Archive for the ‘Manipulación’ Category

Alberto Bárcena expone la Agenda Illuminati

21 de diciembre de 2017

Alberto Bárcena expone la Agenda Illuminati del Luciferismo

 

https://www.youtube.com/watch?v=TyHl3yfml5w

https://youtu.be/TyHl3yfml5w

darwinismo… y manipulación mental…

3 de marzo de 2012

DARWINISMO Y MANIPULACIÓN MENTAL: DE LOS HUXLEY A LOS ROCKEFELLER

Charla por Máximo Sandín

Ateneo de Madrid

Calle del Prado 21

Madrid

4 de Marzo

8 pm

 

Noam Chomsky escribió que quien domina la información domina en cierta forma la cultura, la ideología y, por tanto, controla en gran medida la sociedad. Sólo un fenómeno como este puede explicar cómo se asientan en el imaginario colectivo las mentiras más burdas que se derrumbarían sólo con mirarlas con detenimiento, con un poco de reflexión.

Una de estas mentiras, el darwinismo, nos ha sido impuesta como un pilar central en la concepción del mundo de nuestra sociedad. La concepción individualista y competitiva de los fenómenos naturales que concede la victoria a los que poseen alguna “ventaja”, a los “más aptos” se ha constituido en una justificación “científica” de las relaciones y las desigualdades sociales y ha conducido a tratar a la Naturaleza como una enemiga. La concepción reduccionista y mecanicista de los procesos biológicos ha sido la base sobre la que se asientan las peligrosas, para los seres humanos y para la Naturaleza, prácticas de la gran industria “biotecnológica”. Por último, los grandes medios de comunicación nos pretenden convencer de la falacia malthusiana de que en el Mundo no hay sitio para todos…

 

Una mirada atenta a las circunstancias que rodearon el nacimiento del darwinismo nos permitirá comprender qué poderes hicieron posible su implantación en el ámbito académico en contra de todas las evidencias científicas, quienes lo impusieron y, sobre todo, qué ideas subyacían a esta “conveniente” concepción de la realidad.

**************************

Nota de TRESMONTES: Esta publicidad me ha llegado de  persona de total confianza. Se trata de una conferencia

que tendrá lugar en el Ateneo de Madrid, el dia 4 de marzo de 2012 a las 20 horas.

 

 

…QUIEREN DESTRUIR LA SEXUALIDAD ENTRE HOMBRE Y MUJER !!!

28 de enero de 2012

“LA UNESCO TIENE UN PLAN PARA QUE LA MITAD DE LA POBLACION MUNDIAL SEA HOMOSEXUAL”: MONS. FERNÁNDEZ

A través de la implantación de la ideología de género.

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, dice que así se lo ha asegurado el «ministro» del Vaticano para las familias.
Gilberto Pérez/ReL

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha afirmado durante una misa de la Familia que el cardenal Ennio Antonelli, presidente del Pontificio Consejo para la Familia, le comentaba hacía poco “que la Unesco tiene programado para los próximos 20 años hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual”.
“Para eso, a través de distintos programas, irá implantando la ideología de género, que ya está presente en nuestras escuelas” precisó el prelado en la Catedral de Córdoba.
“Según la ideología de género, -explica el obispo- uno no nacería varón o mujer, sino que lo elige según su capricho, y podrá cambiar de sexo cuando quiera según su antojo”. Todo se trataría de una estrategia destinada a romper con el “plan de Dios” para la familia, que consiste, evidentemente, “en la unión estable de un varón y una mujer”.
En su intervención, el obispo señaló que además hay otros muchos peligros para ese plan en esta “cultura que quiere romper totalmente con Dios”: “el crimen abominable del aborto”, “las facilidades para el divorcio”, “la anticoncepción en todas sus formas”, etc.
El prelado terminó la homilía alentando a los feligreses: “No es momento de lamentarse, sino de conocer bien cuáles son los ataques a este bien precioso y de vivir con lucidez y con coherencia lo que hemos recibido de Dios, por ley natural o por ley revelada”.

¿Conspiración?

5 de abril de 2011

Cuando varias personas se reunen para maquinar un plan… se puede decir que están conspirando… George Orwell, que dicen fue “izquierdista”, voluntario en la guerra civil de 1936-1939 en España, y luego autor en el año 1948 del conocido libro-denuncia del “Gobierno mundial” titulado “1984”, podría ser nombrado patrón de las teorías conspiranóicas, es decir, que tras cualquier acontecimiento de gran importancia, como, por ejemplo, las dos guerras mundiales, etc., hay un complot. Incluso se puede llegar a pensar que el mismo George Orwell es parte de esa conspiración mundial… pues dicen también que era miembro de alguna logia masónica… Cierto ó no, lo seguro es que “sabía demasiado”…

Esta introducción me ha sido inspirada por la lectura de un post en un blog con el cual sólo comparto un 25% (por dar una cifra) de los contenidos… Pero dado que es un blog que aporta datos muy interesantes, me permito reproducir parte del último post, titulado
“El Nuevo Orden Mundial es en realidad un proyecto comunista y no como te lo hacen creer. La muerte de la Democracia, la entrega de Occidente.” (via NUEVA EUROPA- Nueva Eurabia)

Si observamos a quienes gobiernan el mundo en estos momentos desde la UE hasta los EEUU y sus programas de restricción de libertades mas la inmigración descontrolada de personas decididas a destruir a Occidente y su manutención con las arcas del Estado, es evidente que el Nuevo Orden mundial no significa mas que un gobierno Mundial comunista con un Soviet de jerarcas y una masa inculta a dominar.El ideal de Engels y Marx que se está cumpliendo de … Read More

via NUEVA EUROPA- Nueva Eurabia

“tiranía democrática”!

25 de marzo de 2011

Cada día con más frecuencia, se están produciendo hechos que confirman que Europa y el mundo occidental, en general, se deslizan hacia una tiranía prohibicionista, en nombre, una vez más, de la “libertad”, los “derechos humanos” y de la “democracia”. 

 Dos ejemplos: El primero es una noticia que hemos conocido a través de una web fanáticamente representativa del Big Brother orweliano que parece ser el ideal del “Sistema”  hoy dominante:

Barcelona * Paisos Catalans
El Juzgado Penal nº 15 de Barcelona ha ordenado la destrucción de todos los ejemplares de 17 títulos de libros, un busto de Hitler, una esvástica de hierro, cascos militares y fotografías y carteles de temática nacionalsocialista decomisados en la librería Europa, cuyo propietario, Pedro Varela, está encarcelado tras ser condenado por un delito de difusión de ideas genocidas y contra los derechos fundamentales garantizados por la Constitución.
Entre los títulos que se deberán destruir, se encuentran libros como Mi lucha, Raza, inteligencia y educación, Los protocolos de Sión o discursos completos del Hitler de 1933, 1934 y 1935.
El abogado de Varela había solicitado la devolución de los libros decomisados que no tenían relación con el delito que se le imputó, en total, 4.793 ejemplares correspondientes a 48 títulos diferentes.
El juez ha indicado a la División de Información de los Mossos d’Esquadra que revisen el listado presentado por el librero y se devuelvan aquellos libros, banderas y material de oficina requisado que no tengan relación con el delito.

Publicado por SARE ANTIFAXISTA en miércoles, marzo 23, 2011
====
El segundo ejemplo es la imposición de una llamada “ideologia de género”
que atenta contra las bases morales de la familia. El caso más dramático de
esta política se denuncia en “Alfa y Omega” (Madrid, 24 marzo 2011/ pág. 25):

La historia parece sacada de una novela de George Orwell, o de la China de Mao Zedong. Sin embargo, está ocurriendo en Alemania, en pleno 2011: cinco padres han ingresado ya en prisión, y otros 35 podrían hacerlo próximamente, por negarse a que sus hijos participen en los talleres de Educación sexual obligatoria, impuestos por el Estado. 
  
Las familias, todas de la localidad de Salzkotten, se oponen a que sus hijos participen en el programa de educación sexual Mi cuerpo es mío, que el Estado alemán estableció en 2005, y que incluye una parte práctica e interactiva, en la que los menores participan como protagonistas en talleres de sexualidad, representan roles y tienen que abordar cuestiones como la masturbación y la homosexualidad, desde la perspectiva de la ideología de género. 
  
Lo más llamativo es que estas familias han llevado a sus hijos a la escuela Liborius, un colegio católico que, sin embargo, está obligado por las autoridades locales a impartir estos talleres. Al considerar que esta formación es contraria a la que desean para sus hijos, y viola su derecho a educar a sus hijos conforme a sus convicciones, los padres han estado sacando a sus hijos del centro durante las horas en que se impartían los talleres. Hace unos días, la Policía se personó en sus casas con una orden de arresto. 
  
La primera en ser encarcelada fue una madre de 12 hijos, condenada a seis semanas en prisión, a la que han seguido otros dos padres, uno con 8 hijos y otro con 10. El pasado septiembre, otra madre de cuatro hijos estuvo cinco días en prisión, y el pasado mes de agosto, un padre de doce hijos fue encarcelado, durante 40 días, por los mismos motivos. También en 2007, otras dos familias que sacaban a sus hijos del aula durante esos talleres tuvieron que someterse a un curso (de 4 días) de re-educación sexual, que incluía la participación interactiva y obligatoria en Mi cuerpo es mío
  
A pesar del silencio mediático generalizado, la reacción no se ha hecho esperar, y la Alliance Defense Fund se ha hecho cargo de la defensa de estas familias ante el Tribunal de Estrasburgo, al considerar que, con estos programas, Alemania vulnera la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Convenio para la Protección de las Libertades Fundamentales, que reconocen «el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas, morales y pedagógicas». En España, Profesionales por la Ética ha impulsado una Declaración en defensa de estas familias, que ya han ratificado 43 asociaciones de ocho países europeos, Estados Unidos, Kenya, Filipinas y México.
 

    

J.A.M. 

 
 
 
 
 
 
 

 

  
 
 

 

los “nazis” no eran fascistas

6 de marzo de 2010

De una vez por todas convendría llamar a las cosas por su nombre. Es sabido que los nacional-socialistas del III Reich

nunca se consideraron a sí mismos “fascistas”. Los únicos “fascistas” que ha habido son los militantes del Partido Nacional Fascista de Benito Mussolini, cuya  última fotografía  (en la que aparece junto a Clara Petacci) , tomada tras su asesinato, publicamos a continuación:

Estas consideraciones me vienen sugeridas porque recientemente, en los programas de televisión de Inter-Economia y de Libertad Digital (que se pueden ver en España mediante TDT) han aparecido publicados mensajes SMS ,enviados por

espectadores anónimos, en los que se califica  de “nazi” al “presidente del Gobierno de España”, es decir,  a ZP, y al gobierno de Cuba, es decir, a los hermanos Castro, de “fascista”.  También es sabido que algunos “demócratas” creen ofender al presidente “bolivarioano” de Venezuela llamándole “fascista”….

Esta evidente muestra de desinformación por parte de mucha gente es lo que me hace pensar que es muy conveniente tener idea de lo que realmente fue el Fascismo histórico. Por ello reproduzco del excelente blog  llamado “filosofia crítica” el siguiente artículo:

“Yo amo a los que para hundirse en su ocaso y sacrificarse, no buscan una razón detrás de las estrellas, sino que se ofrecen a la tierra para que ésta pertenezca algún día al superhombre”.(Nietzsche)

¿Cómo? ¿Creyó el fascismo en unos ideales, en unos principios éticos, en unas normas morales por las que millones de hombres entregaron sus vidas? Esta afirmación puede parecer un escándalo y no tiene nada que ver con la cuestión teórica de si dichos ideales han de ser considerados, o no, válidos en sí mismos. Conviene subrayarlo: el sacrificio nunca convalida lógicamente aquéllo en lo que cree el individuo o el grupo. En cambio, sí acredita que dicha creencia es subjetivamente experimentada como válida de forma sincera y comprometida hasta sus últimas consecuencias por quienes la reivindican. La validez lógica de los ideales debe poder fundamentarse en otro plano de la existencia, a saber, el de la filosofía teórica. Que, como decimos, unos hombres hayan dado sus vidas por  una determinada ideología no la fundamenta, pero tampoco la refuta. Nuestra intención en el presente post es doble. Por una parte, ver las cosas, algo poco habitual, desde la perspectiva ética de los fascistas. Por otra, analizar, de manera preliminar, hasta qué punto los ideales fascistas pudieron tener sentido y fundamento a pesar de las apariencias actuales, muy condicionadas por medio siglo de propaganda antifascista. A nuestro entender, el planteamiento fascista ostentaba, como poco, un sentido racional comunicable argumentalmente. Podemos compartir o no, dicha postura, pero en cualquier caso se puede sostener que la misma nunca fue una mera locura.

Uno de los argumentos que se utiliza para diferenciar al comunismo del fascismo consiste en sostener que los ideales comunistas no se pueden confundir, por ejemplo, con las “repugnantes ideas” racistas de los nazis. El comunismo, se afirma, luchaba por una sociedad más justa, en la que ya no hubieran opresores y oprimidos, una sociedad igualitaria donde todos los hombres pudieran ser “felices” realizando al mismo tiempo sus “potencialidades” creativas. El fascismo, por el contrario, partía en dos a la humanidad, elevaba a los ciudadanos de algunos pueblos a la categoría seres superiores, elegidos para vivir en una especie de “sociedad perfecta”, y degradaba otros al rango de seres inferiores, destinados a la extinción. Los crímenes del fascismo, sean cuales fueren, serían así siempre más condenables que los del comunismo, porque éste,  en el fondo, representaría supuestamente la desviación casi accidental de un ideal intrínsecamente correcto, asumible por cualquier “persona normal” en una sociedad democrática. Aquéllo que se cuestiona del comunismo no son, en suma, los ideales, sino sólo los métodos (violentos). Un ejemplo claro de este tipo de falacia es el de ETA: los terroristas pueden reintegrarse cuando quieran a la sociedad liberal, siempre y cuando renuncien a seguir matando gente en nombre de su bello ideario marxista-leninista. Para el fascista, en cambio, las cosas son bien distintas: aunque no haya matado a nadie, aunque se limite, incluso, a reivindicar los derechos humanos (conozco el caso por mi experiencia personal en las cárceles), la etiqueta de “fascista” servirá para sentenciar su muerte civil.Cualesquiera que sean los métodos del fascismo, sus ideales resultarían inasumibles per nadie que esté en su sano juicio o se conciba a sí mismo simplemente como una “persona decente” (véase el soldado Ryan). O crees en la “alegría”, en la “felicidad”, el “bienestar”, etc., o ya eres sospechoso de herejía humanista. ¿Quién, sino un demonio, negaría todo eso que constituye el sustento axiológico de la existencia humana?

Sin embargo, las cosas no son tan sencillas y vamos a demostrarlo. Basta echar una ojeada a la ideología del comunismo moderno, que es el marxismo, para darse cuenta que éste también condena al dolor y a la muerte a una gran parte de la humanidad, la cual, de forma necesaria, debe perecer para que “al final de la historia” un grupo de privilegiados disfruten de todos los placeres en una sociedad plenamente materialista. Aquí se plantean dos cuestiones:

a/ las etapas históricas por las que, según el marxismo, la sociedad debe pasar de forma necesaria para culminar en el denominado “modo de producción comunista”, es decir, en la realización de una utopía de carácter puramente material, hedonista y eudemonista (placer y felicidad como valores supremos).
b/ la exigencia ética de sacrificio y dolor que se impone a otras personas para que tal sociedad sin sacrificio ni dolor llegue a realizarse algún día.
Por lo que respecta a la primera cuestión, quisiera recordar aquí un texto de Marx en el que critica un programa político de su tiempo por el hecho de condenar el trabajo infantil. Este revelador fragmento pone en evidencia el despiadado esquema de exterminio que subyace de forma ineluctable a los “bonitos” ideales comunistas. En efecto, Marx considera que el trabajo infantil es necesario para el pleno desarrollo de la sociedad capitalista, cuya plena madurez constituye el requisito para dar el paso a la siguiente etapa de la evolución histórica (el “progreso”), a saber, el socialismo y, finalmente, el comunismo. Marx se sorprende de que no le hayan entendido algunos bondadosos humanistas de su época: el capitalismo, para Marx, debe existir igual que era menester que existiera el “modo de producción esclavista” en la antigüedad. Los esclavos que se rebelaron contra Roma estaban equivocados, porque su ideal era puramente romántico, representaba ese “buenismo” inconsecuente con el que se intenta justificar propagandísticamente el comunismo ante las masas pero que Marx, de forma brutal, rechaza y condena en sus textos teóricos más esotéricos:

“‘Prohibición del trabajo infantil’. Aquí era absolutamente necesario señalar el límite de edad. La prohibición general del trabajo infantil es incompatible con la existencia de una gran industria y, por tanto, un piadoso deseo, pero nada más. El poner en práctica esta prohibición -suponiendo que fuese factible- sería reaccionario” (K. Marx, “Crítica del programa de Gotha”, versión española revisada y ajustada a la revisión rusa de 1953, Madrid, Ricardo Aguilera Editor, 1968, p. 42. El texto original de Marx en alemán es del año 1875).

Marx muestra su desprecio por el derecho y las pautas de conducta éticas en otro texto donde, como ya he dicho en mi ensayo “¿Qué significa ser de izqueirdas? (II), eleva la anécdota anterior a categoría general de actuación revolucionaria ideológicamente sancionada:

“mostrar que era un crimen intentar, por un lado, imponer otra vez en nuestro Partido, como si se tratara de dogmas, ideas que en un período tuvieron algún significado pero que hoy son obsoleto desecho verbal, mientras, por otro lado, volvemos a pervertir la perspectiva realista, que tanto esfuerzo costó instilar en el Partido y que hoy ha encontrado en él su espacio, con el absurdo ideológico sobre derecho y otras basuras, tan comunes entre los demócratas y entre los socialistas franceses” (K. Marx, citado por Johathan Glover, “Humanidad e inhumanidad. Una historia moral del siglo XX”, Madrid, Cátedra, p. 351).

Esta “perspectiva realista” a la que apela Marx es la que llevará a algunos socialistas, como Mussolini, a fundar el fascismo. Porque, en efecto, las contradicciones éticas en las que incurre el marxismo son flagrantes. Desde una posición materialista no se le puede pedir a nadie que se sacrifique por el futuro de la humanidad. La construcción del modo de producción comunista supone, no sólo que una parte de esa misma humanidad ha de ser explotada por los capitalistas y los esclavistas, sino que, además, se le reclama al trabajador que adopte pautas de conducta heroicas, no materialistas, idealistas, a fin de ver realizado un modelo utópico que, por su parte, pondrá fin a todo idealismo, a todo heroísmo, etc., en beneficio del simple “bienestar”. Los pensadores prefascistas y fascistas se preguntaban qué diferencia podía haber entre ser explotado por un capitalista contemporáneo y ser instrumentalizado de facto por los futuros beneficiarios de la revolución, para los que quienes han muerto por ellos son meras cosas que les resultaron muy útiles y gracias a las cuales pudieron ser “felices”. Para los fascistas resultaba claro que lo superior no puede estar al servicio de lo inferior y que el hombre heroico e idealista debía ser considerado moralmente más valioso que el hombre materialista. Los socialistas que han leído a Nietzsche después de Marx no pueden sino experimentar auténtica repugnancia hacia las proclamas que, en nombre de la “felicidad del mayor número”, de la justicia y hasta del “amor”, incitan a la violencia revolucionaria, al exterminio del adversario político y, en definitiva, a un baño de sangre que se legitima a basa de retórica kitsch sobre “bellos ideales” comunistas de paz universal.

El fascismo invertirá los términos: el héroe no puede ser utilizado como un medio en provecho del hombre-masa materialista, el afortunado parásito del final de la historia, al contrario, el héroe es, frente a la masa, un fin en sí mismo, porque representa la más alta expresión de la humanidad hasta ahora conocida. Si el héroe se sacrifica por algo, será por un ser que le trascienda en la escala ética y esa figura no se corresponde ni con Dios (ideario de la derecha) ni con el energúmeno consumista actual que Nietzsche califica anticipadamente de último hombre, sino con el Übermensch. Esta palabra alemana se traduce habitualmente por “superhombre”, pero en realidad hay que entender el Übermensch no como un vulgar “superman”, sino como la figura mítica que encarna el salto evolutivo de la especie humana hacia otra de más alto rango ético en la que las potencialidades espirituales del hombre se hayan desarrollado al máximo.

(continuará)

Publicado por Jaume Farrerons en 8:03 AM

Barcelona: cárcel por delito de “impreSión”

11 de octubre de 2009

Del blog  Las crónicas de Juan Fernández Krohn, editadas  en periodistadigital.com , recogemos fragmentos de un comentario sobre recientes sentencias de la Audiencia de Barcelona sobre “delitos de opinión”:

Las Ediciones Nueva Republica son una editorial considerada revisionista que acaba de verse condenada por negacionista ahora en la Audiencia provincial de Barcelona (1) En este tema, sea dicho de entrada, soy consciente de adentrarme en aguas profundas, aqui ya lo saben, pero tampoco es la primera vez ni sera la unica mas que seguro. He seguido de no muy lejos -por la via del Internet- la actividades de esta editora sobre todo desde que publicaron el libro sobre el FES que incluia un texto de mi propia pluma como aqui ya saben. Y en el asunto que ahora nos ocupa mantengo una postura analoga -desde luego, ¿por que no deberia ser asi?- a la que ya tengo aqui defendida en el caso de David Irving que me ganó algunos ataques virulentos en esta bitacora.

Si es cierto que la libertad de expresion tiene sus limites tambien es verdad que estan en mala posicion para defenderlos y aplicarlos los que tanto la invocaron, siempre de forma absoluta. Las revisiones son el pan nuestro del historiador y de la historiografia, como declaro una vez con gran acierto el historiador aleman “revisionista” Ernest Nolte que escapo siempre (por poco) él mismo al perseguimiento en los tribunales. He venido pues como digo siguiendo una tras otra las publicaciones sucesivas de esta editorial desde ya hace tiempo y es obvio que la linea central de inspiracion de su oferta edtorial lo es justamente la Memoria historica de los vencedores del 36 y de sus amigos y aliados (de entonces)…La historia es campo de batalla, ideologica y de propaganda; la literatura -incluso en su forma puramente narrativa- no lo es menos, ya creo haberlo venido aqui probando e ilustrando desde que esta bitacora inicio su singladura. Y si bien es cierto que las lineas de frente andan mucho mas activas en el terreno historico, que en el puramente literario, en España y hoy por hoy y ya desde hace algun tiempo; el de la literatura es un terreno neuralgico que no debe de forma alguna verse desguarnecido.

(…/…)

Hay tambien una razon que me pilla si cabe un poco mas de cerca habida cuenta de los años (ya) largos que llevo residiendo en Belgica y lo es el nombre de Leon Degrelle del que la editora perseguida habra publicado en los ultimos tiempos sus dos titulos mas divulgados, “Almas ardientes” y “La campaña de Rusia, el primero un texto de poesia heroica (en prosa) que llevaba en su (primera) edicion española un prologo plagado de elogios nada menos que de Gregorio Marañon -para algunos sin duda uno mas en la lista (interminable) de exponentes de literatura española “fascista”-, y el segundo, el propio testimonio de su autor de lo que vivio al frente de la Legion Valona en el frente del Este. La condena a muerte de Leon Degrelle siempre en vigor en Belgica es un anacronismo clamoroso y estrepitoso con pocos parangones en la Europa de la UE, ya lo tengo dicho y mantenido en esta bitacora, sin atenerme por cierto en nada a las consecuencias (…); y ni siquiera su condena por el Tribunal constiucional (español) poco antes de su muerte invalida en modo alguno el valor de esos escritos.

LLOPART ggggg


A %d blogueros les gusta esto: