Posts Tagged ‘Judaismo’

¿Qué opina la oligarquía mundialista?

17 de mayo de 2014

¿Qué opina la oligarquía mundialista?

By

La idea de una “extrema derecha que gobierna el mundo” representa en sí misma una paradoja. Como ya señalábamos en entradas anteriores, “ultraderecha” es un término despectivo que alude a un sector político marginal, minoritario y mundialmente despreciado. Sin embargo, sostenemos, la extrema derecha gobierna el mundo. ¿Cómo es esto posible? Pues porque existe una extrema derecha, a saber, la extrema derecha sionista, que no se reconoce ni es reconocida como tal. Esta extrema derecha constituye, además, la fuente de la estigmatización de todos los nacionalismos gentiles y, al mismo tiempo, ha producido el imaginario en virtud del cual permanece inmune a su propio veneno. Pero la extrema derecha manda  en el hemisferio occidental: EEUU, la City de Londres e Israel.

Cada vez que un “progresista” utiliza la palabra “fascismo” como sinónimo del “mal radical”, convalida y fortalece el código simbólico oligárquico, pues es ese mismo uso lingüístico el que ampara, por decirlo así, a los ultras judíos. 

De lo expuesto se desprenden al menos tres postulados:

1/ para reivindicar posiciones políticas nacionalistas hay que situarse a la izquierda o uno será inmediatamente acusado de “fascista”;

2/ para defender posiciones socialistas o, en general, de defensa de los trabajadores, hay que adoptar previamente posiciones nacionalistas, toda vez que el lenguaje y la praxis de la oligarquía son universalistas, cosmopolitas y globalizadores respecto de los pueblos “gentiles”;

3/ para defender posiciones políticas radicalmente contrarias a la oligarquía en general hay que renunciar al código simbólico antifascista que, de forma automática, santifica por defecto el nacionalismo sionista.  

Sin embargo, en lugar de estas medidas preventivas de puro sentido común, aquéllo que encontramos en el mundo de la política es lo siguiente: 1/ los nacionalistas radicales de cada país, excepto en el caso de las naciones o pueblos sin Estado, se identifican con la derecha y aceptan, incluso de buen grado, el calificativo de “ultraderechistas”, colocándose así en las antípodas de las masas populares trabajadoras a las que debería ir destinado su mensaje; 2/ los izquierdistas radicales en todo el mundo se identifican con el cosmopolitismo, la universalización y una fórmula especial de la globalización o mundialización que legitime su postura favorable a los flujos migratorios promovidos también por el capitalismo, rechazando así,  en conclusión, toda forma de nacionalismo; 3/ estos mismos izquierdistas radicales asumen de buena gana el lenguaje antifascista y consideran que le hacen mucho daño a la oligarquía cuando la acusan de “fascista”, a pesar de que, con dichos usos linguísticos, legitiman el imaginario ideológico (sionista) del Holocausto.
Todos estos errores impiden organizar una auténtica resistencia política e intelectual contra la oligarquía. De ello son responsables tanto los ultraderechistas cristianos como la extrema izquierdacomunista, los cuales representan voluntariamente, en definitiva, el papel que el nacionalismo radical judío, es decir, la extrema derecha sionista que gobierna el mundo, les ha asignado en provecho propio. 

El trabajo de toda filosofía crítica debe consistir en combatir los mitos, dogmas y códigos simbólicos que , asumidos inconsciente y acríticamente por los ciudadanos, sustentan de hecho la ideología oligárquica.  A tal efecto, conviene saber qué piensan realmente los oligarcas, sólo de esta manera podremos comprender sus pautas de conducta y combatirlas de manera eficaz. Las estrategias y tácticas de resistencia han fracasado una y otra vez a lo largo de la historia. Si el enemigo oligárquico vence siempre, si los ultraderechistas comprueban que sus naciones son cada vez más dependientes del poder mundial, mientras la izquierda radical contempla el progresivo empobrecimiento de los trabajadores en todo el mundo, algo estarán haciendo mal unos y otros. Algún error deben  de cometer. Para empezar, acuando aceptan  sin reflexionar la falsa idea de polaridad que opone ultraderecha y extrema izquierda. Dicha polaridad existe, pero no es realmente la que piensan los interesados porque está mediada por otro concepto, a saber: judíos/gentiles, mucho más fundamental. Para romper con aquélla en su forma manipulada baste recordar que el fascismo fue, en sus orígenes, de izquierdas, un hecho que subleva tanto a ultraderechistas como a izquierdistas radicales a pesar de ser la pura verdad.

Los tres niveles de análisis crítico

La ideología oligárquica muestra tres niveles de análisis: 1/ el nivel económico, ahí donde aparecen todas las cuestiones relativas al neoliberalismo, al capitalismo, los recortes sociales, las privatizaciones, las deslocalizaciones y otras prácticas harto conocidas. En este nivel los ultraderechistas poco tienen que criticar, eso cuando no se declaran abiertamente liberales y filocapitalistas. De la misma manera que se declaran cristianos, con lo que, pese a su presunto nacionalismo, están asumiendo todas las formas, históricas o contemporáneas, delcosmopolistismo apátrida. En la crítica del neoliberalismo se muestran más decididas las izquierdas radicales, pero siempre omitiendo el fenómeno de la inmigración a pesar de que éste representa una grave agresión capitalista al valor del trabajo. La combinación de ambas incongruencias posibilita el triunfo del capital, pues las sinergias de las fuerzas políticas de presunta resistencia en realidad confluyen en la misma dirección que las de las fuerzas políticas sistémicas, es decir, aquéllas que, de forma más o menos declarada, promueven la mundialización neoliberal.
El segundo nivel de análisis es aquél en que, además de la crítica del neoliberalismo, el crítico descubre la presencia del fenómeno ultraderechista judío moviendo los hilos de la globalización y vulnerando, en provecho propio, todas las normas que impone al resto de los países (practicando el supremacismo racial, el imperialismo, el colonialismo, etc…). Son pocos los analistas de izquierdas que alcanzan el segundo nivel, pues temen ser acusados de antisemitas. Además, la izquierda radical está repleta de nacionalistas judíos encubiertos que se dedican, precisamente, a reducir todas las cuestiones políticas a cuestiones económicas, borrando las huellas del ultraderechismo judío en las decisiones adoptadas por la oligarquía. No obstante, autores como James Petras, entre otros, son modélicos en lo que concierne a denunciar las motivaciones racistas (sionistas) de la política internacional estadounidense promovida por el lobby israelí en Washington. Empero, con el fin de evitar ciertas acusaciones de la parte oligárquica, los mencionados críticos acostumbran asobrerrepresentar su antifascismo y, con ello, a remachar con su prestigio y legitimidad de “verdaderos críticos” sinceros (no “vendidos”) la validez del imaginario oligárquico antifascista. Así, son los que más daño hacen a la causa de la resistencia y la crítica. En cuanto a la extrema derecha, es incapaz de desarrollar una crítica del ultraderechismo judío en este nivel por dos razones: las extremas derechas gentiles comparten todos los tópicos de su adversario, máxime cuando, en la mayor parte de los casos, estamos hablando de ultraderechas cristianas y de antisemitismos cristianos acuñados en el molde bíblico; dicho brevemente: en última instancia, en la matriz cultural judía.
El tercer nivel de análisis es, por tanto, religioso. La oligarquía sionista obedece a una serie de creencias apocalípticas y mesiánicas irracionales. Cuando no lo hace, su nihilismo es absoluto. Y las diferencias internas serias que oponen a los oligarcas hay que colocarlas en dicho plano interpretativo. No podemos entender nada de lo que sucede en el mundo sin abordar este decisivo factor. Tanto el neoliberalismo cuanto el nacionalismo judío radical conducen a YHWH,  es decir, a cuestiones como la resurrección de la carne, la inmortalidad, el reino de dios, el fin del mundo, etcétera… La pregunta por la verdad y la racionalidad resulta insoslayable. Pensar que se puede hacer “política de resistencia contra la oligarquía” manteniendo una postura de neutralidad en estas materias es simplemente absurdo. Y, sin embargo, ésta es la situación en el mejor de los casos. Los ultraderechistas gentiles decláranse cristianos y están incapacitados a radice para demoler los fundamentos ideológicos del sistema oligárquico: ellos mismos los  sostienen con una estupidez absolutamente sorprendente. “Una” extrema derecha no puede “criticar” realmente a “otra”. No existe, ni puede existir, genuina crítica ultraderechista a la oligarquía. Por su parte, la izquierda radical es heredera, a menudo inconsciente, de la secularización  histórica de los valores cristianos, de tal suerte que cuando uno aborda la crítica del judeocristianismo tiene que topar, tarde o temprano, con dogmas puros que los intelectuales “progresistas” se niegan siquiera a “pensar”, pues sólo hacerlo les produce auténticos mareos. Son tales dogmas los que mantienen a la izquierda occidental encadenada al capitalismo y operando como legitimador ideológico “humanitario” de las políticas de flujos migratorios, es decir, el blanqueo filosófico de la trata de esclavos perpetrada por los capitalistas con fines de negocio, mestizaje y “multiculturalismo para gentiles”. Y ésta sólo entre otras muchas cuestiones: relativismo, individualismo, hedonismo…
El tercer nivel de análisis es el más importante, pues sólo una vez mínimamente aclarado puede pasarse a los otros dos. Pero nadie entiende esto. Nadie ha sido capaz, hasta ahora, de comprender que el tema del “fascismo” remite al tercer nivel y no puede resolverse como una cuestión política, sino filosófica, es decir, en tanto que respuesta a preguntas fundamentales de la existencia humana que impulsan a los oligarcas en su proyecto de dominación planetaria. En efecto, éstos son hombres igual que nosotros: todo aquéllo que hacen  o dejan de hacer responde a unos motivos tan hondos como los de cualquier hijo de vecino. No buscan sólo el dinero. No buscan sólo el poder. Con la “riqueza” y el “poder” están resolviendo otros problemas “antropológicos” de primera magnitud. Si no somos capaces de “analizarlos” en ese estrato de sentido, seguiremos jugando a un juego donde habremos sido derrotados de antemano Nuestra derrota será la de todos los pueblos del mundo, la derrota de la civilización, la derrota de cualquier noción de justicia social…, pero sólo porque, en primer lugar, se habrá consumado en Europa, patria de la filosofía, la derrota de la verdad. 
Jaume Farrerons
La Marca Hispànica
17 de mayo de 2014

Documentación anexa

http://protocolosgatunos.blogspot.com.es/2011/06/los-judios-y-el-fascismo-una-paradoja.html

http://nazismosionismo.blogspot.com.es/2012/03/introduccion-nazismo-y-sionismo-las-dos.html

http://antagonistas.blogia.com/2011/011401-entrevista-con-vincenzo-vinciguerra.php

http://antagonistas.blogia.com/temas/vinciguerra.php

7 comentarios:

Anónimo dijo…

En mi opinión un articulo brillante, muy buen análisis.

Augusto dijo…

Gracias Jaume por esta esclarecedora síntesis,… eres un ejemplo para muchos. Sigue adelante con el curso de filosofía. Para lo que necesites, tus camaradas de argentina.Saludos.

Jaume Farrerons dijo…

Gracias a todos vosotros por continuar leyéndome. Un saludo.

ENSPO dijo…

http://www.libertaddigital.com/cultura/2014-05-16/alemania-fue-la-responsable-del-inicio-de-la-primera-guerra-mundial-1276518486/En este artículo se han silenciado las misivas diplomáticas que, después de la Primera Guerra Mundial, hizo públicas Trotsky, en las que quedaba demostrado que Inglaterra y Francia habían planeado la guerra con la finalidad de fragmentar el Imperio Austro-húngaro.

ENSPO dijo…

Estamos a la espera de recibir dichos documentos, publicados en una obra sobre la Gran Guerra. Cuando dispongamos de ellos los pondremos en conocimiento de los seguidores del blog.Saludos cordiales.

Anónimo dijo…

Otro artículo sobre el tema que explica con claridad la naturaleza y los objetivos de la oligarquía sionista, bastante elocuente.

Anónimo dijo…

Es que precisamente uno de los objetivos primordiales de la primera guerra mundial fue desmantelar los tres imperios europeos, no sólo el autro-húngaro, también el alemás y el ruso, digo uno porque hubo otros también de singular magnitud.

una gaviota … “nazi”?

26 de septiembre de 2013

La tradicional conmemoración
de las víctimas del Holocausto se
vio arruinada por una gaviota.

Gaviota Nazi ataca a la paloma

Ciudad del Vaticano, 29/01/2013.- En la “misa” en el Vaticano por el Día del Holocausto, el ave que simboliza la paz (fue agredida por otra ave.

La tradicional conmemoración de las víctimas del Holocausto se vio arruinada por una gaviota que se quiso comer la paloma de la paz (la paz de Benedicto XVI, no la de Cristo).

Benedicto XVI soltó dos palomas blancas como símbolo de la paz y ambas fueron atacadas.

Benedicto XVI soltó dos palomas blancas como símbolo de la paz y ambas fueron atacadas.

Benedicto XVI soltó dos palomas blancas como símbolo de la paz y ambas fueron atacadas.

Benedicto XVI soltó dos palomas blancas como símbolo de la paz y ambas fueron atacadas.

ÍNDICE DE “LA CUESTIÓN JUDÍA”

===

Fuente:

http://www.catolicosalerta.com.ar/problema-judio/paloma-gaviota.html

HANNAH ARENDT, AMANTE JUDÍA

20 de junio de 2013

hana_arendt-mh.jpghanna_arendtw-arendt3_enamorada.jpghannah-0519-ana-y-martin.jpg

Hannah Arendt:,  la pensadora más importante del siglo XX

Hannah Arendt, filósofa alemana de origen judío, discípula predilecta de Martin Heidegger, es uno de los nombres más importantes del pensamiento en el siglo XX. Su análisis sobre el “totalitarismo” sigue siendo una referencia fundamental y, en muchos aspectos, no ha sido superado. Ahora Ediciones Encuentro acaba de publicar una de las obras más señaladas de Arendt: Karl Marx y la tradición del pensamiento político occidental. La tesis fundamental de la autora: con Marx se cierra el ciclo de la filosofía política abierto con Platón. Un libro que hay que leer. Hannah Arendt nació en Linden (Alemania) hija de padres judíos laicos y creció en Königsberg y Berlín. Estudió filosofía con Martin Heidegger en la Universidad de Marburgo. Escribió su tesis doctoral sobre el concepto de amor en el pensamiento de Agustín, bajo la dirección del filósofo y psiquiatra existencialista Karl Jaspers. La tesis fue publicada en 1929, pero dada su condición judía fue inhabilitada para el ejercicio de la enseñanza en universidades alemanas en 1933.Se trasladó a París, donde  entabló amistad con el crítico literario y místico marxista [y judío] Walter Benjamin, y colaboró con la ayuda a refugiados judíos. Sin embargo, con la ocupación militar alemana de algunas partes de Francia que siguió a la declaración de guerra a Alemania, en 1939 tuvo que escapar de Francia. En 1941 emigró a los Estados Unidos con la ayuda del periodista estadounidense Varian Fry. Allí formó activamente parte de la comunidad judía-alemana en Nueva York y escribió para el semanario Aufbau. Después de la Segunda Guerra Mundial, retomó contacto con Heidegger y testificó a su favor en el proceso de desnazificación de Alemania.En 1951 se nacionalizó estadounidense. Falleció en 1975 y fue enterrada en el Bard College en Annandale-on-Hudson, Nueva York. En sus trabajos, Arendt trata sobre la naturaleza del poder y temas como la política, la autoridad y el totalitarismo en general y sobre la Shoah.Esta obra Karl Marx y la tradición del pensamiento político occidental fue escrito en un momento crucial de la biografía intelectual de Arendt, y en él se perfila por primera vez la tesis fundamental de la autora de que la obra de Marx suponía la conclusión y cierre de la tradición de filosofía política cuyo origen se remontaba a la obra de Platón. Con este escrito, inédito hasta fechas muy recientes, se proponía completar su obra Los orígenes del totalitarismo examinando en profundidad el marxismo como el único elemento ideológico que, a su parecer, conectaba la terrible novedad totalitaria con el cauce de la tradición del pensamiento político de Occidente.Esta edición de Encuentro incluye asimismo Reflexiones sobre la revolución húngara, escrito en la misma época. [ Es un estudio sobre la rebelión húngara de 1956 y la subsiguiente represión del ejército soviético.] Este capítulo fue incluido en la versión estadounidense de Los orígenes del totalitarismo, pero no así en las traducciones españolas de la obra.La Arendt más libre y lúcida, más ecuánime y menos comprometida ideológicamente, se expresa con singular intensidad en estas páginas. Todo el que quiera comprender la evolución política del siglo XX y del presente no puede obviar la lectura de este libro.http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=1341 

High-Brow Love: Hannah Arendt (Stacy Ross) and Martin Heidegger (Robert Krakovski) do more than just philosophize in ‘Hannah and Martin.’

The head and the heart try to meet in SJ Rep’s “Hannah and Martin” by Marianne Messina In San Jose Repertory Theatre’s production of Hannah and Martin, actress Stacy Ross makes the 20th-century thinker Hannah Arendt a pleasure to know. Feisty, but not cantankerous, strong but not domineering, quirky, sharp, mischievously wry—in short, fascinating—Ross’ Arendt does much to carry the play. The story follows the relationship between the Jewish Arendt and her mentor/lover Martin Heidegger, who later joined the Nazi party.

http://images.google.es/imgres?

October 8, 2012 : Coup dÉtat? Putsch? Golpe de Estado?

1 de noviembre de 2012

……..LOS “GOLPISTAS”…?

Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)…. GOBIERNO…. PUEBLO…

$$$$$

Este blog reproduce a continuación casi la totalidad del artículo publicado en FILOSOFÍA CRÍTICA con el titular de

“La alta finanza sionista toma el poder en Europa“:

El putsch, que el carácter antidemocrático del Tratado de Maastricht y las instituciones comunitarias habían preparado a lo largo de décadas, es un hecho (denomínase MEDE la monstruosa criatura y nació el pasado 8 de octubre). Además, está provocando otros coups d’état, consecuencia de la fechoría matriz, en Grecia, Italia y… España. [01]

La denominada “crisis económica” ha sido provocada expresamente desde oscuros cenáculos y logias para poder implementar aquello que Naomi Klein denomina “la doctrina del shock”. Había que generar en Europa una “situación histórica” que legitimara el “estado de excepción” desde el cual argumentar “medidas extremas necesarias” que en condiciones normales la gran masa de la ciudadanía europea no aceptaría. Dichas medidas, de índole neoliberal, tienen como finalidad desmantelar el denominado “Estado social y democrático de derecho”, una carcasa propagandística construida después de la Segunda Guerra Mundial y concebida para evitar el avance del comunismo o el retorno del fascismo, pero en beneficio de la oligarquía occidental, no de “la gente”, como nos han hecho creer hasta hoy. Ahora bien, el montaje de cartón piedra, que jamás fue una democracia, ya no es necesario, sino harto molesto, un engorro para los planes oligárquicos de dominación mundial.

Se necesita, además, una Europa dócil, absorta en sus propios problemas económicos internos, de cara a los grandes acontecimientos que espéranse con fervor en Oriente Medio: la construcción de Eretz Israel (que, en la mente transtornada de los sionistas, debe preceder a la llegada del Mesías). La única amenaza política que por nuestros pagos pesaba sobre ese proyecto delirante era la posible reacción de los pueblos europeos en solidaridad con Palestina. Pero si conocemos el mismo tipo de miseria que las chozas del Brasil, quizá ya no tengamos ni tiempo ni ganas para ocuparnos de los lejanos y ajenos asuntos de la Tierra Prometida.

El golpe de Estado se concreta en el llamado MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad), una suerte de FMI continental que eleva hasta cimas hasta ahora inéditas la naturaleza opaca, antidemocrática y bochornosamente oligárquica de las instituciones de la Unión Europea. Para que nos hagamos una idea de lo que el MEDE es, puede decirse que se trata de un instrumento de chantaje político, apoyado en la deuda soberana, que forzará a los Estados deudores a adoptar ciertas medidas económicas neoliberales si quieren seguir recibiendo créditos para pagar… los intereses de una deuda provocada por los propios prestamistas. [02]

El MEDE, vinculado al proyecto Euro Plus, o sea, al “fortalecimiento” de la moneda única, establece unos requisitos muy claros que incluso “El País” (órgano de Goldman Sachs) reconoce abiertamente con total desparpajo:

El Pacto por el Euro Plus consiste en una serie de compromisos que deben asumir los miembros del euro y los demás países de la UE que voluntariamente deseen suscribirlo para impulsar la competitividad (a base de la contención salarial), fomentar el empleo (reformas del mercado laboral); asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas (control del gasto en pensiones, sanidad y prestaciones sociales) y reforzar la estabilidad financiera (reforma de la supervisión y nuevas pruebas de resistencia a la banca). (El País, 26 de marzo de 2011).

Todo esto ha sucedido sin que la gente, en general, se entere o sea plenamente consciente de las implicaciones de hechos y noticias “sin importancia”, pero los políticos profesionales de la casta sí que se enteran (!vaya si se enteran!) y están actuando -ejemplar es el caso catalán– en consecuencia. Dentro del grupo de países que deben ser sometidos a la doctrina del shock, los siguientes después de Grecia e Irlanda son Italia y España. En estos momentos es España el Estado que se encuentra en el centro del huracán… Las veleidades secesionistas de Cataluña forman parte de los elementos tormentosos, pero todavía no está muy claro si la marca “España” va a seguir funcionando como hasta ahora o si la zona peninsular quedará fragmentada en micro-estados más manejables, entre ellos Cataluña y el País Vasco. En cualquier caso, el MEDE significa algo así como un gobierno económico de banqueros, pero un gobierno no electo y completamente “privado”. Organismo oligárquico neoliberal, sionista y criminal para el allanamiento del pueblo de Europa sería su definición más cautelosa.

El MEDE se puso en funcionamiento, como digo, el 8 de octubre de 2012. Según informa “El Triangle” el 19 de octubre de 2012,

(…) asumirá las competencias de gestionar el crédito en los estados miembros -el fondo de rescate-, y nacido con unas peculiares condiciones: sus propiedades y activos disfrutan de inmunidad total ante los estados de la UE y son ajenos a cualquier control de las instituciones de las democracias estatales; y sus integrantes -del director a cualquier empleado- están exentos de cualquier tipo de proceso legal por sus actividades vinculadas con el MEDE.

Nadie podrá investigar al MEDE. Sus miembros no rinden cuentas ante el poder judicial, pero gobiernan Europa. Más o menos como el rey de España, pero en este caso es el usurero el que toma el poder en todo el continente, y no precisamente como monarca constitucional, que reina “pero no gobierna”, sino como monarca absoluto. Es el triunfo de la alta finanza sionista pronosticado por  Hitler. Que quienes hoy mandan abonen con sus actos al archi-enemigo nazi es su mayor vergüenza. Los representantes políticos electos de la “democracia”, en primer lugar la casta anti-alemana de ocupación de Alemania (que trabaja activamente para que toda Europa odie a este país como causante y beneficiario “nazi” de la crisis, algo que ha podido verse en las manifestaciones de indignados de Grecia) son los únicos responsables de semejante ignominia, son ellos efectivamente quienes signan la entrega de sus respectivos estados a la oligarquía sionista transnacional.
Para aquellos que sospechen que todo lo dicho es una exageración, nada menos que Jürgen Habermas, alguien poco sospechoso de fascismo (no como nosotros, asesinos SS convictos y confesos), ha afirmado que estamos ante un golpe de Estado financieroa ambos lados del Atlántico:

En su nuevo libro titulado Zur Verfassung Europas (Sobre la Constitución Europea) Jürgen Habermas, el miembro más relevante de la segunda generación de la Escuela de Frankfurt, describe cómo la presión de la crisis y la histeria de los mercados han aplastado la democracia dentro de la Unión Europea. El poder ha dejado de pertenecer a los ciudadanos y se lo han apropiado instituciones como el Consejo Europeo, cuya legitimidad democrática es bastante cuestionable. Habermas sugiere básicamente que los tecnócratas han llevado a cabo, eficaz y silenciosamente, un golpe de estado financiero. Está ocurriendo algo inesperado: un retroceso democrático a ambas orillas del Atlántico.

El MEDE culmina las tareas del Consejo Europeo en aplicación del Tratado de Maastricht: la imposición a Europa de la doctrina neoliberal, el fin del “modelo europeo” heredado, en última instancia, del fascismo (Keynes se limitó a plagiar a Hitler). Sólo le faltaba añadir a Habermas, pero ese hueco ya lo cubre Petras, quién es el autor o sujeto del golpe de Estado y sus relaciones con el sionismo. A ellas nos hemos referido en otras entradas y seguiremos ampliando la información con nuevas posts de la serie “Milton Friedman y la ideología oligárquica”.

Todo esto está pasando de verdad. No es un sueño. Despertad, compatriotas, o pronto será demasiado tarde. En la tiranía que se acerca, seréis esclavos, no hombres libres.

=====

[01]: La secesión de Cataluña es sólo uno de los escenarios locales de la ensordecida, alevosa y criminal toma del poder político por parte de la oligarquía financiera. Aquí, gracias a la extraordinaria estupidez de los catalanistas, y a diferencia del resto de Europa, donde la oligarquía avanza de puntillas, se alzará el Hombre de la Tijera ruidosamente en volandas de muchedumbres narcotizadas por 30 años de lavado de cerebro pseudo nacionalista. Quien nos trae el neoliberalismo es, en efecto, Artur Mas, pero los principales y futuros perjudicados por los recortes, ya sodomizados además repetidas veces para que no les quepa ninguna duda razonable sobre lo que les espera, aplauden al traidor como liberador de una inexistente “opresión” madrileña. Nunca tantos idiotas estuvieron tan contentos con su propia desgracia.
Artur Mas dixit(29 de octubre de 2012, “El País”, p. 12):

Nuestra transición nacional hacia el Estado propio pasa necesariamente por seguir formando parte de Europa, y el primer paso es cumplir las obligaciones que fija la UE. Asumiremos la gestión de la Tesorería General de la Seguridad Social y de las cotizaciones, de manera que nos permitan hacer un mercado de trabajo más dinámico y creador de puestos de trabajo.

Ya sabemos cuál es el significado de estas afirmaciones en términos de doctrina neoliberal: MEDE y desregulación laboral. Pero a la hora de comerse el pastel en su casa, el “patriota” Mas no escatima.

[02]: Véase al repecto la noticia, muy edulcorada, de “El País”:

http://elpais.com/diario/2011/03/26/economia/1301094003_850215.html

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

DOCUMENTACIÓN ANEXA Texto completo del Tratado MEDE:
http://www.eurozone.europa.eu/media/582869/01-tesm2.es12.pdf
Significado del Tratado MEDE (que confirma los temores de Habermas expresados en 2011):
http://financialred.com/mede-o-la-impunidad-del-poder-absoluto/
El pasado 8 de octubre comenzó a funcionar el MEDE, siglas que responden al nombre de Mecanismo Europeo De Estabilidad. Se puede definir al MEDE como una nueva institución financiera gubernamental que viene a asumir las funciones que temporalmente desempeñaron el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera. En principio el MEDE nace con el objetivo de facilitar ayuda financiera en forma de préstamos a aquellos países de la Zona Euro que sufran graves problemas de financiación. Una ayuda financiera que sólo se activará tras la petición del país en cuestión, y tras la cual un grupo formado por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo evaluarán las necesidades de financiación, procediendo a negociar las condiciones de financiación.
El núcleo central del MEDE, encargado de tomar las decisiones de mayor transcendencia, está formado por los ministros de Economía y Finanzas de los diferentes países de la Zona Euro, siendo su Director Ejecutivo el alemán Klaus Regling.
Aúnque su capacidad real de préstamo será de 500.000 millones de euros, el MEDE está dotado de 700.000 millones de euros. De esta cantidad, 80.000 millones de euros serán aportaciones directas de capital de los estados miembros de la Zona Euro, mientras que los 620.000 millones de euros restantes son aportaciones de esos mismos estados en forma de avales de capital movilizable. Como la aportación de cada estado es proporcional al peso que se tenga en el Banco Central Europeo, a España le corresponderán aportar 9.523 millones de euros en capital desembolsado y otros 73.804 millones de euros en forma de garantías y de capital movilizable.
Impunidad e inmunidad total frente a los estados Si aparentemente el MEDE es la última institución creado bajo la excusa de los rescates financieros, tras la lectura del Tratado que lo constituye descubriremos un gran número de aspectos preocupantes y alarmantes que nos aclaran por qué esta institución ha sido creada a la sombra de opinión pública europea.
El verdadero rostro del MEDE es el de un monstruo que se erige como un Estado absoluto, como el único Estado realmente soberano, situándose por encima de cualquier legislación estatal.
El patrimonio del MEDE, sus propiedades y sus activos, poseen una inmunidad judicial total frente a cualquier tipo de acción judicial del resto de los estados miembros. Su patrimonio no podrá ser objeto de investigación, requisa, confiscación, expropiación o cualquier otra forma de embargo o ejecución resultante de alguna acción ejecutiva, judicial, administrativa o legislativa.
Asimismo, los activos del MEDE están exentos de cualquier tipo de restricción, regulación o medida de control de cualquier naturaleza. Respecto a sus archivos y todos los documentos que le pertenezcan o estén en su posesión, serán totalmente inviolables.
Además, los locales del MEDE serán inviolables, y su personal goza de inmunidad jurisdiccional en relación con sus actuaciones. Por otro lado, el patrimonio y los ingresos del MEDE están exentos de cualquier fiscalidad, mientras que los salarios y los emolumentos de sus miembros quedan exentos de todo impuesto nacional sobre la renta.
Esta inviolabilidad de sus activos y archivos, y la inmunidad de sus altos cargos, que no podrán ser juzgados ni investigados por sus actividades profesionales, nos sitúa ante una suerte de Estado virtual que goza de un status superior al del resto de estados miembros. Una especie de golpe de estado financiero, uno más, bajo la ya eterna excusa de la crisis y sus rescates.

Publicado porENSPOen8:56 a.m.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

2 comentarios:

Anónimo dijo…
Bueno ya tenemos al nuevo papado, espada espiritual, que gobernará sobre las naciones sin que nadie más que Dios (el del tabernáculo vacio, o de los infinitos ceros del dinero-crédito) esté por encima de él para juzgar sus actos. Éste es el golpe de estado, oficial en toda regla, por parte de la oligarquía y la confirmación de la esclavitud de los pueblos de Europa y la servidumbre de la economía productiva de éstos subyugada por el parasitismo sin fin de la oligarquía financiera promotora del NOM.
6:23 a.m.
ENSPOdijo…
En efecto, estamos entrando en una nueva era de dará culminación a todas las esperanzas mesiánicas. Ahora sólo falta una guerra en Oriente Medio para que los acontecimientos empiecen a precipitarse más rápido incluso que nuestra capacidad para poder analizarlos o simplemente comentarlos. Pero hay “acontecimientos” que avanzan de puntillas, como éste del MEDE, que la prensa oligárquica ha encubierto haciendo honor a las verdaderas funciones del “cuarto poder”: ser una simple extensión de los otros tres.
11:18 a.m.

…la España del 18 de Julio también perdió la guerra…!

14 de mayo de 2012

En un excelente blog,  VITA MILITIA EST, su autor, Janus Montsalvat, publica, con el titular de “Crónicas alrededor del franquismo”  el artículo que URANIA/tresmontes7 tiene a bien reproducir íntegramente (con el presunto permiso de Janus Montsalvat):

El franquismo como sistema político o, mejor dicho, el Estado del 18 de Julio cimentado con la sangre de tantos miles y miles de mártires y de héroes, llegó realmente a su fin en el hemistiquio de 1956-59 cuando Franco se desembarazó definitivamente de los últimos restos de la Falange histórica, enterró las propuestas falangistas de Arrese y entregó el poder a los tecnócratas de Opus Dei, hombres ya claramente vinculados al plutocratismo judeo-capitalista y desligados completamente del idealismo inicial del Régimen, idealismo que aún compartían grandes sectores del mismo (Frente de Juventudes, Guardia de Franco, ex-Divisionarios, SEU, Alféreces Provisionales, etc.) y que precisamente en los 50 aún seguían luchando por una autentificación de las estructuras del mismo. No deja de ser curioso que en la senda iniciada en febrero de 1957 -la crisis más traumática y decisiva del Régimen franquista-, el proceso de des-falangización del Estado fue paralelo al proceso de des-militarización y de burocratización y des-politización del mismo. El Estado del 18 de Julio, desde sus mismos orígenes (18-VII-1936) hasta la dramática crisis político-ideológica e institucional de finales de los 50, se caracterizó por ser un Estado fuertemente autoritario, militarista, viril, con una doctrina legitimadora del Sistema y con una componente falangista muy fuerte e importante, no decimos que fuera un Estado completa y verdaderamente falangista, porque mentiríamos, pero sí que al menos la Falange, o, si se prefiere, la Falange franquista (que no era lo mismo, ni mucho menos, que la Falange mítica de José Antonio), fue algo así como el “primus inter pares” de la coalición del 18 de Julio: su predominio político e ideológico hasta el 57 fue innegable. A partir de entonces, la única “doctrina” legitimadora de la nueva senda liberal-capitalista iniciada en 1957-59, serían el “desarrollo y el consumismo”… el nacional-sindicalismo y el nacional-catolicismo (nunca nos ha hecho mucha gracia dicho calificativo, primero por ser un término peyorativo lanzado por los enemigos y segundo por su gran carga clericalizante), serían definitivamente enterrados por considerarse “anacrónicos” en la Europa decadente plutocrática y demo-marxista nacida de la catástrofe de 1945.

Franco, como muy bien dijo Víctor D’Ors, fue un derrotado más de los vencedores de 1945, siempre fue considerado como un “apestado”, otra cosa es que por una serie de condicionamientos históricos -la “Guerra Fría”- acabara siendo “aceptado” por los vencedores, aunque no sin cierta resignación, y eso Franco lo sabía. Su Régimen siempre estuvo en cuarentena y los 30 años que mediaron entre la derrota de Europa de 1945 y su muerte en 1975, vinieron a ser algo así como una “prórroga” de esa derrota. Franco, aún en contra de sus ideas y de su cosmovisión, fue obligado a “evolucionar”… Los acuerdos de 1953 con EEUU y con el Vaticano en su día fueron señalados como una victoria indiscutible de Franco sobre el brutal cerco diplomático y comercial que le impusieron las democracias desde 1943-45, pero a la larga constituyeron su derrota definitiva en el plano ideológico y doctrinal. Con esos acuerdos, el final del Estado del 18 de Julio y de la Falange estaban sellados, ya que representaban la derrota ideológica definitiva del Sistema… tan sólo cuatro años después finalizaba la Era Azul del Régimen, comenzando lo que el falangista de la vieja guardia José Luis de Arrese calificó como “proceso de transición hacia el nacionalcapitalismo piadoso (encarnado por los nuevos tecnócratas del Opus Dei) y hacia la monarquía burguesa y liberal”; el tiempo le ha dado la razón. El Ejército, con una oficialidad en gran parte joven y forjada en los campos de batalla de la Cruzada, la Falange y el Requeté, ganaron la Guerra pero perdieron la Paz, ya que a partir del 57 la “Victoria” (a la larga una “victoria sin alas”, parafraseando a José Antonio) fue administrada por burócratas y tecnócratas fríos y sin alma, banqueros y negociantes de la peor calaña.

Ya decía Carl Schmitt que no hay mentalidades y actuaciones más antagónicas y antitéticas que las de un político y un negociante… qué duda cabe de que los tecnócratas, aquellos que tanto hablaban de “desarrollo”, “progreso”, “consumo”, “renta per cápita”, “eficacia” y demás tecnicismos materialistas y anti-espirituales, entraban dentro de la segunda categoría señalada por el gran jurista alemán.      Lo verdaderamente admirable de Franco es que supo mantenerse firme ante la adversidad y salió triunfante ante la multitud de frentes que se le abrieron a partir de 1943. Apelando al espíritu de Sagunto y de Numancia aguantó con una firmeza sobre-humana el temporal que amenazaba con arrasarlo todo, dispuesto en todo momento a no claudicar, a morir con las botas puestas: “De aquí sólo saldré con los pies por delante”, dijo a uno de sus más allegados en 1945 cuando muchos, entre ellos el mismísimo Serrano Súñer e incluso algunos falangistas que empezaron a cambiarse de chaqueta ante el temor de lo que se avecinaba, le aconsejaron que dejara el poder y restaurara la monarquía en la persona odiosa y repugnante del traidor de Don Juan, ser rastrero y nefasto capaz de pactar con el mismísimo diablo con tal de subir al poder (estuvo en connivencia con los servicios secretos yanquis en 1945 para propulsar y organizar un levantamiento popular contra el Régimen, del que el famoso “Manifiesto de Lausana” de Marzo del 45 era su primer episodio o, si se quiere, su preámbulo…). “Yo no hago la tontería de Primo de Rivera, de aquí al cementerio”, fueron otras palabras dichas a sus allegados por parte de Franco, verdaderamente admirables por su estoicismo y su valentía y heroísmo espartanos… Pero claro, tuvo su precio y a cambio se vio obligado a reestructurar su Régimen de forma por él no prevista ni deseaba; de todas formas siguió dando una orientación falangista -aunque fuera disminuyendo con el paso de los años debido a la presión ideológica de los vencedores del 45- hasta finales de los 50 e incluso pensó y deseó en una institucionalización del Régimen en sentido plenamente falangista como demuestra su apoyo a la reforma política de Arrese y su equipo de la Secretaría General de la Falange de 1956-57. La condena del Vaticano y la oposición cerrada y obtusa de los Obispos españoles imposibilitaron que dichos proyectos triunfaran definitivamente, además resultaban “anacrónicos” en plena fase de reconocimiento internacional del Régimen y del restablecimiento de relaciones comerciales y diplomáticas con el democratismo internacional.

Franco salió triunfante de las conspiraciones monárquicas de 1943-47, constantes y corrosivas, de la “carta de los generales” de 1943 invitándole a abandonar el poder, de la carta de los 27 influyentes procuradores y consejeros invitándole a ídem de lo mismo y a restaurar la fracasada monarquía liberal, de las Conferencias que los vencedores organizaron en Yalta y Postdam -los “buenos”, en la terminología democrática al uso, es decir, los carniceros de Dresden, Hamburgo, Colonia, Hiroshima, Nagasaki, los asesinos de millones de seres humanos en definitiva… ¡¡¡CON STALIN A LA CABEZA!!!, verdaderamente demencial-, donde se programó el futuro reparto del botín europeo y se acordó, si no arrasar al Régimen de Franco como propuso Stalin, sí derrocarlo por la vía del asfixiamiento económico, aislamiento absoluto en lo comercial y diplomático, sin descartar la vía armada (ahí tenemos a los maquis, apoyados por las democracias). Salió triunfante de toda esa multitud de frentes abiertos, pero salió derrotado totalmente desde punto de vista doctrinal. El ya fallecido periodista Emilio Romero -de pasado azul, como tantos otros-, señaló en su día que si Franco hubiera sido un “político” al uso, en el sentido moderno y demoliberal del término, sin duda hubiera abandonado el poder acobardado y anonadado ante la gigantesca coalición mundial que se le echó encima tras la caída de los fascismos, pero supo capear el temporal y mantener el barco a flote ante el diluvio democrático y marxista que amenazaba con hundir nuevamente a España. Esa es su gloria y su grandeza, pero también perdió la II Guerra Mundial -como señala Álvaro D’Ors en su gran libro “La Violencia y el Orden”- aún sin haber participado directamente en ella, ya que los vencedores de 1945 fueron los tradicionales enemigos de España: Inglaterra -la pérfida Albión-, Francia -centro subversivo originario de los principios disolventes y decadentes liberales-, EEUU -los liquidadores definitivos de los últimos restos del Imperio Español- y la Rusia soviética -culpable de los mayores desastres que España ha sufrido en el siglo XX-. Franco, genial militar y uno de los grandes estadistas de la Europa contemporánea, no era un idealista sino un pragmático, si hubiera sido un idealista como lo fueron los líderes nacional-revolucionarios europeos, hubiera tenido un final similar al que tuvieron todos ellos y fue ese pragmatismo el que le permitió sobrevivir en un mundo tan disoluto y cambiante, aun a costa de sacrificar todo idealismo. Sus principales errores políticos, a la larga, fueron un desastre para el futuro de España que él consideraba “atado y bien atado”: la entrega del poder a la Tecnocracia y la restauración de la fracasada y decadente monarquía borbónica, aunque quizá era un “signo de los tiempos” el que la antaño viril, caballeresca y católica España acabara convirtiéndose en el basurero y estercolero de la Europa democrática y del Nuevo Orden Mundial plutocrático y,  frente a esto, reconozcamos que Franco poco o nada podía hacer. De todas formas, pese a los fuertes y graves condicionamientos de todo tipo (cosmológico, ciclológico, político, etc.) creemos en la eterna libertad del hombre verdaderamente diferenciado del resto de la masa -del inmundo y grosero vil populacho- y en el poder divino que atesora de poder subvertir el orden establecido, siempre y cuando este orden sea perverso y contra-natura y, además y sobre todo siempre y cuando esté influenciado -el hombre diferenciado del que hablábamos- por ideales verdaderamente supraterrenales, trascendentes y espirituales; algo que hoy brilla por su ausencia en esta Europa crepuscular y en ruinas. “Mantenerse en pie ante un mundo en ruinas”, ésa debería ser la consigna que deberíamos seguir todos los que nos consideramos exiliados de este nefasto y satánico mundo artificial de seres robotizados y sin alma, de gigantescas e infernales estructuras de hormigón y de acero, perfecta reproducción en la Tierra del Infierno y del mundo demoníaco.

Una gran filósofa hindú dividía a los hombres en tres categorías: aquellos que están “Sobre el Tiempo”, los que están “Contra el Tiempo” y, finalmente, los que están “Con el Tiempo”, es decir, estos últimos son los que creen y están a merced de la corriente disolutoria y decadente del devenir, los que están a merced del mundo cambiante y en continua revuelta, muy típico de la modernidad anti-tradicional. Los primeros, los que están “Sobre el Tiempo”, es la categoría a la que pertenecen los místicos y grandes reformadores religiosos para los que el Tiempo  simplemente es una cárcel o una prisión de la que hay que huir mediante el desapego y la renuncia a todo lo material.  En cuanto a los segundos, aquéllos que están “Contra el Tiempo”, son los que hacen o quieren hacer frente de forma admirable y heroica a la corriente disolvente y degradada de la modernidad inspirándose en valores tradicionales y arcaicos con la esperanza revolucionaria de alterar un orden de cosas injusto y aberrante desde el punto de vista espiritual y metapolítico, remontando con su accionar el proceso de caída por la pendiente… Franco, al igual que todos los grandes líderes nacional-revolucionarios siglo XX, pertenece a la segunda categoría.

Tiempos duros y difíciles nos esperan. Es posible que estemos viviendo ya esos tiempos finales de los que habla el Evangelio, tiempos catastróficos que conllevarán no un “final del mundo”, del que tanto pseudo-profeta habla haciendo el juego a la subversión mundial al servicio del Anti-Cristo -deseosa como está por acelerar el proceso de caos y de caída- sino el FINAL DE UN MUNDO, es decir, el de la actual pseudo-civilización materialista y antitradicional, totalmente anti-espiritual e infra-humana.

Tenemos la promesa de la venida más o menos próxima de un nuevo Héroe Vengador, la Parusía para los cristianos, Kalki para los hindúes, etc. Puede que ello sea un símbolo, pero la Historia demuestra que los Nuevos Órdenes, los nuevos ciclos áureos de civilización han surgido después de etapas catastróficas, cataclísmicas, traumáticas y después de indecibles padecimientos y horrores. No queremos decir que estemos cruzados de brazos esperando que todo nos venga como un regalito del cielo, sino que queremos decir con ello que todos los procesos de destrucción que estamos viviendo y los venideros, vienen a ser algo así como los dolores de parto de un mundo nuevo que pugna por nacer, lo importante es que ese “Nuevo Orden” en el que creemos y por el que lucharon y murieron tantos y tantos camaradas mucho mejores que nosotros, y por el que seguiremos luchando, ese “Nuevo Orden”, repetimos, viva ya dentro de nosotros, nos guíe y de sentido a nuestras vidas en medio de este mundo crepuscular, porque, tengamos seguridad en ello, aunque nosotros no lleguemos a verlo, ni siquiera nuestros hijos, ese día llegará en un futuro: “Y vi un nuevo Cielo y una nueva Tierra, porque el primer Cielo y la primera Tierra han desaparecido, y el mar ya no existe (símbolo, el del mar, de disolución y de inestabilidad..)”, es la promesa de San Juan en el Apocalipsis, último Libro Sagrado del Nuevo Testamento. “De la putrefacción y descomposición alquímicas, surge el Oro Filosofal”, como decían los filósofos herméticos del Medievo. Tenemos que estar preparados y en alerta ante lo que se avecina, por de pronto Europa está sufriendo una invasión en toda regla por parte de seres primitivos y supersticiosos portadores de una cosmovisión anti-europea y anti-cristiana y frente a ello, la Iglesia post-conciliar predica el abandono moral y la renuncia, dice que los abracemos y los acojamos como “hermanos”… a los mismos que quieren darnos el tiro de gracia como cultura. Eso es cobardía, traición y renegar de nuestros gloriosos y sagrados Ancestros. Europa históricamente -y no digamos España- se ha afirmado luchando contra el Islam, no podemos ahora pretender acogerlos en nuestro seno de forma masiva como si hermanitos de la caridad fueran. Lo repetimos, la actitud de la Iglesia post-conciliar, favorable al multiculturalismo y a la globalización, la convierte en una institución subversiva más al servicio del Nuevo Orden Mundial que amenaza con triturarlo todo, pueblos, culturas, tradiciones, razas, religiones, etc., todo ello en aras de un mundo igualado y nivelado por lo bajo, por lo infra-humano, un mundo de seres con mentalidad de esclavo y sin ninguna conciencia   -ni religiosa, ni histórica, ni moral- fácilmente manipulable y manejable y sin ninguna capacidad de respuesta ante la odiosa tiranía totalitaria que poco a poco se está imponiendo a nivel mundial. El Evangelio habló del Reinado del Anti-Cristo, ¿Y qué es sino el Nuevo Orden Mundial?…

En otro orden de cosas, y retomando hilos anteriores,  señalar que nunca simpatizamos con la figura de Carrero Blanco. Parece que al final se dio cuenta del callejón sin salida al que había conducido al Régimen tras apoyar a pies juntillas a los tecnócratas opusdeístas y tras su enfermizo anti-falangismo. Señalamos esto porque en el Gobierno que nombró ya como Presidente en Junio de 1973 por primera vez desde 1957 los tecnócratas prácticamente desaparecen del mismo, a excepción del Ministerio de Asuntos Exteriores: nombrando para ello a su amigo López Rodó. Pero siempre nos ha resultado más que incómodo que tuviera como lugarteniente al deleznable y cínico de Torcuato Fernández Miranda, el hombre que ya se había encargado de desmontar el Movimiento desde dentro desde que accedió a dicho cargo en la fecha emblemática            -nuevamente todo un “signo de los tiempos”- del 29 de Octubre de 1969, nada menos que cuando se celebraba el XXXVI Aniversario de la Fundación de la Falange, donde semejante hipócrita y cínico se presentó al acto de Jura del cargo ¡¡¡con camisa blanca!!!… toda una declaración de intenciones y algo totalmente herético, pese a todo, en la España de entonces (dicen que Franco lo consideró un insulto y un agravio). Pensamos que Carrero, aleccionado en este sentido por el “murciélago” (así calificaba despectivamente a Torcuato el sector falangista del Régimen que lo odiaba a muerte), tenía planeado un proceso de transición tras la muerte de Franco hacia una “democracia controlada”, pero esto es algo que el atentado de la ETA (con la CIA actuando entre bastidores) nos impidió ver o comprobar.

No podemos por más que concluir estas líneas recordando que esta miserable plutocracia demo-liberal que se nos ha impuesto tras la caída del franquismo nos está conduciendo a la miseria y a la pobreza; eso sí, siempre “liberados” de las cadenas que nos impuso el franquismo. Y mientras los foráneos disfrutan de ayudas gubernamentales de todo tipo, los españoles somos algo así como ciudadanos de segunda, sólo útiles para pagar los impuestos que a su vez sirven para mantener en el poder a una burocracia y a unos politicastros cada vez más corruptos, degenerados y perversos; eso sí, con los votos de la masa borreguil y debidamente telebasurizada. Es un círculo vicioso verdaderamente diabólico.

===

Nota de Tresmontes: La fuente original del artículo es:

http://vitamilitiaest.wordpress.com/2010/05/12/cronicas-alrededor-del-franquismo/

El problema del judaísmo ante el Concilio Vaticano II

4 de mayo de 2012

 

 

En este trabajo expone la doctrina tradicional de la Iglesia sobre la responsabilidad de los judíos en la muerte de Nuestro Señor Jesucristo. Los errores que por Mons. CARLI detenta en los esquemas y borradores conciliares terminaron haciéndose oficiales en la Declaración conciliar Nostra Aetate sobre las religiones no cristianas, y hoy son ligar común.

Por Mons. Luigi Maria Carli
Cuadernos Fides nº 21. (2).

(El Obispo de Segni, Italia, Monseñor LUIGI MARÍA CARLI, se distinguió durante el Concilio Vaticano II por ser uno de los Padres más combativos del Coetus Internationales Patrum. sisinono@mixmail.com
Se trataba de un grupo de tendencia tradicional del que formaban parte, Mons. Proença Sigaud, Mons. Castro Mayer y Mons. M. Lefebvre).

En este trabajo expone la doctrina tradicional de la Iglesia sobre la responsabilidad de los judíos en la muerte de Nuestro Señor Jesucristo. Los errores que por Mons. CARLI detenta en los esquemas y borradores conciliares terminaron haciéndose oficiales en la Declaración conciliar Nostra Aetate sobre las religiones no cristianas, y hoy son ligar común. Forman parte de un “meaculpismo” tan injusto con la historia de la Iglesia (que jamás ha sido RACISTA ni ANTISEMITA, considerando el judaísmo como un problema exclusivamente religioso) como ajeno de toda fundamentación doctrinal.*

*Por el contrario, de manera más convincente, J. SCHIMID comenta: “El sentido real de este versículo no puede ser que el pueblo judío, en general, vaya a subsistir como viña de Dios (es decir, dejando aparte toda metáfora, como su pueblo elegido), pero recibiendo otros jefes en sustitución de sus jefes actuales, qu son contrarios a la voluntad de Dios. Tal interpretación contradiría no solamente la realidad histórica, sino también todo el mensaje de Jesús y la fe del cristianismo primitivo. También el versículo 43 se opone ello. Dado que se habla en él de otro pueblo, al cual le será dado el “reino de Dios” y que dará sus frutos, Él no se dirige solamente a los jefes del judaísmo, en antítesis con el pueblo, sino a todo el pueblo judío (“os digo”). El versículo expresa, pues, en términos precisos y eficaces, la idea central de toda la parábola. Ésta contiene una especie de teología de la historia, que contempla la falta de Israel en toda su extensión a través del tiempo. Pero la generación presente, aquella a la cual habla Jesús, colma la medida de la falta, ya que ella entrega a la muerte al “hijo bien amado”. De este modo se ha agotado la paciencia de Dios. Resulta de ello la condenación de Israel. Será reemplazado por un nuevo Israel espiritual, que Dios suscitará entre los paganos y al cual dará también nuevos “fittavoli”, “nuevos jefes”. (O. cit., pág. 395. Téngase también presente esta profecía amenazante para los judíos: “Así yo os declaro que muchedumbres vendrán de Oriente y de Occidente, y se sentarán a la mesa en el reino de los cielos con Abraham, Isaac, y Jacob, en tanto que los hijos del Reino serán arrojados a las tinieblas exteriores” (Mt. 8, 11).
SIMÓN-DORADO tiene la misma opinión: “Así pues, la nación judía un castigo, y en primer lugar, como ella se ha comportado indignamente, será privada de la dignidad teocrática; y los paganos ocuparán su lugar. (Praelectiones biblicae asum scholarum Novum Testamentum, vol. I, Taurini, 6ª ed. 1944, pág. 814).

2º) San Pedro, hablando el día de Petencostes a varios millares de judíos, no solamente de Jerusalén sino “de todas las naciones que están bajo el cielo (Hech. 2, 6) – por tanto una especie de representación de todo el judaísmo, tanto de Palestina como de la Diáspora -, no vacila en proclamar: “Israelitas, escuchad estas palabras: vosotros habéis hecho morir por la mano de los impíos…a Jesús de Nazareth. Que toda la raza de Israel sepa pues con certeza que Dios ha constituido como Señor y Cristo a este Jesús al que vosotros habéis crucificado” (Hech. 2, 22-36). En otros términos, el Príncipe de los Apósteles atribuye a todos los oyentes – entre los cuales quizá ninguno figuraba entre los materiales homicidas de Jesús – y por tanto, a todo Israel, la RESPONSABILIDAD DEL DEICIDIO.
SAN PEDRO usa el mismo lenguaje cuando se dirige al pueblo que acudió en gran número después de la curación milagrosa del cojo: “El Dios de nuestros padres ha glorificado a su servidor Jesús, que vosotros habéis entregado y negado…Vosotros habéis renegado del santo y del justo, y vosotros habéis pedido que se os diese más bien al homicida, y habéis hecho morir al autor de la Vida” (Hech. 3, 15). ¿Cuántos entre los oyentes de San Pedro habían efectivamente traicionado, negado, dado muerte a Jesús y reclamado a Barrabas? Esto importa poco para el principio de la responsabilidad colectiva; y, sin embargo, si existieran circunstancias en las que hubiera sido justo y útil distinguir entre un puñado de responsables y una masa de inocentes…¡en verdad ésta hubiera sido una!
3º) Los apósteles reprochan al Sanedrín entero y al pueblo de Jerusalán la responsabilidad de la muerte de Jesús: “El Dios de nuestros padres ha resucitado a Jesús, al que vosotros habéis dado muerte colgándole del madero” (Hech. 5, 30). ¡Y, sin embargo, bien saben que todos los miembros del Sanedrín no habían manifestado su adhesión!
4º) San Esteban, dirigiéndose al Sanedrín y al pueblo de Jerusalén (en medio del cual quizá no estaba ninguno de los que habían dado muerte a Jesús), establece una comparación entre los judíos contemporáneos y sus padres, y afirma indistintamente: “Ellos exterminaron a los que precedían la venida del Justo, a quien vosotros habéis entregado ahora y de quien sois los asesinos” (Hech. 7, 52).
5º) Para San Pablo, “los judíos”, en general, considerados colectivamente y sin tener en cuenta loables excepciones, son aquellos “que han dado muerte al Señor Jesús y a los Profetas, que no agradan a Dios, que son adversarios de todos los hombre impidiéndonos hablar a los paganos para que se salven; de este modo acrecientan ellos sin interrupción hasta el más alto grado la medida de sus pecados; pero la cólera de Dios ha terminado por alcanzarles” (I Tes. 2, 15-16). Y, sin embargo, el Apóstol se expresa así, hacia el año 50, a propósito de los judíos que persiguen a sus compatriotas convertidos, miembros de la diversas Iglesias de la Judea de las cuales muy probablemente ninguna (o casi ninguna) había participado en el crimen.

Para concluir, estimo que se puede afirmar legítimamente que todo el pueblo del tiempo de Jesús, entendido en el sentido religioso, es decir, como colectividad qu profesa la religión de MOISÉS, fue solidariamente responsable del crimen de deicidio, a pesar de que solamente los jefes, seguidos por una parte de sus fieles, hayan consumado materialmente el crimen.
Estos jefes, ciertamente, no eran elegidos democráticamente por el sufragio popular, sino que con arreglo a la legislación y la mentalidad entonces en vigor, eran considerados por Dios mismo (cfr. Mt. 23, 2) y por la opinión pública como las autoridades religiosas legítimas, responsables oficiales de todos los actos que ejecutaban en nombre de la religión misma. Pues bien, justamente por estos jefes fue condenado a muerte Jesucristo, Hijo de Dios; y fue condenado legalmente porque se había proclamado Dios (Jn. 10, 33; 19, 7); y, sin embargo, había suministrado pruebas suficientes para ser creído tal (Jn. 15, 24).
La sentencia condenatoria fue dictada por el Consejo (Jn. 11,49 y ss.), es decir, por la mayor autoridad de la religión judía, invocando la ley de MOISÉS (Jn. 19, 7) y motivando en ella la sentencia como una acción defensiva de todo el pueblo (Jn. 11, 50) y la religión misma (Mt. 26, 65). Es el sacerdocio de AARÓN, síntesis y principal expresión de la economía teocrática y hierocrática del Antiguo Testamento, el que condenó al Mesías. Por consiguiente, es legítimo atribuir el deicidio al judaísmo en cuanto comunidad religiosa.
En ese sentido bien delimitado, y teniendo en cuenta la mentalidad bíblica, el judaísmo de los tiempos posteriores a Nuestro Señor participa también objetivamente en la responsabilidad colectivamente del deicidio, en la medida en que este judaísmo constituye la continuación libre y voluntaria del judaísmo de entonces.
En ese sentido bien delimitado, y teniendo en cuenta la mentalidad bíblica, el judaísmo de los tiempos posteriores a Nuestro Señor participa también objetivamente en la responsabilidad colectiva del deicidio, en la medida en que este judaísmo constituye la continuación libre y voluntaria del judaísmo de entonces. Un ejemplo tomado de la Iglesia puede ayudarnos a comprender la realidad. Un Soberano Pontífice y un Concilio ecuménico, aun cuando no sean elegidos por la comunidad católica con sistemas democráticos, cada vez que toman una decisión solemne con la plenitud de autoridad, hacen corresponsables de esta decisión, ahora y en todos los siglos por venir, a todo el Catolicismo, a toda la comunidad de la Iglesia.

(Véase, THEODORE H. ROBINSON, “A history of Israel”. 2 vols. Oxford at Claredon Press. Reprinted 1957).

Diario Pampero Condurbensis nº 209. Instituto Eremita Urbanus
===

Nota de tresmontes7:  Post copiado íntegramente de la web

“¡miente… que algo queda!”

19 de abril de 2012

El saludo neonazi de Breivik

“Si hay una figura que odio es Adolf Hitler” (Anders B. Breivik, “Manifiesto 2083”)
Hoy leemos con sorpresa en “La Vanguardia” (17-4-12, p. 3) que Breivik “exhibe un peculiar saludo neonazi” (sic)  antes de sentarse en el banquillo de los acusados. No creo que hayamos sido los únicos en saltar de la silla ante tan repugnante manipulación. El gesto chulesco de Breivik, con el puño cerrado, no es fascista ni neonazi, sino una suerte de saludo comunista con el brazo extendido. Tan válido habría resultado anotar que se trataba de un peculiar saludo hitleriano, cuan de un peculiar saludo bolchevique. En ambos casos estaríamos ante una falsedad, una mentira consciente, siendo así que en sus escritos ideológicos, por llamarlos de alguna manera, Breivik se pronunció contra el nazismo tanto como contra el comunismo.
===
Nota de TRESMONTES:
Cuando se atribuye a Goebbels la frase de que “una  mentira repetida mil veces se convierte en verdad”… ya se está mintiendo… porque esa frase no es original de Goebbels… sino de la práctica de la propaganda soviética… Lo que realmente dijo Goebbels es que esa frase no responde a la realidad…
Es notorio que todos los medios de comunicación mienten  cuando dicen que el asesino de Oslo (que en su Manifiesto afirma odia a Hitler y a Quisling) hizo el “saludo nazi”, el “romano”, el “fascista”, el “neonazi”, etc., ó como lo quieran llamar. Lo cierto es que es un enfermo mental cuyo cerebro ha razonado en función de la realidad social, política y demográfica  creada en Europa desde que en los años sesenta del siglo XX se abrieron las fronteras de Europa para que entraran todo tipo de gentes del mundo entero… Lo cual, se mire como se mire, es  que Europa es víctima de una colonización que no sólo no la “enriquece”… sino que la aboca a un futuro tenebroso… Y esto no lo piensan los “nazis” sino cualquiera que conozca la historia de Europa y, por ejemplo, las causas de la caida del Imperio Romano… aunque en aquella ocasión los “bárbaros” invasores,  fueron, por otra parte, fermento de revitalización biológica…
Fuente del post de arriba:

…por qué mataron a J. F. Kennedy…

15 de febrero de 2012

“Hitler emergerá, desde el odio que ahora le tienen, como una de las más significativas figuras que jamás haya vivido… Hay un misterio en el modo en que vivió y en la manera de su muerte, que vivirá y crecerá después de él. Él tenía aquello de lo que las leyendas están hechas”.

(John Fitzgerald Kennedy)

“Señor Presidente, tenemos en este país una de las instituciones más corruptas que el mundo ha conocido jamás. Me refiero a la Junta de la Reserva Federal y los bancos de reserva federal. La Junta de la Reserva Federal, una Junta de Gobierno, ha estafado al Gobierno de los Estados Unidos y al Pueblo de los Estados Unidos tanto dinero como para pagar la deuda nacional. Las depredaciones y las iniquidades de la Junta de la Reserva Federal y los bancos de reserva federal de actuar juntos han costado a este país bastante dinero como para pagar la deuda nacional varias veces. Esta institución maléfica ha empobrecido y arruinado al Pueblo de los Estados Unidos; ha provocado la bancarrota de sí, y prácticamente la bancarrota de nuestro Gobierno. Ha hecho esto a través de la mala administración de la ley por la cual la Junta de la Reserva Federal existe y, a través de las prácticas corruptas de los buitres que la controlan.”

(Louis T. McFadden a la Cámara de Representantes, 1932)

Nota de TRESMONTES:  Este post procede del blog RESISTENCIA CASTELLANA

tampoco “Lenin” se llamaba Lenin…

25 de mayo de 2011

Es sabido que muchos personajes públicos pertenecientes al judaísmo, (considerado como conjunto cultural, racial y religioso) quizás para no encontrar obstáculos en su promoción social (es el caso de Karl Marx, pr ejemplo) adoptaron nombres “cristianos”.  Recientemente acabamos de saber que el cantante Bob Dylan… realmente tiene otro nombre…

Lo que sorprenderá a mucha gente es saber que, por ejemplo, uno de los hombres pólíticos que más ha influido en la historia de Europa en la primera mitad del siglo XX, Vladimir Ilich Ulianov “Lenin”… realmente se apedillaba Blank…, siendo “Lenin”, por consiguiente un “nombre de guerra”…

Aquí, en este blog URANIA, ya informamos en 8 de marzo de 2008 de una revelación que acaba de hacerse en Moscú: Según la agencia Associated Press, en el Museo Estatal de Historia de Moscú se exhiben documentos que confirman las raíces judías de Lenin. En efecto, el Nuevo Herald, de Miami (Florida, USA), informa de lo siguiente:

MOSCU — Por primera vez en la historia la mayoría de la gente podrá apreciar documentos que parecen confirmar viejos rumores: Vladimir Lenin tenía ancestros judíos.

Entre decenas de documentos recientemente divulgados e incluidos en una exhibición en el Museo Estatal de Historia hay una carta escrita por la hermana mayor de Lenin, Anna Ulyanova, en la que dice que su abuelo materno era un judío ucraniano que se convirtió al cristianismo para salir de la Zona de Residencia, donde se asentaban los judíos en el imperio ruso, y acceder a la educación universitaria.

“Provenía de una familia judía pobre y era, de acuerdo con su acta bautismal, el hijo de Moses Blank, nativo de (la ciudad ucraniana de) Zhitomir”, escribió Ulyanova en una carta de 1932 a Josef Stalin, quien fue sucesor de Lenin tras su muerte en 1924.

Lenin, que nació en 1870 y cuyo nombre de pila era Vladimir Ilych Ulyanov, se identificaba sólo como ruso. Adoptó el de Lenin como su nombre de guerra en 1901 cuando estuvo exiliado en Siberia, cerca del río Lena.

Nota de URANIA: En un post publicado por URANIA con fecha de 8 de marzo de 2008 se da una información que en casi ninguna biografia de Lenin se hace constar:

Y la madre de Lenin se llamaba de soltera Blank, y tenía el patronímico de Alexandrovna. Resulta, efectivamente, que María Alexandrovna Blank, nacida en Simbirsk en 1835, en la familia judía de Sender Blank, se había convertido a la fe ortodoxa cuando ya era mayor, antes de casarse con el maestro local Ilja Nikolavievic Ulianov.

Mauricio Karl, (…) recoge la información de que el apellido Blank es “alemanización del español (sefardín) Blanco” y añade que Lenin no sabía pronunciar la rr rusa, fonéticamente igual a la española, pues los judíos e Rusia la pronuncian como los franceses, lo cual explica por qué en los primeros años del Régimen Soviético, a los judíos se les llamaba “franceses” ya que estaba prohibido llamarles yid, palabra rusa que significa judio.

Ni en broma se permite elogiar a A.H. !

19 de mayo de 2011

Hay quienes le llaman el Innombrable… porque nadie que quiera progresar en las actividades culturales, de las relaciones sociales o sencillamente, conservar su puesto de trabajo… se atreve a citar alguna idea, frase ó anécdota que haga referencia a Adolf Hitler, el “Führer”… (ésta, palabra prohibida y abolida en el idioma alemán “políticamente correcto”).

Por esto no es sorprendente que un  cineasta danés haya sido penalizado por haber hecho, en una rueda de prensa, al presentar en Cannes,su película “Melancholia”, comentarios en tono de broma sobre A.H. y los “nazis”.:

El Festival de Cine de Cannes ha declarado “persona non grata” al director danés Lars von Trier.

Pero en realidad, todo parece indicar que las declaraciones del cineasta son más bien una “boutade” publicitaria. El tema “nazi” fue suscitado porque la película “Melancholia”, que trata sobre el choque del planeta Tierra con el planeta “Melancholia”, arranca con la música  wagneriana  de “Tristan e Isolda”. Un periodista le preguntó sobre su atracción por la “estética nazi”… y el resultado fueron las declaraciones en tono frívolo y provocador que ha dado a conocer  la publicación  inglesa Vulture: 

“The only thing I can tell you is that I thought I was a Jew for a long time and was very happy being a Jew, then later on came [Danish and Jewish director] Susanne Bier, and suddenly I wasn’t so happy about being a Jew. That was a joke. Sorry. But it turned out that I was not a Jew. If I’d been a Jew, then I would be a second-wave Jew, a kind of a new-wave Jew, but anyway, I really wanted to be a Jew and then I found out that I was really a Nazi, because my family is German. And that also gave me some pleasure. So, I, what can I say? I understand Hitler. I think he did some wrong things but I can see him sitting in his bunker. [Kirsten Dunst goes, “Oh God!” and hides uncomfortably behind Lars.] I’m saying that I think I understand the man. He is not what we could call a good guy, but yeah, I understand much about him and I sympathize with him … But come on! I’m not for the Second World War. And I’m not against Jews. No, not even Susanne Bier. I am very much for them. As much as Israelis are a pain in the ass. How do I get out of this sentence? Okay, I am a Nazi. As for the art, I’m for Speer. Albert Speer I liked. He was also one of God’s best children. He has a talent that … Okay, enough”

2. Following up, when asked if he’d like to do a blockbuster: “Yes. We Nazis like to do yhings on a big scale. Maybe I could do the Final Solution”.

http://nymag.com/daily/entertainment/2011/05/the_10_most_controversial_thin.html

1ªNota de URANIA:

Para quienes incomprensiblemente no entiendan el idioma de Shakespeare,  publicamos una versión en la lengua de Cervantes:

“Lo único que puedo decirle es que durante mucho tiempo, yo pensé que era judío y que me hacía muy feliz pensar que era judío, hasta que apareció Susanne Bier [directora danesa de origen judío que colabora con Von Trier] y, de repente, dejó de gustarme lo de ser judío. Era broma… Perdón. Bueno, después descubrí que no era judío, aunque de verdad que deseaba serlo […]. En vez de eso, descubrí que en realidad era nazi, porque mi familia era alemana. [no judío-alemana]. Y eso también me gustó. Así que, ¿qué puedo deciros? Yo entiendo a Hitler. Entiendo que hizo algunas cosas mal, pero lo veo sentado en su búnker [Kirsten Dunst gime y se esconde]. Quiero decir que entiendo al hombre. No diría que Hitler fuera lo que se dice un buen muchacho, pero bueno…sí, le entiendo y simpatizo con él… Vamos! No me va la Segunda Guerra Mundial. Y no estoy contra los judíos. Ni siquiera estoy contra Susanne Bier. Estoy con mucho a favor de ellos. Lo mismo que digo que los israelíes son un grano en el culo…. ¿Cómo salgo de este embrollo? Vale…, soy un nazi. Y en cuanto al arte, prefiero a Speer. Albert Speer me gustaba. Estaba ‘tocado’ por la mano de Dios. Speer tenía un talento que… Vale, ya es suficiente…”.

Después, a Von Trier le preguntaron si le gustaría hacer un super-éxito y respondió: “Claro, a los nazis nos gusta hacer las cosas a lo grande. Quizás podría dirigir La Solución Final” .

2ª Nota de URANIA:  El ministro de cultura, Fréderic Miterrand, justificó desde Bruselas la fulminante expulsión del realizador danés.  El sobrino del que fue presidente de la República francesa es quien vetó un homenaje al famoso novelista francés Celine, debido a sus escritos antijudíos –es decir “anti-semitas”–  y defendió una exposición blasfema –Un Crucifijo sumergido en una hurna con orines del “artista”– en Avignon en nombre de la libertad de expresión.  El cineasta Lars Von Trier, tras reiteradas disculpas lamentó la medida tomada contra él por la Junta Directivadel Festival: “Es una pena, porque Gilles Jacob –director del Festival de Cannes y además, judío– es un buen amigo mío. (…).”


A %d blogueros les gusta esto: