Archive for the ‘Estética’ Category

….DEBEMOS REENCONTRARNOS A NOSOTROS MISMOS…!

2 de junio de 2013

Pensamientos aryas, pensamientos blancos (III). In Memoriam Dominique Venner (1935-2013).

Manu Rodríguez. Desde Europa (22/05/13).

*

*Dominique Venner ha partido hacia el espacio simbólico, hacia el mismo cielo, allí donde moran nuestros antepasados. Nos ha dejado el testimonio de su vida, y un testamento del que entresaco estas palabras:
À défaut de posséder une religion identitaire à laquelle nous amarrer, nous avons en partage depuis Homère une mémoire propre, dépôt de toutes les valeurs sur lesquelles refonder notre future renaissance…
Lacking an identitarian religion to moor us, we share a common memory going back to Homer, a repository of all the values ​​on which our future rebirth will be founded…
Falta una religión identitaria que nos una, compartimos una memoria en común que se remonta a Homero, un depósito de todos los valores en los cuales nuestro futuro renacer será fundado…
***
*Nosotros no necesitamos una nueva religión, sino tomar conciencia de nuestras culturas pre-cristianas. Que recuperemos tales culturas en vista a educar a nuestros hijos de acuerdo con el variado legado que estas representan. Pienso en los Eddas, en el Mabinogion, en Homero, Virgilio… Por no hablar de nuestros trágicos, nuestros poetas, nuestros filósofos… Extraer de ese riquísimo fondo cultural ejemplos y máximas morales.
Necesitamos también templos o iglesias. Recintos acotados de religación. Un fuego siempre vivo en estos recintos será suficiente. Necesitamos lugares donde reunirnos y donde rememorar nuestra(s) historia(s); donde cultivar nuestro precioso legado. Lecturas de textos, comentarios, mesas redondas y demás. Algo colectivo, social. Centros religioso-culturales donde nuestra gente pueda tener apoyo psicológico o espiritual, o recibir información cumplida y veraz acerca de nuestros ancestros, o las incidencias de nuestra historia. Repartir el año con conmemoraciones especiales relacionadas con hitos felices o luctuosos de nuestro pasado –la cristianización o islamización de nuestros pueblos, por ejemplo. Calendarios con un ‘santoral’ propio (nuestros héroes o figuras más representativas). Recuperar los nombres griegos, romanos, celtas, germanos y demás…
Es decir, hacer lo que no pudimos hacer. Tener nuestra propia historia, pues nuestra historia fue usurpada por los clérigos cristianos. Tuvimos una historia cristiana.
En fin, tenemos que crear la comunidad (‘ecclesia’) arya. Lo que, por las circunstancias citadas, nunca tuvimos. Las ‘ecclesias’ aryas tienen que pulular en nuestros pueblos y ciudades. Nuestros ‘sacerdotes’ (a falta de otra palabra mejor) serán expertos en teologemas y mitemas aryas, en historia, en antropología, en lingüística indoeuropea… Deben ser expertos en las variadas tradiciones indoeuropeas.
Es obvio que tales centros religiosos (vinculantes) serán sólo para los aryas. El resto de los pueblos o razas están excluidos. Esto es, no será una ‘fe’ universal, sino étnica. Los fieles serán, pues, aryas.
Tenemos que completar la crítica destructiva hacia nuestros enemigos con alternativas positivas y constructivas para nuestro pueblo. Tenemos que ofrecer caminos, salidas.
La creación de la ‘comunidad arya’ (la palabra ‘ecclesia’, de donde nuestra ‘iglesia’ en castellano, viene a decir también ‘comunidad’ –es su sentido originario) es un sueño. ‘Aryan Community of…’ Ésta es la idea. Los templos han de tener sus bibliotecas y salas de lectura. Tales templos llevarán nombres relacionados con las divinidades o personajes (de cualquier rama) de relevancia en nuestra historia. Tenemos que articular una suerte de ‘año arya’, con sus fiestas y celebraciones. Dedicar días especiales al grupo germano, al grupo celta, al grupo romano, etc. Esto requerirá un trabajo conjunto, de equipo, en el que participen especialistas de todas las disciplinas relacionadas con la historia de los pueblos indoeuropeos –desde su origen hasta nuestros días.
Debemos tener incluso escuelas aryas para nuestros pequeños. Hay que elaborar textos pedagógicos adecuados en los que potenciemos nuestros valores. Nuestros textos teológicos o literarios son una buena fuente para la educación moral de nuestros hijos. Nosotros no necesitamos recurrir a ninguna tradición extranjera, estamos sobrados de conocimiento y sabiduría. E incluso pienso que ningún pueblo puede superarnos en esto.
Volver a llegar a ser un pueblo
*Dos personajes de la antigua tradición arya védica son importantes en nuestra memoria. Hablo de Manu y de Aryaman.
De las ramas iranias e indias, fundadas por aryas hace unos cuatro mil años, hemos de tomar su legado lingüístico-cultural arcaico (los Vedas) y adoptarlos como cosa propia. Recomiendo a todos la lectura de los Vedas (sobre todo el Rig-Veda). Los grupos aryas puros (blancos) desaparecieron hace alrededor de tres mil años. Los aryas que llegaron a esa zona debieron ser pocos en número, fueron absorbidos en unos pocos siglos por las razas autóctonas. Poco más tarde aparecieron el hinduismo y otras ideologías de salvación (budismo, jainismo…) absolutamente contrarias al espíritu arya védico y a todas nuestras tradiciones culturales. El espíritu arya védico (épico, heroico, belicoso; activo, afirmativo) que recorría el Rig Veda desapareció absolutamente en toda la literatura india post-védica (hinduista, budista o jainista). El hinduismo y las otras ideologías similares (nihilistas) tienen al parecer más que ver con las culturas indias pre-aryas que con los Vedas citados.
Hay otras lenguas y culturas indoeuropeas que hace tiempo dejaron de existir, como las del grupo hitita, de los que conservamos textos jurídicos y religiosos y que forman parte del legado indoeuropeo. De todo hemos de cuidar, y todo lo nuestro ha de ser conservado.
Los aryas o indoeuropeos no somos de ayer o antes de ayer.
*Debemos lograr textos unificados que le valgan tanto a un celta, como a un eslavo, como a un germano… Debemos crear la mentalidad arya, el espíritu arya. Más allá de los matices raciales o nacionales que nos dividen. Tenemos que llegar a ser un sólo pueblo. Éste es el trabajo, ésta es la meta.
El nacionalismo blanco afecta ahora a todas las naciones blancas. Los estadounidenses (y australianos y canadienses…) cada vez tienen más conciencia de sus raíces culturales europeas, sin distinción; cada día se sienten más europeos. Se ha producido una evolución ideológica al respecto. Los parámetros actuales requieren, y exigen, otra estrategia, otro discurso, más ambicioso si cabe que el de los nacionalismos de la primera mitad del siglo pasado. Necesitamos conciencia de pueblo, de raza, de cultura.
La evolución de los diversos pueblos europeos ha sido conjunta. Hemos compartido la misma arquitectura, la misma música, la misma literatura, la misma ciencia… Hemos elaborado una cultura común desde hace cientos de años –a pesar de nuestras diferencias lingüísticas. Nada de esto hubiera sido posible si nuestras sensibilidades bio-culturales hubieran sido distintas.
*La raza es evidente por sí misma. No necesitamos proclamarla. Pero no basta la raza, a la raza le sigue el genio. El genio es creador, es el creador de la lengua y la cultura. El genio responde a la raza (hablamos de genes). La cultura responde a la raza.
Somos blancos de raza, y somos indoeuropeos por las lenguas y las culturas que nuestros pueblos han generado. Es el genio de mi raza el que ha creado o generado tales culturas, tales mundos.
Los mundos generados por nuestros pueblos (griegos, romanos, germanos… aryas védicos…) son sagrados. Así como es sagrada nuestra raza, son sagradas también nuestras culturas. Ésta es la actitud que hay que observar con nuestras culturas pre-cristianas. Con las nuestras, con las generadas por nuestros antepasados. Es nuestra raza la que ahí habla; nuestro genio.
Así de indisolubles, de indisociables, han de estar nuestra naturaleza genética, y nuestra naturaleza cultural o simbólica. Como una doble hélice. El logos natural, y el logos simbólico. Abrazados; como una sola cosa.
El logos simbólico procede del logos natural, de la raza, de una comunidad, en un principio, racial –es una relación como de madre e hijo. También los individuos son hijos de la comunidad. La comunidad genera por igual naturaleza y cultura.
La lengua y la cultura (simbolemas y culturemas) son como los elementos constructivos que maneja nuestro genio para crear. Como los aminoácidos para el genoma.
Las culturas generadas por los pueblos son sus señas de identidad. Lo más natural y propio.
La cultura marca el camino de un pueblo, y es, en un principio, indisociable de su ser genético, de su genio, de su raza. Cada raza, o pueblo, un mundo.
Como almas escindidas los individuos y pueblos que han sido privados de sus tradiciones y les ha sido impuesto una ajena. Privados de su lengua, de su voz, de su ser. Pueblos que hablan con lenguaje prestado, extranjero.
Cuerpos aryas que hablan en términos judeo-mesiánicos o musulmanes, o… Lejos de su hogar, de su cielo; de su lengua, de su mundo.
Recuperar la palabra, recuperar la voz propia, recuperar el ser. De esto se trata; es lo primero.
La nación arya ha de pasar primero por esta restitución y esta afirmación de lo propio; del legado ancestral y propio. Las voces de nuestros pueblos; de nuestro genio, de nuestra raza.
Hay que prestarle la debida atención a la herencia lingüístico-cultural, a la dotación simbólica. Esta dotación es la que hace de nosotros seres simbólicos.
Los aryas tenemos que reconocernos en todas las culturas generadas: la griega, la romana, la arya védica, la germana, la celta… Los mundos creados por nuestra raza. El haber, la riqueza, los bienes más espirituales. El múltiple legado. Es también lo más próximo, lo más cercano, lo más nuestro; nuestro rostro, nuestro ser.
La dotación simbólica nuestra hace seres simbólicos nuestros. Así como la dotación genética nuestra hace seres genéticos nuestros. Nos reproducimos en la tierra y en el cielo. Nos perpetuamos.
La educación de nuestros pequeños es esencial, tienen que llegar a ser lo que son por naturaleza, uno de nosotros.
Voluntad de futuro. En la tierra como en el cielo. En la naturaleza como en la cultura. Perpetuar nuestro cuerpo y nuestra alma; nuestro ser total.
*Conseguir que los aryas vuelvan a su casa, a su hogar, a sus mundos. Volverlos a su ser. No podemos descuidar el alma, el legado espiritual de nuestros antepasados. El alma nuestra; el espíritu, el genio de nuestros antepasados –el ‘icor’ que corre por nuestras venas.
Sin ese ser nuestro somos ciegos, y esclavos. Servimos a otro; otro nos lleva por donde quiere. Carecemos de libertad y de luz. Es el destino de muchos pueblos, los nuestros incluidos, cristianizados o islamizados (espiritualmente alienados y colonizados). Su destino se les ha ido de las manos, está en manos de otro.
Que el arya vuelva a tomar las riendas de su destino. Que recupere la dirección y el sentido. Para ello ha de despojarse de todo lo extraño, de todo lo ajeno; ha de volver a su ser.
Es una purificación, una purgación, una catarsis. Se suda lo ajeno, como una mala fiebre. Se recupera la salud.
Si esto se cumpliera sería una nueva primavera, una nueva promesa para los pueblos aryas. La negrura, las tinieblas, se disiparían y quedarían en nada ante los primeros rayos de nuestro nuevo sol, ante las primeras luces de nuestro nuevo día.
La unidad espiritual es tan importante como la unidad racial. De nada vale la homogeneidad racial sin la homogeneidad espiritual. Andaríamos dispersos –como ahora–; ninguna unidad. Un solo cuerpo y una sola mente, la nación arya. Es la condición ‘sine qua non’ de la victoria.
No conseguiremos tal unidad hasta que no quede ni un solo arya que sea o se diga cristiano, musulmán, o budista. Un pueblo libre de judaina y de budaina, y de cualquier otra ‘fe’ extraña. Aryas puros de cuerpo y de alma. Ésta es la condición que nos pone la diosa Victoria. Y es también la primera ‘empresa’ –conseguir semejante unidad.
Limpiar, purificar a nuestro pueblo de tanta impureza. Una catarsis colectiva de los pueblos aryas.
*Nuestro espacio. Nuestra atmósfera, y nuestra luz. Allí donde nos instruimos; allí donde bebemos de las fuentes de nuestro saber. Un recinto santo exclusivo para aryas. Nada profano, nada ajeno. Nada impuro. Tan sólo los variados y abundantes frutos de nuestros pueblos (germanos, romanos, celtas, griegos… aryas védicos). Nuestros cantos, nuestros relatos, nuestra sabiduría…
El alma arya. La conciencia arya. El ser simbólico, espiritual, arya. El actual, el renovado, el recién nacido. Éste recoge en si el múltiple legado. Es la suma. Es el alma múltiple, rica; experimentada, sabia. Madura.
Los nuevos aryas. Lo que viene. Una renovación y una reivindicación de nuestro pasado, incluido el más reciente, el de la primera república arya. Nuestro ser saldrá de nuevo a la luz. Nos reivindicamos; reivindicamos nuestro ser biosimbólico (étnico y cultural) –nuestra memoria, nuestra herencia. Que nadie ose arrebatarnos el ser, que nadie ofenda nuestras señas de identidad (la esvástica sobre todo).
Nuestra primera misión es limpiar a todos los nuestros de elementos extranjeros. Purificarlos, y volverlos a su ser ancestral.
Necesitamos más guerreros, los necesitamos a todos. Esta vez venceremos con la sola palabra, con la sola voz. Nuestra palabra prevalecerá.
Una dulce tormenta. Un murmullo, un clamor, un fervor colectivo, luminoso, radiante; como una aurora. Nuestro despertar, nuestro renacer, nuestra victoria.
*
Hasta la próxima,
Manu
===
FUENTE: http://www.larespuestadeeuropa.blogspot.com.es/2013/05/91-pensamientos-aryas-pensamientos.html
===
COMENTARIOS:

ENSPO31 de mayo de 2013 20:13
¿Te has planteado, Manu, que quizá nuestra identidad no sea una religión, sino un sistema de valores? ¿Crees realmente que “resucitando” religiones ya muertas y, lo peor, religiones que en su momento fueron abandonadas por los propios europeos de forma voluntaria en la mayoría de los casos, marcamos el camino futuro de Europa? No te niego la buena intención, pero creo que estás cayendo en la misma trampa que el enemigo: para él, lo más importante es la RELIGIÓN, pero nosotros, aunque tuvimos nuestras religiones, superamos el estadio religioso con los griegos porque esas mismas religiones conducían derecho a la verdad racional y en eso consistía precisamente su valor. El problema no es nuestra religión perdida, sino que con el cristianismo retrocedimos a un estadio ya superado de nuestra evolución y maduración como pueblo, un estadio de desarrollo que la ciencia y la filosofía habían dejado atrás en tiempos de Adriano, cuando no éramos paganos y todavía no éramos tampoco criatianos, cuando el cielo se quedó vacío y la MUERTE se mostró por fin desnuda en toda su abismal inmensidad. NO ESTUVIMOS A LA ALTURA DE NOSOTROS MISMOS, POR RAZONES QUE HE EXPLICADO EN MI BLOG, y Europa se aferró a un “salvador” indigno de ella. En consecuencia, entiendo que estás señalando un camino errado y, por el bien de Europa, por el bien de nuestra causa, no me queda más remedio que contestar a tus consignas. Lo haré en el blog nombrándote abiertamente, si me lo permites. No se trata de ningún ataque personal, sino de la crítica debida a las ideas que estás exponiendo y que, supongo, esperas que sean debatidas. Saludos cordiales.

Responder

ENSPO1 de junio de 2013 12:53
abierto debate en el foro

http://adecafcom.puntoforo.com/viewtopic.php?t=2210

Responder

ramiro1 de junio de 2013 18:04
Europa fue indigna de su salvador.

Responder

ENSPO1 de junio de 2013 19:58
El “salvador” hebreo era indigno de Europa, no te equivoques. Pero Europa no estuvo a la altura de su reto por razones que es nuestro deber analizar, comprender y superar. No otra es la propuesta de ENSPO desde hace treinta años, pero clama en el desierto de la hedionda ultra católica y evoliana.

Responder

marcha RADETZKY

5 de enero de 2011

conocer Nuestra Historia para orientarnos

24 de septiembre de 2010

 

Creo que fue un poeta quien escribió que tenía que viajar a China…para orientarse…

Yo opino que tenemos que conocer nuestra Historia…, de España y de Europa… para saber quienes somos,… a donde vamos y de dónde venimos…

Para empezar, supongo que seria buena idea comprar y leer un gran volumen de Historia de España recientemente escrito por Pio Moa y que, como era de esperar… está siendo boycoiteado… por los medios “progres” y por otros medios…

Copio del blog de Pio Moa lo siguiente:

 

En la historiografía española encontramos corrientes diversas que formulan visiones también muy distintas de nuestro pasado Una polémica famosa fue la que enfrentó a Américo Castro y a Claudio Sánchez Albornoz. Para el primero, España se había formado después de la invasión musulmana, y no como una pugna o reconquista,” sino como una básica convivencia entre las “tres culturas” (cristiana, islámica y judía). En esa combinación, los elementos realmente progresistas y propiamente cultos serían el musulmán y el hebreo, y el cristiano el más próximo a la barbarie (“La insidiosa reconquista”, la llama J. L. Cebrián). Castro llevaba su lucubración hasta explicar por la expulsión de judíos y moriscos una supuesta propensión de los españoles a la guerra civil. A la luz de los hechos históricos, estas versiones apenas merecen el calificativo de disparates. La lucha entre España y Al Ándalus fue excluyente por ambas partes. De haber ganado Al Ándalus, la península se parecería hoy al Magreb, donde la cultura cristiana y latina es arqueología; como lo es la islámica en España, aunque ahora se intenta reimplantarla desde el gobierno. Y comparado con los demás países europeos, no digamos con el norte de África, la propensión española a la guerra civil fue muy moderada, ya antes de ser expulsados judíos y moriscos. Solo en el siglo XIX hubo en España guerracivilismo.

Albornoz rebatió a Castro con mil datos y argumentos, no obstante lo cual ha sido el segundo el más influyente, debido a que era presentado con marchamo progresista. Con la misma técnica se ha presentado en tiempos recientes a stalinistas, marxistas, anarquistas, golpistas y racistas, y al mismo Stalin como defensores de la democracia en España. Estupideces evidentísimas, pero repetidas masivamente. En muchos aspectos vivimos en el reino de la estupidez programada.

Con todo, Nueva historia de España no constituye una reivindicación de Sánchez Albornoz. Este lleva su refutación a Castro demasiado lejos cuando intenta explicar gran parte de nuestra historia por una “herencia temperamental” desde siglos o milenios antes de Roma. De ahí surge, creo, una historia mítica que, además, lleva a hablar de una “España musulmana”, verdadera contradicción en los términos. Nueva historia se apoya, por el contrario, en la herencia cultural, ofreciendo una visión histórica distinta, que rebate de modo más completo teorías como las de Castro.

Por otra parte, el marxismo –a menudo en versiones groseras– ha contaminado extraordinariamente los estudios históricos en España. Y no solo los de izquierda, que siguen impertérritos con su “método”, sino también los de gran parte de la derecha, como se aprecia, por poner un caso, en la Breve historia de España, de García de Cortázar, o en sus interpretaciones de la república, la guerra civil o la era de Franco. La derecha hispana nunca hizo una crítica fundada al marxismo, y con frecuencia ha intentado integrarlo eclécticamente al lado de otros enfoques, produciendo notables batiburrillos.

También ha solido narrarse nuestra historia demasiado aparte del entorno cultural europeo, de donde han surgido, tanto en la derecha como en la izquierda, versiones extravagantes, que contrastaban una imaginaria “Europa” homogénea con una España considerada excepción negativa. Estas distorsiones se manifiestan de mil maneras en la historiografía hispana más habitual.

Otro desenfoque que afecta sobre todo a los estudios con óptica de derecha es una especie de fijación con la etapa del Siglo de Oro, interpretada de manera sumaria y a menudo retórica, de lo que deriva un victimismo proclive a explicar la decadencia como causada, ante todo, por la enemistad de potencias exteriores, cuando no de sociedades secretas. Un poco en contra todo ello está escrita Nueva historia de España, expuesta a su vez, como es natural, a la crítica.

Savitri, sacerdotisa del arianismo

28 de junio de 2010

Nota de URANIA:  Gracias a un blog de reciente aparición (www.savitridevi.es) hemos podido conocer algunas fotografías que nos dan testimonio de la biografia de Savitri Devi, una extraordinaria mujer que parece surgir de una Antigüedad eterna. Ha sido calificada, en un libro editado en Francia, como “sacerdotisa de Hitler”. En realidad ella era y es más que todo eso. Fue realmente un puente de unión entre la arianidad de la antiquísima tradición de la India y la de Europa. Una de sus obras, más interesantes, y que casi solo se encuentra en internet, es “Recuerdos de una mujer aria” (traducida al castellano en los años 80 del siglo XX) con el título de “La llama eterna“. En su prólogo, Savitri Devi, escribe que la India es el único país del mundo donde lo que llama la Fe Hitleriana puede expresarse con relativa libertad… y ello es debido a que desde una visión hindú, la guerra de Europa en los años 1939 a 1945, fue una batalla más, en la lucha  milenaria entre la  las fuerzas de la Luz y de la Obscuridad.  Como dato curioso y anecdótico, a través de un blog especializado en la figura de Adolf Hitler (Mein Führer) hemos sabido que en la India se prepara un filme sobre la vida del “último avatara”… como le llamó Miguel Serrano… En cuanto a las obras, de interés fascinante, de Savitri Devi, es evidente que siguen siendo inaccesibles para el gran público, pero se pueden conseguir a través de Iberlibro. Concretamente, “Recuerdos y Reflexiones de una Aria” puede leer se en versión pdf en libreopinion.com.

Veronika Zenanova

29 de abril de 2010

…Y ahora, para demostrar que todos los seres humanos no son iguales, presentamos  dos tipos raciales –elegidos para provocar contraste con la belleza femenina–, uno de los cuales tiene un  aspecto mórbido y casi femenino, es decir, de sometimiento. El individuo de la derecha tiene un aspecto facial que demuestra que su composición genética es impura… en el sentido de que da como resultado una imagen muy poco atractiva por no decir… desagradable… Sus medidas craneanas no dan indicios de alto nivel intelectual… Su rostro expresa algo de sensualidad y primitivismo…Del otro personaje masculino, dasdo que es bastante conocido, no voy a opinar…salvo que su aspecto no inspira demasiada confianza… Incluso su misma identidad religiosa es controvertida y ambiagua…

Nota de PATSCHI: Por supuesto que hay tipos raciales en todas las razas y dentro de cada raza, en el sexo masculino y en el femenino.  La elección de estos tres tipos… no pretende ofender a nadie, pero sí debe reconocerse que, contra lo que se nos trata de imponer, todavía hay grandes diferencias estéticas y de otras cualidades, entre FEOS Y GUAPOS, o entre BELLAS y FEAS.

parece que están pastando, no rezando…

26 de septiembre de 2009

iPASTANDO 016a00d8341c60bf53ef0120a5f1037b970c-700wi PASTANDO

Las fotos valen por más de mil palabras… Es inútil hablar de dignidad humana, derechos, justicia, etc…

si en algo tan cotidiano y significativo como el acto de orar los hombres y las mujeres…(que son casi siempre de

países donde la libertad personal es más escasa) adoptan posturas como las que aquí vemos, en reuniones organizadas

en Roma (el dia 22 de sept) y en Washington (ayer, dia 26).   Cualquier mente occidental o europea intuye que la

expresión corporal a veces revela humillación y la postura que aqui vemos, no es precisamente muy honorable…

2 ROMA dia22

es de raza aria!

24 de abril de 2009

mail1mail4mail3mail2mail9mail8mail7mail6mail5mail10mail11mail12

Recomendación de PATSCHI:

Si quieren que mujeres como éstas sigan naciendo y

llenando de alegría la vida misma:

deben leer los siguientes blogs:

http://www.tresmontes.wordpress.com

http://www.tresmontes7.wordpress.com

http://www.yrania.wordpress.com

http://www.hurania.wordpress.com

http://www.trompicones.wordpress.com

un par de corajes…

20 de marzo de 2009

27_pics_43977

El yugo conyugal con esposas incluidas, a veces puede ser muy gratificante… Dijo un sabio que la mejor forma de ser fiel a una mujer es amándola de verdad.   Está claro que degradar a nivel zoológico la sexualidad es quitarle no sólo encanto sino también erotismo  al amor.

ARTE FIGURATIVO EN CARNE Y CURVAS

11 de diciembre de 2008

Hasta la llegada del Tercer Reich en 1933, en Europa no se hacía una pública y abierta glorificación de la belleza del cuerpo humano. Duró sólo doce años la exaltación artistica, en la escultura y de la pintura, de la figura humana. Cientos y miles de obras artísticas que fueron destruidas, salvo algunas que permanecen ocultas en sótanos más o menos secretos.
Hoy, la única exaltación de la belleza humana es la del…. arte pornográfico.
Pese a su infamante connotación, quizás merecen contemplarse estas fotografías.
imagevenueero_109

Recomendación de PATSCHI:

Si quieren que mujeres como éstas sigan naciendo y

llenando de alegría la vida misma:

deben leer los siguientes blogs:

http://www.tresmontes.wordpress.com

http://www.tresmontes7.wordpress.com

http://www.yrania.wordpress.com

http://www.hurania.wordpress.com

http://www.trompicones.wordpress.com

belleza agresiva

29 de noviembre de 2008

38_1-score-educ-acionnosize_06-cc

Todo el mundo está de acuerdo en admirar la belleza, sobre todo cuando se trata de las belleza de la mujer. En cambio, cuando se defiende la belleza como valor filosófico, moral y racial… surgen las incoherentes repulsas.. Se dice y argumenta que la belleza es transitoria y que lo importante es la bondad, etc…

Si profundizamos observamos que la belleza es más meritoria que  la bondad y la verdad. Es más, las tres cualidades se complementan, no se excluyen.  Si amamos a álguien por su bondad o por su hacer verdadero, ¿por qué habríamos de menospreciar su belleza? Es más: si difícil es ser verdadero y bondadoso… aún más difícil es adquirir belleza… Muchos, por defectos de nacimiento y herencia, nunca lo consiguen. Es pues injusto el pensar que la belleza es un don gratuito de Dios… Más cierto es pensar que tras muchos siglos de bien hacer y de verdades manifiestas, algunas razas y pueblos depuran individuos y a veces en cantidades abundantísimas de gran belleza. Por supuesto que todos los sujetos feos, por egoísmo, mezquindad y poco seso, son reacios a admitir esta realidad.

En esta ocasión ponemos como ejemplo de belleza dos formas de belleza agresiva, desbordante y casi brutal. Pero bellezas mejor que fealdades.  Quizás la fealdad exista no sólo como manifestación visual de la mentira y de la maldad, sinio también para dar, por contraste, evidencia de qye lo bello existe y vale más.

Recomendación de PATSCHI:

Si quieren que mujeres como éstas sigan naciendo y

llenando de alegría la vida misma:

deben leer los siguientes blogs:

http://www.tresmontes.wordpress.com

http://www.tresmontes7.wordpress.com

http://www.yrania.wordpress.com

http://www.hurania.wordpress.com

http://www.trompicones.wordpress.com


A %d blogueros les gusta esto: