Posts Tagged ‘Esoterismo’

darwinismo… y manipulación mental…

3 de marzo de 2012

DARWINISMO Y MANIPULACIÓN MENTAL: DE LOS HUXLEY A LOS ROCKEFELLER

Charla por Máximo Sandín

Ateneo de Madrid

Calle del Prado 21

Madrid

4 de Marzo

8 pm

 

Noam Chomsky escribió que quien domina la información domina en cierta forma la cultura, la ideología y, por tanto, controla en gran medida la sociedad. Sólo un fenómeno como este puede explicar cómo se asientan en el imaginario colectivo las mentiras más burdas que se derrumbarían sólo con mirarlas con detenimiento, con un poco de reflexión.

Una de estas mentiras, el darwinismo, nos ha sido impuesta como un pilar central en la concepción del mundo de nuestra sociedad. La concepción individualista y competitiva de los fenómenos naturales que concede la victoria a los que poseen alguna “ventaja”, a los “más aptos” se ha constituido en una justificación “científica” de las relaciones y las desigualdades sociales y ha conducido a tratar a la Naturaleza como una enemiga. La concepción reduccionista y mecanicista de los procesos biológicos ha sido la base sobre la que se asientan las peligrosas, para los seres humanos y para la Naturaleza, prácticas de la gran industria “biotecnológica”. Por último, los grandes medios de comunicación nos pretenden convencer de la falacia malthusiana de que en el Mundo no hay sitio para todos…

 

Una mirada atenta a las circunstancias que rodearon el nacimiento del darwinismo nos permitirá comprender qué poderes hicieron posible su implantación en el ámbito académico en contra de todas las evidencias científicas, quienes lo impusieron y, sobre todo, qué ideas subyacían a esta “conveniente” concepción de la realidad.

**************************

Nota de TRESMONTES: Esta publicidad me ha llegado de  persona de total confianza. Se trata de una conferencia

que tendrá lugar en el Ateneo de Madrid, el dia 4 de marzo de 2012 a las 20 horas.

 

 

Savitri, sacerdotisa del arianismo

28 de junio de 2010

Nota de URANIA:  Gracias a un blog de reciente aparición (www.savitridevi.es) hemos podido conocer algunas fotografías que nos dan testimonio de la biografia de Savitri Devi, una extraordinaria mujer que parece surgir de una Antigüedad eterna. Ha sido calificada, en un libro editado en Francia, como “sacerdotisa de Hitler”. En realidad ella era y es más que todo eso. Fue realmente un puente de unión entre la arianidad de la antiquísima tradición de la India y la de Europa. Una de sus obras, más interesantes, y que casi solo se encuentra en internet, es “Recuerdos de una mujer aria” (traducida al castellano en los años 80 del siglo XX) con el título de “La llama eterna“. En su prólogo, Savitri Devi, escribe que la India es el único país del mundo donde lo que llama la Fe Hitleriana puede expresarse con relativa libertad… y ello es debido a que desde una visión hindú, la guerra de Europa en los años 1939 a 1945, fue una batalla más, en la lucha  milenaria entre la  las fuerzas de la Luz y de la Obscuridad.  Como dato curioso y anecdótico, a través de un blog especializado en la figura de Adolf Hitler (Mein Führer) hemos sabido que en la India se prepara un filme sobre la vida del “último avatara”… como le llamó Miguel Serrano… En cuanto a las obras, de interés fascinante, de Savitri Devi, es evidente que siguen siendo inaccesibles para el gran público, pero se pueden conseguir a través de Iberlibro. Concretamente, “Recuerdos y Reflexiones de una Aria” puede leer se en versión pdf en libreopinion.com.

EL MITO Y EL SÍMBOLO

5 de diciembre de 2008

De un blog chileno copiamos el siguiente artículo:

EL MITO Y EL SIMBOLO

Dentro de la amplia variedad de símbolos que caracterizan la ideología nacionalsocialista ha sido siempre la esvástica o cruz gamada la que ha acaparado los estudios de especialistas en simbología y emblemática habiéndose realizado numerosos trabajos sobre su oculto sentido y significado, estudios que van desde el plano de su significación mítico-simbólica hasta los as­pectos de carácter científico y matemático que originan su formación y determinan su simbolismo mágico para los pueblos arios. De estos trabajos sobre la cruz gamada nos haremos eco en posteriores números. Pero otro de los emblemas, símbolos o motivos fundamentales que acompaña de forma habitual a la cruz gamada durante el período del III Reich es el Águila, ornamento mucho más conocido y representado en multitud de soportes desde la antigüedad más remota. La decisión de utilizar el águila junto con la esvástica como emblema oficial del Reich corresponde a Adolf Hitler en persona y el modelo utilizado se corresponderá con un diseño personal bosquejado por su pluma del que se han conservado bocetos en acuarela fechados en 1.920. A partir de este modelo original utilizado por el NSDAP y posteriormente por el Reich nacionalsocialista se realizarían múltiples versiones e interpretaciones iconográficas que serán usadas profusamente por todas las ramas de la administración del Reich y del partido. De este modo el águila y la esvástica constituyeron el emblema nacional del nuevo estado alemán y su uso se difundió por todo el Reich teniendo especial aplicación en la regalía y uniformoelogía nacional. A partir de 1.938 el genial arquitecto Albert Speer diseñaría las águilas colosales que se han hecho famosas en los documentales y que presidirían las tribunas de fondo de los grandes estadios construidos durante esta gloriosa etapa de exaltación popular. Algunas de ellas, de grandes dimensiones fueron dinamitadas por los vencedores del conflicto mundial, y otras, capturadas por el ejército Rojo continúan expuestas en el Museo del Ejército en Moscú. Se encuentran cautivas a la espera de que un día las liberemos y sean restituidas al lugar que merecen y del que nunca debieron salir.

DENOMINACION CONVENCIONAL La denominación normalizada del emblema oficial del Reich es.. “motivo de águila con las alas extendidas llevando entre sus garras una corona de hojas de roble dentro de la cual figura en forma oblicua una cruz gamada”. No vamos a hacer en este trabajo un recorrido pormenorizado de cual fue la utilización de este emblema por parte de las organizaciones del NSDAP ya que sobre este tema se han publicado extraordinarios trabajos de especialistas a los cuales se puede remitir el lector interesado. De exhaustivos y casi definitivos se pueden calificar los realizados por Jorge González Crespo publicados en la prestigiosa Editorial San Martín. (Regalia del III Reich. Organización e insignias del partido. Organización e insignias de las Fuerzas Armadas.)

SENTIDO MÁGICO DEL SÍMBOLO Lo que queremos resaltar en este sencillo estudio son los aspectos simbólicos e históricos que caracterizan la figura del águila y cómo esos aspectos determinaron su elección por parte del Führer para acompañar, en condiciones de equidad, al sagrado símbolo de la esvástica. Un símbolo es una imagen, un signo; en definitiva, cualquier expresión sintética de una idea fundamental. Es la idea pura en su precisa expresión. Es una condensación expresiva y precisa, el cual corresponde por su esencia al mundo interior (intensivo y cualitativo) en contraposición al mundo exterior (extensivo y cuantitativo). Esta es una característica a destacar: la capacidad del símbolo de resumir una idea tan fundamenta e importante en el tiempo y el espacio para mostrarla ante nuestros ojos. No debemos pues por ello pensar en los símbolos como si fueran una mera figura plástica fruto de la imaginación. Son signos concretos y visibles que encierran una idea o principio fun­damental comprensible sólo para aquellos cuya conciencia es afín. Así pues, es necesario que el conocedor acceda con ella hasta el plano sutil donde vive la idea que el símbolo representa. De este modo ellos, los símbolos, ocultan un significado porque ésta es una de sus funciones; preservar una Enseñanza Sagrada para el futuro de la humanidad, y evitar que caiga en manos de quienes podrían hacer un mal uso de tal conocimiento. En este sentido el símbolo se convierte en un ser vivo que mantiene su contacto, a manera de cordón umbilical, con el plano sutil de la Ideas Superiores. Cuando esta relación se corta. el símbolo pierde su significado trascendente limitándose a lo concreto. El símbolo deja de ser tal para quedar convertido en la apariencia; ahora es solamente un signo, una figura literaria, un juguete de la mente, una alegoría hueca y carente de sentido. Por este motivo los símbolos auténticamente manifestados cons­tituyen una forma de expresión perfecta para plasmar los conceptos espirituales, gracias a su sintetismo.

EL AGUILA SOLAR Identificada desde siempre por todas las civilizaciones como la Reina de la aves, la Reina de los aires, el ave de Júpiter, el ave real, el ave de Ganímedes, el ave del trueno o de las tormentas, el ministro alado del Rey de los Dioses, el águila desempeña un papel preponderante en todas las leyendas, mitologías y religiones de los pueblos de raíz indoeuropea. Pues una de las características que destacan sobre otras y que se repiten con la cruz gamada es la práctica ausencia de representación iconográfica del águila en los pueblos de raíz semítica, de inspiración cosmológica esencialmente lunar. Símbolo universal de la Creación, las aves junto con el huevo cósmico simbolizan como desde el origen del Mundo el Espíritu de Dios planeaba sobre las aguas primordiales en forma de ave. El ave simboliza el alma capaz de abandonar el cuerpo, representación de la inmortalidad que después de la corrupción del cuerpo se remonta a las regiones celestiales. Así la letra A del sistema jeroglífico egipcio se representa por la figura del águila, significando el calor vital, el origen, la vida, la libertad, la luz; esta palabra, que expresa conocimiento, símbolo de la altura, del espíritu identificado con el Sol, se considera esencialmente luminosa y participa de los elementos aire y fuego. Como se identifica con el Sol y la idea de la actividad masculina fecundante de la naturaleza, el águila simboliza también al padre. Como es el ave que vuela más alto es por tanto la que mejor expresa la idea de la Majestad divina. Ave de Zeus-Júpiter, símbolo de la luz celeste y solar, a la que se supone capaz de mirar fijamente al Sol sin perder por ello la vida, pasa a ser por esto la mensajera del Dios Helios. Son las que aportan a los hombres las bebidas de la inmortalidad reservadas a los Dioses; un águila o un halcón, mencionado en la literatura védica, roba el soma que lleva Indra. El águila fue siempre un símbolo del “Corazón” o del “Centro” del mundo espiritual y por ello se asocia a los cultos tributados al Sol. Con su vista poderosa representa el omnipenetrante ojo del vidente, símbolo de elevada intuición espiritual.

PERSPECTIVA HISTÓRlCA
Brevemente haremos un repaso de las diferentes civilizaciones que la utilizaron como elemento característico de su poder e influencia en infinidad de soportes y representaciones. Desde occidente hasta la zona oriental de Eurasia su presencia ha sido abundantísima. Tradicionalmente sólo los valientes que demostraban ser buenos guerreros mediante actos de bravura tenían derecho a adornarse con plumas de águila. Aparece en Macedonia y en las monedas y estandartes de la Roma imperial; el poder de volar, de elevarse para dominar y destruir lo inferior es con seguridad la idea esencial del simbolismo del ave de Júpiter, también llamada ave de la tempestad o de las tormentas. Se venera en la civilización sumeria como encarnación del Dios del Viento y es objeto de culto entre las tribus guerreras de Norteamérica. En Escandinavia simboliza el tronar del viento y está cerca del gallo Fjalar cuyo canto anunciará el fin del mundo y el crepúsculo de los dioses. La poderosa águila Garuda de la mitología India es el corcel del dios Vishnu, la montura del Sol, vencedor de todos los monstruos por su brillo y resplandor.Es distintivo de reyes entre los persas y figura entre los estandartes de Ciro. Bajo Ptolomeo I fue incluso emblema de Egipto. Alejandro la introdujo oficialmente en Europa como figura numismática y heráldica imitándolo sus sucesores Diádocos. En las monedas romanas es de uso común simbolizando el poder de las legiones y del imperio. El mismo emplazamiento de la ciudad de Roma se lo inspiró a Rómulo y Remo el vuelo de las águilas. Bajo el solio romano estas águilas conquistaron imperios y reinos y bajo su sombra se gestaron los cimientos de la futura Europa. Entre los griegos y los persas estaba consagrada al Sol (águila heliaca); para los druidas era el supremo Dios; con el nombre de Ah, la casta sacerdotal egipcia la con­sagró a Horus y los coptos le rendían culto bajo el nombre de Ahom. Aparece vinculada a la fundación de Moscú en su variedad bicéfala y fue objeto de veneración y sacrificios en el México precolombino. El emblema nacional mexicano del águila llevando entre sus garras una serpiente remonta su origen a la fundación mítica la antigua Tenochtitlán.En Europa aparece en multitud de em­blemas, estandartes, banderas, blasones, escudos y monedas y su representación iconográfica es variadísima. En Grecia, con los medas y en la dinastía Aqueménida su uso es muy frecuente. Según Jenofonte, cuando Ciro iba a atacar a los asirios, un águila sobrevoló sus ejércitos que resultaron vencedores en la batalla. Durante la Edad Media se le atribuyeron prerrogativas mágicas y fue colocada por príncipes y soberanos en sus escudos de armas. En su presentación bifronte fue usada profusamente en centroeuropa y se adoptó como distintivo por los duques de Baviera, Bohemia, Silesia. Austria, Polonia y Brandenburgo. Los Reyes Católicos la introdujeron en el escudo de España y la casa de Austria la implantó en las armas reales españolas. Tras la guerra civil el estado nacional la incorporó al escudo de España bajo la advocación de San Juan. El águila aún sigue siendo hoy el distintivo de las banderas y escudos de nume­rosos países y naciones que lo lucen con orgullo en sus escudos y banderas. Es ade­más el emblema de numerosas órdenes militares. Después del Concilio de Nicea, llamado de los teólogos el águila figuró incluso como atributo de la Teología; un águila calva, de cabeza blanca, es el emblema nacional de los Estados Unidos de América… la lista sería interminable. Pero sobre todo el águila es la heroína de numerosas leyendas; ella vuela también hasta la India en busca de la actita, “la piedra de las águilas”, que activa la eclosión de los huevos y precipita los alumbramientos…Por todo lo expuesto a nadie sorprendió que el Führer eligiera como símbolo que acompañara inexcusablemente a la venerable esvástica en su representación iconográfica y emblemática a un águila de alas extendidas cuyos orígenes se remontan a las más antiguas tradiciones de los pueblos arioindoeuropeos. Vinculada desde siempre al culto solar, su simbolismo racial fue adicionado magníficamente en su plasmación material a la potencialidad energética y al mágico simbolismo que ya de por sí emanaba del telúrico mandala de los arios. Aguila solar y esvástica unidas como símbolo unigénito de una raza y de una sangre.

 

EL SUEÑO DE JULIANO EL APÓSTATA
No queremos terminar este breve trabajo sin dejar de recordar por la carga simbólica y mágica que encierra, el sueño del emperador-filósofo romano Juliano (emperador 361-363) conocido como el Apóstata porque intentó recuperar para el imperio las sagradas tradiciones ancestrales que fueron traicionadas por su antecesor Constantino tras su conversión al cristianismo (a nuestro juicio él fue el auténtico apóstata y no Juliano), mandando cerrar los viejos Templos iniciáticos, las Universidades griegas y helenísticas, los centros de oratoria y los talleres artísticos. Juliano, guerrero, filósofo, estratega. pensador y hábil estadista brilló con luz propia en las decadentes postrimerías del debilitado Imperio Romano. Como tantos otros después también él ordenó a sus tropas incendiar las naves y combatió hasta la muerte para defender occidente de las invasiones extranjeras. Murió muy joven asesinado probablemente por aquellos en los que había depositado su confianza. Se dice que la noche antes de morir, tuvo una visión…”…vio el Aguila imperial de Roma que volaba hacia Oriente y se refugiaba por casi dos milenios en las montañas más altas del mundo. Luego volvía a Occidente con un símbolo sagrado entre sus garras y el imperio la aclamaba”.

Bicéfalo_ns0 comentarios

 

EL ALARMISMO DEL CALENTAMIENTO CLIMÁTICO

2 de junio de 2008

Es un viejo truco para dominar e imponerse el debilitar la fortaleza moral de la gente. Sin negar que

ocurran desastres naturales, como en toda época, lo cierto es que hay poderosísimos intereses que

están exagerando las noticias respecto al llamado calentamiento global. Respecto a este tema hemos

encontrado un vídeo y la siguiente información  en www.conviccionradio.cl/:

:

Se trata de una gran farsa que sirve para impulsar el proceso revolucionario neomarxista, vía ecologismo radical, y el establecimiento del principio antihumano gnóstico (materia=maldad) y existencialista (el humano está demás), expresado por ejemplo en el aborto. Es curioso que las transnacionales o los conglomerados supercapitalistas del mundo no financien una contrapropaganda, ya que, son ellos los blancos del ataque ecopesismista. No sería la primera vez que los aparentes enemigos, en realidad son aliados estratégicos y, en realidad, lo que están haciendo es proseguir lo que empezaron formalmente en Rusia en 1917, después del traspié del modelo soviético. La New Age articula cultural y espiritualmente el fenómeno. Ahora bien, la New Age es fruto del ocultismo, fundada por discípulos de Madame Blavatsky (Bailey y Bessant) y sostenida por prominentes magnates de la finanza mundial, todo con un claro origen y talante masónico.

————

Por otra parte, en otra web se publica un documentado artículo titulado “el mito macabro del calentamiento global” seguido de varios vídeos.

 

 
 

 

 

EL SWÁSTIKA…. de RENÉ GUÉNON

4 de febrero de 2008

3-kunayalaflag-en-panama.jpg32-x-hinduswastika_svg.pnggc101_a-banderas-en-argentina.jpg

Una de las formas más destacables de lo que hemos llamado la cruz horizontal, es decir, de la cruz trazada en el plano que representa un cierto estado de existencia, es la figura del swastika, que bien parece vincularse directamente a la Tradición Primordial, ya que se encuentra en los países más diversos y más alejados los unos de los otros, y eso desde las épocas más remotas; lejos de ser un símbolo exclusivamente oriental como se cree a veces, es uno de los que están más generalmente extendidos, desde el extremo oriente hasta el extremo occidente, ya que existe hasta en algunos pueblos indígenas de América[1]. Es cierto que, en la época actual, se ha conservado sobre todo en la India y en el Asia central y oriental, y que quizás no es más que en estas regiones donde se sabe todavía lo que significa; pero, sin embargo, en Europa misma, no ha desaparecido enteramente[2]. En la antigüedad, encontramos este signo, en particular, en los celtas y en la Grecia prehelénica[3]; y, en occidente todavía, fue antiguamente uno de los emblemas de Cristo, e incluso permaneció en uso como tal hasta el final de la Edad Media[4].Hemos dicho en otra parte que el swastika es esencialmente el «signo del Polo»[5]; si le comparamos a la figura de la cruz inscrita en la circunferencia, podemos darnos cuenta fácilmente de que, en el fondo, son dos símbolos equivalentes bajo ciertos aspectos; pero la rotación alrededor del centro fijo, en lugar de estar representada por el trazado de la circunferencia, en el swastika está solo indicada por las líneas rectas agregadas a las extremidades de los brazos de la cruz y que forman con éstos ángulos rectos; estas líneas son tangentes a la circunferencia, que marcan la dirección del movimiento en los puntos correspondientes. Como la circunferencia representa el mundo manifestado, el hecho de que esté por así decir sobrentendida indica muy claramente que el swastika no es una figura del mundo, sino más bien de la acción del Principio al respecto del mundo.Si se relaciona el swastika con la rotación de una esfera tal como la esfera celeste alrededor de su eje, es menester suponerle trazado en el plano ecuatorial, y entonces el punto central será, como ya lo hemos explicado, la proyección del eje sobre este plano que le es perpendicular. En cuanto al sentido de la rotación indicada por la figura, su importancia es secundaria y no afecta a la significación general del símbolo; de hecho, se encuentran una y otra de las dos formas, que indican una rotación de derecha a izquierda o de izquierda a derecha[6], y eso, sin que sea menester ver siempre ahí una intención de establecer entre ellas una oposición cualquiera. Es verdad que, en algunos países y en algunas épocas, han podido producirse, en relación a la tradición ortodoxa, cismas cuyos partidarios han dado voluntariamente a la figura una orientación contraria a la que estaba en uso dentro del medio del cual se separaban, para afirmar su antagonismo mediante una manifestación exterior, pero eso no toca en nada a la significación esencial, que permanece la misma en todos los casos. Por lo demás, a veces se encuentran las dos formas asociadas; entonces se las puede considerar como representando una misma rotación vista desde uno y otro de los dos polos; esto se vincula al simbolismo, muy complejo, de los dos hemisferios, que no nos es posible abordar aquí[7].No podemos pensar tampoco en desarrollar todas las consideraciones a las que puede dar lugar el simbolismo del swastika, y que, por lo demás, no se vinculan directamente al tema propio del presente estudio; pero, en razón de su importancia considerable bajo el punto de vista tradicional, no nos era posible pasar enteramente bajo silencio esta forma especial de la cruz; por consiguiente, hemos creído necesario dar al menos, en lo que le concierne, estas indicaciones algo sumarias, pero nos quedaremos aquí para no comprometernos en disgresiones demasiado largas.

EL SIMBOLISMO DE LA CRUZ

[1] Bastante recientemente, hemos observado incluso una información que parecería indicar que las tradiciones de la América antigua no están tan completamente perdidas como se piensa; por lo demás, el autor del artículo donde la hemos encontrado, probablemente no se ha dado cuenta de su alcance; hela aquí reproducida textualmente: «En 1925, una gran parte de los indios de Cuna se sublevaron, mataron a los gendarmes de Panamá que habitaban en su territorio, y fundaron la República independiente de Tulé, cuya bandera es un swastika sobre fondo naranja en bordado rojo. Esta república existe todavía en la hora actual» (Les Indiens de l’isthme de Panama, por G. Grandidier: Journal des Débats, 22 de enero de 1929). Se destacará sobre todo la asociación del swastika con el nombre de Tulé o Tula, que es una de las designaciones más antiguas del centro espiritual supremo, designación aplicada también después a algunos de los centros subordinados (ver El Rey del Mundo, cap. X).[2] En Lituania y en Courlandia, los campesinos trazan todavía este signo en sus casas; sin duda ya no conocen su sentido y no ven en el más que una suerte de talismán protector; pero lo que es quizás más curioso es que le dan su nombre sánscrito de swastika. Por lo demás, parece que el lituano sea, de todas las lenguas europeas, la que tiene mayor semejanza con el sánscrito. Señalamos que la denominación de «cruz gamada», que se da frecuentemente al swastika en occidente a causa de la semejanza de la forma de sus brazos con la letra griega gamma, es igualmente errónea; en realidad, los signos llamados antiguamente gammadia eran enteramente diferentes, aunque se hayan encontrado a veces, de hecho, más o menos estrechamente asociados al swastika en los primeros siglos del cristianismo. Uno de estos signos, llamado también la «cruz del Verbo» está formado de cuatro gammas cuyos ángulos están vueltos hacia el centro; la parte interior de la figura, que tiene la forma de cruz, representa a Cristo, y los cuatro gammas angulares a los cuatro Evangelistas; esta figura equivale así a la representación bien conocida de Cristo en medio de los cuatro animales. Se encuentra otra disposición donde una cruz central está rodeada de cuatro gammas colocadas en cuadrado (donde los ángulos están vueltos hacia fuera en lugar de estarlo hacia dentro); la significación de esta figura es la misma que la de la precedente. Agregamos, sin insistir más en ello, que estos signos ponen el simbolismo de la escuadra (cuyas forma es la del gamma) en relación directa con el de la cruz.

[3] Existen diversas variantes del swastika, concretamente uno formado de brazos curvos (que tienen la apariencia de dos S cruzadas), y otras formas que indican una relación con diversos símbolos cuyo significado no podemos desarrollar aquí; la más importante de estas formas es el swastika dicho «clavijero», porque sus brazos están constituidos por dos llaves (ver La Gran Triada, cap. VI). Por otra parte, algunas figuras que no han guardado más que un carácter puramente decorativo, como esa a la que se da el nombre de «greca», se derivan originariamente del swastika.[4] Ver El Rey del Mundo, I. [5] Ver El Rey del Mundo, II. — Puesto que ya hemos indicado en aquella ocasión las interpretaciones fantásticas de los occidentales modernos, aquí no vamos a volver sobre ello.[6] La palabra swastika es, en sánscrito, la única que sirve para designar en todos los casos el símbolo en cuestión; el término sauvastika, que algunos han querido aplicar a una de las dos formas para distinguirla de la otra (que es la única que sería entonces el verdadero swastika), no es en realidad más que un adjetivo derivado de swastika, y que indica lo que se refiere a este símbolo o a sus significaciones. — En cuanto a la palabra swastika misma, se le hace derivar de su asti, fórmula de «bendición» en el sentido propio, que tiene su exacto equivalente en el ki-tôb hebraico del Génesis. En lo que concierne a este último, el hecho de que se encuentre repetido al final del relato de cada uno de los «días» de la creación es bastante destacable si se tiene en cuenta esta aproximación: parece indicar que esos «días» son asimilables a otras tantas rotaciones del swastika, o, en otros términos, a otras tantas revoluciones completas de la «rueda del mundo», revoluciones de donde resulta la sucesión de «tarde y mañana», que se enuncia después (ver también La Gran Tríada, cap. V).[7] A este respecto, hay una relación entre el símbolo del swastika y el de la doble espiral, muy importante igualmente, y que, por otra parte, está bastante estrechamente emparentado al yin-yang extremo oriental del que se tratará más adelante. http://www.libreopinion.com/members/treus_fest/swastika.htm

 

ESOTERISMO HITLERIANO Y TRADICIÓN

31 de diciembre de 2007

images-8.jpgposter.jpg

12 años duró un intento de instaurar una civilización que hubiera sido digna continuadora del Imperio más glorioso que existió: ROMA, cuyo legado todavía vitaliza a Occidente.  Tras su derrota militar en una guerra total, Goebbels pronunció las siguientes palabras:

“En el futuro tu no debes tener más que un solo deber: hacerte digno del gran sacrificio que nosotros, con inquebrantable resolución, nos disponemos a cumplir aquí. No te dejes arrastrar por el desorden tumultuoso que desde ahora reinará en el mundo entero; las mentiras caerán un día por su propio peso y la verdad triunfará de nuevo. Una hora llegará en que nosotros apareceremos puros e inocentes como nuestras creencias y nuestros objetivos lo han sido siempre”

J. Goebbels

http://www.stormfront.org/forum/showthread.php/el-esoterismo-hitleriano-y-la-313255.html….

Una persona de mente increíblemente lúcida y llena de fe, entre sus muchos obras, casi imposible de encontrar en todo el mundo –salvo en internet– ha escrito un libro titulado

EL ESOTERISMO HITLERIANO Y LA TRADICIÓN

por Savitri Devi

“Los insectos desconocen mi naturaleza superior cuando estoy revestido de humana forma, y me desprecian”.

Bhagawad-Gîta, IX, v. 11.
http://www.stormfront.org/forum/showthread.php/el-esoterismo-hitleriano-y-la-313255.html

Sobre Savitri Devi y muchos libros que nos descubren parte de una verdad ocultada desde 1945 podemos informarnos en en http://www.libreria-argentina.com.ar

 


A %d blogueros les gusta esto: