Archive for the ‘Europa’ Category

Jesus Maestro: la religión en La Galatea y La Numancia

24 de marzo de 2015


23 marzo 2015, Fundación Gustavo Bueno, Oviedo

Nuestra querida “tocaya”: URANIA EN BERLIN

23 de julio de 2014

http://uraniaenberlin.com/

cropped-surrealism-photography-ideas-copia

Hace tiempo que quería informar de un blog “alter ego”…. Mis amigos saben que pasé una temporada muy importante de mi vida en Frankfurt/Main y en Berlin… En aquellos años, como Pablo de Tarso, “me caí del caballo”… es decir, descubrí que del Socialismo Real… al Socialismo Nacional sólo había un paso… Recientemente, una mujer acérrimamente adversaria del Stalinismo y del Hitlerismo… (llamémoslos así por darles nombres con referencia a sus respectivos caudillos), Esperanza Aguirre… arremetía contra Joseph Goebbels y Willi Münzenberg, a quienes calificaba de maestros de la propaganda ideológica… Ciertamente… algo en común tenían…pero no en el sentido negativo que les atribuye “Espe…” sino en el positivo, ya que la historia reciente de Rusia demuestra … que Berlin y Moscú se complementan geopolíticamente y que por encima de las ideologias coyunturales y supeficilares subyacen intereses comunes… Por eso no es nada sorprendente la coexistencia –hoy, en Rusia– de símbolos antaño enfrentados:
Así es frecuente ver en armonía iconos religiosos, la estrella de cinco puntas, la bandera y Escudo del Zar, la Hoz y el Martillo, la Swastika (la Cruz Gammada es usada en Kiev como desinformación: pues los “golpistas” de Kiev son agentes sionistas y absolutamente opuestos a lo que significó el NSDAP)…
…Hecha esta introdución… paso a repruducir algunos posts publicados en el blog URANIA EN BERLIN:

****

Matanza aérea en Ucrania: desmontado el fraude criminal de EEUU y Europa contra Rusia y las milicias del Este

article-2696975-1fc221c400000578-6_964x4871

La línea de puntos blanca es la trayectoria del vuelo MH17. Las dos líneas continuas de color verde los diez trayectos anteriores de otros vuelos que evitaron la zona de Donetsk y Lugansk
La línea de puntos blanca es la trayectoria del vuelo MH17. Las dos líneas continuas de color verde son los diez trayectos anteriores de otros tantos vuelos que evitaron la zona de Donetsk y Lugansk

No han pasado ni cinco días desde que Occidente ha ejecutado un nuevo programa mortífero de su particular agenda del crimen internacional (una nueva falsa bandera para entendernos, esta vez en territorio ucraniano, donde las milicias rebeldes del Este combaten contra la dictadura chocolatera de USA-Europa) cuando ha sido puesta en evidencia la participación de la OTAN, los servicios secretos de EEUU e Israel y la propia Junta Golpista de Kiev. El 17 de julio de 2014 es ya otra fecha infausta para la memoria de las falsas banderas terroristas. Un avión de Malaysia Airlines, vuelo MH17, se estrelló a sesenta kilómetros al este de Donetsk tras, supuestamente, ser alcanzado por un misíl, pereciendo los 298 ocupantes que iban a bordo. Esta vez no han tenido que pasar veinte años, como en Lockerbie, en 1988, donde, en otro atentado similar, se demostró que la banda sionista Mossad fue la ejecutora de la masacre del avión de la Pan Am, aunque la versión oficial sigue vendiendo que el régimen del ejecutado Gadafi estuvo detrás de aquél atentado..

Existen muchos puntos negros en este nuevo ataque y, para desgracia del nuevo orden imperial, todos, absolutamente todos, convergen necesariamente hacia él y su aliado genocida ucraniano. La impotencia de los golpistas de Kiev para controlar a los rebeldes del Este y el plan diseñado por la Casa Blanca para Ucrania, en el que los “pro-rusos” son un considerable “estorbo” para cercar y asfixiar a Rusia (país que forma el eje central de los BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica-, la alternativa a la hegemonía militar y económica imperialista), ha desencadenado esta nueva “operación negra” contra la vida de cientos de inocentes. Gladio, de nuevo, redivivo y más terrorista que nunca.

Una verdadera estampida de acusaciones incriminatorias e intimidatorias han caído, como era de esperar, sobre las autodefensas del Este de Ucrania y, sobre todo, contra Rusia. Los tabloides de la OTAN han propagado el más variado matonismo dialéctico contra Moscú: “Los rebeldes de Putin volaron el avión”, dicen desde la basura mediática de la Pérfida Albion, mientras que en la América de ese detritus llamado Obama son, también, previsibles y deliberadamente conspiranoicos: “Rusia está detrás del derribo del avión de Malaysia Airlines”, reza el diario del Pentágono, New York Times. Las declaraciones altisonantes políticas no se han hecho esperar: desde el inevitable fascista John McCain, lanzando llamados a estrangular a Rusia, hasta la guerrera psicópata sionista Hillary Clinton (quien en los meses previos ya había lanzado veladas amenazas a Putin comparándole con Hitler) clamando por ir más allá de las “sanciones” contra Rusia, sin olvidarnos de los diversos mercenarios que Washington tiene repartidos por las capitales europeas. Pero como también era de prever ninguno ha puesto una sólida prueba sobre la mesa que fundamente sus inanes acusaciones, salvo aquella vieja proclama nazi serranosuñerista de “Rusia culpable” que debe vender de maravilla ante la masa de borreguitos acríticos que se sientan frente al televisor. Eso sí, todo este conglomerado de gángsters están con la boca bien cerrada ante la bestial escalada homicida de Israel en Palestina. Horrorizados (hipócritamente, porque saben que están detrás de la masacre) ante 300 cadáveres de los suyos en Ucrania e indiferentes (y solidarios con el sionismo) ante 400 civiles palestinos asesinados con aviones de combate, helicópteros y tanques.

Para comprender el significado de este nuevo y brutal atentado terrorista hay que situarse correctamente en el contexto de lo que significan los objetivos de control totalitario que han puesto en marcha los “globalistas” del nuevo orden mundial. El diseño de este caos global de falsas banderas se hizo, básicamente, después de terminada la guerra fría. Había que refundar una nueva estrategia geopolítica basada en activar el terrorismo fundamentalista islámico, promover la división de facciones combatientes en los países islámicos dudosos o confrontados con el imperio, intensificar las campañas de provocaciones terroristas contra Irán, Venezuela, China o la República Democrática Popular de Corea y abrir en canal el frente europeo ex socialista con alborotadores y delincuentes callejeros mediante un marketing a base de “roboluciones” de colores (Ucrania, Georgia…) para, en definitiva, acogotar a Rusia, incendiando (al mismo tiempo) las regiones aledañas a Moscú (Chechenia).

Las llamadas “primaveras árabes” han sido el último timo por entregas, vendido en estampitas izquierdistas, para los crédulos de corte “ninista”, tipo Santiago Alba Rico, el jeque-filósofo del califato “revolucionario” de Oriente Medio. Pero la engañifa del Mufti “tunecino” Rico se sustentaba en un argumentario que era, a lo sumo, para todos los tontos útiles troskistas. Las mal llamadas revoluciones árabes no se hicieron para establecer la “democracia” o liberar de las tiranías a los oprimidos, sino para redefinir el tablero geoestratégico de Estados Unidos e Israel. De hecho, ni una sola “robolución” se programó (¡lógicamente!) para los regímenes amigos de EEUU: la dictadura rebanapies y manos saudí o las monarquías “yihadistas” de Bahrein, Qatar y Emiratos Árabes, donde se silenciaron las ocasionales protestas (miméticas de las anteriores, pero espontáneas) con una brutal represión policial y mediática. Las “primaveras árabes” no fueron algo natural sino que fueron planificadas con anterioridad por los estrategas de la CIA, el Pentágono y el Mossad.

Se puede decir que el crimen de Ucrania ha actuado, de algún modo, de apantallamiento de otro gran crimen tolerado y auspiciado por eso que llaman Comunidad internacional, la masacre genocida israelí en Gaza. Sin duda dos actos coordinados entre las respectivas agencias de espionaje de EEUU-Europa-Israel para amortiguar el terror del Holocausto palestino. Estas cosas, ya se sabe, no se improvisan así como así. El desdén, justificación de las matanzas de civiles, el apoyo militar o cooperación económica con el monstruo sionista debería ser motivo suficiente para llevar a un tribunal penal internacional independiente a toda la pandilla de gobernantes europeos y americanos para ser juzgados y, posteriormente, ejecutados.

Lo primero que llama la atención de la provocada catástrofe aérea del vuelo MH17 de las líneas aéreas de Malasia, un Boeing 777, es que fue introducido consciente y deliberadamente en la zona caliente de Donetsk, donde las milicias antifascistas de aquella región están combatiendo con determinación frente a los golpistas. El aparato malasio volaba fuera del corredor que normalmente habían utilizado anteriormente los aviones que realizaban el trayecto sobre el espacio aéreo de Ucrania, para evitar la zona de alto riesgo ya que habían sido derribados varios aviones militares del Ejército ucraniano. Es una evidencia incuestionable, irrebatible, que a ese avión le “obligaron” a cambiar de rumbo. La corrección de la altitud y la propia caída de ésta, de 35.000 a 33.000 pies, corroboran esta teoría. Por otra parte, el Boeing estuvo siendo guiado, como era lógico, exclusivamente por los controladores de Ucrania, en Kiev y en Dnepropetrovsk, por lo que cabe deducir que el piloto condujo el avión, en base a las supuestas instrucciones de los controladores, hacia el norte (salvo que se hubiera manipulado algún código de vuelo en el aeropuerto de Schiphol, Amsterdam) atravesando la ratonera de Donetsk donde le esperaba un misíl tierra-aire o un caza, con toda seguridad, en ambos casos, del ejército ucraniano o sus mercenarios. Las milicias antifascistas eran los actores ideales para ser empleados como cabezas de turco y así dar verosimilitud a la trama.

Otro hecho desvergonzado que se ha añadido a la prevista campaña de patrañas orquestadas contra Moscú y las autodefensas de Donetsk es el audio publicitado por los chocolateros genocidas de Kiev por el que, supuestamente, se demostraba la participación de los rebeldes en el atentado con el lanzamiento de un misíl. Grabaciones chapuceras que resultaron ser completamente falsas, sin duda inducidas de antemano por la CIA. Las conversaciones de milicianos “separatistas” en la que reconocían su participación en la masacre eran el resultado de retoques, de audios fragmentados y, por tanto, no relacionados entre sí. Pero lo más importante de todo fue que las grabaciones se realizaron…un día antes del ataque al Boeing del vuelo MH17. Se quería poner a la venta un monumental pucherazo y les había salido el tiro por el ojete. Aún con todo, Rusia y “sus” milicianos son culpables frente al mundo de haber lanzado el misíl porque lo dicen Obama, la OTAN y el Reino Unido, probados criminales de guerra. Los chiripitifláuticos de la OTAN siguen con su particular opereta. Hasta se inventan “pistolas de humo” y confabulaciones paranoides para consumo de los más rambos e imbéciles del planeta. Uno de los que aquí bate récords de fantoche en ejercicio es un tal J. I. Torreblanca en su blog Café Steiner de ELPAIS, un fabulador que toma la voz prestada del Financial Times, periódico ultraconservador y boletín habitual de Wall Street. Torreblanca dirige un think tank neoliberal de esos que tanto abundan para reír las gracias a George Soros, el FMI y Bilderberg.

OPERATIVO DE FALSA BANDERA DE LA OTAN A LAS PUERTAS DE UCRANIA. LOS MERCENARIOS DEL OLIGARCA ULTRADERECHISTA KOLOMOISKY. LA RED DE ESPIONAJE ISRAELÍ EN EL AEROPUERTO SCHIPHOL DE AMSTERDAM

Eric H. May (ex capitán de la inteligencia militar de EEUU), señalaba hace tiempo que: “la forma más fácil de llevar a cabo un ataque de falsa bandera es mediante el establecimiento de un ejercicio militar que simule el ataque que se desea llevar a cabo”. ¿Quién se acuerda del 11-s donde hubo ejercicios militares simulados (Vigilant Guardian, vigilant warrior, National Reconnaissance Office Drill)? ¿Y del 11-m? (Ejercicio miitar CMX04 de la OTAN) ¿Y del 7-j? La OTAN, en medio del atentado terrorista de Ucrania, realizó un ejercicio militar de diez días de duración (código BREEZE 2014) en el Mar Negro, a tiro de piedra de Rusia y Ucrania. El ejercicio incluía operativos de guerra electrónica y la utilización de aviones de inteligencia como el Boeing EA-18G Growler y el conocido comúnmente como AWACS (Airbone Warning and Control System), avión de espionaje ultrasofisticado. La OTAN, sin duda alguna, tenía que tener un control absoluto, a través de sus radares y dispositivos de vigilancia electrónica, sobre las regiones de Donetsk y Lugansk.

Se sabe que el ejército de USA puso claramente de manifiesto que el ejercicio de diez días implicaba la “supervisión del tráfico comercial de aviones”, por lo que el uso de una refinada red de inteligencia y de elementos de guerra electrónica hacen muy plausible que el vuelo MH17 estuviera bajo supervisión del mando atlántico. A este respecto, la operación BREEZE incluyó el sistema de radares AEGIS, los cuales tienen la facultad para rastrear y guiar misiles en un gran área que podría abarcar perfectamente toda la región del Este de Ucrania y también todas las aeronaves situadas en dicha área. Desde el Mar Negro la OTAN tuvo que rastrear necesariamente el avión objeto del atentado y también la salida del misíl contra el avión.

El vuelo MH-17 fue derribado, como es sabido, en la zona de conflicto donde las fuerzas de choque rebeldes luchan contra el ejército ucraniano de la Junta Golpista. Pero no sólo hay un ejército regular a las órdenes de Kiev sino también un complejo núcleo de mercenarios privados que están a sueldo de un multimillonario oligarca judío-ucraniano, Ihor Kolomoisky, mecenas del partido ultraderechista ucraniano Sector Derecho. Kolomoisky es el digno sucesor del colaboracionista nazi-ucraniano Stephan Bandera por su talante criminal y sus ínfulas etnicista-sionistas. La masacre cometida semanas atrás en la casa de los sindicatos de Odessa llevaría su firma.

El oligarca judío tendría en nómina a un grupo de asesinos bien pertrechados, tanto con armamento obtenido del propio ejército ucraniano como procedente del mercado negro. Todos los indicios apuntan a que los mercenarios de Kolomoisky dispondrían del sistema de misiles tierra-aire BUK, el que dicen utilizó la resistencia del Este para derribar el avión Boeing 777, demostrada y notoria falsedad que…mira por donde quien podría tener a su cargo el juguetito que acabó, supuestamente, con la vida de trescientas personas. Los combatientes irregulares incluirían mercenarios ucranianos pero también extranjeros (georgianos, rumanos e incluso neonazis procedentes de Suecia y Alemania). Estarían repartidos en cuatro batallones (Azov, Aidar, Donbass y Dniepr). El Dniepr habría sido el responsable del bombardeo del edificio sindical de Odessa y la quema de personas que se habían refugiado en la comisaría de Mariupol.

Según Wayne Madsen informes indicarían que algunos de los georgianos que sirven en el ejército de mercenarios de Kolomoisky habrían sido entrenados en el uso de sistemas de misiles BUK, previamente vendidos por Ucrania a Georgia bajo la presidencia de Mikhail Saakashvili. Kolomoisky habría utilizado «servicios de consultoría» del ex presidente Saakashvili en Dnipropetrovsk en la campaña militar y política contra las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk.

Kolomoisky como buen judío sionista cuenta con el respaldo del influyente lobby de Israel en los Estados Unidos para apoyar su causa que no es otra que la de judaizar Ucrania. Kolomoisky ha hablado públicamente, en este sentido, de Ucrania, como la «segunda patria» del pueblo judío. Kolomoisky, según Madsen, “tendría acceso indirecto a los más altos niveles de poder dentro del Departamento de Defensa, la OTAN y la Comunidad de Inteligencia de EE.UU”.

A la hora de buscar ramificaciones sionistas en las masacres indiscriminadas de los últimos años, el Mossad siempre ha estado en vanguardia de las falsas banderas terroristas. Del aeropuerto Schiphol de Amsterdam (Holanda), origen del vuelo MH17, se tiene conocimiento de que es un hervidero de espionaje de la inteligencia israelí cuyo control lo lleva a cabo, básicamente, a través de la seguridad instalada en el aeropuerto. La compañía israelí ICTS, con sede en Holanda, encargada de ello, fue fundada por ex oficiales de la agencia de inteligencia judía Shin Bet. Dicha compañía, a través de su filial Huntleigh, estuvo en las tareas de control y vigilancia del aeropuerto Logan de Boston el 11-s.

¿Qué interés estratégico podría tener para Israel el activar una operación terrorista de falsa bandera, como es el atentado contra el vuelo MH17, en unión de otros probados criminales de Estado, como la CIA o la OTAN? La salvaje invasión de Gaza por el Ejército judío podría servir como un pretexto para estos propósitos, pero se me antoja como una motivación insuficiente, aunque sí la menciona Yoichi Shimatsu, quien apunta algunas pistas que podrían implicar a los espías sionistas, de algún modo, en el derribo del avión malasio. Quizás el Mossad sea, en este caso, un actor no tan importante como pretende Shimatsu. Aunque las decisiones colegiadas a la hora de planificar una falsa bandera se tomarían en consideración para los distintos intereses de los ejecutantes:

– En primer lugar, dice Shimatsu, el accidente del MH17 desviaría la atención de los medios internacionales sobre la invasión israelí de Gaza, que ha supuesto una grave ruptura de los acuerdos de paz existentes y un ataque masivo contra los derechos humanos.

– En segundo lugar, Israel, a pesar de contar con intereses económicos sionistas en Rusia, como BP, tiene un interés histórico en el puerto de Odessa dominado por la comunidad judía de aquella región ucraniana, quien tiene una gran participación en el sector financiero, la industria electrónica militar, la producción de misiles y las fábricas de armas. PBN y GQR, son dos organizaciones controladas por los neoconservadores judíos estadounidenses y son la fuerza más influyente en la política de Ucrania.

– En tercer lugar, la destrucción del vuelo MH17 serviría como una advertencia a los gobiernos de Malasia y Australia para que suspendieran una investigación orientada a la posibilidad de que el otro vuelo, el desaparecido MH370, pudiera haber sido objeto de un secuestro por la inteligencia israelí.

Sean o no consistentes estas tres argumentaciones (al menos, las dos últimas) de Shimatsu, lo cierto es que el Mossad no ha reparado nunca en ejecutar matanzas para conseguir sus más sórdidos fines y no, necesariamente, con motivo de que el Estado hebreo hubiera sido atacado previamente ya que, en la práctica, nunca lo ha sido.

Esta entrada fue publicada en Ucrania, en la encrucijada fascista el 22/07/2014.
===

FUENTE:

http://uraniaenberlin.com/2014/07/22/matanza-aerea-en-ucrania-desmontado-el-fraude-criminal-de-eeuu-y-europa-contra-rusia-y-las-milicias-del-este/
======
**********************************************************************************


El “guaperismo” como estúpida estrategia para el engaño político

Estúpida pero efectiva, dirán algunos. No hace falta ser muy espabilado para adivinar lo que se esconde detrás de la última “operación guaperas” del Psoe, el del GAL. La salida a escena del nuevo líder del partido de la rosa marchita, Pedro Sánchez, es la viva imagen de un artificio diseñado por los modistos de los poderes más golfos y siniestros que parasitan en este país: banqueros, empresarios, la monarquía y el CNI. Este montaje del Psoe (aplaudido por la ultraderecha mediática) y visto con satisfacción por el otro “partenaire” biparticida del régimen del 78, el siempre franquista y cavernario Partido Popular, responde, sin duda alguna, a evitar o contener un efecto de dominó político a la vista de los últimos resultados de las elecciones europeas. La estrategia de tensión desde las cloacas del Estado y sus dos principales partidos institucionales se ha puesto en marcha contra el avance de lo que dicen ser un peligroso “populismo” del profesor Pablo Iglesias Turrión.

El uso del término “populismo”, calculadamente demonizador, lo dicen los que ven venir con auténtico pánico el fin del chiringuito clientelar que tenían montado al alimón los dos representantes de la oligarquía monárquica biparticida. O eso creen ellos, porque también está por ver si Iglesias va a resultar, o no, un caballo de troya desmovilizador de las luchas populares y se va a ir encorsetando rapidito en el sistema. Yo, dado mi abrumador escepticismo político, no creo todavía en el “efecto” rupturista de Podemos, porque Iglesias no es antisistema (entendido como tal la demolición controlada de las estructuras clientelistas y mafiosas del régimen) y menos aún un bolchevique a la vieja usanza, sin que tenga que serlo, esto último, necesariamente.

El “populismo” es el vocablo de moda. Se ha arraigado entre el bandidaje político y mediático de este país para desacreditar el discurso aparentemente arriesgado de Iglesias y su formación Podemos. Lo han tomado, sobre todo, de Latinoamérica donde, al parecer, abundan los caudillos populistas, gente que tiene la mala costumbre de dar esquinazo a las estructuras tiránicas de poder capitalista dirigidas por EEUU. ¿Pero qué es ser populista en España? Según el frente abierto por el PPSOE contra Podemos, populista sería algo así como prometer demagógicamente lo que uno sabe que no podrá poner nunca en práctica, eso sí, con el aliño inevitable de toda la parafernalia grosera de la que suelen hacer uso los comilitones del régimen sobre el personaje (Iglesias) en cuestión (que si “castro-chavista”, que si “totalitario”, que si “comunistoide” o “filoetarra”…). Les vale todo, incluidos fantoches comprados a precio de pocilga de Estado para escenificar numeritos circenses. En definitiva, a este país le iba a esperar con Podemos, según palabras de la jefa cortijera andaluza, Susana Díaz, un “corralito”, el “aislamiento internacional” y una inflación “a la venezolana”. Hombre, la verdad, es que suena a chacota oír a esta prócer del paraíso de las mamandurrias, el enchufismo, los pelotazos delictivos marbellíes, los “ERE’s” sindicales y la subcultura del parasitismo andar propagando la doctrina del “shock” contra quien (supuestamente, claro está) iba a ponerles en pelota picada. El master en descrédito ya lo tiene asegurado de antemano esta majadera aduladora de la corrupta monarquía española.

Ahí está el “realismo populista” ejecutado por la banda mafiosa PPSOE (y sus palanganeros mediático-diarreicos) durante todos estos últimos años: sufragar los agujeros de los bancos con miles de millones de todos los españoles, mientras desahuciaban (y siguen haciéndolo) a ritmo de vértigo; pleno sometimiento a la dictadura de los mercaderes de Europa; estrangulamiento de los salarios; aumento exponencial de la pobreza; fomento del despido libre; lapidación de derechos sociales con el asesoramiento de los gangsters que están al mando del IBEX35; llevar las cifras de paro a límites incontrolables; reprimir brutalmente en las calles a través de sus gorilas secretos y uniformados; perseguir carcelariamente a la disidencia con sus juecezuchos franquistas; aliarse hasta la sumisión con los mayores criminales de este planeta (EEUU e Israel…bendito “aislamiento internacional”). En definitiva, todo un repertorio de abyecto populismo neoliberalicida de corte pinochetista.

Así que, aquí y ahora nos llega la solución balsámica al “populismo podemita”. Nos han traido al novísimo muñequito de Ferraz “anti-populista”, tan pulcro y socialista él, puño o engañifa en alto, encantador, atractivo, idóneo para todas las visilleras y charos del país, las belenestébanes y otros incautos creyentes en la socialdemocra-CIA y en la OTAN; el nuevo mesías populachero de la progresía viene para moldear el viejo orden capitalista. Sánchez, sea guapo o feo, tiene el mismo contenido político que sus predecesores. Es decir, más de lo mismo con una manita de “fotochop”.

Sinceramente, esta falsa “modernez” política, insoportable, de vendernos caras nuevas procedentes de antiguallas galosas, un poco al estilo del reciente recambio monárquico, que se la metan, con perdón, por el culo.

FUENTE:
http://uraniaenberlin.com/2014/07/15/el-guaperismo-como-estupida-estrategia-para-el-engano-politico/

********


Lecturas políticas desde el abstencionismo activo

pablo-iglesias-cabeza-de-lista_54408334341_53389389549_600_396

Pablo-Iglesias-cabeza-de-lista_54408334341_53389389549_600_396

Terremoto político en Europa tras las elecciones europeas de ayer. O eso dicen, con pesar, los analistas que suelen hacer de rastreros para los representantes de la casta financiera, cuyo saldo, advierten, se podría resumir como cuasi-catastrófico para los de “siempre”. Yo diría que algo menos, porque en el régimen caudillista bipartidista español todo sigue estando (y seguirá estando) “atado y bien atado”. Europa sigue siendo una gran multinacional económica donde opera la mafia financiera y política que está subordinada al poder imperial de EEUU. ¿Qué ha ocurrido para que esa política en favor de las clases oligárquicas, dominantes y corruptas de Europa se vea, supuestamente, amenazada? Las alarmas han sonado con fuerza después de que algunas formaciones fascistas y las que representan a una pseudoizquierda presuntamente radical, hayan incendiado el particular Reichstag de la banda socialderechosa europea, con un incremento porcentual de votos bastante notable.

Partiendo de un hecho incontestable, y casi siempre ocultado bajo las alfombras de la farsa electoral, como ha sido la alta abstención, el resultado político de las elecciones en Europa rompe, en el caso español, el monopolio del “bipartidismo” que en la práctica era el partido único del capital financiero, de la CIA y la OTAN. En otros países, como Francia, el auge del neonazismo de Le Pen lo ha dinamitado literalmente. Era previsible, los franceses son de poco fiar cualquiera que sea su matiz político y más los dos últimos peripatéticos personajes-presidentes imperiales que han aparecido en “la grandeur”: Sarkozy y Hollande. ¿Realmente van a estar amenazados los intereses de ese permanente expolio económico que la Troika, el Banco Central Europeo, Merkel y, en última instancia, EEUU están perpetrando?

Desde luego, bajo el mando de lo que llaman extrema derecha racista y xenófoba, en ningún caso, dejando al margen su repulsiva ideología. Bajo la izquierda llamada anticapitalista surgirian algunos apaños cosméticos, pero en lo esencial poco margen de maniobra iban a tener para cambiar lo sustantivo, aunque muchos dirán que habría que darles un lapso de confianza. Pero para mí más pronto que tarde serán abducidos por el sistema al que dicen van a poner patas arriba. Por eso, aunque esté (paradójicamente) más en sintonía con ellos siguen sin convencerme, en particular esa aparición estelar en Europa de Podemos, que no es otra cosa que el resultado de una operación llevada a cabo por el site digital Público (cuyo dueño fue el ex troskista Jaume Roures, propietario del imperio Mediapro, con sede en la dictadura feudal de Qatar) y las cadenas televisivas La Cuatro y La Sexta, con el objeto de aupar al mediático Pablo Iglesias al pedestal de una aparente y briosa alternativa de izquierdas para hacer frente al socialderechismo del Psoe. Alternativa que en ningún caso va a cuestionar el fondo del sistema y más si ha sido promocionada desde medios afines a éste, aunque el grupito de Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Jorge Verstrynge (un ex nazi) y Carlos Jiménez Villarejo (ex fiscal anticorrupción, ex socialista del Psoe) den la sensación de lo contrario.

555555555555
555555555555

Podemos tiene su origen ideológico en el llamado “socialismo del siglo XXI” chavista, una especie de renovado trotskismo-socialismo anticapitalista y antidogmático pero conservando algunas esencias leninistas; en la práctica sería un anticomunismo light (aunque estas cosas, aparentemente, ya no se lleven). Las señas de identidad internacional de Podemos, y de todos los anticapitalistas de diseño comandados por el filósofo S. Alba Rico, son de lo peor que circula junto a las mentiras de Falsimedia. Tres ejemplos: Libia, Siria y Ucrania. El ninismo y posibilismo redentor del troskismo pone en la misma balanza, cuando no se posiciona en tesis otanianas, a los terroristas de AlQaeda-CIA y Asad, a Gadafi y la OTAN…a (en Ucrania) Sector Derecho/oligarcas y los “prorrusos” del Este. Verdaderamente lamentable este tipo de funambulismo político. Si añadimos que Iglesias montó un debate-fraude sobre el 11-m en Fort Apache (su programa en la cadena iraní Hispan TV), que se siente cómodo exponiendo postulados izquierdistas en la cadena ultraderechista Intereconomía y que incluso ex ministras socialistas como Trujillo están encantadas con él… las cosas ya no pintaban muy bien. Para rematar la faena el culto a la personalidad del profesor de la Complutense…ha llegado hasta las papeletas electorales con la publicación de una fotografía suya. En fin, que tertulianos de la extrema derecha como Alfonso Rojo, Inda, Tertsch, Marhuenda, Losantos, etc, le tengan ojeriza e inquina al personaje, no implica que automáticamente éste sea garantía política izquierdista de nada.

Aunque el nerviosismo cunda entre toda esa masa de opinólogos-basura de las televisiones y medios escritos a raíz del espectacular e inesperado ascenso de Podemos y aunque se pida el descabalgamiento de Iglesias de las tertulias televisivas para que su habilidoso discurso no atrape a los ignorantes que habitualmente se tragan la bazofia bipartidista, los cretinos que se arrastran con sus amos políticos y el poder financiero no tienen por qué temer nada…Podemos no es un partido antisistema porque, oficialmente, ha dejado de serlo para incluirse en él. 8000 euros al mes (más dietas y viajes gratis en clase Business) en el Europarlamento tienen la culpa, aunque ya han dicho los de Podemos que renunciarán parcialmente a la bicoca salarial europea. A ver si es verdad que practican con el ejemplo y piden esa rebajita en el salario y las cuchipandas que les ofrecerá la Europa de los mercaderes. Por ahí…podemos empezar.

descarga5

Desde los cuarteles generales de los grandes partidos derrotados ya se habla de consenso, algo que siempre han urdido entre bambalinas, para dejar fuera del espectro político europeo (y nacional) a los neonazis e izquierdistas griegos y españoles. La doctrina del miedo. Falso. El verdadero miedo siempre ha venido por la izquierda, las operaciones terroristas de Estado han sido siempre contra la izquierda (Gladio), la saña antisocial socialderechista siempre se ha materializado contra la izquierda. Los Estados-mafia de Europa, en cambio, siempre reclutaron a la extrema derecha para ejecutar sus crímenes…contra la izquierda, como bien sabemos durante la etapa terrorista de la mencionada OTAN-CIA-Gladio en la Europa de los años setenta y ochenta.

Tal vez me equivoque pero el problema es que gente como Podemos ni van a resultar una amenaza política para los privilegios de los ricos, ni van a poner en práctica un cuestionamiento general del sistema. Y si se atreven a hablar con reiteración del modelo cubano o venezolano, estoy convencido de que muchos electores que les votaron, como opción de “castigo” al sistema o no, dejarán de serlo, aunque esto no sería otra cosa que una forma de cobardía política. Algunos ya tienen preparada la guerra sucia, por si acaso. Quien sabe si desde las cloacas del CNI.

===
FUENTE:

http://uraniaenberlin.com/2014/05/26/lecturas-politicas-desde-el-abstencionismo-activo/

****

3 blogs: avenir89 europa89 hirania89

9 de octubre de 2013

….DEBEMOS REENCONTRARNOS A NOSOTROS MISMOS…!

2 de junio de 2013

Pensamientos aryas, pensamientos blancos (III). In Memoriam Dominique Venner (1935-2013).

Manu Rodríguez. Desde Europa (22/05/13).

*

*Dominique Venner ha partido hacia el espacio simbólico, hacia el mismo cielo, allí donde moran nuestros antepasados. Nos ha dejado el testimonio de su vida, y un testamento del que entresaco estas palabras:
À défaut de posséder une religion identitaire à laquelle nous amarrer, nous avons en partage depuis Homère une mémoire propre, dépôt de toutes les valeurs sur lesquelles refonder notre future renaissance…
Lacking an identitarian religion to moor us, we share a common memory going back to Homer, a repository of all the values ​​on which our future rebirth will be founded…
Falta una religión identitaria que nos una, compartimos una memoria en común que se remonta a Homero, un depósito de todos los valores en los cuales nuestro futuro renacer será fundado…
***
*Nosotros no necesitamos una nueva religión, sino tomar conciencia de nuestras culturas pre-cristianas. Que recuperemos tales culturas en vista a educar a nuestros hijos de acuerdo con el variado legado que estas representan. Pienso en los Eddas, en el Mabinogion, en Homero, Virgilio… Por no hablar de nuestros trágicos, nuestros poetas, nuestros filósofos… Extraer de ese riquísimo fondo cultural ejemplos y máximas morales.
Necesitamos también templos o iglesias. Recintos acotados de religación. Un fuego siempre vivo en estos recintos será suficiente. Necesitamos lugares donde reunirnos y donde rememorar nuestra(s) historia(s); donde cultivar nuestro precioso legado. Lecturas de textos, comentarios, mesas redondas y demás. Algo colectivo, social. Centros religioso-culturales donde nuestra gente pueda tener apoyo psicológico o espiritual, o recibir información cumplida y veraz acerca de nuestros ancestros, o las incidencias de nuestra historia. Repartir el año con conmemoraciones especiales relacionadas con hitos felices o luctuosos de nuestro pasado –la cristianización o islamización de nuestros pueblos, por ejemplo. Calendarios con un ‘santoral’ propio (nuestros héroes o figuras más representativas). Recuperar los nombres griegos, romanos, celtas, germanos y demás…
Es decir, hacer lo que no pudimos hacer. Tener nuestra propia historia, pues nuestra historia fue usurpada por los clérigos cristianos. Tuvimos una historia cristiana.
En fin, tenemos que crear la comunidad (‘ecclesia’) arya. Lo que, por las circunstancias citadas, nunca tuvimos. Las ‘ecclesias’ aryas tienen que pulular en nuestros pueblos y ciudades. Nuestros ‘sacerdotes’ (a falta de otra palabra mejor) serán expertos en teologemas y mitemas aryas, en historia, en antropología, en lingüística indoeuropea… Deben ser expertos en las variadas tradiciones indoeuropeas.
Es obvio que tales centros religiosos (vinculantes) serán sólo para los aryas. El resto de los pueblos o razas están excluidos. Esto es, no será una ‘fe’ universal, sino étnica. Los fieles serán, pues, aryas.
Tenemos que completar la crítica destructiva hacia nuestros enemigos con alternativas positivas y constructivas para nuestro pueblo. Tenemos que ofrecer caminos, salidas.
La creación de la ‘comunidad arya’ (la palabra ‘ecclesia’, de donde nuestra ‘iglesia’ en castellano, viene a decir también ‘comunidad’ –es su sentido originario) es un sueño. ‘Aryan Community of…’ Ésta es la idea. Los templos han de tener sus bibliotecas y salas de lectura. Tales templos llevarán nombres relacionados con las divinidades o personajes (de cualquier rama) de relevancia en nuestra historia. Tenemos que articular una suerte de ‘año arya’, con sus fiestas y celebraciones. Dedicar días especiales al grupo germano, al grupo celta, al grupo romano, etc. Esto requerirá un trabajo conjunto, de equipo, en el que participen especialistas de todas las disciplinas relacionadas con la historia de los pueblos indoeuropeos –desde su origen hasta nuestros días.
Debemos tener incluso escuelas aryas para nuestros pequeños. Hay que elaborar textos pedagógicos adecuados en los que potenciemos nuestros valores. Nuestros textos teológicos o literarios son una buena fuente para la educación moral de nuestros hijos. Nosotros no necesitamos recurrir a ninguna tradición extranjera, estamos sobrados de conocimiento y sabiduría. E incluso pienso que ningún pueblo puede superarnos en esto.
Volver a llegar a ser un pueblo
*Dos personajes de la antigua tradición arya védica son importantes en nuestra memoria. Hablo de Manu y de Aryaman.
De las ramas iranias e indias, fundadas por aryas hace unos cuatro mil años, hemos de tomar su legado lingüístico-cultural arcaico (los Vedas) y adoptarlos como cosa propia. Recomiendo a todos la lectura de los Vedas (sobre todo el Rig-Veda). Los grupos aryas puros (blancos) desaparecieron hace alrededor de tres mil años. Los aryas que llegaron a esa zona debieron ser pocos en número, fueron absorbidos en unos pocos siglos por las razas autóctonas. Poco más tarde aparecieron el hinduismo y otras ideologías de salvación (budismo, jainismo…) absolutamente contrarias al espíritu arya védico y a todas nuestras tradiciones culturales. El espíritu arya védico (épico, heroico, belicoso; activo, afirmativo) que recorría el Rig Veda desapareció absolutamente en toda la literatura india post-védica (hinduista, budista o jainista). El hinduismo y las otras ideologías similares (nihilistas) tienen al parecer más que ver con las culturas indias pre-aryas que con los Vedas citados.
Hay otras lenguas y culturas indoeuropeas que hace tiempo dejaron de existir, como las del grupo hitita, de los que conservamos textos jurídicos y religiosos y que forman parte del legado indoeuropeo. De todo hemos de cuidar, y todo lo nuestro ha de ser conservado.
Los aryas o indoeuropeos no somos de ayer o antes de ayer.
*Debemos lograr textos unificados que le valgan tanto a un celta, como a un eslavo, como a un germano… Debemos crear la mentalidad arya, el espíritu arya. Más allá de los matices raciales o nacionales que nos dividen. Tenemos que llegar a ser un sólo pueblo. Éste es el trabajo, ésta es la meta.
El nacionalismo blanco afecta ahora a todas las naciones blancas. Los estadounidenses (y australianos y canadienses…) cada vez tienen más conciencia de sus raíces culturales europeas, sin distinción; cada día se sienten más europeos. Se ha producido una evolución ideológica al respecto. Los parámetros actuales requieren, y exigen, otra estrategia, otro discurso, más ambicioso si cabe que el de los nacionalismos de la primera mitad del siglo pasado. Necesitamos conciencia de pueblo, de raza, de cultura.
La evolución de los diversos pueblos europeos ha sido conjunta. Hemos compartido la misma arquitectura, la misma música, la misma literatura, la misma ciencia… Hemos elaborado una cultura común desde hace cientos de años –a pesar de nuestras diferencias lingüísticas. Nada de esto hubiera sido posible si nuestras sensibilidades bio-culturales hubieran sido distintas.
*La raza es evidente por sí misma. No necesitamos proclamarla. Pero no basta la raza, a la raza le sigue el genio. El genio es creador, es el creador de la lengua y la cultura. El genio responde a la raza (hablamos de genes). La cultura responde a la raza.
Somos blancos de raza, y somos indoeuropeos por las lenguas y las culturas que nuestros pueblos han generado. Es el genio de mi raza el que ha creado o generado tales culturas, tales mundos.
Los mundos generados por nuestros pueblos (griegos, romanos, germanos… aryas védicos…) son sagrados. Así como es sagrada nuestra raza, son sagradas también nuestras culturas. Ésta es la actitud que hay que observar con nuestras culturas pre-cristianas. Con las nuestras, con las generadas por nuestros antepasados. Es nuestra raza la que ahí habla; nuestro genio.
Así de indisolubles, de indisociables, han de estar nuestra naturaleza genética, y nuestra naturaleza cultural o simbólica. Como una doble hélice. El logos natural, y el logos simbólico. Abrazados; como una sola cosa.
El logos simbólico procede del logos natural, de la raza, de una comunidad, en un principio, racial –es una relación como de madre e hijo. También los individuos son hijos de la comunidad. La comunidad genera por igual naturaleza y cultura.
La lengua y la cultura (simbolemas y culturemas) son como los elementos constructivos que maneja nuestro genio para crear. Como los aminoácidos para el genoma.
Las culturas generadas por los pueblos son sus señas de identidad. Lo más natural y propio.
La cultura marca el camino de un pueblo, y es, en un principio, indisociable de su ser genético, de su genio, de su raza. Cada raza, o pueblo, un mundo.
Como almas escindidas los individuos y pueblos que han sido privados de sus tradiciones y les ha sido impuesto una ajena. Privados de su lengua, de su voz, de su ser. Pueblos que hablan con lenguaje prestado, extranjero.
Cuerpos aryas que hablan en términos judeo-mesiánicos o musulmanes, o… Lejos de su hogar, de su cielo; de su lengua, de su mundo.
Recuperar la palabra, recuperar la voz propia, recuperar el ser. De esto se trata; es lo primero.
La nación arya ha de pasar primero por esta restitución y esta afirmación de lo propio; del legado ancestral y propio. Las voces de nuestros pueblos; de nuestro genio, de nuestra raza.
Hay que prestarle la debida atención a la herencia lingüístico-cultural, a la dotación simbólica. Esta dotación es la que hace de nosotros seres simbólicos.
Los aryas tenemos que reconocernos en todas las culturas generadas: la griega, la romana, la arya védica, la germana, la celta… Los mundos creados por nuestra raza. El haber, la riqueza, los bienes más espirituales. El múltiple legado. Es también lo más próximo, lo más cercano, lo más nuestro; nuestro rostro, nuestro ser.
La dotación simbólica nuestra hace seres simbólicos nuestros. Así como la dotación genética nuestra hace seres genéticos nuestros. Nos reproducimos en la tierra y en el cielo. Nos perpetuamos.
La educación de nuestros pequeños es esencial, tienen que llegar a ser lo que son por naturaleza, uno de nosotros.
Voluntad de futuro. En la tierra como en el cielo. En la naturaleza como en la cultura. Perpetuar nuestro cuerpo y nuestra alma; nuestro ser total.
*Conseguir que los aryas vuelvan a su casa, a su hogar, a sus mundos. Volverlos a su ser. No podemos descuidar el alma, el legado espiritual de nuestros antepasados. El alma nuestra; el espíritu, el genio de nuestros antepasados –el ‘icor’ que corre por nuestras venas.
Sin ese ser nuestro somos ciegos, y esclavos. Servimos a otro; otro nos lleva por donde quiere. Carecemos de libertad y de luz. Es el destino de muchos pueblos, los nuestros incluidos, cristianizados o islamizados (espiritualmente alienados y colonizados). Su destino se les ha ido de las manos, está en manos de otro.
Que el arya vuelva a tomar las riendas de su destino. Que recupere la dirección y el sentido. Para ello ha de despojarse de todo lo extraño, de todo lo ajeno; ha de volver a su ser.
Es una purificación, una purgación, una catarsis. Se suda lo ajeno, como una mala fiebre. Se recupera la salud.
Si esto se cumpliera sería una nueva primavera, una nueva promesa para los pueblos aryas. La negrura, las tinieblas, se disiparían y quedarían en nada ante los primeros rayos de nuestro nuevo sol, ante las primeras luces de nuestro nuevo día.
La unidad espiritual es tan importante como la unidad racial. De nada vale la homogeneidad racial sin la homogeneidad espiritual. Andaríamos dispersos –como ahora–; ninguna unidad. Un solo cuerpo y una sola mente, la nación arya. Es la condición ‘sine qua non’ de la victoria.
No conseguiremos tal unidad hasta que no quede ni un solo arya que sea o se diga cristiano, musulmán, o budista. Un pueblo libre de judaina y de budaina, y de cualquier otra ‘fe’ extraña. Aryas puros de cuerpo y de alma. Ésta es la condición que nos pone la diosa Victoria. Y es también la primera ‘empresa’ –conseguir semejante unidad.
Limpiar, purificar a nuestro pueblo de tanta impureza. Una catarsis colectiva de los pueblos aryas.
*Nuestro espacio. Nuestra atmósfera, y nuestra luz. Allí donde nos instruimos; allí donde bebemos de las fuentes de nuestro saber. Un recinto santo exclusivo para aryas. Nada profano, nada ajeno. Nada impuro. Tan sólo los variados y abundantes frutos de nuestros pueblos (germanos, romanos, celtas, griegos… aryas védicos). Nuestros cantos, nuestros relatos, nuestra sabiduría…
El alma arya. La conciencia arya. El ser simbólico, espiritual, arya. El actual, el renovado, el recién nacido. Éste recoge en si el múltiple legado. Es la suma. Es el alma múltiple, rica; experimentada, sabia. Madura.
Los nuevos aryas. Lo que viene. Una renovación y una reivindicación de nuestro pasado, incluido el más reciente, el de la primera república arya. Nuestro ser saldrá de nuevo a la luz. Nos reivindicamos; reivindicamos nuestro ser biosimbólico (étnico y cultural) –nuestra memoria, nuestra herencia. Que nadie ose arrebatarnos el ser, que nadie ofenda nuestras señas de identidad (la esvástica sobre todo).
Nuestra primera misión es limpiar a todos los nuestros de elementos extranjeros. Purificarlos, y volverlos a su ser ancestral.
Necesitamos más guerreros, los necesitamos a todos. Esta vez venceremos con la sola palabra, con la sola voz. Nuestra palabra prevalecerá.
Una dulce tormenta. Un murmullo, un clamor, un fervor colectivo, luminoso, radiante; como una aurora. Nuestro despertar, nuestro renacer, nuestra victoria.
*
Hasta la próxima,
Manu
===
FUENTE: http://www.larespuestadeeuropa.blogspot.com.es/2013/05/91-pensamientos-aryas-pensamientos.html
===
COMENTARIOS:

ENSPO31 de mayo de 2013 20:13
¿Te has planteado, Manu, que quizá nuestra identidad no sea una religión, sino un sistema de valores? ¿Crees realmente que “resucitando” religiones ya muertas y, lo peor, religiones que en su momento fueron abandonadas por los propios europeos de forma voluntaria en la mayoría de los casos, marcamos el camino futuro de Europa? No te niego la buena intención, pero creo que estás cayendo en la misma trampa que el enemigo: para él, lo más importante es la RELIGIÓN, pero nosotros, aunque tuvimos nuestras religiones, superamos el estadio religioso con los griegos porque esas mismas religiones conducían derecho a la verdad racional y en eso consistía precisamente su valor. El problema no es nuestra religión perdida, sino que con el cristianismo retrocedimos a un estadio ya superado de nuestra evolución y maduración como pueblo, un estadio de desarrollo que la ciencia y la filosofía habían dejado atrás en tiempos de Adriano, cuando no éramos paganos y todavía no éramos tampoco criatianos, cuando el cielo se quedó vacío y la MUERTE se mostró por fin desnuda en toda su abismal inmensidad. NO ESTUVIMOS A LA ALTURA DE NOSOTROS MISMOS, POR RAZONES QUE HE EXPLICADO EN MI BLOG, y Europa se aferró a un “salvador” indigno de ella. En consecuencia, entiendo que estás señalando un camino errado y, por el bien de Europa, por el bien de nuestra causa, no me queda más remedio que contestar a tus consignas. Lo haré en el blog nombrándote abiertamente, si me lo permites. No se trata de ningún ataque personal, sino de la crítica debida a las ideas que estás exponiendo y que, supongo, esperas que sean debatidas. Saludos cordiales.

Responder

ENSPO1 de junio de 2013 12:53
abierto debate en el foro

http://adecafcom.puntoforo.com/viewtopic.php?t=2210

Responder

ramiro1 de junio de 2013 18:04
Europa fue indigna de su salvador.

Responder

ENSPO1 de junio de 2013 19:58
El “salvador” hebreo era indigno de Europa, no te equivoques. Pero Europa no estuvo a la altura de su reto por razones que es nuestro deber analizar, comprender y superar. No otra es la propuesta de ENSPO desde hace treinta años, pero clama en el desierto de la hedionda ultra católica y evoliana.

Responder

Las causas profundas de la “CRISIS”…

14 de diciembre de 2012

Las verdaderas causas de la presunta crisis económica

 
Hace unos años todavía teníamos que hacer un esfuerzo para convencer a la gente de que la incompetencia de la administración era un mero epifenómeno, un síntoma superficial de un problema mucho más profundo: la corrupción política e institucional. Eran tiempos en los que, para la mayoría de los ciudadanos, podía “haber” políticos corruptos, pero se trataba de casos aislados, como ocasionales y anecdóticas parecían también las escandalosas inepcias de los altos cargos y los profesionales del escaño. Hoy ya sabemos que no es así y, afortunadamente, la ciudadanía empieza a tener conciencia de que la corrupción es, como poco, un fenómeno generalizado, pero habría que ir todavía más allá: la corrupción no es una cuestión de cantidad, de “más o menos”, de manera que pudiérase ahora sostener que hay “mucha” o que incluso “todo” es corrupción, sino que -hete aquí nuestra tesis- la corrupción define la esencia misma del sistema oligárquico, éste es constitutiva y estructuralmente corrupto. De manera que quienes, en el mundo de la política, farfullan sobre regeneración democrática y nos explican el cuento de que si les votamos a ellos combatirán la corrupción (como si se tratara sólo de un problema de personas y no de un elemento o rasgo sistémico), son los futuros corruptos. En Italia ya han pasado por eso: partidos enteros se fundaron supuestamene para combatir la corrupción, o basaron sus campañas electorales en una presunta lucha contra la corrupción, por ejempo la Liga Norte. Pues bien, todos aquellos regeneradores han terminado implicados en casos de corrupción. Hay que empezar a hacerse preguntas, porque nos va la vida en ello.
 
Una primera consecuencia de la cotidiana lectura de los periódicos: la excepción es el político o administrador público honesto -alguien que, tarde o temprano, será expulsado del sistema precisamente por serlo-. Entonces, la pregunta que debemos plantearnos es por qué el sistema es necesariamente corrupto, por qué ha de serlo quiéranlo o no las personas, como entes individuales, ubicadas en los distintos escalones de la jerarquía político-administrativa.
 
De la incompetencia a la corrupción
 
Vayamos, empero, por pasos. Primero, de la incompetencia a la corrupción. En la actualidad estamos sufriendo una crisis económica que afecta a la práctica totalidad del mundo occidental, pero especialmente a Europa y, dentro de Europa, a países “meridionales” como Italia y España. A su vez, en España, la comunidad autónoma más afectada por la crisis -puede hablarse de bancarrota administrativa- es Cataluña. De ahí se podría concluir que la crisis económica de Occidente tiene en la sociedad catalana un ejemplo a la vez singular y único del que ya nos hemos ocupado en otras entradas de esta bitácora.
 
Pero la crisis económica no es más que una generalización de lo que antaño parecían casos puntuales de incompetencia. La crisis económica comporta algo así como una saturación de aparentes inepcias, el estallido de la antigua “incompetencia” en una falla estructural del sistema y, por tanto, en una crisis política e institucional de carácter técnico que reclama “mejores técnicos”, de ahí los casos de gestión directa del poder por parte de los tecnócratas… Ahora bien, tanta inepcia no puede atribuirse precisamente a errores técnicos que esos mismos técnicos puedan “solucionar”: nuestros políticos y administradores han demostrado ser, todos ellos en conjunto (y precisamente por ello ninguno asume responsabilidad alguna a título individual) unos incompetentes y esta “incompetencia” les impide incluso nombrar al técnico que pueda aportar las soluciones (el caso del ministro de economía español Luis de Guindos es patente: se trata de un directivo de Goldman Sachs, uno de los bancos causantes de la crisis).
 
La clave está en otro sitio. En efecto, al mismo tiempo, y paralelamente a la crisis económica, se observa un estallido de los casos de corrupción, de suerte que a la crisis institucional por inepcia (que podría mantenerse aislada y abordarse “técnicamente”) se añade una crisis institucional de idiosincrasia moral. La ciudadanía empieza a tener la certeza de que los políticos, además de unos incompetentes, que lo son sin duda alguna, son además unos pillos, unos auténticos ladrones y, en cualquier caso, que la crisis económica, de alguna manera, guarda una conexión con ese otro fenómeno más de fondo, a saber: la debacle política de un entramado institucional basado en el crimen. ¿Es esto un problema técnico? Pues allí donde existe corrupción se vulneran preceptos penales y la crisis redúcese realmente, en última instancia, al hecho de que los políticos roban o permiten que otros roben el dinero o los recursos de la sociedad. Este robo comporta la comisión de diversos delitos, como la prevaricación, la falsedad documental, el cohecho, etc.
 
Ahora bien, para que los políticos y altos cargos puedan cometer delitos de forma impune se necesita ante todo la complicidad del entero entramado de funcionarios, sindicatos y presuntos técnicos reclutados por concurso u oposición, empleados públicos encargados de distinguir entre los actos basados en la eficacia, la eficiencia y, hablando en términos muy generales, la racionalidad política y administrativa, y los actos fraudulentos inherentes al delito, técnicamente “irracionales”. Éstos vulneran la ley, cuando existe una ley que vulnerar. En otros casos, y a tenor del hecho de que las leyes las promueven los políticos, ni siquiera existe transgresión normativa, sino simple transgresión moral, por ejemplo las escandalosas dietas, jubilaciones y acumulaciones de cargos que leyes hechas a medida del expolio, permiten sin que pueda hablarse siquiera de delito. Habría que separar conceptualmente uno y otro aspecto a efectos jurídicos, aunque ambos en el fondo remiten a una raíz común: la crisis “institucional”, política.
 
Centrémonos, por el momento, en el primero. No sé si recordarán que un ministro del Partido Popular, el señor Zaplana, aprobó una norma en virtud de la cual los funcionarios no podían denunciar el acoso psicológico-laboral a la Inspección de Trabajo. Nadie se dio cuenta entonces -y, al parecer, tampoco se da cuenta ahora- de la enorme trascendencia de esa aparentemente inocua circular ministerial que dejaba inermes a los empleados públicos ante las presiones de los políticos y los altos cargos nombrados a dedo por los políticos.
 
De la corrupcíón a la criminalidad
 
Que la promoción profesional de los servidores públicos no dependa de su eficiencia, preparación y eficacia, sino de la confianza que inspiren al político o alto cargo de turno, significa que quienes van a controlar las palancas de mando serán, precisamente, aquellos que, conscientes de cuál es el camino para medrar y no disponiendo de otro por su falta de preparación o inteligencia, actuarán siempre, no como funcionarios servidores de la ley, sino como miembros del “equipo” particular del político de turno, es decir, de aquellos que se muestran, ante todo, leales al jefe. Por el contrario, los funcionarios conscientes de su preparación y eficacia no dependen de dicha lealtad mafiosa, pueden apelar al mérito que, según la norma legal, debería regir la carrera administrativa. Pues bien, contra estos funcionarios legalistas y mejor preparados se pensó la circular de Zaplana. Porque si el político quiere sacarle “partido” a su cargo, necesita funcionarios corporativisas leales al jefe y, al mismo tiempo, debe combatir a los funcionarios honestos, legalistas y más capacitados precisamente en cuanto dependen sólo de sí mismos, del mérito -y no de los favores– en su gestión administrativa. El acoso laboral es el arma que, con la inestimable colaboración de esa banda de mafiosos y corruptos comprados con sobres de dinero negro que son los sindicalistas, permite doblegar la voluntad del funcionario legalista y destruirle como profesional. Pero, ¿qué sucede con una administración que promueve a los ineptos y a los tolerantes con las irregularidades, mientras coloca de baja médica a los más capacitados? El resultado sólo puede ser el desastre. Y al final el desastre llegó, porque tenía que llegar.
 
Ya se perfila, pues, muy resumida, la oscura relación entre incompetencia y corrupción. Los dos fenómenos que permiten conectar ambos facta aparentemente independientes son el corporativismo y el acoso laboral o mobbing, haz y envés de un mecanismo único de subordinación de la legalidad, la racionalidad y la verdad a ciertos opacos “intereses”. Pero no veo que en ningún periódico o medio de comunicación se hable sobre el tema. Tenemos artículos sobre la crisis, y tenemos artículos sobre casos de corrupción. Pero los periodistas, que en esto también son, como los sindicalistas, pseudo profesionales comprados por el poder, se guardan muy mucho de analizar y explicarle a la gente algo tan sencillo como el sentido de la circular de Zaplana, la relación entre crisis económica y saqueo del erario público o, más en general, vulneración sistemática de la ley, perpetrada impunemente ante los ojos de millones de funcionarios que, al parecer, cuando van a trabajar no ven ni oyen nada; el misterioso nexo entre cosas como el acoso laboral impune y la quiebra de las administraciones públicas.
 
Salimos así de la crisis económica, de la incompetencia generalizada y de la bancarrota técnica de un sistema gobernado por técnicos (muy pagados de sí mismos, arrogantes por lo que respecta a las humanidades, pero unos técnicos que nos han llevado a la ruina), para llegar a la criminalidad estructural de un dispositivo administrativo que implica a funcionarios, sindicalistas, altos cargos y políticos. La crisis económica no es económica, es esencialmente política; o, en otros términos, es consecuentemente económica sólo porque causalmente fue, desde el principio, una crisis política.
 
De la criminalidad al genocidio
 
Los ciudadanos se preguntarán de dónde surge esta criminalidad estructural. Porque algo tan enorme como lo que estamos denunciando aquí no puede suceder por casualidad. Hablamos, no de una corrupción más o menos generalizada, insisto en ello, sino de una organización criminal -el estamento político- consciente de que lo es; de unas administraciones que amparan mafias al servicio de ciertos delincuentes llamados “políticos”, testaferros del poder económico-financiero; de gentes que, enquistadas en las más altas cúpulas del poder, son perfectamente sabedoras de la verdad y han diseñado el sistema institucional actual precisamente con tales fines delictivos o radicalmente inmorales (con fines que nunca podrían ser públicamente reconocidos). Esta es la verdad: nuestras existencias como ciudadanos transcurren envueltas en la ficción, en el fraude sostenido como un decorado de cartón piedra, consistente en la ingenua creencia de que nuestros representantes públicos son personas decentes y bienintencionadas. No lo son. Tantos casos de corrupción, incontables ya y únicamente la punta del iceberg de una realidad que jamás llegará a los juzgados o la prensa, resultarían imposibles si todo un estamento político no sólo los hubiera permitido, no sólo los hubiera querido, sino que desde el principio se hubiera organizado con ese objetivo. ¿Qué fin? Manipular, engañar, explotar y saquear literalmente a la inmensa mayoría de los ciudadanos en beneficio de una élite denominada oligarquía. De ahí que, desde las primeras líneas, hablemos de sistema oligárquico y no de sistema democrático. La democracia liberal actual es una impostura, un teatrillo de ladrones, criminales y asesinos. Simplemente no existe esa “democracia” y la rebelión ciudadana sólo puede consistir en llegar a tomar conciencia, en conseguir entender de una santa vez el significado del concepto “sistema oligárquico”.
 
Por este motivo tenemos que ir todavía más allá. ¿Hay más aún? Sí.
Es menester preguntarse por los orígenes del sistema oligárquico. Son esos orígenes los que permiten comprender por qué los fundamentos mismos de la presunta “democracia” emanan ab ovo de la organización de un dispositivo criminal controlado por la alta finanza y los políticos. Y ese origen es el genocidio. El actual aparato de poder se instauró tras la Segunda Guerra Mundial sobre la base legitimadora del juicio de Nüremberg, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la narración oficial del Holocausto. Tales tres son los pilares ideológico-propagandísticos del sistema oligárquico. Tras ellos se esconden, empero, genocidios impunes, como hemos argumentado en otras entradas harto conocidas de esta bitácora. Nuestros políticos son criminales porque antes fueron, y son hasta el día de hoy, genocidas. Sus latrocinios, sus manipulaciones, ilegalidades, mentiras…, representan muy poca cosa comparados con los cadáveres hundidos en el fondo de esa charca infecta denominada “democracia”. Los casos de corrupción son como una delgada capa de moho flotando en la superficie del agua putrefacta. Si apartamos esa mera apariencia contemplaremos con horror los rostros de silenciosas víctimas que, por millones, yacen en el fondo.
 
Es lo que hemos intentado explicar en el libro La manipulación de los indignados (2012).

===
FUENTE:
http://www.nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2012/12/las-verdaderas-causas-de-la-presunta.html

Por qué decae ESPAÑA / Retos políticos de España

26 de agosto de 2012

(Publ. en diciembre de 2011, en La ilustración liberal)

Decía Toynbee que una sociedad se desarrolla o perece según sea capaz de percibir y afrontar los desafíos que la historia le plantea. Por lo que se refiere a España, sería bueno estudiar esos desafíos para percibir claramente su alcance, examinar su importancia y urgencia relativas y proponer remedios racionales. Ello requiere un trabajo arduo y de equipos, del que aquí solo puedo trazar un leve apunte según mi entender. Hace algunos meses escribí un artículo[1] sobre los problemas que deben ser resueltos políticamente en España, y que ahora amplío:

El país sufre una crisis política, económica, moral e intelectual por la incapacidad aparente para resolver una serie de problemas de gran alcance, entre los que cabe citar:

1.Degradación de la democracia. La transición legó una democracia defectuosa, sin verdadera división de poderes, con una ley electoral cuestionable, partidos de tradición antidemocrática y actitudes erróneas hacia el terrorismo y hacia el propio origen de nuestras libertades. Tales defectos pudieron corregirse, y algunos lo fueron en el período de Aznar, pero posteriormente han conducido a una generalizada involución política.

2.En relación con este problema está un sistema económico con un peso excesivo del estado, que permite a los políticos, sobre todo a los más mesiánicos de izquierda y separatistas, utilizarlo para imponer sus ideologías, tradicionalmente horras, en España, de cualquier pensamiento serio.

3.Degradación de la unidad nacional, debido al poder adquirido por partidos desleales a la nación y a la democracia. Ese poder nació por una parte del terrorismo (se creyó a esos partidos, erróneamente, barreras frente a la violencia, cuando han procurado rentabilizarla políticamente), por otra de la complicidad de una izquierda de tradición antiespañola y de la pasividad de la derecha.

4.Degradación de la salud social: no estamos a la cola de Europa en casi todo, como dicen muchos. En drogas, alcoholismo, fracaso familiar, matrimonial y escolar, abortos, población penal, violencia doméstica y otros índices de salud social, España goza de un puesto relevante, en algún caso entre los primeros del continente. Esos logros proceden de actitudes impulsadas por unos políticos, intelectuales y periodistas entre quienes es alto, a su vez, el índice de corrupción (intelectual, económica y sexual).

5.El problema islámico y Gibraltar. España tiene hoy, en el exterior, un solo frente político susceptible de tornarse militar: el del Estrecho, cuyos puntos clave son Ceuta, Melilla y Gibraltar. Problema ligado al del islamismo radical y la inestabilidad del Magreb. En esa zona, neurálgica para nosotros, padecemos la colonia-colonizadora de Gibraltar, perfecto revelado del papel de aliado-lacayo que nos reservan la UE y la OTAN. Nuestra posición política, moral y militar al respecto no ha cesado de deteriorarse en los últimos años.

6.Nuestra posición en Europa: el ingreso de España en la CEE, probablemente tan innecesario como el ingreso en el euro, ha traído fuertes pérdidas de soberanía, merma en las tasas de crecimiento y mayor dependencia económica, sin que nos haya evitado crisis más fuertes que antes. Habría que valorar tales hechos.

Los problemas mal resueltos tienden a empeorar. Las sociedades progresan, se estancan o naufragan según respondan a los retos que les plantea la evolución histórica. De nosotros depende el resultado, sin que debamos esperar ni desear salvamentos exteriores.

A todos estos habría que añadir un desafío casi nunca mencionado y que acaban de poner de relieve Alejando Macarrón (El suicidio demográfico de España, Homo Legens, Madrid, 2011) y Francisco José Contreras: el envejecimiento de nuestra sociedad, con los desequilibrios y malas consecuencias que ello entraña. Generalmente se centra la cuestión en el plano económico, que es importante pero no el único. Desde ese punto de vista implica un esfuerzo creciente por mantener a una masa creciente de población no productiva y que, por razones biológicas, ocasiona gastos especialmente elevados. Si la población va aumentando o se mantiene estable, el esfuerzo resulta llevadero, pero si, como viene ocurriendo, los fallecimientos superan a los nacimientos, la carga tiende a hacerse insoportable a plazo medio. Si no ha provocado ya una quiebra del llamado estado de bienestar, se debe a la inmigración masiva registrada en años recientes. Pero no debe olvidarse que esa inmigración plantea a su vez nuevos problemas, ya que una gran parte de ella no se integra, y menos en una sociedad como la nuestra, que ha perdido hasta tal punto la conciencia de la escala de valores. El interés de la mayoría de los inmigrantes es por lo común meramente económico, sin compartir ideales de cohesión social como el patriotismo, la adhesión a las libertades o a una identidad histórico-cultural, ideales a su vez en fuerte declive entre los propios españoles desde hace bastantes años.

Este problema enlaza con los demás, aunque no creo que el envejecimiento demográfico entrañe automáticamente un envejecimiento moral y anímico; pero, sin ser forzoso, ese doble envejecimiento se está produciendo. Difícilmente hará frente a sus retos un país de ancianos con una juventud reducida y educada en la negación del patriotismo, en la indiferencia hacia las libertades y la responsabilidad y en ideas falsas y despectivas sobre la propia identidad cultural, todo ello sustituido por la telebasura (que es mucho más que televisiva) y una amalgama de arbitrarias solidaridades, pacifismos y viejos derivados de la lucha de clases, la lucha de sexos y similares. Opino que una manifestación de ese envejecimiento psicológico y moral se manifiesta en el hecho de que no hayan surgido alternativas ni liderazgos capaces de arrostrar la involución política de los últimos siete años, en la que ha colaborado pasiva y a veces activamente el PP. No aparecen el necesario liderazgo y la alternativa ni siquiera cuando la crisis económica alarma y aprieta más, revelando a todo el mundo fallos estructurales y políticos de hondas raíces. Tal falta de iniciativa e incapacidad de estudio en profundidad de los problemas del país indica una sociedad envejecida también en espíritu, de escasa energía, que prefiere no enterarse demasiado de los peligros y dificultades que la amenazan.

Pondré un ejemplo, señalado en el apartado sexto: nuestro ingreso en la CEE, luego UE, es mirado casi universalmente como un éxito, a pesar de la pérdida de soberanía y de democracia, y de las consecuencias que estamos sufriendo. Prácticamente nadie se plantea, no ya la posibilidad de salir de ella y recuperar nuestra soberanía, sino ni siquiera de hacer un balance realista de las ventajas y perjuicios traídos por estos años de “entrada en Europa” (donde siempre estuvimos). De igual modo, ha sido imposible analizar en treinta años las ventajas y perjuicios del estado de las autonomías diseñado en la transición, y solo ahora asistimos a reacciones contra él basadas en las presiones de la crisis económica, pero nuevamente hueras de un análisis sensato y a fondo. Debajo de estas incapacidades se encuentra el prejuicio de que somos un pueblo menor de edad precisado de la tutela de otros considerados –harto arbitrariamente– más serios. Y quienes sostienen eso –muchísimos– son desde luego menores de edad, por decirlo así, pero ¿tendrán razón y lo será también la gran mayoría, a la que pretenden imponer sus pobres ideas?

Por otra parte, ¿cuál es la posición real en la UE y en la OTAN de una nación que soporta una agresiva colonia extranjera en su propio territorio, colonia perteneciente, para más inri, a un país considerado amigo y aliado? ¿O nuestra amistad incondicional con otro país, aliado preferente de aquel que más directamente nos amenaza? Estas graves distorsiones de nuestra posición y política internacional parecen no existir siquiera, todo el mundo prefiere desviar la mirada. Obsérvese que no sostengo que debamos salir de la UE o de la OTAN, sino la más elemental necesidad de analizar y hacer balance de lo que han supuesto para nosotros y adoptar una postura racional al respecto, sea la salida, la permanencia como hasta ahora o la modificación de las condiciones de nuestra integración. Esta silenciosa negativa a enfocar problemas clave se llama estupidez y decadencia política y moral.

O consideremos el carácter de frontera de nuestro país con un mundo islámico en proceso de radicalización, donde van fracasando operaciones políticas o bélicas como las de Líbano, Somalia, Afganistán o Irak, o están siendo derribados regímenes prooccidentales –precisamente en el norte de África, donde más nos afecta– con el suicida apoyo de la UE y la OTAN. La parte islámica de la inmigración suele mirar a España como a su perdido Al Ándalus, y la decadencia demográfica, moral y cultural que percibe en nuestro país como un motivo de esperanza para la vuelta de los antiguos buenos tiempos. Esperanza alentada al constatarse la presencia en España de numerosos donjulianes, baste recordar al muy influyente Juan Luis Cebrián, entre tantísimos otros. Ello empeora la cuestión del expansionismo de Marruecos, el estado más agresivo del Magreb desde su independencia, en proceso de islamización y crisis a medio plazo de su monarquía y fuertemente apoyado por algunos de nuestros aliados. Problema complejo y añadido que, si no se afronta como es debido, puede incidir (lo está haciendo ya) en el peligro de disgregación nacional.

He señalado que, con la llegada de Zapatero al poder, la corrección en marcha, bajo Aznar, de algunas deformidades de la transición se convirtió en su contrario: en una involución basada ideológicamente en las ideas rupturistas alimentadas por los partidos marxistas y separatistas después de la muerte de Franco. No es casual, por tanto, que los siete años zapateriles hayan concluido en una cuádruple crisis, no solo económica sino moral, nacional y democrática. Las tres últimas han ido profundizándose gracias en alta medida a la inanidad intelectual e ideológica del PP, que no ha ejercido realmente de oposición. De no ser por la urgencia de la crisis económica, probablemente el PSOE habría continuado en el poder y agravando la situación de España. Por suerte, los socialistas han perdido las elecciones y ahora debemos preguntarnos qué cabe esperar del PP.

No cabe duda de que el problema más acuciante ahora mismo es el económico, y no se aprecia ante él una postura clara del PP. No podemos saber, a día de hoy, si este partido va a aplicar una política económica adecuada. Sus promesas electorales suenan vanas y contradictorias, aunque quizá se trate solo de los habituales trucos electorales de los políticos mediocres. Como sea, no ha ofrecido ninguna idea original, y probablemente su política se limitará a obedecer las indicaciones de Alemania y Francia, como ya lo iba haciendo el anterior gobierno. Lo que sí sabemos, y ello es lo más alarmante, es que Rajoy y los suyos creen que “la economía lo es todo” y obran en consecuencia. Desde la oposición han sido incapaces de frenar la involución zapateril, y da la impresión de que ni siquiera consideran los gravísimos problemas de otro orden, a la larga mucho peores. Pero el PP prefiere cerrar los ojos ante ellos, lo que, desde luego, no los hará desaparecer; al contrario, empeorará su peligrosidad.

Lo cierto es que España ha llegado al final del ciclo menor abierto por la transición, dentro del ciclo amplio comenzado por la victoria de los nacionales en la guerra civil; y que los desafíos se acumulan. Hoy, al mismo tiempo que la económica, es también muy acuciante la regeneración democrática y nacional frente a las brutales tensiones disgregadoras que sufre el país. Una mala respuesta o una falta de ella pueden resultar catastróficas en un mundo más complicado que nunca.

PÍO MOA

===

Fuente:

http://www.intereconomia.com/blog/retos-politicos-espana-20120825

RUSIA, bastión de Europa…

23 de junio de 2012

El alcalde de Moscú:

“Rusia, el último bastión del tradicionalismo en Europa,

defiende su espacio étnico de la injerencia extranjera”

Vojislav Seselj

Vojislav Seselj

Vladimir Platonov, presidente del Consejo de la ciudad de Moscú, ha declarado “Ciudadano de honor” de la capital rusa al líder nacionalista serbio Vojislav Seselj. La solicitud fue presentada por la Alianza derechista-conservador y ya ha sido criticada por algunos sectores de la izquierda y el liberalismo europeos, tanto monta.

Platonov respondió a estas críticas recordando que el pasado 4 de mayo, en una ceremonia solemne, Angelina Jolie recibió el título de honor de Sarajevo para “mantener vivo el recuerdo de la guerra en Bosnia y Herzegovina”.

Angelina Jolie protagonizó la película “En la Tierra de Sangre y Miel”, un film que distorsiona la verdad histórica y proyecta una imagen negativa de los serbios, mientras que los musulmanes bosnios eran presentados como mártires inocentes.

“Los liberales de izquierda, que siempre defienden a los islamistas, están tratando de cultivar los sentimientos de culpa entre los serbios, para imponer en todo el mundo la impresión de que los serbios son una especie de nación genocida. Los miembros de la comunidad musulmana de Bosnia se han creado una imagen de víctimas. Sin embargo, no recuerdan nunca los crímenes de guerra cometidos por la división 28 del Ejército de Bosnia y Herzegovina bajo el mando de Naser Oric o brigada Mujahideen”, declaró el mandatario moscovita.

Considera por tanto lógico que Moscú, “siendo de hecho el último bastión del tradicionalismo en Europa”, nombre a Vojislav Seselj ciudadano de honor de la ciudad. “Acusarle de crímenes de guerra es un intento de imponer a Serbia el sentimiento de culpa y dictar la voluntad de la izquierda y el establishment liberal de la UE. Para ellos, los Balcanes han sido siempre un campo de tiro para el desarrollo de las tecnologías. Hoy se persigue a Seselj, mañana se acusará a los rusos por su actiación en el Cáucaso”

“Por la defensa de Seselj, Rusia defiende su espacio étnico y cultural de la injerencia extranjera”, apostilló Platonov.

JUANA DE ARCO…¿Cabalgará… de nuevo?

8 de junio de 2012


En sus actos públicos de campaña, utiliza una gran estatua de la heroína nacional francesa, Santa Juana de Arco, quien murió martirizada el 30 de Mayo de 1431, a los 19 años de edad, canonizada en 1920 por el Papa Benedicto XV.
(…/…)
En las recientes elecciones presidenciales francesas del 21 de abril, Marine Le Pen obtuvo  el tercer lugar con 6 millones 421 mil votos, equivalentes al 17,90% de los votos.
Para la segunda vuelta electoral, del 6 de mayo, anunció que no apoyará a ninguno de los 2 candidatos finalistas: el falsamente derechista Sarkozy, hijo de judíos húngaros, y el socialista Hollande, descendiente de judíos holandeses.
(…/…)
Fuente:

La raza europea… en peligro de desaparecer…!

25 de mayo de 2012

El biólogo evolutivo de la Universidad de Reading, Mark Pagel era uno de los científicos que pensaban que las razas humanas no tenían base científica, pero Pagel ha cambiado totalmente de opinión y da su testimonio:

Hay una censura muy intensa en la manera que se nos permite pensar y hablar de la diversidad de la gente en la Tierra. Oficialmente, “somos todos iguales: no hay razas”. Erróneo, como las viejas ideas sobre la raza; los estudios modernos sobre el genoma revelan un panorama sorprendente, apasionante y diferente de la diversidad genética humana. Por término medio, unas razas somos genéticamente similares a otras en un 99,5%. Este porcentaje no es el que se barajaba antes; es menor que el calculado previamente, que era del orden del 99,9%. Para poner en perspectiva esta diferencia, que puede parecer minúscula, hay que subrayar que genéticamente somos similares en alrededor de un 98,5%, o puede que más, a los chimpancés, que son nuestros parientes evolutivos más próximos. En otras palabras, este nuevo porcentaje reviste gran importancia para nosotros. Entre otras cosas, deriva de muchas diferencias genéticas pequeñas que se han conocido a partir de estudios comparativos de poblaciones humanas. Todo esto significa guste o no, que puede haber muchas diferencias genéticas entre poblaciones humanas, incluso diferencias que podrían corresponder a la antigua clasificación por razas, y diferencias que son reales, en el sentido de que hacen a un grupo determinado mejor que otro a la hora de dar respuesta a un determinado problema particular del medio en que se desenvuelve. Esto no quiere decir en modo alguno que haya un grupo que en general sea “superior” a otro, o que un grupo debería ser preferido sobre otro. Ahora bien, nos pone sobre aviso de que debemos estar dispuestos a hablar de diferencias genéticas entre poblaciones humanas.

 

El actor británico John Rhys-Davies quien personificó a “Gimli” en la película de Peter Jackson, El Señor de los Anillos (2001-2003), basada en la obra de J. R. R. Tolkien, declaró en una entrevista de 2004: “Existe una catástrofe demográfica que está ocurriendo en Europa y de la que nadie quiere hablar, que no nos atrevemos a plantear porque tenemos miedo de ofender a las personas por cuestiones raciales. Y claro que debemos ser respetuosos. Pero hay algo cultural también… En 2020, el 50% de los niños en los Países Bajos menores de 18 años será de origen musulmán… Y que no se olvide, aunado a esto está este colapso en los números. Los europeos no están teniendo bebés. La población de Alemania a finales del siglo va a ser el 56% de lo que es ahora. Las poblaciones de Francia, el 52% de lo que es ahora. La población de Italia estará por debajo de las 7 millones de personas… Yo creo que Tolkien dice que ciertas generaciones serán desafiadas. Y si no se levantan para enfrentar ese desafío, perderán su civilización. Eso tiene una verdadera resonancia en mí. Estoy a favor de la cultura blanca tradicional… Estoy enterrando mi carrera de manera tan notoria en estas entrevistas que es doloroso. Pero creo que hay algunas preguntas que exigen respuestas honestas“.

===
Nota de Tresmontes:

El texto arriba copiado es parte de un post publicado en el blog Nueva Europa.

…la España del 18 de Julio también perdió la guerra…!

14 de mayo de 2012

En un excelente blog,  VITA MILITIA EST, su autor, Janus Montsalvat, publica, con el titular de “Crónicas alrededor del franquismo”  el artículo que URANIA/tresmontes7 tiene a bien reproducir íntegramente (con el presunto permiso de Janus Montsalvat):

El franquismo como sistema político o, mejor dicho, el Estado del 18 de Julio cimentado con la sangre de tantos miles y miles de mártires y de héroes, llegó realmente a su fin en el hemistiquio de 1956-59 cuando Franco se desembarazó definitivamente de los últimos restos de la Falange histórica, enterró las propuestas falangistas de Arrese y entregó el poder a los tecnócratas de Opus Dei, hombres ya claramente vinculados al plutocratismo judeo-capitalista y desligados completamente del idealismo inicial del Régimen, idealismo que aún compartían grandes sectores del mismo (Frente de Juventudes, Guardia de Franco, ex-Divisionarios, SEU, Alféreces Provisionales, etc.) y que precisamente en los 50 aún seguían luchando por una autentificación de las estructuras del mismo. No deja de ser curioso que en la senda iniciada en febrero de 1957 -la crisis más traumática y decisiva del Régimen franquista-, el proceso de des-falangización del Estado fue paralelo al proceso de des-militarización y de burocratización y des-politización del mismo. El Estado del 18 de Julio, desde sus mismos orígenes (18-VII-1936) hasta la dramática crisis político-ideológica e institucional de finales de los 50, se caracterizó por ser un Estado fuertemente autoritario, militarista, viril, con una doctrina legitimadora del Sistema y con una componente falangista muy fuerte e importante, no decimos que fuera un Estado completa y verdaderamente falangista, porque mentiríamos, pero sí que al menos la Falange, o, si se prefiere, la Falange franquista (que no era lo mismo, ni mucho menos, que la Falange mítica de José Antonio), fue algo así como el “primus inter pares” de la coalición del 18 de Julio: su predominio político e ideológico hasta el 57 fue innegable. A partir de entonces, la única “doctrina” legitimadora de la nueva senda liberal-capitalista iniciada en 1957-59, serían el “desarrollo y el consumismo”… el nacional-sindicalismo y el nacional-catolicismo (nunca nos ha hecho mucha gracia dicho calificativo, primero por ser un término peyorativo lanzado por los enemigos y segundo por su gran carga clericalizante), serían definitivamente enterrados por considerarse “anacrónicos” en la Europa decadente plutocrática y demo-marxista nacida de la catástrofe de 1945.

Franco, como muy bien dijo Víctor D’Ors, fue un derrotado más de los vencedores de 1945, siempre fue considerado como un “apestado”, otra cosa es que por una serie de condicionamientos históricos -la “Guerra Fría”- acabara siendo “aceptado” por los vencedores, aunque no sin cierta resignación, y eso Franco lo sabía. Su Régimen siempre estuvo en cuarentena y los 30 años que mediaron entre la derrota de Europa de 1945 y su muerte en 1975, vinieron a ser algo así como una “prórroga” de esa derrota. Franco, aún en contra de sus ideas y de su cosmovisión, fue obligado a “evolucionar”… Los acuerdos de 1953 con EEUU y con el Vaticano en su día fueron señalados como una victoria indiscutible de Franco sobre el brutal cerco diplomático y comercial que le impusieron las democracias desde 1943-45, pero a la larga constituyeron su derrota definitiva en el plano ideológico y doctrinal. Con esos acuerdos, el final del Estado del 18 de Julio y de la Falange estaban sellados, ya que representaban la derrota ideológica definitiva del Sistema… tan sólo cuatro años después finalizaba la Era Azul del Régimen, comenzando lo que el falangista de la vieja guardia José Luis de Arrese calificó como “proceso de transición hacia el nacionalcapitalismo piadoso (encarnado por los nuevos tecnócratas del Opus Dei) y hacia la monarquía burguesa y liberal”; el tiempo le ha dado la razón. El Ejército, con una oficialidad en gran parte joven y forjada en los campos de batalla de la Cruzada, la Falange y el Requeté, ganaron la Guerra pero perdieron la Paz, ya que a partir del 57 la “Victoria” (a la larga una “victoria sin alas”, parafraseando a José Antonio) fue administrada por burócratas y tecnócratas fríos y sin alma, banqueros y negociantes de la peor calaña.

Ya decía Carl Schmitt que no hay mentalidades y actuaciones más antagónicas y antitéticas que las de un político y un negociante… qué duda cabe de que los tecnócratas, aquellos que tanto hablaban de “desarrollo”, “progreso”, “consumo”, “renta per cápita”, “eficacia” y demás tecnicismos materialistas y anti-espirituales, entraban dentro de la segunda categoría señalada por el gran jurista alemán.      Lo verdaderamente admirable de Franco es que supo mantenerse firme ante la adversidad y salió triunfante ante la multitud de frentes que se le abrieron a partir de 1943. Apelando al espíritu de Sagunto y de Numancia aguantó con una firmeza sobre-humana el temporal que amenazaba con arrasarlo todo, dispuesto en todo momento a no claudicar, a morir con las botas puestas: “De aquí sólo saldré con los pies por delante”, dijo a uno de sus más allegados en 1945 cuando muchos, entre ellos el mismísimo Serrano Súñer e incluso algunos falangistas que empezaron a cambiarse de chaqueta ante el temor de lo que se avecinaba, le aconsejaron que dejara el poder y restaurara la monarquía en la persona odiosa y repugnante del traidor de Don Juan, ser rastrero y nefasto capaz de pactar con el mismísimo diablo con tal de subir al poder (estuvo en connivencia con los servicios secretos yanquis en 1945 para propulsar y organizar un levantamiento popular contra el Régimen, del que el famoso “Manifiesto de Lausana” de Marzo del 45 era su primer episodio o, si se quiere, su preámbulo…). “Yo no hago la tontería de Primo de Rivera, de aquí al cementerio”, fueron otras palabras dichas a sus allegados por parte de Franco, verdaderamente admirables por su estoicismo y su valentía y heroísmo espartanos… Pero claro, tuvo su precio y a cambio se vio obligado a reestructurar su Régimen de forma por él no prevista ni deseaba; de todas formas siguió dando una orientación falangista -aunque fuera disminuyendo con el paso de los años debido a la presión ideológica de los vencedores del 45- hasta finales de los 50 e incluso pensó y deseó en una institucionalización del Régimen en sentido plenamente falangista como demuestra su apoyo a la reforma política de Arrese y su equipo de la Secretaría General de la Falange de 1956-57. La condena del Vaticano y la oposición cerrada y obtusa de los Obispos españoles imposibilitaron que dichos proyectos triunfaran definitivamente, además resultaban “anacrónicos” en plena fase de reconocimiento internacional del Régimen y del restablecimiento de relaciones comerciales y diplomáticas con el democratismo internacional.

Franco salió triunfante de las conspiraciones monárquicas de 1943-47, constantes y corrosivas, de la “carta de los generales” de 1943 invitándole a abandonar el poder, de la carta de los 27 influyentes procuradores y consejeros invitándole a ídem de lo mismo y a restaurar la fracasada monarquía liberal, de las Conferencias que los vencedores organizaron en Yalta y Postdam -los “buenos”, en la terminología democrática al uso, es decir, los carniceros de Dresden, Hamburgo, Colonia, Hiroshima, Nagasaki, los asesinos de millones de seres humanos en definitiva… ¡¡¡CON STALIN A LA CABEZA!!!, verdaderamente demencial-, donde se programó el futuro reparto del botín europeo y se acordó, si no arrasar al Régimen de Franco como propuso Stalin, sí derrocarlo por la vía del asfixiamiento económico, aislamiento absoluto en lo comercial y diplomático, sin descartar la vía armada (ahí tenemos a los maquis, apoyados por las democracias). Salió triunfante de toda esa multitud de frentes abiertos, pero salió derrotado totalmente desde punto de vista doctrinal. El ya fallecido periodista Emilio Romero -de pasado azul, como tantos otros-, señaló en su día que si Franco hubiera sido un “político” al uso, en el sentido moderno y demoliberal del término, sin duda hubiera abandonado el poder acobardado y anonadado ante la gigantesca coalición mundial que se le echó encima tras la caída de los fascismos, pero supo capear el temporal y mantener el barco a flote ante el diluvio democrático y marxista que amenazaba con hundir nuevamente a España. Esa es su gloria y su grandeza, pero también perdió la II Guerra Mundial -como señala Álvaro D’Ors en su gran libro “La Violencia y el Orden”- aún sin haber participado directamente en ella, ya que los vencedores de 1945 fueron los tradicionales enemigos de España: Inglaterra -la pérfida Albión-, Francia -centro subversivo originario de los principios disolventes y decadentes liberales-, EEUU -los liquidadores definitivos de los últimos restos del Imperio Español- y la Rusia soviética -culpable de los mayores desastres que España ha sufrido en el siglo XX-. Franco, genial militar y uno de los grandes estadistas de la Europa contemporánea, no era un idealista sino un pragmático, si hubiera sido un idealista como lo fueron los líderes nacional-revolucionarios europeos, hubiera tenido un final similar al que tuvieron todos ellos y fue ese pragmatismo el que le permitió sobrevivir en un mundo tan disoluto y cambiante, aun a costa de sacrificar todo idealismo. Sus principales errores políticos, a la larga, fueron un desastre para el futuro de España que él consideraba “atado y bien atado”: la entrega del poder a la Tecnocracia y la restauración de la fracasada y decadente monarquía borbónica, aunque quizá era un “signo de los tiempos” el que la antaño viril, caballeresca y católica España acabara convirtiéndose en el basurero y estercolero de la Europa democrática y del Nuevo Orden Mundial plutocrático y,  frente a esto, reconozcamos que Franco poco o nada podía hacer. De todas formas, pese a los fuertes y graves condicionamientos de todo tipo (cosmológico, ciclológico, político, etc.) creemos en la eterna libertad del hombre verdaderamente diferenciado del resto de la masa -del inmundo y grosero vil populacho- y en el poder divino que atesora de poder subvertir el orden establecido, siempre y cuando este orden sea perverso y contra-natura y, además y sobre todo siempre y cuando esté influenciado -el hombre diferenciado del que hablábamos- por ideales verdaderamente supraterrenales, trascendentes y espirituales; algo que hoy brilla por su ausencia en esta Europa crepuscular y en ruinas. “Mantenerse en pie ante un mundo en ruinas”, ésa debería ser la consigna que deberíamos seguir todos los que nos consideramos exiliados de este nefasto y satánico mundo artificial de seres robotizados y sin alma, de gigantescas e infernales estructuras de hormigón y de acero, perfecta reproducción en la Tierra del Infierno y del mundo demoníaco.

Una gran filósofa hindú dividía a los hombres en tres categorías: aquellos que están “Sobre el Tiempo”, los que están “Contra el Tiempo” y, finalmente, los que están “Con el Tiempo”, es decir, estos últimos son los que creen y están a merced de la corriente disolutoria y decadente del devenir, los que están a merced del mundo cambiante y en continua revuelta, muy típico de la modernidad anti-tradicional. Los primeros, los que están “Sobre el Tiempo”, es la categoría a la que pertenecen los místicos y grandes reformadores religiosos para los que el Tiempo  simplemente es una cárcel o una prisión de la que hay que huir mediante el desapego y la renuncia a todo lo material.  En cuanto a los segundos, aquéllos que están “Contra el Tiempo”, son los que hacen o quieren hacer frente de forma admirable y heroica a la corriente disolvente y degradada de la modernidad inspirándose en valores tradicionales y arcaicos con la esperanza revolucionaria de alterar un orden de cosas injusto y aberrante desde el punto de vista espiritual y metapolítico, remontando con su accionar el proceso de caída por la pendiente… Franco, al igual que todos los grandes líderes nacional-revolucionarios siglo XX, pertenece a la segunda categoría.

Tiempos duros y difíciles nos esperan. Es posible que estemos viviendo ya esos tiempos finales de los que habla el Evangelio, tiempos catastróficos que conllevarán no un “final del mundo”, del que tanto pseudo-profeta habla haciendo el juego a la subversión mundial al servicio del Anti-Cristo -deseosa como está por acelerar el proceso de caos y de caída- sino el FINAL DE UN MUNDO, es decir, el de la actual pseudo-civilización materialista y antitradicional, totalmente anti-espiritual e infra-humana.

Tenemos la promesa de la venida más o menos próxima de un nuevo Héroe Vengador, la Parusía para los cristianos, Kalki para los hindúes, etc. Puede que ello sea un símbolo, pero la Historia demuestra que los Nuevos Órdenes, los nuevos ciclos áureos de civilización han surgido después de etapas catastróficas, cataclísmicas, traumáticas y después de indecibles padecimientos y horrores. No queremos decir que estemos cruzados de brazos esperando que todo nos venga como un regalito del cielo, sino que queremos decir con ello que todos los procesos de destrucción que estamos viviendo y los venideros, vienen a ser algo así como los dolores de parto de un mundo nuevo que pugna por nacer, lo importante es que ese “Nuevo Orden” en el que creemos y por el que lucharon y murieron tantos y tantos camaradas mucho mejores que nosotros, y por el que seguiremos luchando, ese “Nuevo Orden”, repetimos, viva ya dentro de nosotros, nos guíe y de sentido a nuestras vidas en medio de este mundo crepuscular, porque, tengamos seguridad en ello, aunque nosotros no lleguemos a verlo, ni siquiera nuestros hijos, ese día llegará en un futuro: “Y vi un nuevo Cielo y una nueva Tierra, porque el primer Cielo y la primera Tierra han desaparecido, y el mar ya no existe (símbolo, el del mar, de disolución y de inestabilidad..)”, es la promesa de San Juan en el Apocalipsis, último Libro Sagrado del Nuevo Testamento. “De la putrefacción y descomposición alquímicas, surge el Oro Filosofal”, como decían los filósofos herméticos del Medievo. Tenemos que estar preparados y en alerta ante lo que se avecina, por de pronto Europa está sufriendo una invasión en toda regla por parte de seres primitivos y supersticiosos portadores de una cosmovisión anti-europea y anti-cristiana y frente a ello, la Iglesia post-conciliar predica el abandono moral y la renuncia, dice que los abracemos y los acojamos como “hermanos”… a los mismos que quieren darnos el tiro de gracia como cultura. Eso es cobardía, traición y renegar de nuestros gloriosos y sagrados Ancestros. Europa históricamente -y no digamos España- se ha afirmado luchando contra el Islam, no podemos ahora pretender acogerlos en nuestro seno de forma masiva como si hermanitos de la caridad fueran. Lo repetimos, la actitud de la Iglesia post-conciliar, favorable al multiculturalismo y a la globalización, la convierte en una institución subversiva más al servicio del Nuevo Orden Mundial que amenaza con triturarlo todo, pueblos, culturas, tradiciones, razas, religiones, etc., todo ello en aras de un mundo igualado y nivelado por lo bajo, por lo infra-humano, un mundo de seres con mentalidad de esclavo y sin ninguna conciencia   -ni religiosa, ni histórica, ni moral- fácilmente manipulable y manejable y sin ninguna capacidad de respuesta ante la odiosa tiranía totalitaria que poco a poco se está imponiendo a nivel mundial. El Evangelio habló del Reinado del Anti-Cristo, ¿Y qué es sino el Nuevo Orden Mundial?…

En otro orden de cosas, y retomando hilos anteriores,  señalar que nunca simpatizamos con la figura de Carrero Blanco. Parece que al final se dio cuenta del callejón sin salida al que había conducido al Régimen tras apoyar a pies juntillas a los tecnócratas opusdeístas y tras su enfermizo anti-falangismo. Señalamos esto porque en el Gobierno que nombró ya como Presidente en Junio de 1973 por primera vez desde 1957 los tecnócratas prácticamente desaparecen del mismo, a excepción del Ministerio de Asuntos Exteriores: nombrando para ello a su amigo López Rodó. Pero siempre nos ha resultado más que incómodo que tuviera como lugarteniente al deleznable y cínico de Torcuato Fernández Miranda, el hombre que ya se había encargado de desmontar el Movimiento desde dentro desde que accedió a dicho cargo en la fecha emblemática            -nuevamente todo un “signo de los tiempos”- del 29 de Octubre de 1969, nada menos que cuando se celebraba el XXXVI Aniversario de la Fundación de la Falange, donde semejante hipócrita y cínico se presentó al acto de Jura del cargo ¡¡¡con camisa blanca!!!… toda una declaración de intenciones y algo totalmente herético, pese a todo, en la España de entonces (dicen que Franco lo consideró un insulto y un agravio). Pensamos que Carrero, aleccionado en este sentido por el “murciélago” (así calificaba despectivamente a Torcuato el sector falangista del Régimen que lo odiaba a muerte), tenía planeado un proceso de transición tras la muerte de Franco hacia una “democracia controlada”, pero esto es algo que el atentado de la ETA (con la CIA actuando entre bastidores) nos impidió ver o comprobar.

No podemos por más que concluir estas líneas recordando que esta miserable plutocracia demo-liberal que se nos ha impuesto tras la caída del franquismo nos está conduciendo a la miseria y a la pobreza; eso sí, siempre “liberados” de las cadenas que nos impuso el franquismo. Y mientras los foráneos disfrutan de ayudas gubernamentales de todo tipo, los españoles somos algo así como ciudadanos de segunda, sólo útiles para pagar los impuestos que a su vez sirven para mantener en el poder a una burocracia y a unos politicastros cada vez más corruptos, degenerados y perversos; eso sí, con los votos de la masa borreguil y debidamente telebasurizada. Es un círculo vicioso verdaderamente diabólico.

===

Nota de Tresmontes: La fuente original del artículo es:

http://vitamilitiaest.wordpress.com/2010/05/12/cronicas-alrededor-del-franquismo/


A %d blogueros les gusta esto: