Archive for the ‘Cristianismo’ Category

BENEDICTO XVI SE DESPIDE CON GESTO PROFÉTICO.

28 de febrero de 2013

Con este titular, el blog yugo y atril publica un comentario sobre la retirada de Benedicto XVI del
Pontificado Romano. Lo que sigue es reproducción literal:

EL NOMBRE DE LA ROSA. UMBERTO ECO. UN ATAQUE A LA LINEA DE FLOTACIÓN DE LA BARCA DE SAN PEDRO QUE ES EL MONAQUISMO

Yo también sigo abrazado a mi cruz, corroboro las palabras del papa Benito que en su despendida se ha mostrado grandiosamente humilde casi de la misma forma como accedió a la sede santa, hecho del que me hice lenguas en este blog. Luego la cosa se torció porque querían convertir a este profesor bávaro en un títere mediático al estilo Wojtyla. Algo que no le iba. Estaba claro. Al parecer, la Curia quiso chantajearle y comulgar con ruedas de molino y presentó su pontifical dimisión. Hurra por Benedicto.

Sin embargo, los lobos en desguisa de corderos siguen amenazando al redil y el peligro sigue latente. El papa se va a un monasterio. La vida orante, la liturgia, la renuncia a las cosas del mundo, fueron los cangilones de esa inmensa noria que mueve a la Iglesia las aspas de los molinos de viento del Espíritu que salva y purifica. Todo un gesto. Ego filius Ecclesiae y viviendo una vida en observancia de las leyes divinas (la búsqueda de la verdad en las páginas evangélicas y de la belleza que contienen muchos libros, sigue mi seminario vacío aunque lleno de fulgores que son gritos) me duele la Iglesia en manos de los judíos y me hacen pupa los ataques a Ella. Los recibo como si fueran míos. Anteanoche emitieron por TVE1 El nombre de la Rosa. Para mayor indignación y consternación de nosotros los creyentes. Se trata de una cuchillada feroz a la yugular de la base de la Iglesia a cargo de Humberto Eco un judío italiano que se está muriendo de cáncer si no se ha muerto. El monasterio de Montecasino ha sido destruido dos veces. La primera por el bombardeo de los norteamericanos que se ensañaron con las viejas piedras levantadas por san Benito de Nursia en el siglo VI y la segunda con esta novela. No digo que yo la película en el que borda el papel Sean Connery interpretando a un franciscano capitular, Guillermo de Baskerville, haciendo de Sherlock Holmes no sea interesante pero el mensaje está cargado de veneno. Trata de destruir el monaquismo cargado de santidad y de paciencia de amor a la cultura. Los benedictinos fueron los heraldos con su lema de ora et labora cálamo en ristre y transcribiendo viejos textos de la antigüedad que de no ser por ellos se hubieran perdido la hoz, el rastrillo, la mano en la besana del arado que roturó baldíos o empuñando la gubia para construir catedrales y edificios de la segunda venida de Cristo a Europa. Ellos salvaron a Europa. Fueron la rama de olivo según las profecías y por esto el papa reinante quiso llamarse Benito en honor al padre de Europa. El literato italo-hebreo se fija en los defectos que tuvo o pudo tener aquella iglesia del Cisma de Aviñón: simonía, lujuria, soberbia, inquisición. Precisamente los más avaros, los lujuriosos, los más prepotentes y falsarios que dicen llamarse los del pueblo elegido habiéndose convertido por su protervia y perfidia en el pueblo maldito se atreven a ensañarse con las mermas de una institución divina pero manejada por pecadores que tratando de servir a Cristo lo traicionan. El nombre de la rosa, emblema los Rochild, de la masonería, de la mariconería, es el emblema designado para capitanear las mesnadas de los anticristos nada tiene que ver con mi SEMINARIO VACIO LOS PECADOS MORTALES DE LA IGLESIA. Que los hubo, los ha habido y los habrá. Miré usted don Humberto nuestra fe no es un problema de bragueta aun reconociendo que los problemas del celibato difícilmente lograron ser resueltos para atrición de algunos eclesiásticos y para dar pábulo a la llama furiosa de los blasfemos que despotrican contra la iglesia. Es un pecado un accidente que no afecta a la sustancia que es la economía de la salvación. Sólo la tolerancia y paciencia de las clases consagradas, amigo Eco, y el sentido de la libertad que caracteriza al cristianismo ha permitido que usted se mofe de lo más sagrado. Si usted hubiera sido mahometano lo más seguro es que lo hubiesen condenado a muerte como a Salmon Rushdie pero como es judío ha recibido todas las complacencias de la sinagoga. A mí El Nombre de la rosa al igual que el Código Da Vinci me parecen la versión anticatólica de los Versos Satánicos. La escena del monje marica que se envenena pasando las hojas de un códice prohibido es una quimérica combinación folletinesca entre novela negra y libro de aventuras. El retrato que hace del abad, del prior y de fray Remigio son caricaturas. La vida en los monasterios medievales. Luego se mofa de la liturgia y del canto gregoriano. La escena asadura de buey que porta el donado como regalo a la muchacha por el favor sexual es toda una repelente invocación a las furias del Averno. Otros personajes diabólicos son el monje ciego y otros tonsurados que esgrimen un cerquillo en punta de muy mala calaña pertenecen al cupo de encomendados a Satanás. Ciertamente que eso que llaman concupiscencia del saber y allegar conocimiento que siempre engendra dolor puede haber sido un defecto de los que vivimos bajo la sombra de la cruz y al pie de los sueños que emiten los libros en sus mensajes puede que sea otro de los pecados eclesiales pero Cristo dijo vosotros sois la sal de la tierra y no pertenecéis al mundo etc… pero la quema de la Biblioteca donde se guarda nada menos que el Beato de Liébana inunde más tristeza incluso que el auto de fe de la saludadora, el hereje y el pobre Salvatore impresionante escena que recuerdan al Gólgota. Transmiten más incluso que la muerte del inquisidor. Se hace una calumniosa caricatura de san Bernardo el cantor de la Virgen el doctor Melifluo. Y eso también me llenó el corazón de dolor pero hay algo que salva a toda esta funesta cinta y es el Amor entre la pobre chica utilizada como barragana del convento y el novicio que acompaña al franciscano Guillermo de Baskervile. La secuencia final es apoteósica. Sí. Únicamente nos salvará el amor que es de lo que el cristianismo se trata. Nos llega a través del mensaje de la Resurrección en la cual no creéis vosotros lo judíos. Ya sé que tenéis vara alta en la curia y si algo moteja de mentira todo ese invento fabricado por los pérfidos ingleses del Shoah que no es más que un holocuento os rasgáis las vestiduras, apeláis a los derechos humanos y nos denuncias ante los tribunales acusándonos de xenófobos, fascistas, de borrachos o de locos. Como buenos sepulcros blanqueados (ni Papini se atrevió a llamaros perros ni a meterse con vosotros pues os tenía miedo, el propter metum judeorum evangélico) aplicáis la norma del embudo. Para vosotros lo amplio y para nosotros lo estrecho. El papa alemán os ha dado una lección retirándose a la vida contemplativa de los que vosotros os reís pero es la dinamo de la Barca de Pedro. Tanto en el Este (Calcidia, Anatolia, Optina Pystina) como en el Oeste (Solesmes, Silos, la abadía de Miraflores, el priorato de San Frutos) Todo un gesto.

La comunidad indoeuropea

4 de julio de 2012
La comunidad indoeuropea.
Manu Rodríguez. Desde Europa (24/06/12).
                                                                            *
*… La oculta luz los Padres desvelaron; // con sinceras palabras engendraron la aurora.
… gūḷháṃ jyótiḥ pitáro ánv avindan // satyámantrā ajanayann uṣā́sam (Rig Veda, VII, 76, 4). (Edic. Van Nooten).
*La comunidad indoeuropea. Una comunidad rota, fragmentada; dividida, y enfrentada. Que ignora su propio origen y está a punto, de nuevo, de combatir contra sus hermanos. Hablo de los pueblos indoeuropeos islamizados en Europa y Asia (el ámbito persa y parte de la India). Hemos de recuperar esos pueblos.
La comunidad (ecclesia, ‘koiné’) indoeuropea está casi totalmente cristianizada o islamizada. Éste es el problema. Muchos son los pueblos nuestros culturalmente engañados, confundidos, alienados; desposeidos de su patrimonio cultural y espiritualmente extrañados. Hechos enemigos de sí, contrarios. Con lenguaje prestado hablan, con lenguaje de otro. Carecen de lengua propia estos pueblos colonizados o conquistados desde hace siglos por otros pueblos, otras historias, otros discursos.
Nuestras tierras no son indoeuropeas sino cristianas o musulmanas. Esto es lo que hay que ver. Nuestras tierras culturalmente ocupadas. Nuestros cielos enladrillados. Nuestros mundos silenciados.
Nuestras claves culturales, simbólicas, no son indoeuropeas, no son nuestras.
Los Padres antiguos están desatendidos, des-cultivados. Ese bosque, ese jardín. Ese territorio, ese espacio.
En lo más oscuro de la noche estamos. Lejos, muy lejos de nuestra luz, de nuestros mundos.
Demasiado tiempo fuera de casa nuestra gente, nuestros pueblos. Alejados de las tierras propias, de los cielos propios. En otro lugar, en otro mundo.
¿Qué discurso, pues? ¿Qué lenguaje; qué palabras? Estos pueblos míos encantados, hechizados.
*En un grave peligro se encuentran los pueblos indoeuropeos (europeos propiamente dichos, y pueblos indo-iranios) en los tiempos que corren. Reparemos en Europa, que ocupa la mayor parte de nuestro territorio madre. No son momentos cualesquiera los que vivimos. Vivimos tiempos excepcionales. Asistimos a una ofensiva del islam en nuestras tierras, en nuestro hábitat milenario.
Es una ofensiva, en principio, blanda, sorda, fría… aunque muy eficaz, pues, casi sin apercibirnos siquiera, mediante flujos migratorios discretos y controlados, nos inunda de musulmanes asiáticos y africanos, y los signos culturales islámicos se multiplican en nuestras tierras. Es una estrategia de ocupación (demográfica e ideológica) del territorio.
Añadiré que los numerosos alóctonos recién llegados no han tardado mucho en mostrarnos abiertamente su hostilidad (en cuanto su número hubo crecido lo suficiente, como era de esperar). Nosotros, los autóctonos, somos el blanco de su hostilidad; nosotros, los pueblos que habitamos y damos color a este nuestro continente (y nuestro hogar) desde hace milenios. De momento, y allí donde su número se lo permite, se limitan a la amenaza, la intimidación, y la violencia de bajo nivel.
Estos extranjeros (la ‘umma’), que son ya millones, compiten ahora por la tierra, por el territorio; exigen territorios propios y autónomos –que en buena medida ya poseen (las ‘no-go areas’).
Una población y una territorialidad (y legalidad) otras, absolutamente extrañas, y antagónicas, se han alojado como un tumor maligno en nuestras tierras europeas.
Además, se está creando una vasta zona musulmana en las tierras de África y Asia. Una vasta plataforma ofensiva. El islam se está posicionando, reuniendo, fortaleciendo en este vasto territorio (la mitad norte de África, y toda el Asia musulmana). Es un amplio frente.
Para sus planes europeos cuentan ya, como decimos, con millones de infiltrados, de intrusos, de soldados (muyahidines) repartidos en buena parte de las grandes ciudades (muchos de ellos de procedencia indoeuropea); cuentan además con territorios exclusivos (una suerte de retaguardia) en tales ciudades, y con algunos enclaves (Bosnia, Albania, Kósovo… Chechenia). En su momento será una guerra caliente de conquista y ocupación. Hay millones y millones de muyahidines preparados (desde Marruecos a Indonesia) que tan sólo aguardan ese momento oportuno. Avanzarán desde el sur y el este. A través del Estrecho, del Mediterráneo, de Grecia y los Balcanes, de Bulgaria, del Mar Negro, del Cáucaso, del Mar Caspio…
(Éste es el escenario más probable que nos espera si todo, en nuestra actitud ante esta evidente amenaza, continúa como hasta ahora.)
Indiferencia, negligencia, dejación de soberanía de todo un pueblo. Mientras dormimos, mientras miramos hacia otro lado, se monta la pesadilla islámica. La bestia, nuestro mal, crece por momentos; cada día más grande, más fuerte, más segura de sí; más arrogante y agresiva. La tenemos dentro, y la tenemos fuera. Estamos minados; estamos rodeados. Apenas nadie advierte del peligro que corremos. Apenas unas pocas luces a lo largo de la atalaya.
Podemos perder nuestras tierras; podemos desaparecer como pueblo. En estos momentos nos lo jugamos todo –ser o no-ser.
Es una fuerza adversa, contraria, enemiga. Es una fuerza inmensa que opera desde dentro y desde fuera procurando nuestra destrucción. Será necesaria toda nuestra luz y todo nuestro coraje para desmontar y repeler tal estrategia, tal ofensiva, tal empuje. Hay que vencerlos no sólo en la tierra, también en los cielos. Expulsarlos de nuestras tierras y de nuestros cielos.
Vencerlos en los cielos quiere decir ganar la batalla ideológica. Es la defensa de la tierra de nuestros antepasados, pero también de su espíritu. Nuestro espíritu, y su obra, han de prevalecer sobre el espíritu ajeno que, de nuevo, se nos pretende imponer.
En lo que respecta a la parte oriental de nuestras tierras (el grupo indoiranio), todo el área lingüístico-cultural de origen persa ha sido islamizado (kurdos, afganos, iranios, pastunes, tayikos…); así como numerosos pueblos indios y pakistaníes. Ahora son pueblos que sirven a la causa del islam. El islam los cuenta como soldados, como muyahidines. Dirigidos, en esta ocasión, contra el territorio indoeuropeo cristianizado; contra los pueblos europeos, contra los pueblos hermanos.
*Nuestros pueblos tienen que ser espiritualmente rescatados; devueltos a su ser –a su casa, a su familia; a su historia, a su mundo. Es el primer paso: el retorno, el reencuentro, el reconocimiento (anagnórisis). Ha de ser nuestro primer empeño: recuperar a los nuestros, esto es, a los pueblos indoeuropeos cristianizados o islamizados. Que los hermanos se posicionen debidamente para la batalla que viene; en la guerra que ya es. Una comunidad indoeuropea unida; una alianza duradera, indestructible; un frente único (contra cualquiera que amenace nuestro ser). El logro de estos objetivos nos dará la primera victoria.
(La victoria nos ama, nos desea, nos prefiere, nos espera.)
La causa indoeuropea. Los indoeuropeos no tienen otra causa, en estos tiempos, que ellos mismos. Superar este diluvio. Vencer, destruir, aniquilar de una vez por todas a este viejo enemigo; a este viejo monstruo.
¿Desde dónde combatir esta nueva ofensiva islámica? Desde nuestras propias tierras y nuestros propios cielos; en defensa de nuestras tierras y cielos milenarios. En el nombre de nuestro genio, de nuestro ser. En el nombre de nuestros dioses. En el nombre de nuestros antepasados. Desde nosotros mismos. En el nombre de lo que somos, y lo que queremos seguir siendo. Sean éstas nuestras banderas, nuestras insignias, nuestros estandartes.
*La comunidad indoeuropea es la comunidad de la aurora. Nosotros cultivamos las auroras, los renacimientos. Amamos el alba, la mañana, las primeras luces del día.
Hay obstáculos que vencer, y amenazas. No regeneraremos la mañana sin esfuerzo: no bastará invocarla con palabras sinceras. La arrebatada luz habrá que reconquistarla –en la tierra y en los cielos.
Ya suenan los vientos favorables. Se aprestan los combatientes. Toda la atmósfera está revuelta. Viene la tormenta, la tempestad; viene la acción. Volveremos a conocer la alegría de la victoria.
Recuperada la voluntad de futuro; el espíritu auroral. Recuperada la juventud; las aguas de la eterna juventud.
Vendrá una nueva mañana para nuestro pueblo; tendremos nuevo día.
                                                                          *
Hasta la próxima,
Manu
===
Nota de TRESMONTES: Los indoeuropeos estamoos tan colonizados espiritual y culturalmente… que no lo sabemos: Pocas personas son conscientes de que nuestros pueblos sufren una alienación degradante y expoliadora…
Una vez más tenemos el honor de reproducir una excelente meditación sobre el origen y destino de Europa, gracias al blog LA RESPUESTA DE EUROPA

RUSIA, bastión de Europa…

23 de junio de 2012

El alcalde de Moscú:

“Rusia, el último bastión del tradicionalismo en Europa,

defiende su espacio étnico de la injerencia extranjera”

Vojislav Seselj

Vojislav Seselj

Vladimir Platonov, presidente del Consejo de la ciudad de Moscú, ha declarado “Ciudadano de honor” de la capital rusa al líder nacionalista serbio Vojislav Seselj. La solicitud fue presentada por la Alianza derechista-conservador y ya ha sido criticada por algunos sectores de la izquierda y el liberalismo europeos, tanto monta.

Platonov respondió a estas críticas recordando que el pasado 4 de mayo, en una ceremonia solemne, Angelina Jolie recibió el título de honor de Sarajevo para “mantener vivo el recuerdo de la guerra en Bosnia y Herzegovina”.

Angelina Jolie protagonizó la película “En la Tierra de Sangre y Miel”, un film que distorsiona la verdad histórica y proyecta una imagen negativa de los serbios, mientras que los musulmanes bosnios eran presentados como mártires inocentes.

“Los liberales de izquierda, que siempre defienden a los islamistas, están tratando de cultivar los sentimientos de culpa entre los serbios, para imponer en todo el mundo la impresión de que los serbios son una especie de nación genocida. Los miembros de la comunidad musulmana de Bosnia se han creado una imagen de víctimas. Sin embargo, no recuerdan nunca los crímenes de guerra cometidos por la división 28 del Ejército de Bosnia y Herzegovina bajo el mando de Naser Oric o brigada Mujahideen”, declaró el mandatario moscovita.

Considera por tanto lógico que Moscú, “siendo de hecho el último bastión del tradicionalismo en Europa”, nombre a Vojislav Seselj ciudadano de honor de la ciudad. “Acusarle de crímenes de guerra es un intento de imponer a Serbia el sentimiento de culpa y dictar la voluntad de la izquierda y el establishment liberal de la UE. Para ellos, los Balcanes han sido siempre un campo de tiro para el desarrollo de las tecnologías. Hoy se persigue a Seselj, mañana se acusará a los rusos por su actiación en el Cáucaso”

“Por la defensa de Seselj, Rusia defiende su espacio étnico y cultural de la injerencia extranjera”, apostilló Platonov.

JUANA DE ARCO…¿Cabalgará… de nuevo?

8 de junio de 2012


En sus actos públicos de campaña, utiliza una gran estatua de la heroína nacional francesa, Santa Juana de Arco, quien murió martirizada el 30 de Mayo de 1431, a los 19 años de edad, canonizada en 1920 por el Papa Benedicto XV.
(…/…)
En las recientes elecciones presidenciales francesas del 21 de abril, Marine Le Pen obtuvo  el tercer lugar con 6 millones 421 mil votos, equivalentes al 17,90% de los votos.
Para la segunda vuelta electoral, del 6 de mayo, anunció que no apoyará a ninguno de los 2 candidatos finalistas: el falsamente derechista Sarkozy, hijo de judíos húngaros, y el socialista Hollande, descendiente de judíos holandeses.
(…/…)
Fuente:

…la España del 18 de Julio también perdió la guerra…!

14 de mayo de 2012

En un excelente blog,  VITA MILITIA EST, su autor, Janus Montsalvat, publica, con el titular de “Crónicas alrededor del franquismo”  el artículo que URANIA/tresmontes7 tiene a bien reproducir íntegramente (con el presunto permiso de Janus Montsalvat):

El franquismo como sistema político o, mejor dicho, el Estado del 18 de Julio cimentado con la sangre de tantos miles y miles de mártires y de héroes, llegó realmente a su fin en el hemistiquio de 1956-59 cuando Franco se desembarazó definitivamente de los últimos restos de la Falange histórica, enterró las propuestas falangistas de Arrese y entregó el poder a los tecnócratas de Opus Dei, hombres ya claramente vinculados al plutocratismo judeo-capitalista y desligados completamente del idealismo inicial del Régimen, idealismo que aún compartían grandes sectores del mismo (Frente de Juventudes, Guardia de Franco, ex-Divisionarios, SEU, Alféreces Provisionales, etc.) y que precisamente en los 50 aún seguían luchando por una autentificación de las estructuras del mismo. No deja de ser curioso que en la senda iniciada en febrero de 1957 -la crisis más traumática y decisiva del Régimen franquista-, el proceso de des-falangización del Estado fue paralelo al proceso de des-militarización y de burocratización y des-politización del mismo. El Estado del 18 de Julio, desde sus mismos orígenes (18-VII-1936) hasta la dramática crisis político-ideológica e institucional de finales de los 50, se caracterizó por ser un Estado fuertemente autoritario, militarista, viril, con una doctrina legitimadora del Sistema y con una componente falangista muy fuerte e importante, no decimos que fuera un Estado completa y verdaderamente falangista, porque mentiríamos, pero sí que al menos la Falange, o, si se prefiere, la Falange franquista (que no era lo mismo, ni mucho menos, que la Falange mítica de José Antonio), fue algo así como el “primus inter pares” de la coalición del 18 de Julio: su predominio político e ideológico hasta el 57 fue innegable. A partir de entonces, la única “doctrina” legitimadora de la nueva senda liberal-capitalista iniciada en 1957-59, serían el “desarrollo y el consumismo”… el nacional-sindicalismo y el nacional-catolicismo (nunca nos ha hecho mucha gracia dicho calificativo, primero por ser un término peyorativo lanzado por los enemigos y segundo por su gran carga clericalizante), serían definitivamente enterrados por considerarse “anacrónicos” en la Europa decadente plutocrática y demo-marxista nacida de la catástrofe de 1945.

Franco, como muy bien dijo Víctor D’Ors, fue un derrotado más de los vencedores de 1945, siempre fue considerado como un “apestado”, otra cosa es que por una serie de condicionamientos históricos -la “Guerra Fría”- acabara siendo “aceptado” por los vencedores, aunque no sin cierta resignación, y eso Franco lo sabía. Su Régimen siempre estuvo en cuarentena y los 30 años que mediaron entre la derrota de Europa de 1945 y su muerte en 1975, vinieron a ser algo así como una “prórroga” de esa derrota. Franco, aún en contra de sus ideas y de su cosmovisión, fue obligado a “evolucionar”… Los acuerdos de 1953 con EEUU y con el Vaticano en su día fueron señalados como una victoria indiscutible de Franco sobre el brutal cerco diplomático y comercial que le impusieron las democracias desde 1943-45, pero a la larga constituyeron su derrota definitiva en el plano ideológico y doctrinal. Con esos acuerdos, el final del Estado del 18 de Julio y de la Falange estaban sellados, ya que representaban la derrota ideológica definitiva del Sistema… tan sólo cuatro años después finalizaba la Era Azul del Régimen, comenzando lo que el falangista de la vieja guardia José Luis de Arrese calificó como “proceso de transición hacia el nacionalcapitalismo piadoso (encarnado por los nuevos tecnócratas del Opus Dei) y hacia la monarquía burguesa y liberal”; el tiempo le ha dado la razón. El Ejército, con una oficialidad en gran parte joven y forjada en los campos de batalla de la Cruzada, la Falange y el Requeté, ganaron la Guerra pero perdieron la Paz, ya que a partir del 57 la “Victoria” (a la larga una “victoria sin alas”, parafraseando a José Antonio) fue administrada por burócratas y tecnócratas fríos y sin alma, banqueros y negociantes de la peor calaña.

Ya decía Carl Schmitt que no hay mentalidades y actuaciones más antagónicas y antitéticas que las de un político y un negociante… qué duda cabe de que los tecnócratas, aquellos que tanto hablaban de “desarrollo”, “progreso”, “consumo”, “renta per cápita”, “eficacia” y demás tecnicismos materialistas y anti-espirituales, entraban dentro de la segunda categoría señalada por el gran jurista alemán.      Lo verdaderamente admirable de Franco es que supo mantenerse firme ante la adversidad y salió triunfante ante la multitud de frentes que se le abrieron a partir de 1943. Apelando al espíritu de Sagunto y de Numancia aguantó con una firmeza sobre-humana el temporal que amenazaba con arrasarlo todo, dispuesto en todo momento a no claudicar, a morir con las botas puestas: “De aquí sólo saldré con los pies por delante”, dijo a uno de sus más allegados en 1945 cuando muchos, entre ellos el mismísimo Serrano Súñer e incluso algunos falangistas que empezaron a cambiarse de chaqueta ante el temor de lo que se avecinaba, le aconsejaron que dejara el poder y restaurara la monarquía en la persona odiosa y repugnante del traidor de Don Juan, ser rastrero y nefasto capaz de pactar con el mismísimo diablo con tal de subir al poder (estuvo en connivencia con los servicios secretos yanquis en 1945 para propulsar y organizar un levantamiento popular contra el Régimen, del que el famoso “Manifiesto de Lausana” de Marzo del 45 era su primer episodio o, si se quiere, su preámbulo…). “Yo no hago la tontería de Primo de Rivera, de aquí al cementerio”, fueron otras palabras dichas a sus allegados por parte de Franco, verdaderamente admirables por su estoicismo y su valentía y heroísmo espartanos… Pero claro, tuvo su precio y a cambio se vio obligado a reestructurar su Régimen de forma por él no prevista ni deseaba; de todas formas siguió dando una orientación falangista -aunque fuera disminuyendo con el paso de los años debido a la presión ideológica de los vencedores del 45- hasta finales de los 50 e incluso pensó y deseó en una institucionalización del Régimen en sentido plenamente falangista como demuestra su apoyo a la reforma política de Arrese y su equipo de la Secretaría General de la Falange de 1956-57. La condena del Vaticano y la oposición cerrada y obtusa de los Obispos españoles imposibilitaron que dichos proyectos triunfaran definitivamente, además resultaban “anacrónicos” en plena fase de reconocimiento internacional del Régimen y del restablecimiento de relaciones comerciales y diplomáticas con el democratismo internacional.

Franco salió triunfante de las conspiraciones monárquicas de 1943-47, constantes y corrosivas, de la “carta de los generales” de 1943 invitándole a abandonar el poder, de la carta de los 27 influyentes procuradores y consejeros invitándole a ídem de lo mismo y a restaurar la fracasada monarquía liberal, de las Conferencias que los vencedores organizaron en Yalta y Postdam -los “buenos”, en la terminología democrática al uso, es decir, los carniceros de Dresden, Hamburgo, Colonia, Hiroshima, Nagasaki, los asesinos de millones de seres humanos en definitiva… ¡¡¡CON STALIN A LA CABEZA!!!, verdaderamente demencial-, donde se programó el futuro reparto del botín europeo y se acordó, si no arrasar al Régimen de Franco como propuso Stalin, sí derrocarlo por la vía del asfixiamiento económico, aislamiento absoluto en lo comercial y diplomático, sin descartar la vía armada (ahí tenemos a los maquis, apoyados por las democracias). Salió triunfante de toda esa multitud de frentes abiertos, pero salió derrotado totalmente desde punto de vista doctrinal. El ya fallecido periodista Emilio Romero -de pasado azul, como tantos otros-, señaló en su día que si Franco hubiera sido un “político” al uso, en el sentido moderno y demoliberal del término, sin duda hubiera abandonado el poder acobardado y anonadado ante la gigantesca coalición mundial que se le echó encima tras la caída de los fascismos, pero supo capear el temporal y mantener el barco a flote ante el diluvio democrático y marxista que amenazaba con hundir nuevamente a España. Esa es su gloria y su grandeza, pero también perdió la II Guerra Mundial -como señala Álvaro D’Ors en su gran libro “La Violencia y el Orden”- aún sin haber participado directamente en ella, ya que los vencedores de 1945 fueron los tradicionales enemigos de España: Inglaterra -la pérfida Albión-, Francia -centro subversivo originario de los principios disolventes y decadentes liberales-, EEUU -los liquidadores definitivos de los últimos restos del Imperio Español- y la Rusia soviética -culpable de los mayores desastres que España ha sufrido en el siglo XX-. Franco, genial militar y uno de los grandes estadistas de la Europa contemporánea, no era un idealista sino un pragmático, si hubiera sido un idealista como lo fueron los líderes nacional-revolucionarios europeos, hubiera tenido un final similar al que tuvieron todos ellos y fue ese pragmatismo el que le permitió sobrevivir en un mundo tan disoluto y cambiante, aun a costa de sacrificar todo idealismo. Sus principales errores políticos, a la larga, fueron un desastre para el futuro de España que él consideraba “atado y bien atado”: la entrega del poder a la Tecnocracia y la restauración de la fracasada y decadente monarquía borbónica, aunque quizá era un “signo de los tiempos” el que la antaño viril, caballeresca y católica España acabara convirtiéndose en el basurero y estercolero de la Europa democrática y del Nuevo Orden Mundial plutocrático y,  frente a esto, reconozcamos que Franco poco o nada podía hacer. De todas formas, pese a los fuertes y graves condicionamientos de todo tipo (cosmológico, ciclológico, político, etc.) creemos en la eterna libertad del hombre verdaderamente diferenciado del resto de la masa -del inmundo y grosero vil populacho- y en el poder divino que atesora de poder subvertir el orden establecido, siempre y cuando este orden sea perverso y contra-natura y, además y sobre todo siempre y cuando esté influenciado -el hombre diferenciado del que hablábamos- por ideales verdaderamente supraterrenales, trascendentes y espirituales; algo que hoy brilla por su ausencia en esta Europa crepuscular y en ruinas. “Mantenerse en pie ante un mundo en ruinas”, ésa debería ser la consigna que deberíamos seguir todos los que nos consideramos exiliados de este nefasto y satánico mundo artificial de seres robotizados y sin alma, de gigantescas e infernales estructuras de hormigón y de acero, perfecta reproducción en la Tierra del Infierno y del mundo demoníaco.

Una gran filósofa hindú dividía a los hombres en tres categorías: aquellos que están “Sobre el Tiempo”, los que están “Contra el Tiempo” y, finalmente, los que están “Con el Tiempo”, es decir, estos últimos son los que creen y están a merced de la corriente disolutoria y decadente del devenir, los que están a merced del mundo cambiante y en continua revuelta, muy típico de la modernidad anti-tradicional. Los primeros, los que están “Sobre el Tiempo”, es la categoría a la que pertenecen los místicos y grandes reformadores religiosos para los que el Tiempo  simplemente es una cárcel o una prisión de la que hay que huir mediante el desapego y la renuncia a todo lo material.  En cuanto a los segundos, aquéllos que están “Contra el Tiempo”, son los que hacen o quieren hacer frente de forma admirable y heroica a la corriente disolvente y degradada de la modernidad inspirándose en valores tradicionales y arcaicos con la esperanza revolucionaria de alterar un orden de cosas injusto y aberrante desde el punto de vista espiritual y metapolítico, remontando con su accionar el proceso de caída por la pendiente… Franco, al igual que todos los grandes líderes nacional-revolucionarios siglo XX, pertenece a la segunda categoría.

Tiempos duros y difíciles nos esperan. Es posible que estemos viviendo ya esos tiempos finales de los que habla el Evangelio, tiempos catastróficos que conllevarán no un “final del mundo”, del que tanto pseudo-profeta habla haciendo el juego a la subversión mundial al servicio del Anti-Cristo -deseosa como está por acelerar el proceso de caos y de caída- sino el FINAL DE UN MUNDO, es decir, el de la actual pseudo-civilización materialista y antitradicional, totalmente anti-espiritual e infra-humana.

Tenemos la promesa de la venida más o menos próxima de un nuevo Héroe Vengador, la Parusía para los cristianos, Kalki para los hindúes, etc. Puede que ello sea un símbolo, pero la Historia demuestra que los Nuevos Órdenes, los nuevos ciclos áureos de civilización han surgido después de etapas catastróficas, cataclísmicas, traumáticas y después de indecibles padecimientos y horrores. No queremos decir que estemos cruzados de brazos esperando que todo nos venga como un regalito del cielo, sino que queremos decir con ello que todos los procesos de destrucción que estamos viviendo y los venideros, vienen a ser algo así como los dolores de parto de un mundo nuevo que pugna por nacer, lo importante es que ese “Nuevo Orden” en el que creemos y por el que lucharon y murieron tantos y tantos camaradas mucho mejores que nosotros, y por el que seguiremos luchando, ese “Nuevo Orden”, repetimos, viva ya dentro de nosotros, nos guíe y de sentido a nuestras vidas en medio de este mundo crepuscular, porque, tengamos seguridad en ello, aunque nosotros no lleguemos a verlo, ni siquiera nuestros hijos, ese día llegará en un futuro: “Y vi un nuevo Cielo y una nueva Tierra, porque el primer Cielo y la primera Tierra han desaparecido, y el mar ya no existe (símbolo, el del mar, de disolución y de inestabilidad..)”, es la promesa de San Juan en el Apocalipsis, último Libro Sagrado del Nuevo Testamento. “De la putrefacción y descomposición alquímicas, surge el Oro Filosofal”, como decían los filósofos herméticos del Medievo. Tenemos que estar preparados y en alerta ante lo que se avecina, por de pronto Europa está sufriendo una invasión en toda regla por parte de seres primitivos y supersticiosos portadores de una cosmovisión anti-europea y anti-cristiana y frente a ello, la Iglesia post-conciliar predica el abandono moral y la renuncia, dice que los abracemos y los acojamos como “hermanos”… a los mismos que quieren darnos el tiro de gracia como cultura. Eso es cobardía, traición y renegar de nuestros gloriosos y sagrados Ancestros. Europa históricamente -y no digamos España- se ha afirmado luchando contra el Islam, no podemos ahora pretender acogerlos en nuestro seno de forma masiva como si hermanitos de la caridad fueran. Lo repetimos, la actitud de la Iglesia post-conciliar, favorable al multiculturalismo y a la globalización, la convierte en una institución subversiva más al servicio del Nuevo Orden Mundial que amenaza con triturarlo todo, pueblos, culturas, tradiciones, razas, religiones, etc., todo ello en aras de un mundo igualado y nivelado por lo bajo, por lo infra-humano, un mundo de seres con mentalidad de esclavo y sin ninguna conciencia   -ni religiosa, ni histórica, ni moral- fácilmente manipulable y manejable y sin ninguna capacidad de respuesta ante la odiosa tiranía totalitaria que poco a poco se está imponiendo a nivel mundial. El Evangelio habló del Reinado del Anti-Cristo, ¿Y qué es sino el Nuevo Orden Mundial?…

En otro orden de cosas, y retomando hilos anteriores,  señalar que nunca simpatizamos con la figura de Carrero Blanco. Parece que al final se dio cuenta del callejón sin salida al que había conducido al Régimen tras apoyar a pies juntillas a los tecnócratas opusdeístas y tras su enfermizo anti-falangismo. Señalamos esto porque en el Gobierno que nombró ya como Presidente en Junio de 1973 por primera vez desde 1957 los tecnócratas prácticamente desaparecen del mismo, a excepción del Ministerio de Asuntos Exteriores: nombrando para ello a su amigo López Rodó. Pero siempre nos ha resultado más que incómodo que tuviera como lugarteniente al deleznable y cínico de Torcuato Fernández Miranda, el hombre que ya se había encargado de desmontar el Movimiento desde dentro desde que accedió a dicho cargo en la fecha emblemática            -nuevamente todo un “signo de los tiempos”- del 29 de Octubre de 1969, nada menos que cuando se celebraba el XXXVI Aniversario de la Fundación de la Falange, donde semejante hipócrita y cínico se presentó al acto de Jura del cargo ¡¡¡con camisa blanca!!!… toda una declaración de intenciones y algo totalmente herético, pese a todo, en la España de entonces (dicen que Franco lo consideró un insulto y un agravio). Pensamos que Carrero, aleccionado en este sentido por el “murciélago” (así calificaba despectivamente a Torcuato el sector falangista del Régimen que lo odiaba a muerte), tenía planeado un proceso de transición tras la muerte de Franco hacia una “democracia controlada”, pero esto es algo que el atentado de la ETA (con la CIA actuando entre bastidores) nos impidió ver o comprobar.

No podemos por más que concluir estas líneas recordando que esta miserable plutocracia demo-liberal que se nos ha impuesto tras la caída del franquismo nos está conduciendo a la miseria y a la pobreza; eso sí, siempre “liberados” de las cadenas que nos impuso el franquismo. Y mientras los foráneos disfrutan de ayudas gubernamentales de todo tipo, los españoles somos algo así como ciudadanos de segunda, sólo útiles para pagar los impuestos que a su vez sirven para mantener en el poder a una burocracia y a unos politicastros cada vez más corruptos, degenerados y perversos; eso sí, con los votos de la masa borreguil y debidamente telebasurizada. Es un círculo vicioso verdaderamente diabólico.

===

Nota de Tresmontes: La fuente original del artículo es:

http://vitamilitiaest.wordpress.com/2010/05/12/cronicas-alrededor-del-franquismo/

El problema del judaísmo ante el Concilio Vaticano II

4 de mayo de 2012

 

 

En este trabajo expone la doctrina tradicional de la Iglesia sobre la responsabilidad de los judíos en la muerte de Nuestro Señor Jesucristo. Los errores que por Mons. CARLI detenta en los esquemas y borradores conciliares terminaron haciéndose oficiales en la Declaración conciliar Nostra Aetate sobre las religiones no cristianas, y hoy son ligar común.

Por Mons. Luigi Maria Carli
Cuadernos Fides nº 21. (2).

(El Obispo de Segni, Italia, Monseñor LUIGI MARÍA CARLI, se distinguió durante el Concilio Vaticano II por ser uno de los Padres más combativos del Coetus Internationales Patrum. sisinono@mixmail.com
Se trataba de un grupo de tendencia tradicional del que formaban parte, Mons. Proença Sigaud, Mons. Castro Mayer y Mons. M. Lefebvre).

En este trabajo expone la doctrina tradicional de la Iglesia sobre la responsabilidad de los judíos en la muerte de Nuestro Señor Jesucristo. Los errores que por Mons. CARLI detenta en los esquemas y borradores conciliares terminaron haciéndose oficiales en la Declaración conciliar Nostra Aetate sobre las religiones no cristianas, y hoy son ligar común. Forman parte de un “meaculpismo” tan injusto con la historia de la Iglesia (que jamás ha sido RACISTA ni ANTISEMITA, considerando el judaísmo como un problema exclusivamente religioso) como ajeno de toda fundamentación doctrinal.*

*Por el contrario, de manera más convincente, J. SCHIMID comenta: “El sentido real de este versículo no puede ser que el pueblo judío, en general, vaya a subsistir como viña de Dios (es decir, dejando aparte toda metáfora, como su pueblo elegido), pero recibiendo otros jefes en sustitución de sus jefes actuales, qu son contrarios a la voluntad de Dios. Tal interpretación contradiría no solamente la realidad histórica, sino también todo el mensaje de Jesús y la fe del cristianismo primitivo. También el versículo 43 se opone ello. Dado que se habla en él de otro pueblo, al cual le será dado el “reino de Dios” y que dará sus frutos, Él no se dirige solamente a los jefes del judaísmo, en antítesis con el pueblo, sino a todo el pueblo judío (“os digo”). El versículo expresa, pues, en términos precisos y eficaces, la idea central de toda la parábola. Ésta contiene una especie de teología de la historia, que contempla la falta de Israel en toda su extensión a través del tiempo. Pero la generación presente, aquella a la cual habla Jesús, colma la medida de la falta, ya que ella entrega a la muerte al “hijo bien amado”. De este modo se ha agotado la paciencia de Dios. Resulta de ello la condenación de Israel. Será reemplazado por un nuevo Israel espiritual, que Dios suscitará entre los paganos y al cual dará también nuevos “fittavoli”, “nuevos jefes”. (O. cit., pág. 395. Téngase también presente esta profecía amenazante para los judíos: “Así yo os declaro que muchedumbres vendrán de Oriente y de Occidente, y se sentarán a la mesa en el reino de los cielos con Abraham, Isaac, y Jacob, en tanto que los hijos del Reino serán arrojados a las tinieblas exteriores” (Mt. 8, 11).
SIMÓN-DORADO tiene la misma opinión: “Así pues, la nación judía un castigo, y en primer lugar, como ella se ha comportado indignamente, será privada de la dignidad teocrática; y los paganos ocuparán su lugar. (Praelectiones biblicae asum scholarum Novum Testamentum, vol. I, Taurini, 6ª ed. 1944, pág. 814).

2º) San Pedro, hablando el día de Petencostes a varios millares de judíos, no solamente de Jerusalén sino “de todas las naciones que están bajo el cielo (Hech. 2, 6) – por tanto una especie de representación de todo el judaísmo, tanto de Palestina como de la Diáspora -, no vacila en proclamar: “Israelitas, escuchad estas palabras: vosotros habéis hecho morir por la mano de los impíos…a Jesús de Nazareth. Que toda la raza de Israel sepa pues con certeza que Dios ha constituido como Señor y Cristo a este Jesús al que vosotros habéis crucificado” (Hech. 2, 22-36). En otros términos, el Príncipe de los Apósteles atribuye a todos los oyentes – entre los cuales quizá ninguno figuraba entre los materiales homicidas de Jesús – y por tanto, a todo Israel, la RESPONSABILIDAD DEL DEICIDIO.
SAN PEDRO usa el mismo lenguaje cuando se dirige al pueblo que acudió en gran número después de la curación milagrosa del cojo: “El Dios de nuestros padres ha glorificado a su servidor Jesús, que vosotros habéis entregado y negado…Vosotros habéis renegado del santo y del justo, y vosotros habéis pedido que se os diese más bien al homicida, y habéis hecho morir al autor de la Vida” (Hech. 3, 15). ¿Cuántos entre los oyentes de San Pedro habían efectivamente traicionado, negado, dado muerte a Jesús y reclamado a Barrabas? Esto importa poco para el principio de la responsabilidad colectiva; y, sin embargo, si existieran circunstancias en las que hubiera sido justo y útil distinguir entre un puñado de responsables y una masa de inocentes…¡en verdad ésta hubiera sido una!
3º) Los apósteles reprochan al Sanedrín entero y al pueblo de Jerusalán la responsabilidad de la muerte de Jesús: “El Dios de nuestros padres ha resucitado a Jesús, al que vosotros habéis dado muerte colgándole del madero” (Hech. 5, 30). ¡Y, sin embargo, bien saben que todos los miembros del Sanedrín no habían manifestado su adhesión!
4º) San Esteban, dirigiéndose al Sanedrín y al pueblo de Jerusalén (en medio del cual quizá no estaba ninguno de los que habían dado muerte a Jesús), establece una comparación entre los judíos contemporáneos y sus padres, y afirma indistintamente: “Ellos exterminaron a los que precedían la venida del Justo, a quien vosotros habéis entregado ahora y de quien sois los asesinos” (Hech. 7, 52).
5º) Para San Pablo, “los judíos”, en general, considerados colectivamente y sin tener en cuenta loables excepciones, son aquellos “que han dado muerte al Señor Jesús y a los Profetas, que no agradan a Dios, que son adversarios de todos los hombre impidiéndonos hablar a los paganos para que se salven; de este modo acrecientan ellos sin interrupción hasta el más alto grado la medida de sus pecados; pero la cólera de Dios ha terminado por alcanzarles” (I Tes. 2, 15-16). Y, sin embargo, el Apóstol se expresa así, hacia el año 50, a propósito de los judíos que persiguen a sus compatriotas convertidos, miembros de la diversas Iglesias de la Judea de las cuales muy probablemente ninguna (o casi ninguna) había participado en el crimen.

Para concluir, estimo que se puede afirmar legítimamente que todo el pueblo del tiempo de Jesús, entendido en el sentido religioso, es decir, como colectividad qu profesa la religión de MOISÉS, fue solidariamente responsable del crimen de deicidio, a pesar de que solamente los jefes, seguidos por una parte de sus fieles, hayan consumado materialmente el crimen.
Estos jefes, ciertamente, no eran elegidos democráticamente por el sufragio popular, sino que con arreglo a la legislación y la mentalidad entonces en vigor, eran considerados por Dios mismo (cfr. Mt. 23, 2) y por la opinión pública como las autoridades religiosas legítimas, responsables oficiales de todos los actos que ejecutaban en nombre de la religión misma. Pues bien, justamente por estos jefes fue condenado a muerte Jesucristo, Hijo de Dios; y fue condenado legalmente porque se había proclamado Dios (Jn. 10, 33; 19, 7); y, sin embargo, había suministrado pruebas suficientes para ser creído tal (Jn. 15, 24).
La sentencia condenatoria fue dictada por el Consejo (Jn. 11,49 y ss.), es decir, por la mayor autoridad de la religión judía, invocando la ley de MOISÉS (Jn. 19, 7) y motivando en ella la sentencia como una acción defensiva de todo el pueblo (Jn. 11, 50) y la religión misma (Mt. 26, 65). Es el sacerdocio de AARÓN, síntesis y principal expresión de la economía teocrática y hierocrática del Antiguo Testamento, el que condenó al Mesías. Por consiguiente, es legítimo atribuir el deicidio al judaísmo en cuanto comunidad religiosa.
En ese sentido bien delimitado, y teniendo en cuenta la mentalidad bíblica, el judaísmo de los tiempos posteriores a Nuestro Señor participa también objetivamente en la responsabilidad colectivamente del deicidio, en la medida en que este judaísmo constituye la continuación libre y voluntaria del judaísmo de entonces.
En ese sentido bien delimitado, y teniendo en cuenta la mentalidad bíblica, el judaísmo de los tiempos posteriores a Nuestro Señor participa también objetivamente en la responsabilidad colectiva del deicidio, en la medida en que este judaísmo constituye la continuación libre y voluntaria del judaísmo de entonces. Un ejemplo tomado de la Iglesia puede ayudarnos a comprender la realidad. Un Soberano Pontífice y un Concilio ecuménico, aun cuando no sean elegidos por la comunidad católica con sistemas democráticos, cada vez que toman una decisión solemne con la plenitud de autoridad, hacen corresponsables de esta decisión, ahora y en todos los siglos por venir, a todo el Catolicismo, a toda la comunidad de la Iglesia.

(Véase, THEODORE H. ROBINSON, “A history of Israel”. 2 vols. Oxford at Claredon Press. Reprinted 1957).

Diario Pampero Condurbensis nº 209. Instituto Eremita Urbanus
===

Nota de tresmontes7:  Post copiado íntegramente de la web

La caída de Constantinopla, en 1453, la mayor catástrofe…

20 de marzo de 2012

Copiamos de NUEVA EUROPA el siguiente post:

Publicado por Augusto en 18/03/2012

Informes de testigos presenciales de las masacres inimaginables de los turcos durante la conquista de Constantinopla en 1453

Publicado el 01/23/2012

Türkenmord-KonstantinopelLos asesinatos turcos Constantinopla

Es difícil encontrar otro país, con una contradicción abierta entre la autopercepción y la percepción de los extranjeros, como con Turquía. En el 2009 se publicó el libro “Genocidios desde la antigüedad hasta el presente”, el historiador Hans Meiser , y los turcos cuantitativamente – en términos del número de genocidios – llevaron el liderazgo :

Ningún país, ningún otro sistema, a lo largo de tanto tiempo (1000 años) se comprometióen la misma cantidad (más de 40 en total) para los asesinatos en masa tan brutales como los turcos.En un promedio, cada 25 años, fue cometido por el territorio turco un genocidio. Ni Hitler, ni los comunistas, y sin duda las campañas misioneras de -cristianos y los asesinatos en masa se acercan a los crímenes cometidos por los turcos.

Pero, quién obliga a los turcos para responder a las acusaciones en el mejor de los casos,obtendrá el resentimiento típico de los musulmanes cuando se les pregunta acerca de sus faltas, o-en el peor de los casos – verbales ataques o incluso amenazas físicas, y acusaciones tales como ”xenófobos”, “nazi” , racísta, come-cerdo ”o” enemigo los turcos “.

Debido a que los turcos se ven como una nación pacífica que nunca le quitaron un pelo a ninguna persona . El actual Primer Ministro Erdogan, lleva un número creciente de países amenazados con duras consecuencias en caso de evaluar la masacre de 1,5 millones de armenios cristianos por parte de Turquía en 1915 como un genocidio, y comentó sobre el carácter de sus compatriotas en las siguientes palabras:

“La comunidad turco y el pueblo turco, donde quiera que vaya aún más, sólo trae el amor, la amistad, la paz y la comodidad . El odio y la enemistad no puede ser nuestra causa.No tenemos que ver con el conflicto armado . Welt.de 14 02 2008

Como prueba de esta característica de los turcos de ser abiertos para “el amor, la amistad, la paz y la seguridad” , se puede encontrar información aquí sobre ello en detalle. Con motivo de la reciente publicación de este artículo en el sitio de Marius Hohenstein sobre la conquista de Constantinopla por los turcos, cito a continuación una histórica relación de un testigo ocular de esta masacre, como el famoso periodista y escritor italiano Oriana Fallaci, en su libro “La fuerza de la razón” informó antes.
Oriana Fallaci presenta el relato de Georgios Phrantzes que fueron testigos de la masacre de los turcos en la población cristiana de Constantinopla en 1453 :

“¿Sabe usted la descripción de la caída de Constantinopla, que el escritor nos ha dejado Phrantzes? Tal vez no. En una Europa que llora sólo para los musulmanes, pero nunca a los cristianos, Judios, budistas o hindúes, no sería políticamente correcto, saber algo acerca de los detalles de la caída de Constantinopla.

Los habitantes de Constantinopla buscaron refugio al caer la noche, cuando Mohamed II comenzó con el bombardeo de las paredes de Teodosio , con los cánones de la catedral de Sofía Sofía y empezaron ahí, a cantar salmos, para implorar la misericordia de Dios. El patriarca a la luz de las velas lee la última misa, pide a los tímidos como estímulo: “No tengáis miedo!Mañana estarás en el cielo y sus nombres serán hasta el final de los tiempos tiempo! “

Las madres consolaron a sus hijos llorando y sollozando: “Silencio, mi hijo tranquilo! Morimos por nuestra fe en Jesucristo! Morimos por nuestro emperador Constantino XI., Para nuestro país! “

Las tropas otomanas, el batir de tambores penetran a través de las brechas de las murallas que se derrumban y realizan el rebasamiento de los genoveses, venecianos y los defensores españoles, masacraron a todos y cada uno con sus sables. Luego irrumpieron en la catedral y decapitaron, incluso los bebés. Las cabezas las utilizaron para apagar las velas. La masacre duró desde el amanecer hasta la tarde. Se disminuyó sólo en el momento en el que el gran visir se levantó en el púlpito de Santa Sofía, y dijo a los verdugos: “descansen. Este templo es ahora parte de Dios. “

Mientras tanto, la ciudad era quemada. Los soldados crucificados y empalados. Los Janitscharen violaron a las monjas, y luego les cortaron el cuello (cuatro mil en pocas horas), o los sobrevivientes fueron encadenados juntos para vendelos en el mercado de Ankara. Y los cortesanos (los miembros de la corte) realizaron el banquete de la victoria. En ese banquete, en el que se emborrachó Mohanned II (el profeta le ampare) con el vino chipriota.

El Megadux Notaras, al que Mohammed II utilizó anteriormente como gobernador de Constantinopla, le ejecuta con sus hijos. Notaras se negó a poner su hijo de 14 años de edad, para el sultán como un efebo disponible. Y porque él tenía una debilidad por los jóvenes, quizo el primogénito de la ortodoxa griega Gran Duque Notaras. Bien conocido por sus belleza se hizo trael al primogénito de catorce años de edad, lo violó, y después de que él lo había violado, dejó que los otros (miembros de la familia del gran duque) se presentaran. Los padres, abuelos, tíos, primos del niño. Ante sus ojos, les cortaron la cabeza. Uno por uno. Destruyó todos los altares, todas las campanas se fundieron, giraron a todas las iglesias en mezquitas y bazares. Oh, sí. Así se convirtió Constantinopla en Estambul. Igual si Fra’ Accursio ”de la ONU quiere escucharlo o no.”

El Critóbulo historiador bizantino de Imbros (Michael Kritopulos), que fue durante algún tiempo gobernador de la misma isla egea de Imbros (ahora Imroz o Gökçeada, Turquía) escribió en 1467 un importante trabajo histórico sobre los 17 primeros años del reinado del Conquistador Sultán Mehmed II e informó la toma de Constantinopla:

“Entonces el sultán se trasladó a Polis y examinó su tamaño y ubicación, su esplendor y la gloria, el gran número, tamaño y belleza de sus iglesias y edificios públicos, sus derechos individuales y los centros comunitarios, el lujoso complejo de casas de los nobles, también la ubicación del puerto y el astillero y de la ciudad equipado con todo lo necesario en todos los aspectos, y se vio favorecido por la naturaleza, en definitiva, de su entidad en su conjunto, y la joyería. También vio el gran número de los muertos, el abandono de las casas, y la completa destrucción y la aniquilación de la ciudad. Y de pronto se sintió abrumado por la compasión y no un poco de remordimiento por su destrucción y el saqueo, y derramó lágrimas, suspiró en voz alta y con dolor, y gritó: “¡Qué ciudad nos hemos entregado al saqueo y la destrucción” Por lo tanto, le dolía en el alma. “

Fuentes:
* Roderich Reinsch Dieter: Mehmet II conquistó Constantinopla. Los primeros años del reinado de Fatih Sultan Mehmet, los Erobereres de Constantinopla de 1453. La obra histórica de Critóbulo de Imbros, ‘historiador bizantino, serie, Vol. XVII, ed. J. Koder, tradujo, presentó y explicó por Dieter Roderich Reinsch, Graz / Viena / Colonia, 1986, ISBN 978-3-222-10296-7
* FA Brockhaus: La Casa de Brock, en quince volúmenes. Brockhaus en los medios de comunicación de conocimientos, Leipzig / Mannheim de 1997, el BND. 7, S.464, ISBN 978-3-7653-2801-5
Los publirreportajes hipócritas y mortal por Mehmet II a los sobrevivientes de Constantinopla

Mehmet II, en una representación contemporánea transfigurada

En los días siguientes fue el conquistador de Constantinopla, Mehmet II,con todos los nobles bizantinos para anunciar que serían empleados en sus puestos de trabajo, . Escribió la escritura parecía ofrecer la paz y la tolerancia – y era demasiado tentadora, a fin de no percibir que era una trampa mortal:

“Por la presente decreto y firmo mi para mi promesa . Mis palabras sobre los cristianos, conocidos o desconocidos en el este y el oeste, cerca y lejos. Aquellos que no siguen mi perdón, ya sea sultanes musulmanes ordinarios o para oponerse a la voluntad de Dios y también veran una maldición. Si usted encuentra los sacerdotes o monjes en un refugio de montaña, o si se encuentran en el desierto abierto, en una ciudad, pueblo o viviendo en una iglesia – puedo dar fe personalmente con mis ejércitos y seguidores, de ellos y defenderlos contra sus enemigos. Los sacerdotes pertenecen a mi pueblo (mi Tabaa). Me abstendré de causarles ningún daño. Está prohibido evitar que un obispo en sus funciones sea alejado como sacerdote de su iglesia y un ermitaño de su propiedad. Un musulmán no debe ser oimpewdir a un cristiano, con el que se ha casado, adorar a Dios en su iglesia yseguir las escrituras de su religión para ser satisfechas. Cualquiera que se oponga a este régimen debe ser considerado un enemigo de Alá y Su Mensajero. Los musulmanes están obligados a llevar hasta el fin del mundo en estos acuerdos. “***

Sultán Mehmet II

Los que habían respondido a la llamada, de Mehmed II, fueron decapitados junto con sus familias.A los otros les fue ofrecido, que podrín convertirse al Islam o la muerte. Nadie aceptó la oferta.

Fuentes: ***

Weber Historia del Mundo, 2 Edición, 11 Banda
Historia del Imperio Otomano. Desde Bautista Poujoulat, Seybt, Julio

*******

Michael Mannheimer

Relacionado:

La toma de Constantinopla, “Fetih 1453″ un bulo del cine turco que lleva cuatro semanas de éxito en Alemania

digno y solidario gesto de la R D del Congo con los cristianos de Egipto

5 de marzo de 2012

Recientemente  una emisión postal de la República Democrática del Congo ha manifestado su

denuncia de la cruenta persecución sufrida por los cristianos llamados coptos, es decir egipcios, por parte del islamismo.

El Congo-Kinsaha, con 72 millones de habitantes (80% de ellos son de religión cristiana) puede llegar

a tener una población de de 177 millones en el año 2050.

No tenemos constancia de que ningún gobierno europeo ó de algún pais de mayoria cristiana haya

seguido un gesto tan ejemplar.

===

Nota de Tresmontes: En el blog latercerayijad se publica el siguiente comentario, y en otro post, se informa sobre la mezquita de Badalona.

alfonso dice:
2 marzo 2012 a las 10:56 pm

Por cierto, una vergüenza para nosotros que haya sido el Congo quien haya tomado esta iniciativa.

En este caso no queda mas que felicitar a las autoridades del Congo, que han demostrado mas sensibilidad que la casta que nos gobierna.

Cristofobia… en Somalia

6 de noviembre de 2011

Entre las manifestaciones de odio de las que  apenas se informa en los medios de comunicación está el odio, persecución y muerte a cristianos: Sin embargo, el número de  los cristianos asesinados  es muy considerable, sobre todo en los países de Africa y Asia donde el islam es religión mayoritaria.

Como dato significativo de este persecución anticristiana hoy hemos leído en “El País Semanal” (Madrid, 6 de noviembre de 2011/ págs 71 a 77) un reportaje titulado “Mogadiscio, Viaje a la capital del caos”, en el que su autor, Jon Sistiaga, escribe lo siguiente:

“(…) La que en su día fue una de las joyas arquitectónicas de la ciudad es hoy una escombrera llena de cascotes y excrementos. Aquí fue asesinado de un tiro en la cabeza, en el mismo claustro,  el obispo de Mogadiscio, el italiano Salvatore Colombo. Durante los años del caos, su cuerpo fue desenterrado  y profanado para robarle los empastes de oro. No queda ni una sola estatua o figura en el via crucis. El retablo ha sido fusilado a conciencia, hasta que la figura de Cristo quedó destrozada. (…/…).

===

Nota de Tresmontes7: La catedral, en piedra, de Mogadiscio (Somalia) hoy carece de techumbre y de las dos torres, las cuales fueron destruidas. La segunda fotobrafia muestra la catedral antes de ser destruida.

23 septiembre 2011: ortodoxia cristiana

23 de septiembre de 2011

23 sep 11 ortodoxia cristiana

By


A %d blogueros les gusta esto: