Archive for the ‘islamismo’ Category

parece que están pastando, no rezando…

26 de septiembre de 2009

iPASTANDO 016a00d8341c60bf53ef0120a5f1037b970c-700wi PASTANDO

Las fotos valen por más de mil palabras… Es inútil hablar de dignidad humana, derechos, justicia, etc…

si en algo tan cotidiano y significativo como el acto de orar los hombres y las mujeres…(que son casi siempre de

países donde la libertad personal es más escasa) adoptan posturas como las que aquí vemos, en reuniones organizadas

en Roma (el dia 22 de sept) y en Washington (ayer, dia 26).   Cualquier mente occidental o europea intuye que la

expresión corporal a veces revela humillación y la postura que aqui vemos, no es precisamente muy honorable…

2 ROMA dia22

Birmingham: obscuro porvenir en Europa

6 de septiembre de 2009

Los medios de comunicación insisten en llamar “antifascistas” a los inmigrantes violentos y a sus aliados ó “tontos útiles” de la Izquierda autóctona, cuando en la calle se enfrentan a quienes se oponen a la islamización ó a la inmigración ilegal (ó legal)… Es más… a quienes se oponen a la “invasión”… la prensa les califica de “extrema derecha”…  Esto es lo que hace el diario británico Mail al informar de recientes desórdenes callejeros producidos en Birmingham:

“Police arrest 30 after violent street clashes between anti-fascists and right-wing ‘English Defence League’ protesters in Birmingham.”
MAS ANTIFAS BIRMINGHAN 4
 BIR Israel  10
 BIRMIGHAM  blancos 8
 
EDL  BLANCOS BIRMINGHAM 6

 

 BIRMIGHAM  blancos 7

Sobre esta noticia informa Nueva Europa:

Una demostración autorizada del grupo nacionalista
The English Defence League en central Birmingham teminó violentamente cuando se le enfrentó un grupo de izquierdas, Antifas y “asiaticos” con el lema del antifascísmo.

‘Mas o menos  250 personas luchando entre ellas
Docenas de policías y un helicoptero trataron de contener la lucha.

carnaval y propaganda…

26 de febrero de 2009

papst_karneval-kasrnevaaaalll1

 

Desde siempre el carnaval y las fiestas populares han sido objeto de atención por parte de fuerzas políticas, lobbies o grupos de presión que se valen de la buena fe del pueblo sencillo para hacerle llegar mensajes cargados de malicia o de tendenciosidad…  No puede ser casual que el carnaval de Alemania sea  siempre  tan “políticamente correcto” y al servicio de ciertos intereses…moscheewagenkoelsche_loesung

palestina – israel: cohabitación imposible

20 de enero de 2009
Creo que es casi imposible una convivencia pacífica entre dos pueblos , tan distintos, como son israelies y palestinos, que pretenden ubicarse en el mismo territorio. No obstante merece conocerse la opinión de José Javier Esparza, que en el manifiesto, publica un artículo titulado “Lo de Gaza”:
A todos nos conmueve ver fotos de niños muertos. Pero todos sabemos, o deberíamos saber, que las fotos sólo muestran una parte de la realidad –la realidad retratada. Bajo las fotos, la realidad es ésta: Hamas rompió una tregua, lanzó misiles sobre Israel y éste ha respondido a lo bestia. Podemos condenar la desproporción de la respuesta israelí, pero no sin condenar la ruptura de la tregua por Hamas, que ha expuesto a su población –a sabiendas– a una violencia decisiva. Al final, los juicios sobre este conflicto responden a prejuicios morales que, vistos en perspectiva, no dejan de ser gratuitos.
La “moralización” de las guerras es una característica mayor del siglo XX. Los Estados Unidos entraron en la primera guerra mundial “para defender la libertad de los mares” y desde entonces hemos asistido a tremendas hecatombes en nombre de la democracia, los derechos humanos, la emancipación del proletariado, la libertad y, por supuesto, la paz. El conflicto de Palestina es un perfecto ejemplo de esa artificiosa “moralización”, donde unos y otros se presentan ante la opinión pública mundial como víctimas de una secular injusticia.

En ese plano, digamos “moral”, “humanitario” o como se le quiera llamar, hay tantas razones para entender el derecho de Israel a defenderse contra los terroristas de Hizbola y Hamas, como para entender el derecho de los palestinos a poseer su propio Estado frente a Israel. Esto no es equidistancia; es, simplemente, la constatación de un callejón sin salida. En ese callejón sin salida lleva metido el mundo más de medio siglo. Ni lo hemos inventado nosotros ahora ni, probablemente, podamos tampoco resolverlo esta vez.

Naturalmente, no faltará quien diga que el derecho de los palestinos, reconocido por la ONU, ha sido vulnerado repetidas veces por Israel. Pero a eso podrá oponerse, con la misma soltura, que los palestinos han demostrado no estar a la altura del derecho reconocido, y que ese derecho, en todo caso, no incluye el uso de coches suicidas, ayer, y de cohetes hoy. Toda toma de partido nos devuelve al callejón sin salida inicial. Pero es que en esas posturas se olvida siempre lo esencial, a saber, lo que cada contendiente, y el conflicto en sí mismo, significan en el contexto de la política mundial.

Para el mundo occidental, es decir, para el bloque vencedor de la segunda guerra mundial y de la Guerra Fría, liderado por los Estados Unidos, Israel es imprescindible. En la práctica, Israel está siendo el muro que impide la formación de un poder alternativo al de Occidente en el mundo islámico. Esto no ha sido así siempre, pero sí desde los años setenta y, con más razón, desde la década siguiente. Una victoria palestina –una victoria real, es decir, con derrota política y militar de Israel y con la consiguiente ocupación de territorios- significaría que hay alguien más poderoso que el bloque occidental.

¿Quién sería ese alguien? Este es otro problema, pero aquí reside también buena parte de la cuestión. Por el cariz que han tomado las cosas en los últimos veinte años, y sobre todo después de las sucesivas guerras de Irak, la derrota israelí significaría la victoria de las facciones más radicales del islamismo político. Eso no interesa a Occidente, pero es que tampoco interesa a la mayoría de los gobiernos musulmanes, que inevitablemente se verían abocados a una serie de fuertes conmociones en su interior. De ahí el doble juego de los países árabes pro americanos: por un lado apoyan públicamente la causa palestina, porque les interesa políticamente y porque nunca es malo desestabilizar al enemigo, pero, por otro lado y al mismo tiempo, jamás apoyarán de manera oficial y regular a Hamas y Hizbola en su guerra contra Israel.

En una tesitura así, lo más razonable es apelar a los sentimientos pacíficos y tratar de que se plasmen en una voluntad política por ambas partes. Como esto no es así ni, según parece, puede serlo, la única opción posible es examinar de qué lado quedan los propios intereses de uno, o sea, de nuestro país. ¿Suena cruel? Sin embargo, la política nunca ha sido otra cosa que eso. Ahora bien, para definir tal cosa hay que saber cuáles son los propios intereses, y estos se definen siempre en términos de poder. Pero si no hay poder, ¿cómo definir interés alguno?

Hay muchos amigos que sueñan con un bloque euroasiático de poder (Europa más Rusia) que permita a nuestro continente, a nuestros países, recuperar el trono que perdieron en 1945. Para quienes piensan así, apoyar a los palestinos es una forma de disminuir la hegemonía americana. Ese “sueño eurasiático” podrá parecer sugestivo, pero no deja de ser una elucubración teórica. La realidad es que Europa carece de la voluntad de afirmarse como potencia singular. En esas condiciones, dejar que se caiga ese “muro oriental” que es Israel tendría algo de suicida, porque dejaría crecer en Oriente Próximo y Medio un poder alternativo con una clara voluntad política –este sí- de expansión a nuestra costa.

Otros muchos amigos sueñan con un “mundo libre” edificado sobre la hegemonía americana con el inequívoco respaldo de una Europa fiel aliada de Washington, única oportunidad de futuro –dicen- para nuestro continente. Para ellos, la victoria del “mundo libre” exige la derrota de los palestinos, que no podrán tener estado propio hasta que sean capaces de organizar una democracia homologada y, en todo caso, sin merma alguna de la potencia de Israel, que en este dibujo es nuestro aliado. Ahora bien, eso es inviable porque no hay estado palestino posible sin mengua del poder israelí, ni parece probable que esos palestinos adopten un sistema democrático que no funciona en ningún otro país musulmán. Esa solución no haría sino perpetuar un foco de insurrección permanente a pocos kilómetros de las costas europeas. De hecho, es lo que ha venido ocurriendo hasta hoy.

En la vida real sucede con frecuencia que un problema político se manifiesta como irresoluble. En estos casos, que en la Historia universal son abundantísimos, la única solución suele ser la guerra. El conflicto entre Israel y los palestinos tiene todos los visos de ser uno de esos problemas. La Historia enseña que, cuando dos pueblos quieren matarse, la única salida es la guerra. Ante semejante situación, los “terceros”, los que miramos lo que pasa, hemos de definir prioridades.

La prioridad para Europa es que haya paz en Oriente Próximo. No (sólo) por razones de tipo ético, sino también por interés político inmediato. Ahora bien, puesto que los agentes no quieren la paz, la única forma de conseguirla es imponérsela. Como imponérsela por la fuerza armada sería contraproducente (es tapar una guerra con otra), lo sensato es extremar la acción diplomática sobre las dos partes no para que se avengan a ser buenos chicos, sino para que, por temor a las sanciones, dejen de sacudirse. Tanto Israel como los palestinos viven, en buena medida, de la ayuda internacional (ciertamente, más los segundos que el primero). Suspender esas ayudas sería una buena forma de obligar a los contendientes a recapacitar. Esto exige, por supuesto, un acuerdo previo de esos “terceros”. ¿Está Europa en condiciones de lograr tal acuerdo?

En todo caso, como no se llegará a ningún sitio es contemplando un conflicto bélico como si fuera un relato moral. La política siempre se ha gobernado por criterios distintos. La vida es así. No dejará de serlo, por más que a los occidentales nos guste soñar con paraísos sobre la tierra

 

 

 

la extrema fealdad no puede dar ideas bellas y nobles

15 de enero de 2009

fealdad1

 

Contemplando este rostro cabe deducie con total seguridad que sus ideas religiosas, morales, filosóficas e incluso  los juicios u opiniones emitidos en relación con los temas más nimios , tienen que estar cargadas por fuerza de cicatería, fanatismo, odio y zafiedad… No importa que emita bellas o dulces palabras, pues dejan de ser bellas y dulces al ser emitidas por un ser realmente feo… Estamnos ante una incompatibilidad absoluta.

Este comentario ha  sido suscitado a partir  de una información publicada en Nueva Europa, que ha su vez  la recoge

de Weasel Zippers

“Moderate” Islamic Cleric Yusuf al-Qardawi: “Oh Allah, Kill the Jews Down to the Very Last one”….

Ellos…. o Nosotros!

30 de diciembre de 2008

 

jrl147_ap_wh-israelhamas_bomber

Es muy habitual entre las gentes sencillas y bienpensantes que ante un conflicto hemos de tomar partido por quien “tenga razón” o tenga la justicia de su parte. Esto es problema difícil si el conflicto se da entre personas sujetas a la misma ley y dentro de un mismo Estado. Ya es casi imposible decidir dónde posicionarse si se trata de un conflicto entre estados o una guerra internacional.

En el caso del último enfrentamiento entre Hamas e Israel, automáticamente, la “izquierda radical”, los “antifas”, “L´Haine”, y según informa  Libertaddigital , también el régimen castrista y el PSOE, se posicionan más o menos contra Israel. Lo que está claro es que los palestinos se posicionarán contra Israel y los israelitas y judios, en defensa de Israel.  Carece de importancia  quién es quien primero ataca, pues normalmente la parte más débil, si quiere tener probabilidades de sobrevivir debe atacar preventivamente, si cree que el conflicto es inevitable.

Y no puede ser de otra forma: Cuando un organismo es atacado, su natural y lógica reacción es defenderse y tratar de atacar y destruir a su enemigo. Es lo que hacemos cada uno de nosotros –es lo que suele hacer un ser humano–si es atacado por una serpiente… o por el virus de la gripe. No nos planteamos las “justas razones” que puede tener una serpiente, o un cocodrilo, si nos ataca. Estos animales sienten que tienen hambre y se encuentran convencidos de que tienen derecho a devorarnos. Por nuestra parte, no  se nos ocurre dudar de nuestro “derecho” a matar a quien nos ataca. Incluso desarrollamos la teoría del ataque preventivo, es decir que, previsoriamente, atacamos a quien estimamos que va a atacarnos.  Como vemos, el “pacifismo” tiene poco que ver con las formas de comportamiento instintivas. Es más, el pacifismo no es nada instintivo: es una modificación intelectual de los instintos naturales o bien es resultado de un sentimiento de miedo y cobardía ante la lucha y la hipotética muerte. En todos los conflictos es inevitable sentir simpatía por una parte y antipatía por la otra. Opino que podemos guiarnos por nuestra profunda voz de nuestra alma interior ya que nuestro corazón indudablemente tomará partido.

Y nuestra decisión es la que resulta de la respuesta a esta pregunta: ¿Qué es lo que conviene más y mejor al bien de nuestros ideales, religión, cultura, filosofís, raza?…  Es decir, como decía aquel adagio inglés: “Right or Wrong, My Country!   (“Con razón… o sin ella, Mi País!”).

2 mensajes navideños y 1 arenga política

26 de diciembre de 2008

mahmud-ahmadinejad1 

islam-culos

Es difícil encontrar tanta estupidez y cretinismo conjuntados en un mismo hecho: Ha ocurrido en Britanistán, donde, como es sabido, a los católicos se les llama “papistas” desde los tiempos de Enrique VIII.

El Papa , Benedicto XVI, en su mensaje de Navidad, en la mañana del día 25,  había dicho desde el balcón central de la Basílica de San Pedro: “Que brille la luz de la Navidad donde se atropella la dignidad y los derechos de la persona, (…)”…  Si se supone que este mensaje pontificio fue emitido por  TV, lo cierto es que según informa el diario “El Mundo”, de Madrid (26-dic.08), pocas horas después, el Channel 4 de la televisión británica emitió “un mensaje navideño del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad” “dirigido a los cristianos británicos”, “grabado en (lengua) farsi y subtitulado en inglés”.  Según  “El Mundo” (pág.22): “El líder iraní felicitó a los cristianos por el aniversario del nacimiento de Cristo (…)” . En elmundo.com se precisan sus palabras: “si Cristo estuviera hoy en la tierra, sin duda estaría de parte de la gente en oposición a los poderes tiránicos, malintencionados y expansionistas”.

Cabe suponer que Channel 4 quiso ofrecer una alternativa al mensaje papal, ya que, como es sabido, para los cretinos, tanto el Papa como el presidente de Irán son jefes políticos  “extranjeros”. O quizás, como entendió el Gobierno británico, la alternativa era respecto al mensaje navideño de la Reina Isabel II.

Esta información también ha sido recogida en blogbis, donde podemos leer lo siguiente: ” (…) ¿Cuánto de tolerancia hay en ésto y cuánto de claudicación y falta de convicciones propias puede encontrarse en esta supuesta muestra de libertad de expresión? ”

También Nueva Europa informa sobre este tema incluyendo un vídeo sobre el mensaje del presidente iraní. 

Nota de Urania;: Que en un país europeo, cuyo rey Enrique VIII recibió el titulo de “Defensor de la Fe”, se  equiparen los mensajes navideños del Papa y de la Reina (ambos supuestamente cristianos) con el mensaje del líder iraní (supuestamente  mahometano), dice mucho de como Europa parece querer degradarse en Eurabia.   Y, por supuesto, no parece muy respetuoso, por parte del líder iraní, rebajar a Jesus al nivel de profeta…

LEPANTO, GESTA HEROICA QUE HABRíA QUE RECORDAR

9 de octubre de 2008

 

Cuando en la España actual apenas nadie conmemora “el mayor suceso que conocieron los siglos”, según llamó el soldado y escritor Miguel de Cervantes a la batallas de Lepanto que detuvo a los turcos en su asalto a Europa, es aleccionador ver que en Argentina blogbis publica el siguiente artículo:

El domingo 7 de octubre de 1571, hace hoy 437 años, la flota de la Armada cristiana, que el Papa Pio V había convocado de urgencia para detener el implacable avance de los turcos en el Mediterraneo, se encontró con la formación musulmana en el Golfo de Lepanto, y obtuvo una victoria decisiva, sin la cual, Europa no sería hoy Europa.
Transcribo algunos pasajes del artículo que Roberto de Mattei escribió a propósito de la reciente restauración del “Estandarte de Gaeta”, que el Papa bendijo para que guiara a las naves cristianas a aquella batalla:

En 1566, Solimán II, uno de los más famosos emperadores otomanos, fue sucedido por su hijo Selim II, que había puesto bajo asedio la isla de Chipre, una de las últimas escalas comerciales que la República de Venecia poseía todavía en Oriente. La expansión turca no se limitaba a las aguas del Mediterráneo, pues después de la conquista de Hungría en 1526 llegaba a las fronteras del Imperio y aspiraba a la conquista de Italia centro-meridional, devastada desde hacía siglos por incursiones y correrías islámicas.

Chipre fue conquistada por los turcos: los defensores de la isla fueron asesinados: el Comandante de la Plaza fuerte de Famagusta, Marcantonio Bragadin, fue desollado vivo. La suerte de los cristianos de Chipre era la que los Turcos preparaban para los cristianos de Europa.

Pío V veía en la defensa de la Cristiandad uno de los primeros objetivos de su Pontificado. A pesar de las dificultades, derivadas de las discrepancias entre los Estados Europeos, y después de dificultosas tratativas diplomáticas, logró concertar el 20 de mayo de 1570 una Liga entre los príncipes cristianos.

Fue elegido al mando de la Armada Cristiana un joven de 25 años, don Juan de Austria, hijo natural del emperador Carlos V y hermanastro del rey de España Felipe II. A su lado, el Papa puso al alguien más experto, Marco Antonio Colonna, confirmado al mando de la flota pontificia. La flota veneciana estaba comandada por Sebastiano Veniero, que tenía entonces 70 años, pero que en el campo de batalla demostraría su valor. También Génova, Savoia, Toscana, Mantua, Parma, Urbino, Ferrara y Malta habían adherido con sus galeras, en total 208 contra las 230 turcas: el más poderoso despliegue de fuerzas jamás visto en la historia.

El 16 de septiembre la flota cristiana dejó Mesina, donde se había reunido, llegó a la isla de Cefalonia el 5 de octubre y al alba del 7 de octubre se encontró frente a la flota turca en el Golfo de Lepanto. La Armada cristiana se dispuso para la batalla en forma de cruz, mientras que la turca avanzaba en forma de media luna.

Los turcos dispararon el primer cañonazo. Sobre la nave almiranta de don Juan de Austria y sobre la nave de Marco Antonio Colonna fueron izados los dos grandes estandartes que habían sido bendecidos por el Papa y que no debían ser desplegados sino hasta el día de la batalla.

El choque entre las dos flotas fue tremendo. La batalla se hizo más dura en el centro, alrededor de la galera de don Juan de Austria y de la Capitana de Marcantonio. Las naves almirantes turca y cristianas se enfrentaron una a otra, formando un campo de batalla flotante, en el cual jugaron un rol decisivo las infanterías.

El cambio del viento a favor de los cristianos decidió la suerte del encuentro. Después de cinco horas de furiosa batalla, los cristianos quedaron casi incrédulos frente a la completa victoria. Más de 80 galeras hundidas, más de 117 capturadas, más de 25.000 turcos muertos: las pérdidas de los cristianos sumaban 12 galeras y 7.500 hombres.

Miguel Cervantes, embarcado en una galera, definió la batalla como “la mayor jornada que vieron los siglos”. El nombre de Lepanto había entrado en la historia. Hacía siglos que Roma no veía una pompa triunfal como aquella que recibió al comandante de la flota pontificia a su regreso el 4 de diciembre de aquel año.

El más insigne ornamento del cortejo era el estandarte de la Armada Pontificia, llevado por el caballero Tommaso Romegas, y que Marco Antonio Colonna, para cumplir su voto, donaría después al Duomo de Gaeta. Cuando el duque de Paliano pasó bajo el arco de Constantino, los ojos de todos se volvieron hacia la inscripción: IN HOC SIGNO VINCES.

Esta inscripción que evoca la aparición a Constantino en el año 312, en la vigilia de la batalla de Saxa Rubra, nos da la clave para comprender el significado profundo del estandarte de Lepanto, que se conecta, no sólo simbólicamente, al lábaro de Constantino. En el año 312, el mismo Cristo se le había aparecido en sueño al joven emperador que se preparaba para enfrentar a su rival Majencio, y le había ordenado de trazar sobre el lábaro imperial el monograma cristiano. Aquel día en el cielo, como relata el historiador Eusebio de Cesarea, había aparecido una cruz resplandeciente con una gran inscripción a todos visible: IN HOC SIGNO VINCES, que aseguraba al ejército de Constantino la victoria si combatía bajo el signo de la cruz. Bajo este signo, el 28 de octubre de 312, en Saxa Rubra, Constantino combatió y venció, inaugurando una nueva era en la historia.

Hoy la cristiandad está disuelta, sustituida por una sociedad relativista y secularizada, pero Lepanto es el símbolo de una actitud del espíritu. Benedicto XVI ha recordado que el cristianismo no es una religión individual y que la privatización del Cristianismo, la disolución de su dimensión pública y social, es la base de su crisis.

 

buena y mala fama de judíos, musulmanes y cristianos

8 de octubre de 2008

En el blog Sí soy Judío se publica una encuesta hecha en todo el mundo sobre la opinión que la gente tiene sobre los judíos, los musulmanes y los cristianos.

Se trata de datos facilitados por Pew Global Attitudes Project y publicados por  http://safed-tzfat.blogspot.com/ el 18 de sept de 2008.

Por lo que respecta a España, el 46% de las personas encuestadas tienemala opinión de  los judios; el 52% es desfavorable hacia los musulmanes y, lo más sorprendente, el 24% no tiene buena opinión de…los cristianos; se da la particularidad de que España es el país de mayoría cristiana  que tiene una idea más negativa de los cristianos.

En cambio, el 37, 33 y 67 por ciento de los españoles encuestados se manifiestan, respectivamente, favorablemente hacia los judios, musulmanes y cristianos.

KÖLN : ¿Colonia romana ó Colonia islámica?

22 de septiembre de 2008
Al parecer, según argumentan quienes se doblegan ante la presión de los inmigrantes islamistas, en Colonia habitan unos 150000 musulmanes… y esa misma cifra ya justificaría acceder a la construcción de una gigantesca mezquita con cuatro minaretes de 55 metros… Si esta cifra es exacta habría que constatar que Europa está siendo colonizada por los habitantes del llamado Tercer Mundo.
Dado que los grandes medios de incomunicación insisten en que en Colonia son los que llaman “nazis” quienes se oponen a la islamización de Europa, no es sorprendente que las gentes sencillas lleguen a pensar que la actitud “democrátrica” es permitir que el islamismo siga conquistando posiciones… Es más, puede ocurrir que inconscientemente se esté fraguando un síndrome de Estocolmo colectivo que haga creer que para no tener problemas es conveniente no oponerse a los propósitos de los musulmanes. La teoría mansurrona es que hay que permitir la difusión del Islam, aunque sea a costa de la pérdida de nuestra propia identidad europea y de la modificación de nuestra forma de vida, en la ilusión de que si algún día “ellos” (los musulmanes) son mayoría, al menos respeten nuestros derechos…