Archive for the ‘Demografía’ Category

FOROS LIBRES, UNIOS!

6 de enero de 2009

Estamos, aunque no seamos conscientes el todo, de nuevo en época de clandestinidad y catacumbas…toleradas. Mientras los poderes fácticos y reales que controlan y administran “su Victoria” y “su Sistema Democrático” están intentando dar la última VUELTA DE TUERCA para que no se permita ninguna disidencia a sus postulados y dogmas oficiales e inatacables.

Por estas razones es grato encontrar, inependientemente de si estamos o no totalmente de acuedo con ellos, foros y blogs que realmente defienen la libertad de expresión, precisamente frente a aquellos que llevan setenta años imponiendo su dictadura democrática en nombre de la “libertad”, es decir, de “su libertad”…y no de la nuestra.

Uno de esos foros se llama: http://www.debatimos.com/

Muy interesante es el artículo titulado “La colonización de Europa”, que

empieza con este párrafo:

LA COLONISATION DE L’EUROPE

Por Guillaume Faye

La guerra étnica ha comenzado. Por lo bajo. Y, año tras año, se amplia. Por el instante, ha tomado la forma de una guerrilla urbana larvada: incendios de automóviles o de comercios, agresiones repetidas de europeos, ataques al transporte público, emboscadas a la policía o a los bomberos, razzias desde los suburbios hacia los centros urbanos, etc… Como demuestra un estudio sociológico encargado para analizar el fenómeno, la delincuencia de los jóvenes afro-magrebíes es también un medio de conquista de territorios y de expulsión de los europeos en el interior del territorio estatal francés. No está motivada únicamente por razones de simple criminalidad económica.

ARRESTADO POR EXHIBIR RECORTES DE PRENSA LEGAL

19 de diciembre de 2008

dailymailfrontpageNo es absurdo lo que ocurre en Gran Bretaña. Las autoridades son consecuentes con su política de favorecer la inmigración masiva de gentes de otras razas y culturas, con el fin deliberado de promover el mestizaje. Como a diario proclaman los “progres”, y también, a veces,  quienes dicen ser “conservadores”, el mestizaje es enriquecedor…

Entonces, nada de extrañar que ocurran sucesos como el que hemos conocido a través de “gates of vienna” y  “la yijadeneurabia” :

Sucedió en Inglaterra. Le acusan de “incitación al odio racial”. Un policía local había estado con un amigo y sus señoras. Habló con él, pero sin referirse a los recortes de periódico. Tiene que presentarse de nuevo el día 23 de diciembre en comisaría.

Este es el recorte que incitaría “al odio racial”. Dice que cada años entran 576.000 extranjeros a Reino Unido y se van 196,000 británicos:

El dueño es un militante activo del British National Party, un partido con fama de “fascista”. Pero reflexionemos. El partido es legal, los recortes de periódico son de un diario legal (el Daily Mail), el pub es suyo ¿por qué le arrestan si no es por pertenencia al BNP?

CULTURA DE LA MUERTE VERSUS CULTURA DE LA VIDA

8 de septiembre de 2008

En este año la España de ZP nos muestra que a la “Izquierda progresista” le gusta el aborto libre y todavía no obligatorio, la eutanasia y el auxilio al suicidio. Lógicamente, el PSOE de ZP es partidario de Obama y no del Partido Republicano de USA. Poca gente se para a pensar que “alguien” tendrá que cargar con la odiosa misión de ayudar a una persona a suicidarse. No es casual que los mismos poderosos medios de información que apoyan a Obama, quizás, entre otras razones por haber nacido como negro y musulmán, son los que ahora, sin confesarlo, critican a Bristol Palin, la hija soltera de  Sarah Palin, candidato vicepresidencial, por estar en el quinto mes de gestación y  no haber abortado. Incluso algunos medios, como “usmagazine.com” llegan a titular “Bebés, mentiras y escándalo”. Basta ver estas imágenes para comprender que Sarah Palin representa la defensa de: la familia, el derecho a la vida y la pertenencia a la tribu vikinga… Por cierto que esta revista de cotilleo, que, al igual que El País, de Madrid, apoya a Obama…

ENOCH POWELL TENÍA RAZÓN: NO A LA INVASIÓN!

26 de abril de 2008

El 20 de abril de 1968, Enoch Powell, diputado conservador británico, dio la voz de alarma… Antes, otros observadores ya habían previsto lo que hoy está pasando en Europa. Algunos fueron a prisión, como el suizo Amadrouth. Lo más significativo es que quienes se felicitan de que en USA pueda llegar a haber un presidente negro, lamentan que un dirigente blanco, como Ian Smith, pudiera gobernar en Rhodesia el Sur (hoy, Zimbabwe, arruinada y con la mayoria de los “blancos” expulsados y expropiados y, a veces, asesinados). Esto significa que desde que terminó la segunda guerra mundial, debido a que el nacional socialismo alemán defendía la bandera del “arianismo” y de de no mezclar las razas humanas, parece como si se hubiera convertido un axioma “democrático” el multiculturalismo y el mestizaje.

Una excepción entre una masa monocorde de políticos “amaestrados” fue Enoch Powell. Murió en 1998 y se ha ahorrado comprobar que él –desgraciadamente– tenía razón. Por supuesto que decir que a Europa no le conviene en absoluto el mestizaje no significa que se desea peor suerte a los llamados “pueblos de color”. Ellos también tienen mucho que perder –no sólo su propia identidad– con la llamada “globalización”, y la prueba está en que, en cifras relativas, la distancia entre países pobres y ricos es hoy mucho mayor que hace 40 años.

Hay varios blogs en los que puede leerse en castellano el discurso pronunciado en 1968 y que es conocido con el nombre de “Rivers of Blood”

 En inglés, hay un extracto en blackbritain

INMIGRACIÓN ES INVASIÓN

7 de febrero de 2008

Con el titular de MUCHO MÁS QUE “INMIGRACIÓN”, diego1212 comenta “el discurso timorato” de quienes, como en el caso de un artículo editorial al que alude, no se atreven a denunciar los peligros que conlleva una inmigración como la que sufre Europa y especialmente España.

diego1212 escribe el 7 de febrero de 2008 en EURABIAN NEWS:

< (…) hay algunas ideas de ese editorial que a estas alturas sólo se pueden sostener por una ignorancia absoluta sobre la evolución demográfica prevista para Europa en las próximas décadas.

Digámoslo claramente por enésima vez: de no cambiar mucho las cosas, de evolucionar todos los parámetros como está previsto que evolucionen por organismos como Eurostat o el INE (entre otros), los españoles “étnicos” seremos minoritarios en nuestro país en cuarenta años.

“¡Pero eso sería dentro de cuarenta años! Para entonces pueden pasar muchas cosas…” dicen algunos. Y es cierto. Aunque a medias. Pueden pasar muchas cosas, pero no es probable que pasen. La natalidad de las españolas autóctonas sólo se incrementará muy poco a poco en las próximas décadas, si es que finalmente lo hace. Cambiar una tendencia demográfica es muy difícil, porque cambiar los hábitos sociales y los vicios estructurales del Sistema es muy complicado, y porque la baja natalidad acumulada durante casi treinta años ya hace que cada vez haya menos madres jóvenes en disposición de tener hijos. Cada cohorte -mujeres que en un año determinado entran en edad fértil- es más pequeña que la anterior y eso no se puede evitar, porque es consecuencia de los últimos 28 años de natalidad hundida.

Recordemos aquí que la natalidad autóctona española es de 1,2. 1,36 es la cifra con la que se engaña al personal usando para ello la natalidad extranjera.

Así que por un lado tenemos una natalidad que nos reduce en un 40% con cada generación completa que pasa. Eso es casi una reducción a la mitad… a un proceso de esa naturaleza se le conoce por implosión demógrafica, y es justo lo que estamos sufriendo.

Por otro lado tenemos una “inmigración” (ahora explicaremos las comillas) gargantuesca, astronómica, inmensurable. 640.000 extranjeros sólo en 2006. Uno de los factores fundamentales que explican la brutal necesidad de mano de obra de ciertos sectores es, precisamente, la reducción constante y acelerada de nuestra población joven, cada vez más exigua. Lo que se nota especialmente en sectores de baja cualificación y sueldo.

Y en tercer lugar la propaganda procedente del marxismo cultural. Básicamente el “multiculturalismo” o, más completo aún, el “mestizaje”, y la pura endofobia. Una campaña constante e insidiosa de inoculación de auto-odio. Una ideología autodestructiva que sólo busca acelerar el proceso y aculturizarnos lo más rápidamente posible. Incluso nuestro propio aspecto físico es objeto del ataque porque nos identifica como occidentales responsables del mal del Globo. Masoquismo étnico.

Pongámoslo todo junto: implosión demográfica, flujos masivos de poblaciones foráneas que no se espera que desaparezcan -si no hacemos nada- en décadas, y propaganda y lavado de cerebro constantes.

¿Es esto una simple inmigración económica clásica? ¿Es esto comparable de alguna forma con el asturiano que iba a Buenos Aires o el italiano que pasó diez años en la Alemania de posguerra? Sólo para los demagogos que buscan ejercer el chantaje emocional. Fijémonos en sus métodos. Todo se reduce a dos o tres argumentos: la falsa comparación con las migraciones clásicas del pasado, tan limitadas en tiempo y espacio que merecían por ello ser llamadas migraciones, y el recurso al “colonialismo” para atizar el complejo de culpa. Completa la panoplia la poesía divagante, romántica, acerca de la “enriquecedora diversidad” –mentiras históricas incluidas– y un par de consignas pretendidamente lapidarias pero meramente ridículas. Y punto.

¿Cree que esos “argumentos” son originales de los propagandistas españoles? Si algo te permite el estar atento a noticias llegadas de todo el globo, muy especialmente del resto de Occidente, es darte cuenta de hasta qué punto la propaganda es idéntica en todas partes. Lo único que hacen las secciones locales del lobby multiculti es adaptar la idea básica. Las mismas frases, los mismos eslóganes, se repiten una y otra vez de país en país. La frase vacía y absurda del “ningún ser humano es ilegal” es una traducción del “no human is illegal” parido entre los black blocks del movimiento antisistema estadounidense. Eso por citar un solo ejemplo. Pero créanos: invocaciones indemostrables al indefinible “enriquecimiento por la diversidad”, filípicas del “nosotros también emigramos” y sesiones de masoquismo a cuenta de la leyenda negra del colonialismo, se repiten sin casi diferencias desde EE.UU hasta Australia, pasando por España, Alemania o cualquier otro país de los considerados “occidentales”.

No en vano el marxismo cultural es una infección de todo Occidente.

Y llegados a este punto puede que usted se pregunte: ¿en todos? ¿También en aquellos cuya historia no encaja de ninguna manera en los esquemas del chantaje emocional? Por supuesto. Veamos el ejemplo de Irlanda. Como Irlanda no ha sido precisamente una potencia imperial, lo que se hace allí es cargar las tintas en los demás pilares propagandísticos. “Emigramos, luego debemos aceptar lo que nos pase ahora, sea esto lo que sea”.

Pero hay un caso aún mejor, el de Noruega.

Noruega es un país que sólo alcanzó su independencia plena en el siglo XX, en 1905. Nunca ha tenido nada parecido a un imperio colonial. Sin embargo la sección local de la Internacional Inmigracionista insiste en que la única actitud moralmente aceptable es permitir la inmigración sin tasa aunque eso pueda llevar a un destino como el español. ¿Por qué, si los noruegos no han emigrado masivamente ni han colonizado a nadie? ¿Cuál es la excusa esta vez?

Además de las puerilidades infumables sobre el “enriquecimiento cultural” y el resto de esa cháchara, simplemente porque Noruega forma parte del mundo desarrollado. Son europeos, medianamente prósperos, blancos, occidentales. Corresponsables, por tanto, de los “estragos del capitalismo”. Malvados en esencia porque su desarrollo, según la curiosa mentalidad de la izquierda de inspiración marxista, sólo puede provenir de la pobreza de otros, en otro ejemplo de la burda concepción de juego de suma cero que tiene de la generación de riqueza. Noruega debe pagar por el crimen de no formar parte del tercer mundo, como todos los demás tenemos que hacerlo.

Y si el castigo que todos merecemos es la sustitución demográfica, el desplazamiento poblacional, nos está bien empleado. ¿O no somos acaso los españoles, por ejemplo, responsables de la “pobreza” de, no sé, digamos, Ecuador? Porque lo somos, ¿verdad? Aunque llevemos 200 años fuera de allí. Aunque muchas regiones de la América Hispana fuesen comparativamente más prósperas en el 1800 de lo que lo son hoy en día (siempre comparativamente).

Porque de eso es de lo que estamos hablando. De sustitución demográfica. Otros lo llaman colonización. Llamar “inmigración” a un proceso por el cual una población se convierte en minoritaria voluntariamente en su propio territorio multisecular, en menos de 50 años es, como mínimo, desplazamiento poblacional. “Inmigración”, como la del abuelo que trabajó en Suiza, no. Desde luego que no. Es hora de dar fin al chantaje emocional.>

http://noticiasdeeurabia.wordpress.com/2008/02/07/mucho-mas-que-inmigracion/http://1212lasnavas.blogspot.com/

——————-

El 20 de Enero pasado diego1212 escribía, tambien en EURABIAN NEWS:

El ius soli es una de la ideas más absurdas y nefastas de la historia de la Humanidad. Consiste, de forma muy resumida, en que todo individuo nacido en territorio de una nación adquiera inmediatamente dicha nacionalidad. No hay que ser muy listo para darse cuenta de que los “franceses” de los banlieus insurrectos, los “belgas” de la intifada de Bruselas y los “holandeses” que están prendiendo fuego a media Holanda, tienen de franceses, holandeses y belgas lo mismo que el que les escribe tiene de nigeriano. Da igual. Los inmigracionistas se pondrían histéricos (más aún de lo que ya son) si alguien se atreviese a reclamar el cambio a un sistema de ius sanguinis (insuficiente por sí solo, de todos modos).

http://noticiasdeeurabia.wordpress.com/2008/01/20/los-efectos-del-ius-soli/http://1212lasnavas.blogspot.com/

 

RUSIA DEFIENDE A LA FAMILIA

14 de enero de 2008

presidente_ruso_vladimir_putin-misa.jpg

Rusia lanza una campaña para superar la crisis demográfica.

Con este titular, “El País”, Madrid, 14 enero 2008,  informa desde Moscú:

La exaltación de la familia. Esta es la causa a la que el presidente de Rusia Vladímir Putin y su delfín Dmitri Medvédev, ambos cristianos ortodoxos, han consagrado el año 2008 con el fin de incrementar la natalidad y mejorar la situación demográfica del país. Rusia tenía 142 millones de habitantes a principios de noviembre pasado, tras haber perdido 6,6 millones desde 1993. La mengua poblacional prosiguió en 2007 (207.600 personas menos de enero a noviembre) a un ritmo más lento que en años anteriores, según las estadísticas oficiales.Rodeados de niños, padres, abuelos y popes ortodoxos en sotana, Putin y Medvédev, el candidato favorito a la jefatura del Estado, inauguraron el Año de la Familia en una gala en el Kremlin, a la que fueron invitadas familias de todo el país, distinguidas por su comportamiento ejemplar o por su numerosa prole. El 7 de enero, día de la Navidad ortodoxa, los rusos pudieron ver por la primera cadena de televisión cómo el presidente y su previsible sucesor contestaban -siempre en clave moral y patriótica- a las preguntas de los pequeños sobre sus aficiones y lecturas en su propia infancia.Medvédev, padre de un hijo y primer vicejefe del Gobierno ruso, dirige el comité organizador del Año de la Familia, un programa de actividades que involucra a las autoridades centrales y regionales además de instituciones como la patronal y la unión de periodistas. El programa contempla la “propaganda de los valores familiares, la maternidad y la infancia” y el “estímulo” a los medios de comunicación para abordar el tema del “fortalecimiento de la familia”. Ya hoy, muchos medios, incluida la emisora liberal El Eco de Moscú, tienen espacios dedicados a la cría de hijos. Observadores políticos temen que la campaña pueda desdibujar los límites de un estado laico en beneficio de la ideología conservadora ortodoxa.

La preocupación de Putin por la demografía no es nueva. En 2007 Rusia introdujo medidas de fomento de la natalidad como la entrega de 250.000 rublos (unos 7.900 euros condicionados a ciertos gastos) a las madres de un segundo hijo y mejoró las asignaciones por baja maternal. Los demógrafos dudan de la eficacia de las medidas, pero el aumento del bienestar permite hoy a los rusos plantearse un aumento de su prole. En 2007, por primera vez desde 1989, Moscú superó la cifra de 100.000 nacidos anuales. Sucedió el 26 diciembre y para celebrarlo Dmitri Medvédev visitó a Aliosha Grigóriev, “el bebé 100.000”, que tiene dos hermanos y unos padres esperando piso desde hace ocho años. (…)

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Rusia/lanza/

campana/superar/crisis/demografica/elpepuint/20080114elpepiint_6/Tes

 

TODOS SOMOS FAMILIA

9 de enero de 2008

la_alegria_de_una_familia_numerosa_230x1501.jpgfamilia06.jpgUna sociedad que tiene que defenderse a sí misma defendiento la institución familiar de los ataques del Gobierno y de otros poderes interesados en debilitar si no destruir las naciones de etnia europea es una sociedad que tiene ante sí una lucha a muerte para sobrevivir. Quienes han programado el genocidio abortista lo han hecho con la intención de reemplazar a los hijos no nacidos por inmigrantes que en el mejor de los casos son extraños a nuestra idiosincrasia y a la larga una amenaza grave para la salvaguardia  futura de la identidad europea. 

Por su interés reproducimos parte de un artículo publicado en www.elmanifiesto.com:

(…) la familia, institución sin la que ninguna sociedad humana puede sobrevivir. Porque la familia es, antes que ninguna otra cosa, eso: una institución que garantiza la supervivencia de una comunidad.En realidad la cuestión es muy simple. Ninguna sociedad sobrevive si no se reproduce, esto es, si no tiene hijos. El ámbito natural en el que las personas tienen hijos, los crían y guían su crecimiento es la familia; esto es así desde que hay hombres sobre la tierra, y por eso hay un derecho de familia en la vieja Roma, por ejemplo.El concepto de familia, y en su interior el concepto de matrimonio, retratan esa realidad natural, primaria, elemental: una mujer y un hombre establecen un vínculo y tienen unos hijos. Es verdad que a lo largo de la historia han existido tipos muy diversos de familias, diversidad que obedece a razones culturales, sociológicas, económicas, etc. Pero esa diversidad nunca ha discutido el carácter heterosexual por naturaleza del matrimonio y la familia, precisamente porque su fin implícito es la reproducción. Como la constitución de una familia es algo que trasciende el interés individual de los cónyuges, porque hay hijos por medio, conviene establecer condiciones que protejan la solidez del vínculo. De hecho hay países –Rusia o Polonia, por ejemplo- donde el derecho de familia se ha desgajado del derecho civil, para subrayar que su casuística no se reduce a un juego de intereses individuales. Y por eso, porque la familia trasciende el interés individual, las legislaciones suelen imponer un cierto número de limitaciones a su ruptura, es decir, al divorcio.Dado que la familia es una institución con valor en sí misma, a los padres se les reconoce la potestad sobre los hijos, potestad correspondiente al deber de mantenerlos. Por eso es nocivo que los niños sean arrancados de sus hogares, y también por eso se reconoce a los padres el derecho a la educación moral de sus hijos, (…). Eso quiere decir que en materia de formación moral, religiosa, etc., el derecho de los padres prevalece sobre cualquier otro mientras sus hijos son menores de edad.Una sociedad puede sobrevivir perfectamente con un número limitado de parejas homosexuales; también puede sobrevivir perfectamente sin ellas. Por el contrario, ninguna sociedad puede sobrevivir sin un número elevado de familias; si no hay tales, la sociedad caduca por falta de reproducción. Así las cosas, es de sentido común que eso que se llama “normalidad social”, es decir, la idea que una sociedad se hace acerca de cómo debería ser, privilegie el estatuto de la familia. 

Todos podemos estar de acuerdo en respetar a quienes deciden observar una conducta erótica o afectiva de tipo homosexual; ese respeto puede perfectamente incluir la regulación de derechos socioeconómicos en caso de convivencia dependiente. Pero de eso a inventar un “matrimonio homosexual”, y presentarlo como equivalente del heterosexual, hay un trecho demasiado largo. El único resultado de esa operación es que el matrimonio natural deja simplemente de existir como categoría propia. Es interesante recordar que en sociedades antiguas donde la homosexualidad no representaba un excesivo obstáculo moral, como la griega o la romana, a nadie se le ocurrió establecer un “matrimonio homosexual”. Es que la sexualidad de los individuos es una cosa, y la organización de la sociedad es otra muy distinta.

 

Del mismo modo, todos podemos estar de acuerdo en la necesidad de regular las condiciones en las que un vínculo matrimonial pueda disolverse. Tal regulación existe incluso entre quienes consideran (consideramos) que ese vínculo es un sacramento; con más razón deberá existir para quienes lo ven como un contrato civil. En todos los casos, parece juicioso que la legislación se ocupe de resolver situaciones personales que llegan a convertirse en un verdadero infierno. Pero, una vez más, hay un trecho demasiado ancho entre esa regulación y lo que ha hecho el Gobierno ZP con su ley del “divorcio exprés”, que en la práctica significa establecer la posibilidad de romper el matrimonio a las primeras de cambio y a petición de parte. Con un vínculo así fragilizado por el interés individual, el valor del matrimonio se reduce al mínimo, se estimula la irresponsabilidad de los cónyuges y, por supuesto, la familia como institución pierde valor.

Todos estamos de acuerdo, por último, en que el Estado debe hacerse cargo subsidiariamente de la educación de los hijos, y en que la obligación docente del Estado es una buena cosa, aunque sólo sea porque la gran mayoría de las familias no está en condiciones de hacerlo por sí misma. También es razonable que esa educación oficial incluya formación sobre el sistema general de convivencia, las leyes, la urbanidad, etc. Pero de nuevo hay un enorme trecho entre eso y la imposición de “Educacón para la Ciudadanía”, una asignatura obligatoria de carácter ideológico-moral que priva a los padres de un derecho unánimemente reconocido y además lo hace en términos que distan de suscitar un mínimo consenso social. Si a los padres se les niega el derecho a decidir la formación moral de sus hijos, la familia vuelve a ser, una vez más, golpeada.

José Javier Esparza

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=1394

DEMOGRAFIA DE ISRAEL

8 de diciembre de 2007

judio1.jpgLa gente común no suele estar

informada del número de niños que nacen cada año en su país; menos aún de la natalidad en Europa o en América. La causa es que esos datos no se publican de forma clara y visible. Así, pocas personas saben que el número de nacimientos en Alemania llegó al millón en los años del III Reich. Se sabe que hoy Alemania tiene aproximadamente la misma población que en 1914… mientras que la población del “Tercer mundo” se ha quintuplicado.

Está claro que existe un interés oculto en que los ciudadanos europeos no sepamos que somos menos del 5 por 100 de la población mundial. En resumen. La población de origen europeo no cesa de disminuir mientras aumenta la de los países subdesarrollados.

Este problema no ha sido ignorado, como era de esperar, en un pueblo tan astuto y celoso de su existencia e identidad, como es el pueblo judío, del cual. los israelitas habitantes del Estado hebreo són una mínima parte: Unos seis millones de un total mundial de aproximadamente 30 millones de judíos.

Lo que sigue a continuación lo hemos copiado de

http://noticiasdeeurabia.wordpress.com/

La debilidad demográfica es una excusa que la izquierda laica israelí agita par justificar esa entrega de tierras que empezó con la entrega del Sinaí a Egipto tras el viaje histórico de Sadat, que se puede considerar el comienzo del ablandamiento judío, y alcanzará su cénit esta semana, con la conferencia de Annapollis.

Estas son las cifras del número medio de hijos por mujer: 2,71 en 2006 las judías, y subiendo; 4,36 en 2006 las árabes (4,7 en 2000), y bajando. Además, las árabes tienen hijos desde muy pequeñas, mientras que las israelíes están teniendo hijos durante toda su vida reproductiva, hasta los 40 años. Por ello, se espera que se reduzca la actual diferencia. Ciertamente, la fertilidad de los árabes es aún superior, pero aquí nos cuentan que hay grandes diferencias entre los judíos ortodoxos y los seculares. Los primeros tienen 5 hijos, los otros la parejita o el triste hijo único.

The Demographic Hoax

http://israelmatzav.blogspot.com/2006/05/demographic-hoax.html


A %d blogueros les gusta esto: