

Hay mucho por ahí que sólo combate contra los musulmanes “porque no se integran”. Un gran error. Precisamente los musulmanes al no integrarse (los que no se integran porque desgraciadamente hay otros que sí lo hacen) nos hacen un doble favor: 1) poner más de manifiesto que decir “inmigración” es utilizar un eufemismo para hablar de invasión/colonización/destrucción de nuestro pueblo; 2) si no se integran no se mezclan biológicamente tanto con los españoles como otro tipo de invasores (caso de los amerindios), no corrompiendo así nuestra estirpe.

Si he utilizado el caso de los invasores musulmanes en este artículo es porque es el que mejor se adapta como ejemplo a la teorización de Scmitt.

2ª Nota de URANIA: En IRANIA se publica un interesante trabajo titulado “Carl Schmitt, católico”

VIVA LA MUERTE !

14 de enero de 2010


En una sociedad materialista, escépticamente cobarde, que se niega a mirar de frente a la muerte, como lo que es (el final de todo, para los ateos; el principio de una vida nueva, para los creyentes), existe todavía  una  brigada, un grupo de hombres valientes que se declaran ser “novios de la muerte” y que osan gritar, como desafío ante un a sociedad mezquina que se aferra a la vida terrena a costa de cualquier valor superior, “¡VIVA LA MUERTE!.

La famósa anécdota en la que el fundador de la Legión Española –y además estudioso del código de honor japonés, el bushido– gritó:  “¡Mueran los intelectuales traidores!” ¡Viva la muerte!”  hay  que interpretarla en el contexto febril de un alzamiento nacional, civil, militar y patriótico, contra un régimen que suponía ser la ruina de la Hispania forjada por la civilización cristiana y romana.  Ese grito escandaloso y subversivo para los pazcuatos y pacifistas ha sido después tergiversado y malinterpretado como  un  “¡Muera la Inteligencia!” y un “¡Viva la muerte!” absurdos o irracionales.

Para comprender el espíritu de este cuerpo militar que subsiste –diriamos que de milagro, dado  el servilismo ideológico anticristiano del Régimen político encarnado hoy en un melifluo individuo con cejas puntiagudas —

me parecen muy elocuentes las siguientes fotografías, tomadas de un blog católico, crux et gladius:

Del citado blog Crux et Gladius reproducimos algunos párrafos que explican cómo nació en el año 1928 la vinculación entre la Legión y el Cristo de la Buena Muerte:

Nadie entiende el Cristo de la Buena Muerte sin La Legión, y los legionarios sin la presencia de su sagrado protector en la noche del Jueves Santo mientras entonan con devoción ‘El Novio de la Muerte’.

Desde 1928, La Legión es una pieza clave más de la Congregación. Con motivo de una visita de los mandos del recién creado Tercio de Extranjeros procedentes de la guerra de África, existe un acercamiento de aquellos militares con los directivos de Mena, provocando una petición para que el Cristo de la Buena Muerte fuese protector de La Legión. Esta solicitud fue muy bien recibida en el seno de la cofradía y su junta de gobierno, y las tropas militares comienzan su participación en la procesión.

Cada Semana Santa varias escuadras se turnan continuamente para velar por la buena muerte de Jesucristo montando guardia de Domingo de Ramos a Miércoles Santo, a la que asisten miles de malagueños y visitantes que no quieren perderse esta guardia legionaria.

En el año 2000 el entonces arzobispo castrense de España, monseñor José Manuel Estepa Llaurens, aprobó el decreto de nombramiento de protector oficial de La Legión española al Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas, siendo general jefe de Brigada de La Legión ‘Rey Alfonso XIII’, Enrique Gomáriz de Roble. De esta manera, se unían los lazos de la vinculación de manera oficial definitivamente.

Nota de URANIA:  Es notoria la vinculación entre la cruz cristiana  y la espada, es decir, el espíritu representado — para defender la Cristiandad–  por los cruzados, las órdenes militares, los caballeros templarios, los caballeros teutónicos, etc… incluso, hasta el siglo XX, cuando en la segunda guerra mundial, los voluntarios europeos –entre ellos la División Azul– combatieron y murieron en el llamado Frente del Este.

Los enemigos de la Cruz siguen intentando erradicarla y borrarla de la faz de Europa. Para ello no dudan en importar e imponer la Media Luna y los minaretes musulmanes… No es una casualidad que en el bando perdedor en 1945 una de las medallas más prestigiosas era la Cruz de Hierro. Por fortuna la Cristiandad, aunque muy debilitada y casi eclipsada, sobrevive en la actualidad, incluso en Rusia, donde desde 1917 a 1989  existió un régimen político oficialmente ateísta.

Addenda para entendidos en  medallas y armas de guerra:  La primera Cruz de Hierro es del año 1914 y la segunda es del año 1939.  El fusil de asalto alemán es el sturmgewehr 44 y el rifle soviético es el  ak47.

el monasterio de Emaús de Praha/Praga

23 de diciembre de 2009

Tomamos de radio.cz la siguiente información que resumimos:

[EL MONASTERIO,en la actualidad y antes de ser bombardeado por la aviación USA ]

El Monasterio de Emaús, uno de los dos conventos benedictinos de Praga, es un monumento gótico fundado en 1374 por el rey checo y emperador romano-germánico, Carlos IV, con el fin de renovar la liturgia eslava. Tras el inicio exitoso de sus actividades culturales y espirituales, se convirtió después de 1418 en objeto de los ataques del fanatismo religioso de los husitas checos. El convento fue saqueado y los frailes expulsados. El monasterio registró un nuevo auge en el siglo XVII, cuando fue renovado por los benedictinos españoles, quienes reanimaron las actividades religiosas en este memorable recinto del casco histórico de Praga. Después de 1780, cuando el emperador romano-germánico, José II, inició en los países del Imperio Austríaco una reforma administrativa y religiosa, los benedictinos de Emaús fueron encargados de enseñar en el liceo de Klatovy, en Bohemia Occidental. Sus actividades pedagógicas se desarrollaban en detrimento de su vida monástica. Por ello, en el siglo XIX, el monasterio atravesó nuevamente un período de decadencia, hasta 1880. En 1880 se trasladaron al monasterio los benedictinos del convento austríaco de Beuron. Desde aquél entonces, el Monasterio de Emaús se convirtió en residencia de frailes de Alemania, Polonia, Austria y posteriormente también de Yugoslavia. Una de las más destacadas personalidades de esta comunidad fue el sacerdote alemán, Alban Schachleiter. En las postrimerías del siglo XIX se propagó en las regiones fronterizas alemanas el movimiento anticatólico llamado “¡Fuera de Roma!”, patrocinado por los políticos nacionalistas de Alemania. Alban Schachleiter se afamó en aquel entonces como enérgico defensor de la fe católica. Reconociendo sus méritos al respecto, el Papa Pio X le entregó una medalla de plata. En 1908 el padre Schachleiter fue elegido abad del Monasterio de Emaús. El abad Schachleiter -amigo íntimo del sucesor del trono, Fernando del Este y confesor de su esposa checa, la condesa de Chotek- estuvo muy apegado a la causa del nacionalismo alemán y de la dinastía habsburgo. Por ello, durante la Gran Guerra de 1914-1918 el Monasterio de Emaús sirvió como hospital para los soldados austríacos, oficiando asimismo misas por la victoria de las armas imperiales. Después del desmembramiento del Imperio Austro-Húngaro y del surgimiento de Checoslovaquia en 1918, el religioso alemán fue sometido a investigaciones policiales e internado por varios días. Alban Schachleiter renunció a su cargo de abad y en 1920 abandonó Praga, seguido por la mayoría de los frailes de nacionalidad alemana. Después de la salida de Alban Schachleiter fue ordenado como nuevo abad del Monasterio de Emaús el teólogo, Arnost Vykoukal, quien había estudiado tanto en la archiabadía de Beuron, como en la ciudad belga de Lovaina y en Inglaterra. Bajo la dirección del abad Vykoukal, en el Monasterio de Emaús comenzó a desarrollarse nuevamente la liturgia eslava, según lo había postulado en el siglo XIV su fundador Carlos IV. Por su parte, el ex abad Schachleiter se acercaba desde el comienzo de los años veinte al movimiento nazi. Tras la elección de Hitler como canciller en 1933, Schachleiter publicó un artículo en el que sostuvo que para un católico no existía ningún obstáculo moral ni dogmático para su militancia en el partido nazi. Al mismo tiempo, comenzó a polemizar con la mayoría de los obispos alemanes quienes se oponían a la ideología nazi. Schachleiter fue suspendido de sus cargos pastorales y sacerdoteles, convirtiéndose asimismo en uno de los héroes del oficialismo nazi y víctima de persecución por parte de la jerarquía católica. Alban Schachleiter murió en 1937 y el ex abad fue enterado en Munich con honores estatales y con la asistencia del entonces brazo derecho de Hitler, Rudolf Hess. El ataúd de Schachleiter estuvo cubierto con la bandera del III Reich. (la una bandera roja y blanca con la cruz esvástica). El abad Arnost Vykoukal murio en el campo de concentración de Dachau, en 1942. En 1945 el histórico recinto gótico del Monasterio de Emaús, resultó destruído por la aviación americana. De la iglesia gótica quedaron solamente ruinas, y en el claustro semidestruido fueron reanudadas las actividades monásticas tan sólo después de la caída del régimen comunista en 1989.

Nota de URANIA: En relación con este post y especialmente  respecto a la personalidad del abad Alban Schachleiter merece ver un artículo del blog HURANIA titulado Adolf Hitler fue católico “no practicante”?

la castidad explicada de forma convincente

5 de agosto de 2009

Es asombroso que, en Occidente, donde desde hace unos cincuenta años todos los  “sexólogos” y demás charlatanes pseudocientíficos predican la lujuria y las formas de  sexualidad más degradadas, un experto se atreva a publicar un libro titulado “el gozo de vivir sin sexo”.  La  explicacción de este raro fenómeno es que el autor se llama Swami Bhaktipada. Originalmente se publicó en USA, en el año 1988,  con el título de “Joy of No Sex”.  La versión en castellano se editó en San Sebastián de los Reyes (Madrid) en el año 1995.  El autor señala que su libro es un “manual para un mayor placer”.   Dado lo insólito e incluso lo “revolucionario” de su moral, en URANIA nos volveremos a ocupar de este libro.

 

JOY OF NO SEX

JESUCRISTO, VERDADERO REY

4 de noviembre de 2008

urania

De un sitio católico y tradicionalista copiamos el siguiente artículo:

Nuestro tema es “La realeza de Cristo y el momento actual”, tema que nos obliga a tomar partida de esa verdad que es la realeza de Cristo.

Ustedes saben que la fiesta de la realeza de Cristo fue instituida por Pío XI allá por el año 1925, y el documento que publicó entonces sobre esta fiesta, la encíclica “Quas Primas”, comenzaba en esta formas:

«En la primera encíclica que dirigimos una vez ascendidos al Pontificado, a todos los Obispos del Orbe católico, mientras indagábamos las causas principales de las calamidades que oprimían y angustiaban al género humano, recordamos haber dicho claramente que tan grande inundación de males se extendía por todo el mundo, porque la mayor parte de los hombres se habían alejado de Cristo y de su santa ley en la práctica de su vida, en la familia y en las cosas publicas; y que no podía haber esperanza cierta de paz duradera entre los pueblos, mientras los individuos y las naciones negasen y renegasen el imperio de Cristo Salvador».Después explica el remedio: la vuelta a Cristo y su paz. “Por lo tanto, como advertimos entonces, es necesario buscar la paz de Cristo en el reino de Cristo. Así anunciamos también que había de ser este fin cuanto nos fuese posible por el reino de Cristo, porque nos parecía que no se puede tender mas eficazmente a la renovación y afianzamiento de la paz, sino mediante la restauración del Reino de Nuestro Señor”.

De modo que el Papa ya señalaba aquí el mal y señalaba el remedio; y el remedio de la sociedad y de los individuos hoy, esta en el sometimiento al suave yugo de Cristo: Sometimiento en la inteligencia, sometimiento en la voluntad y sometimiento en los corazones por la caridad.

De tal modo, en efecto, se dice que Cristo debe reinar en la inteligencia de los hombres, no solo con la elevación del pensamiento y de su ciencia, sino también porque Él es la Verdad, y es necesario que los hombres reciban con obediencia la Verdad de Él. Igualmente reina en la voluntad de los hombres, ya porque la voluntad está entera, perfectamente sometida a la santa voluntad divina, ya porque con sus aspiraciones influye en nuestra voluntad, de tal modo que nos inflama hacia las cosas más nobles. Finalmente, Cristo es reconocido como rey de los corazones por su caridad, que sobrepasa a todo lo humano en comprensión, y por los atractivos de su mansedumbre y virilidad. Nadie entre los hombres fue tan amado, y no lo será nunca, como Jesucristo.

Ustedes saben que Cristo es rey por dos conceptos. En primer lugar, por razón de su humanidad, que ha sido asumida por el Verbo, por la Divinidad. Esa humanidad de Cristo goza, por lo tanto de una perfección que sobrepasa todo lo que el hombre puede imaginar. En segundo lugar, Cristo es Rey de los hombres por el derecho de conquista, porque con su pasión y con su muerte ha conquistado el derecho de regir a la humanidad; y en Cristo este reinado tiene tres poderes: Poder de legislar, poder de juzgar y poder de mandar, poderes que trasmitió a su Iglesia.Esto también lo hace notar Pío XI en la Quas Primas: «No hay diferencia entre los individuos y el consorcio civil, porque los individuos unidos en sociedad, no por eso, están menos bajo la potestad de Cristo que lo están cada uno de ellos en la sociedad pública y privada. Y no hay salvación en algún otro, ni ha sido dado del cielo a los hombres otro nombre en el cual podamos salvarnos”.

El reinado de Cristo no se extiende solamente sobre los individuos, sino también sobre la sociedad.

Estas son las palabras de los Hechos de los Apóstoles, o sea, palabras de la Escritura. Cristo es el autor de la verdadera felicidad tanto para el mundo de los ciudadanos como para el Estado. No es feliz la ciudad por otra razón distinta de aquella por la cual es feliz el hombre, porque la nación no es otra cosa que una multitud concorde de hombres. De modo, entonces, que el hombre tiene que reconocer el imperio de Cristo sobre los individuos, pero no solamente sobre los individuos, sino sobre la sociedad. Sobre las sociedades particulares, la familia, las distintas organizaciones intermedias, los Estados, las naciones y la vida internacional.Esta realeza de Cristo se concretaba en otros tiempos en lo que se llamaba la Cristiandad, es decir, la civilización cristiana, el orden cristiano.

La cristiandad, en rigor, comienza con Constantino, después de la época de los mártires, y conoce su esplendor más grande en el reinado de San Luis, rey de Francia; un esplendor en todas las actividades de la vida, no solamente en la política, sino en todas las otras actividades; en el arte, con Fray Angélico, en la filosofía, con Santo Tomas; en fin, todas las manifestaciones de la cultura alcanzan su esplendor.

Todo esto que estoy diciendo suena a viejo hoy, porque dentro del mundo, y particularmente dentro de la Iglesia, nos ha invadido el progresismo, y entonces existe un repudio a Constantino y a la época constantiniana, a la época carolingia, a la época gregoriana. Estamos pasando un momento en el cual los mismos católicos están renegando de dos mil años de historia; repudian la época constantiniana, repudian la Cristiandad, la civilización cristiana. Son estas, hoy, malas palabras.

A pesar de esto hay que reconocer y afirmar la grandeza de esa época histórica, y para eso nada mejor que recordar las palabras grandes de León XIII en la “inmortale Dei”: «Hubo un tiempo en que la filosofía del Evangelio gobernaba los Estados, entonces aquella civilización propia de la sabiduría de Cristo y de su divina virtud, había compenetrado todas las leyes, las inteligencias, las costumbres de los pueblos, impregnando todas las capas sociales y todas las manifestaciones de la vida de las naciones. Tiempo en que la Religión fundada en Jesucristo estaba firmemente colocada en el sitial que le correspondía en todas partes, gracias al favor de los príncipes y la legitima protección de los magistrados. Tiempos en que el sacerdocio y el poder civil unían armoniosamente la concordia y la amigable de mutuos deberes.”

Organizada de este modo la sociedad, produjo un bienestar superior a toda imaginación. Aún se conserva la memoria de ellos, y ella perdurará grabada en un sin numero de monumentos de aquella gesta que ningún artificio de los adversarios podrá jamás destruir ni oscurecer.

Si la Europa Cristiana civilizó a las naciones bárbaras e hizo cambiar la ferocidad por la mansedumbre, la superstición por la verdad; si rechazó victoriosa las invasiones de los bárbaros; si conservo el cetro de la civilización y si se ha acostumbrado a ser guía del mundo hacia la dignidad de la cultura humana y maestra de los demás; si ha agraciado a los pueblos con la verdadera libertad en sus varias formas; si muy sobriamente ha creado numerosas obras para aliviar la desgracia de los hombres; ese beneficio se debe, sin discusión posible, a la religión, la cual auspicio la realización de tamañas empresas y coadyuvó a llevarlas a cabo. Habrían perdurado ciertamente aún esos mismos beneficios, si ambas potestades hubiesen mantenido la concordia, y con razón mayores se podrían esperar si se acogiesen la autoridad, el magisterio y las orientaciones de la Iglesia con mayor lealtad y constancia. Las palabras que escribía Ivo de chartres al Romano Pontífice Pascual II debían respetarse como norma perpetua: “Cuando el poder civil y el sacerdote viven en buena armonía, el mundo esta bien gobernado, la Iglesia florece y prospera; pero cuando están en discordia no-solo no prosperan las cosas pequeñas, sino también las cosas grandes decaen miserablemente”.

La Cristiandad produjo, entonces, una época en que reinaban la concordia, la estabilidad y la paz en las familias, en la sociedad y en la Cristiandad.

Frente a esta sociedad gobernada por Jesucristo a través de la Iglesia, esta la Revolución. La Revolución quiere otra sociedad, no una sociedad estabilizada en el orden y en la paz, sino una sociedad en movimiento, en cambio, en dialéctica.

La Revolución, en su esencia, representa la réplica exacta de la primera rebelión del hombre contra Dios, tal como ha sido relatada en el Génesis; ella toma por su cuenta la frase del tentador: “Seréis como dioses”. Su apoyo, su soporte, es la filosofía del devenir puro que se opone radicalmente a la filosofía del Ser, la de Dios, que se presenta en el Antiguo Testamento como “Aquél que es el que es”.

La Revolución no puede ser considerada como una concepción bien definida del mundo, ya que ella quiere representar su devenir perpetuo; no hay propiamente verdad revolucionaria, sino solamente una cosa que quiere ser transformación del mundo con el hombre en perpetuo movimiento. El hombre no es, el hombre se hace; el mundo no es, el mundo se crea; por lo tanto, no hay verdad ni falsedad, ni bien ni mal, se maneja con la dialéctica, la famosa dialéctica hegeliana, en la cual se pasa de la afirmación a negación, que se superan en la síntesis, y así anda dando el mundo un espiral sin llegar a la meta.

La Revolución es dialéctica, y con la dialéctica se destruye todo un mundo fundado en la Verdad, en el Ser, en la estabilidad; es decir, en el sometimiento del hombre a las leyes naturales y sobrenaturales, al derecho natural, a una concepción de que el hombre es un compuesto, que tiene una esencia, y que no hay que contrariar a esta esencia, sino que hay una concepción de que el hombre es un compuesto, que tiene una esencia y que no hay contrariar a esta esencia, sino que hay que respetarla. La Revolución no reconoce ni naturaleza ni sobrenaturaleza, y la revolución opera con la dialéctica en la destrucción de la Cristiandad, y esto lo viene haciendo no desde ahora, no desde el tiempo de Marx, ni desde Hegel, sino que lo viene haciendo desde que comenzó la Revolución hace cinco siglos.

La Iglesia, aunque su destino definitivo sea la vida futura, logró edificar aquí en la tierra una ciudad, aunque imperfecta como todo lo humano, ostenta las condiciones esenciales para ser y denominarse católica. Pero una ciudad católica es una realización muy difícil que solo puede darse milagrosamente bajo la acción de una providencia especial.

El hombre ha quedado de tal suerte, herido en el estado que tiene en este mundo, en las facultades más naturales, que cuando se ordena naturalmente queda en estado de equilibrio inestable, muy difícil de mantener. Necesita de la Gracia para moverse en ese estado, gracia que se le da si la pide.

La Civilización o Ciudad Católica es un milagro, y tiene muchos enemigos interiores y exteriores. Los enemigos interiores provienen del mismo hombre, pues si no es muy humilde para sostener el Don Divino, va a flaquear, caer y perderlo todo y perderse. Los enemigos son el Diablo, príncipe de este mundo, y los pueblos judíos y paganos, que van a tratar con toda clase de astucia de destruir la Cristiandad. Para destruir la Cristiandad se hecha mano de armas dialécticas. ¿Qué es la dialéctica? La dialéctica consiste en romper, separar y dividir lo que esta unido. Toda destrucción es separación; así como la vida es unión, unión de la creatura con el Creador, de la naturaleza humana con la Divina, de la razón con la Revelación, de la política con la teología, del imperio con la sociedad contra el Sacerdocio. Metieron cuñas para separar y dividir lo que por disposición divina esta unido, y llegó un momento en que la separación se produjo. Se separo el sacerdocio del imperio, la Teología de la filosofía, la política de la religión, la razón de la Fe, la naturaleza de la sobrenaturaleza, las naciones de la Cristiandad, los pueblos del Ungido de Dios.

Consumada la primera ruptura, producida la primera quiebra, no quedaba sino una alternativa; o rehacer lo que se había quebrado o continuar un proceso de nueva ruptura. Y hoy día la ruptura llega a lo ultimo. En primer lugar, la sociedad civil estaba unida a la religión, pero se quiebra esta unión, se independiza la religión de la sociedad civil, y luego la sociedad misma se anarquizando; se llega a lo ultimo en todos los ordenes.

Ahora que se ha llegado al extremo, es decir que la Cristiandad no existe, la naturaleza del hombre no es respetada. En la revolución que se ha operado es tal el proceso de destrucción de la civilización cristiana, que se esta pensando unir al hombre sobre otra base para llegar a la unificación total del mundo por medio de un gobierno mundial, gobierno mundial que no va a respetar ni la naturaleza del hombre ni la sobrenaturaleza. En ese plan estamos actualmente. Ese plan, el plan de la Revolución, lo han preparado las logias masónicas desde hace siglos. En el siglo XVII aparece un personaje muy importante, el cual ya profetizó, anunció o echó, mejor dicho, los lineamientos de un nuevo poder social fundado en la Revolución. Ese personaje es Amos Komenius.

¿Quién era Komenius? Komenius había nacido en 1892, en Moravia, de padres que pertenecían a la comunidad de los Hermanos Moravos, que habían tomado ese nombre en 1575, cuando se acordó el derecho de reunión. Eran sucesores directos de los husitas, es decir de aquellos herejes que habían nacido en Praga y que fundaron el primer régimen comunista, el más absoluto que fue instalado en Munster por los anabaptistas bajo el nombre de Reino de Dios.

Todo eso fue desecho por los príncipes de entonces y Komenius se retiró a Londres, se impregno de las obras de Bacon y de los Rosacruces, fue a Suecia, estuvo con su amigo Luis de Greer, que era de la secta de los Rosacruces, y después fue a Polonia; Y, como digo, Komenius planifico lo que había de ser la sociedad. Hizo esa planificación en la cultura por el Consejo de la Luz, en la política por un Tribunal de Paz y en lo religioso por una Unión de Iglesias. Para realizar ese plan, el plan de unificación total de la sociedad humana con un gobierno también mundial, encontró que había dos grandes enemigos.

Esto lo dejo escrito en un libro que se llama “Lux in tenebris” en 1657. Vamos a leer las paginas textuales en que denuncia a estos dos grandes enemigos.

«El Papa es el gran Anti-Cristo -dice Komenius- de la babilonia universal. La bestia que va detrás del Anti-Cristo es el Imperio Romano, el Santo Imperio Romano-Germano, y especialmente la casa de Austria. Dios no tolerara por mas tiempo estas cosas. Destruirá, por fin, el mundo de los impíos en un diluvio de sangre. Al final de la guerra el papado y la casa de Austria serán destruidas”.

De modo que ya Komenius en el siglo XVII anuncia que los dos enemigos para llegar al gobierno mundial, un gobierno de la Revolución, son el Papado y la casa de Austria. El Papado, que representaba el poder espiritual, y el Santo Imperio Romano-Germano, como símbolo o como resto del poder político universal que venia de Constantino.

Este plan de Komenius se va a ir cumpliendo inexorablemente poco a poco, y se pueden indicar como fechas del cumplimiento, en primer lugar, la paz de Westafalia en 1648, en la cual se llego al reconocimiento de las religiones protestantes en Europa, perdiendo la Iglesia Católica el predominio que tenia en la sociedad; el Congreso de Viena en 1815; la pérdida del poder temporal de los Papas en 1870 y el fin de la casa de Austria en 1917 con la primera guerra mundial.

Después de la Reforma los estados protestantes tenían ya un peso muy grande en los negocios de Europa, pero en 1818 se había hecho inclinar la balanza en su favor. No solo estos países, en su mayoría católicos, como Rumania y Bélgica, pasaban el poder de las monarquías protestantes, sino que la confederación Germánica, esbozando la Unidad alemana por la desaparición de un cierto numero de estados pequeños, disminuía considerablemente la influencia de la católica Austria en el centro norte de Europa, mientras que Rusia venia a dominar la parte oriental. Inglaterra, por su parte, se aseguraba con el imperio de los mares sus relaciones con la futura política imperial en el Mediterráneo, en el Medio Oriente y en el Extremo Oriente, hasta el día en que al comenzar el siglo XX controlaría, directa o indirectamente, casi un cuarto de la población del globo. En 1849 se anuncia la nueva configuración de Europa, una Europa en la cual iba a desaparecer el Papado, que realmente desaparece en 1870. El poder político iba a terminar con la Casa de Austria en 1917.

Lo que sorprende inmediatamente al observador astuto es la inversión de los polos que se ha realizado en Occidente; con el Catolicismo definitivamente evacuado de la política internacional absolutamente laicalizada, el eje no pasa ya por las capitales de los Estados católicos. París y Viena son puntos secundarios con relación a las naciones de predominancia protestante y ceden el sitio a Londres. Berlín y Nueva York. En lo internacional se va haciendo un cambio y se va anulando la influencia de la Iglesia, del Catolicismo y sobre todo del Papado, con lo que se cumple una cosa muy importante que es la siguiente: San Pablo, cuando en la carta a los Colosenses se pregunta por qué no viene el Anti-cristo contesta: El Anti-Cristo no viene porque hay un obstáculo que le impide venir. ¿Cuál es ese obstáculo? Los exegetas medievales, entre ellos Santo Tomas de Aquino, explican que el obstáculo es el Imperio Romano, y mientras perdure el Imperio Romano el Anti-Cristo no puede venir.

Y ese obstáculo ha sido removido totalmente, ya no queda nada del Imperio Romano; entonces el enemigo puede planear, puede proyectar el Imperio del Anti-Cristo, un imperio político unificado en un régimen de un gobierno sometido al enemigo, sometido al Anti-Cristo.

Como ven, estamos muy lejos de la encíclica Quas Primas y de que la sociedad universal debe estar sometida al suave yugo de Cristo.

Con esta afirmación de que el mundo va caminando al imperio del Anti-Cristo entramos en otra parte de nuestra conferencia, en la que voy a esbozar los planes del gobierno mundial.

Los planes del gobierno mundial que están actualmente en ejecución y que están en lucha en este momento son dos. Uno es un gobierno mundial con el liderazgo norteamericano, o sea, el mundo bajo el gobierno efectivo de los E.E.U.U.; el otro es un gobierno mundial con liderazgo europeo.

El gobierno mundial con liderazgo norteamericano ha sido expuesto por un presidente norteamericano del siglo pasado. En 1872, Grant, dos veces presidente de los E.E.U.U., inauguraba su segundo mandato con una proclamación en la cual había un párrafo que decía: «El mundo civilizado tiende al republinanismo, hacia el gobierno del pueblo por sus representantes y nuestra república está destinada a servir de guía a todas las otras. Nuestro Creador prepara el mundo para convertirse, con el tiempo oportuno, en una gran Nación, que no hablará sino una sola lengua y en que todos los ejércitos y la flota no serán necesarios».

Para cumplir este gobierno mundial, las logias de la masonería mundial, sobre todo guiadas por una logia, la logia del paladismo, comenzó amover los títeres de la política mundial con ese objeto.

Para conocer cuál es el segundo plan del gobierno mundial – el de liderazgo europeo- vamos a referirnos al Pacto Sinárquico, que es un escrito que consta de trece proposiciones fundamentales y 598 artículos, en el que se explica cómo va a ser el gobierno mundial futuro.

Este pacto fue descubierto en tiempo de la ocupación de Francia. Vamos a leer solamente algunas proposiciones que nos interesan. El punto trece dice así: «El orden sinárquico que no puede concebirse fuera de la paz civilizadora, fundada sobre el honor, y honorable para todos, exige no tanto que el estado actual de las potencias sea modificado por un desplazamiento de las fronteras, sino que la vida sinárquica de cada pueblo sea respetada de modo original, que la unión federativa de Europa sea realizada, que, en fin, la sociedad mayor de las naciones sea cumplida y llevada a su realidad universal por la interposición judicial de cinco sociedades menores de naciones ya construidas de hecho y en vías de constitución en nuestra época». Y después va explicando como sería esta estructura sinárquica del mundo. En cada nación se arreglaría la sociedad por orden, por capas organizadas, las cuales terminarían en tres grandes órdenes: un orden que contemplaría todo el orden social y económico de los pueblos; otro orden que encerraría el orden cultural de los pueblos, y en ese orden cultural estaría incluido lo religioso. Eso en cada nación del mundo, que luego se agruparían en cinco grandes federaciones: una sociedad menor de naciones británicas, que comprenderían a Inglaterra y el Commonwealt; una sociedad menor de naciones americanas, que comprendería a E.E.U.U. y a toda América Latina; una sociedad menor que comprendería a Rusia y a todas las naciones panasiáticas que comprendería al Asia. Esto sería una estructura sinárquica piramidal, que implica la formación de cinco grandes federaciones imperiales, ya constituidas o en vías de constitución.

Este ordenamiento sinárquico del mundo se caracteriza por su equilibro mundial, por lo tanto no habría como hoy hay naciones que tienen un gran predominio, por ejemplo E.E.U.U. y Rusia, sino que habría un equilibrio, estarían todas las naciones más o menos emparejadas, dándose un equilibrio mundial más allá del colectivismo y el liberalismo. La sinarquía quiere superar la antitesis del liberalismo y del colectivismo y llegar a una sociedad sinárquica donde se equilibren el comunismo y el liberalismo, donde se haga una cosa pareja. Eso ya está en movimiento, en constitución, siendo Francia la Nación que está haciendo toda su política, no solamente dentro de sus fronteras, sino en toda Europa.

La sinarquía no es ni liberal ni comunista, sino que está por encima de ambas ideologías tratando de compaginar un gobierno de empresarios (liberal) con los obreros (comunismo), es decir una unión de burgueses y proletarios, un equilibrio mundial más allá del colectivismo y del liberalismo, sin ninguna potencia hegemónica, bajo la acción de Francia «como lugar histórico». Esto está dicho en la proposición 578: « El imperio sinárquico francés es el lugar histórico, lo mismo que el espíritu francés es el catalizador sicológico de una grande y noble experiencia de la cooperación humana, entre las razas blancas, amarillas y negras. Nuestra ambición es perfecta: una sintesís de carácter universal que se da como la imagen de lo que la Francia metropolitana, país de síntesis demográfica y centro geográfico del mundo».

Civilizado el imperio sinárquico francés, no puede ser finalmente concebido ni querido al margen de la vida europea ni de la vida del mundo. Un programa aparentemente nacional, donde se trataría de respetar la voluntad de las naciones, de autodeterminación de los pueblos en un equilibrio mundial. Esto es lo que propone la Sinarquía.

Hay un libro de Pierre Virion («El Gobierno mundial y la contra Iglesia») que hace ver como en realidad este gobierno mundial tiende a la tecnocracia, tiende a una organización mecánica del hombre y de los pueblos, como si fuesen robots, como si fueran máquinas, como si fueran una computadora electrónica y que supone toda una acción de lavado de cerebro por medio del empleo de los métodos psicotécnicos para cambiar al hombre. Una organización del mundo en el cual el hombre se convierte en esclavo, pero no en esclavo del tipo antiguo, en que por terror se lo sometía a un orden y al trabajo, sino una esclavitud en la cual, usando los medios psicotécnicos, se haría entrar al hombre en la sociedad, para que haga lo que la sociedad quiere.Todo está en ejecución, y las luchas que hay en el mundo actual están provocadas por la pugna que hay entre dos fracciones para la ejecución de estos planes.

En la primera guerra mundial se liquida la casa de Austria, que es el último resto que quedaba de orden cristiano, y se implanta el comunismo.

Viene la segunda guerra mundial y tiene como resultado el acuerdo de Yalta, que hace dos cosas fundamentales: 1º Une al mundo eslavo detrás de la cortina de hierro, cumpliendo los planes del siglo pasado. 2º Impone una política bipolar, es decir divide al mundo en dos zonas de influencia: una que se reserva a Estados Unidos y otra que se reserva a Rusia. Y ahora se está yendo a una tercera guerra para imponer una política de gobierno mundial de tipo sinárquico, un mundialismo con el liderazgo de De Gaulle.

Todos estos hechos determinaron la aparición, desde hace unos años, de una lucha entre la política bipolar desarrollada por el acuerdo ruso- americano y la política neutralista encabezada por De Gaulle; lucha que se manifiesta en tres puntos claves: Vietnam, en el Medio Oriente y en Europa.

En el Vietnam, por ejemplo, la política que mantienen Rusia y Estados Unidos es una política de equilibrio. Cuando más temperatura hay en una de las zonas -la americana o la rusa- más los grandes tientan de clamar la fiebre y volver al estado de equilibrio. Todo pasa como si cada uno empujase a sus peones en convivencia con el otro para mantener o restablecer el equilibrio de fuerzas, y por eso no llegan a una definición ni los unos ni los otros, hecho que nos hace pensar más en un acuerdo que en una rivalidad ruso-americana.

Otro tanto pasa en Medio Oriente, donde también hay otro estado de equilibrio. Y en Europa pasa lo mismo, donde frente a la política bipolar se va desarrollando una política neutralista encabezada por De Gaulle, para que se salga del dominio de la hegemonía rusa y de la hegemonía nortamericana y se afirme la neutralidad.

En definitiva, ¿Cual mundialismo logrará imponerse? Es claro aquí que no podemos conjeturar. Es difícil saber lo que va a pasar.

Por lo pronto hay que reconocer que la balanza del poder tecnológico y militar se está inclinando a favor del mundialismo norteamericano. Los últimos acontecimientos de Europa lo revelan. Checoslovaquia, influenciada por los políticos neutralistas y por De Gaulle, estuvo a punto de pasarse a la sinarquía. Eso, evidentemente, habría sido un gran contratiempo para el liderazgo norteamericano, pues se habría reforzado el Mercado Común Europeo. Como consecuencia, Rusia -obedeciendo a la influencia del Pentágono- lo ha impedido, ocupando militarmente a Checoslovaquia.

Sin embargo, aunque el poder militar está trabajando a favor del mundialismo norteamericano, sería mejor, en este momento crítico y decisivo, atender al poder político de la sinarquía mundial, y sobre todo al poder de intriga, en el que son expertos los judíos que están manejando a la sinarquía de un modo particular. La técnica va a ser la siguiente: endurecer ambos polos del sistema bipolar, para que una vez endurecidos vayan al choque y a la guerra. Este es, a mi entender, el único camino que tiene la sinarquía para abatir el evidente predominio norteamericano y cumplir los planes sinárquicos del gobierno mundial, fundados en una igualdad de federaciones mundiales porque el poder nuclear está más o menos equilibrado; Estados Unidos podrá aniquilar a Rusia, pero Rusia puede también aniquilar a Estados Unidos. De esta forma se podrá pasar directamente a un gobierno mundial sobre un equilibrio de naciones sin gigantes, de naciones igualadas. Con una guerra mundial el mundialismo sinárquico se impondría.

No faltará quien piense que la guerra es una locura, Respondamos, efectivamente, que el mundo esta loco, está esquizofrénico, es por tanto lógico que se sumerja en una crisis de locura.

En efecto, no hay nada estable en la política del mundo moderno, no hay, por lo tanto, verdad. Solamente negar la existencia de una verdad inmutable viene a ser lo mismo que negar la existencia de un orden, ya que la verdad es el pensamiento de acuerdo con lo real, lo real natural y sobrenatural, naturaleza y gracia, es decir, aquel orden que conoció la cristiandad, el orden establecido por el suave yugo de Cristo.

En esta condiciones no se puede establecer orden perdurable; se condena al desorden de elegir una inestabilidad permanente, que es el estado natural de la revolución. Las guerras y los conflictos más y más cercanos y sangrientos son inevitables a medida que se quiere el devenir, el puro cambio, y no el Ser.

Ya que laEl deseo de paz está seguramente en el corazón de cada uno, pero poner la paz sin Dios es un absurdo, porque sin El, la justicia está separada y toda esperanza de paz se convierte en quimera. Justamente el mundo contemporáneo proclama la paz en nombre de los sueños pacifistas de un sincretismo religioso y filosófico, bajo pretexto de olvidar lo que divide para poner en común lo que une. Comienza así el más grande pecado que hay contra Dios, que vino sobre la tierra para dividir el bien del mal, el error y la mentira de la verdad; y hoy en cambio , se mezcla el bien y mal, la verdad y el error, los sexos, todo se mezcla. Ya las guerras son consecuencias del pecado de los hombres, el pecado del espíritu no puede sino alejar la paz y traer sobre las naciones los peores castigos. No es por nada, que al comienzo del siglo XX, la Madre de Dios, vino ella misma a advertirnos en Fátima, el año 17, que si no se cambiaba de vida, si no se escuchaban sus súplicas, habría guerras y persecuciones que causarían el aniquilamiento de grandes naciones.

La paz del mundo, como en las familias y en los individuos, será siempre proporcional a la sumisión al orden, será siempre proporcional al grado de unión con Dios; rechazado el suave yugo de Nuestro Señor Jesucristo, la realeza de Cristo, es decir, repudiando hasta la noción misma de cristiandad, nuestro mundo ha entrado en revuelta, en rebelión, en revolución; ha caído bajo el poder del príncipe de este mundo, Satán, que como decía Cristo, es homicida desde el comienzo. Aquí se ve la importancia central que tiene todo ordenamiento político, tanto nacional como internacional, la noción de cristiandad, noción que envuelve la del sometimiento de las naciones y del mundo al suave yugo de Jesucristo.

Por ello, la festividad de Cristo Rey proclama la necesidad de que el mundo se someta a Jesucristo no solo como verdad religiosa sino como verdad política; proclama la necesidad absoluta para el hombre -creatura y pecador- de encontrar su salud total y temporal en Jesucristo, el Unigénito del Padre que ha tomado nuestra humanidad en el seno de la Virgen Madre. Sin Jesucristo el individuo, las naciones y el mundo marchan aceleradamente a la catástrofe. Sólo en Jesucristo tenemos la salud eterna y temporal. Nada más      

 

 

 

 

 

 

* Conferencia dictada por el sacerdote  Julio Meinville (1905-1973) en Rosario (Argentina) con ocasion de la Festividad de Cristo Rey, publicada en la Revista Verbo Nº 235 de Agosto de 1983. (no se menciona la fecha de la conferencia)

¿moral sexual islámica o… doctrina de sentido común?

24 de septiembre de 2008

Webislam es una web que pretende presentar una imágen civilizada de la religión musulmana. En este sentido recoge los consejos sexuales que una doctora egipcia imparte por televisión.  Mientras, por otra parte Webislam informa de que  “Se estima que entre 100 y 140 millones de mujeres y niñas en todo el mundo han sufrido la mutilación genital femenina y 3 millones de niñas corren el riesgo de ser víctimas de ellas cada año”,  la interpretación que la sexóloga Heba Kotb de las enseñanzas coránicas permite desarrollar una moral sexual muy próxima a  la que es comúnmente aceptada en los ambientes tradicionales de Occidente. Salvo algunos matices, podríamos hablar que lo que enseña la doctora egipcia es casi de sentido común. Seguidamente, un texto casi íntegro  de lo que publica  Webislam sobre este tema:

Heba Kotb, de 41 años, ofrece consejos sexuales a todo el mundo árabe desde su programa de televisión, su consulta médica y su consultorio on-line, pero basándose en la religión islámica.
El sexo oral es “aceptable” desde el punto de vista del Islam, tanto para el hombre como para la mujer, mientras que el sexo anal y la homosexualidad es “absolutamente haram”.
No es totalmente haram la masturbación, ya que ésta no puede sustituir a las relaciones sexuales de pareja, al igual que no pueden hacerlo las películas pornográficas, las cuales desaconseja enérgicamente.
Es el Corán el que explica que la satisfacción sexual de la mujer es fundamental y debe ser una prioridad en el matrimonio, aseguró Kotb. Y añadió que “el hombre no puede dejar pasar demasiado tiempo sin tener relaciones sexuales con su mujer”, porque es muy importante tener relaciones sexuales en cantidad y de calidad.
Kotb considera que preservar la virginidad hasta el matrimonio garantiza la felicidad de la pareja y atiende cientos de consultas sobre qué hacer y cómo prepararse para la noche de bodas. El principal consejo que da a los primerizos es no comer demasiado antes de la “noche de bodas” ó “la gran noche” y tratar de mantener la calma.
Disfrutar del sexo es “un regalo de Dios”.

Nota de Julio Sanz: ¿Es fundamental “la satisfacción sexual de la mujer” según el Corán? Es lo que afirma la  doctora Kotb. Habrá que creerla porque la idea de un paraíso con huríes… parece dar prioridad al placer masculino. Claro que, bien pensado, como es natural, el amor erótico bien entendido es recíproco, porque un coito en el que sólo un “partenaire” sienta goce –sin dar satisfacción a su pareja– se convierte en masturbación.  Y si además, se practica “onanismo”, esto es, se ponen obstáculos a la posible fecundación, entonces se desvirtúa la razón primigenia del erotismo y  éste se devalúa. Diríamos que el “riesgo” feliz de una impregnación es un placer añadido…Claro que esto último son divagaciones personales…

PEDOFILIA NO ES LO MISMO QUE PEDERASTIA

12 de julio de 2008

 

Los grandes medios de comunicación son víctimas, si no culpables, de que en su vocabulario habitual se usen palabras y conceptos de forma irresponsable cuando no criminosa. Está claro que desde las instituciones internacionales como la Unesco, no se promociona el conocimiento de las lenguas clásicas como son el latín y el griego. Es así como se explica que en los medios de comunicación, con frecuencia se usen indistintamente términos como pederastia y pedofilia, como si su significado fuera el mismo. Por su origen etimológico griego, pedofilia significa amistad hacia los niños.

Desde el momento en que todos los hombre y mujeres cabales y dignos de ser personas sienten paternal y maternal cariño o amor por los niños en general y por sus hijos en particular, amar a los niños es lógico y natural. Jesus decía y pudo decir: dejad que los niños se acerquen a mi…

Y asímismo, maldijo a quienes hicieran daño a esos pequeñuelos. Siendo esto así, lo lógico es que el término pedófilo o pedofilia se aplicara a quienes de forma sana, pura, normal, seienten cariño, amor, ternura, amistad, hacia los niños. Por consiguiente llamar pedofilia a lo que más certeramente se llama pederastia es una perversión del lenguaje no sólo desde el punto de vista etimológico sino sobre todo desde el punto de vista moral, lo cual conlleva a consecuencias absurdas y peligrosas.

Porque, entonces ¿cómo llamar a quienes de forma natural y generosa sienten alegría y complacencia en la compañía de los niños? Por culpa de los pederastas, ¿va a resultar sospechosa y hasta criminal cualquier manifestación de cariño hacia los niños?

Es el sistema de valores imperante el que acuña y pone en circulación las palabras en uso. Así ocurre con palabras de dudosa legitimidad como por ejemplo “homofobia”, “lesbianismo”, “feminismo”, “machismo”, “racismo” etc., que la gente acepta como palabras inocentes, cuando realmente encierran una carga subvesiva y tendenciosa… Dejamos por hoy a la inteligencia de los lectores el averiguar el por qué de su, como mínimo, estúpido significado, tal como son entendidas habitualmente por los analfabetos medios de intoxicación.

En resumen, que nadie llame pedofilia a un crimen tan odioso y antinatural como es la pederastia, pues hacerlo así es una forma vil y sórdida de usar un eufemismo para dar aceptación social a la pederastia.

Patschi, 12 de julio de 2008


A %d blogueros les gusta esto: