Archive for the ‘democracia’ Category

fuera caretas! Amigo o Enemigo, that is the question

7 de diciembre de 2009

Acostumbrados a creer que impera la “libertad de expresión”, es útil descubrir cómo ciertos grupos o movimientos ideolgicos marcan sus posiciones e incluso delimitan los campos y se atreven a definir claramente quiénes son sus enemigos, a los que no conceden ni el derecho a existir.  Es una palabra, descubrimos que realmente no existe ni nunca ha existido esa ilusoria “libertad de expresión”. Lo que en cada época y lugar existe es el imperio de los vencedores en las guerras, de los que por su número son mayoría  o que, aún siendo minoría, se imponen mediante la violencia, el dinero  y la propaganda.  A nadie se le regala la libertad para hablar, escribir o moverse… Esa libertad, natural y consubstancial al ser humano, se la toma uno por iniciativa propia sin esperar que te inviten a hacerlo. La libertad se gana con la fuerza y con la violencia, luego se legaliza en los parlamentos.

Creo que fue Carl Smitt y, después Parker Jockey (cuya obra cumbre “Imperium” puede descargarse desde el blog la maldición de Spengler) quienes establecieron la importancia estratégica de discriminar entre “amigo” y “enemigo”.

Un blog arabista e islamista que  dice claramente quienes son sus enemigos y en consecuencia se posiciona simultaneamente contra el Estado de Israel y contra el “nazismo”, para lo cual utiliza como bandera estos logotipos:

Ese mismo blog añade la siguiente declaración:
CSCAweb está elaborado por el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe. Las opiniones del CSCA y las expresadas en las colaboraciones y contenidos no tienen porqué coincidir necesariamente. Salvo indicación contraria, autorizamos la reproducción parcial o total de los textos y gráficos a condición de que se cite su origen [CSCAweb: <http://www.nodo50.org/csca>%5D y autoría.
No obstante, prohibimos expresamente la difusión parcial o total de contenidos de CSCAweb con fines comerciales o lucrativos sin previa autorización, así como en medios o foros de cualquier tipo -sean electrónicos o impresos- que difundan ideologías y opiniones de carácter nazi, fascista, anticomunista, antisemita, racista, xenófobo, sexista, imperialista, de extrema derecha o que fomenten la guerra y el odio entre diferentes culturas, naciones y pueblos por motivos étnicos o religiosos.
—-

Nota de URANIA: Como ejemplo de lo que algunos  individuos, sin duda afectados por la agresiva propaganda e influencia del islamismo, entienden por “libertad”, reproduzco un párrafo escrito por un “sedicente” (es decir, que él se dice o dice ser) sacerdote católico en un sitio islámico (webislam).  Hay que precisar que lo que al “teólogo” Juan José Tamayo le preocupa es la “libertad” de los musulmanes en Europa, no la de los cristianos en países donde rige el islam. Tampoco cae en la cuenta de que en Europa nadie prohibe la construcción de mezquitas, mientras que es inimaginable que se permitan templos cristianos en algunos países musulmanes. Incluso nos preguntamos si este “cura” osará protestar contra la marginación, en la España de ZP y del psoe, del símbolo de la Cruz que se persigue desde el llamado “laicismo”.  Este es el párrafo del citado “teólogo”:

Prohibir la construcción de los minaretes, reconocen los obispos suizos y el Vaticano, puede aumentar los problemas de convivencia entre ciudadanos pertenecientes a diferentes tradiciones religiosas, amenaza la libertad religiosa de los ciudadanos, dificulta la apertura al otro y responde a la “lógica de exclusión”, contraria al “espíritu evangélico” y al ecumenismo. Ali Gomaa, el gran Mufti de Egipto, ha ido más lejos todavía y ha calificado, creo que certeramente, los resultados del referéndum como “una humillación” para los musulmanes. Para mí son la más crasa negación de la diversidad religiosa, uno de los pilares sobre los que se ha construido la Europa moderna.
Juan José Tamayo es teólogo y autor de Islam. Cultura, religión y política (Trotta, Madrid, 2ª ed., 2009)

caen en un “ateismo” infantil

20 de abril de 2009

christian_atheism_thumb1pastore_ateoresurreccion

Cada día el “ateísmo” es más beligerante y proselitista… y además, se disfraza de creencia religiosa. Quienes se autodefinen como “ateos” lo primero que hacen es creer en un “Dios” tan elemental, primario e infantil como el “ateismo” que dicen profesar. Lo que está claro es que cada pueblo tiene el Dios que se merece. Las naciones triunfalistas y poderosas, como el Imperio de Constantino o el Imperio de Carlos V tienen dioses victoriosos y omnipotentes, tal como el Cristo Pantocrator. 

Las ideas decadentes que dominan en Europa desde la “Ilustración” y la Revolución Francesa… conducen a resultados tan surrealistas y cómicos como el de un obispo (protestante) holandés que se confiesa creyente en la “idea de Dios” y ateo.

Hemos leído en journalchretien la siguiente información  :

En Holanda, un pastor protestante ateo (debería ser un oxímoron, ¿no es cierto?), que se había hecho conocer publicando un manifiesto ateo, invita al Sínodo general de su “Iglesia”  a abrir un debate sobre la existencia de Dios. Muchos miembros de la “Iglesia” estarían convencidos de la utilidad de un debate de este género, como escribe este pastor, Klaas Hendrikse, al secretario general de su “Iglesia”, el pastor Arjan Plaisier. De hecho, según una encuesta reciente, uno de cada seis miembros ya no cree en la existencia de Dios o no está seguro de ella.

 

El pastor Hendrikse explica que su convicción, según la cual Dios no existe, se ha reforzado. Explica en su libro: “La inexistencia de Dios no es un obstáculo para mí sino una condición preliminar para creer en Dios. Yo soy un creyente ateo. Dios no es para mí un ser sino una palabra que designa aquello que puede existir entre las personas. Si, por ejemplo, una persona os dice `No te abandonaré´ y luego mantiene esta afirmación, sería absolutamente apropiado llamar a esto Dios”.

 

ya tenemos un pensamiento único, petulante y despótico

1 de noviembre de 2008

 

La infima preparación cultural de los pueblos europeos, permite que las ideas más irracionales se estén imponiendo como dogmas indiscutibles. Entre esas ideas está la “normalidad” de la homosexualidad, el servilismo ante todo lo que es extranjero y antioccidental  y el sentimiento de culpa colectiva por imaginarios “crímenes”, los cuales si existieran, serían perfectamente asumibles y justificables, pues en este particular los europeos tanto paganos como cristinanos, no somos  más imputables que las demas razas y culturas; más bien todo lo contrario.

Este comentario viene a cuento de cómo en los últimos días, en España  la Casa Real se ha visto en la obligación de manifestar que no son “exactas” las declaraciones de la Reina Doña Sofia en el sentido de que la ley civil no debe ser contraria a la ley natural ante las  impertinentes  protestas de los llamados “colectivos de gays y lesbianas” que se sienten ofendidos porque la Reina de España opina que considera normal el matrimonio tradicional entre un hombre y una mujer… Aparte de que resulta sarcástico que a una Reina se le niegue la famosa “libertad de opinión” que se dice es un derecho fundamental de todo ciudadano, es absurdo pedir que una institución como la monarquia hereditaria, que basa su existencia en la sucesión dinástica de padres a hijos, pueda tener una opinión favorable a la unión sexual entre personas del mismo sexo…

Inependientemente de la opinión que, por razones políticas, manifieste la Casa Real, aquí lo sintomático del hecho noticioso es la escalada de absurda intolerancia que se está instalando en las sociedades que se presentan como “liberales” y ejemplos vivos de racionalidad.

Otros casos de grotescos y groseros ataques al  más elemental  derecho a que una persona pueda manifestarse con libertad legítima son recogidos en una entrada que se publica en irania con el titular de “cada día tenemos menos libertad de expresión”.

aristocracia, mejor que democracia…

1 de noviembre de 2008

Es de sentido común que al igual que la cabeza gobierna al cuerpo humano,  los ariastócratas son los que naturalmente deben tomar el gobierno de la sociedad. En nuestro tiempo confuso y masificado hasta los reyes se autoproclaman democráticos sin darse cuenta del contrasentido que ello supone.

En el blog montalbo hemos encontrado una interesante reseña sobre un libro titulado Nobílitas.

Ocurre que la mayoría de nosotros, los ciudadanos “normales” nos autodefinimos como “pueblo”, aunque algunos, en el fuero interno, nos juzguemos mejor dotados intelectual, moral  y físicamente que el comun de las gentes. Por eso tenemos tendencia a creer que es posible y moralmente aceptable el gobierno de la “mayoría”… Sólo cuando nos percatamos de que siempre la “mayoría” representa el criterio de lo vulgar y de lo acomodaticio, caemos en la cuenta de que el mejor gobierno es, en principio, el ejercido por los mejores, y esto redundaría en beneficio de todos. Lógicamente ese gobierno de los nobles o aristócratas debe estar sometido a normas y principios de derecho natural e incluso divino como única forma evitar el despotismo, que es lo que ocurre cuando se prolama al “pueblo” como “soberano”.

No deja de ser una broma que alguien pueda creer en serio que existe la posibilidad de que el “pueblo” se gobierne a sí mismo… Es una imposibilidad semejante a la partenogenesis o autofecundación… Entre poder o gobierno y sociedad gobernada es evidente de que hay una bipolaridad, dos sujetos…


A %d blogueros les gusta esto: