Archive for the ‘Civilización’ Category

Schopenhauer, pesimismo… felicidad… las mujeres

17 de junio de 2016

Del pesimismo a la felicidad en Schopenhauer

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=3AdUf4LKOuU

https://youtu.be/3AdUf4LKOuU

 

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=X_vrPN4WGXY

 

https://youtu.be/X_vrPN4WGXY

 

Arthur Schopenhauer: El arte de tratar a las mujeres

 

 

Jesus Maestro: la religión en La Galatea y La Numancia

24 de marzo de 2015


23 marzo 2015, Fundación Gustavo Bueno, Oviedo

“NO PODEMOS PASARLE ARMAS AL ENEMIGO”

24 de mayo de 2013

Pensamientos aryas, pensamientos blancos (II).

Manu Rodríguez. Desde Europa (20/05/13).

*

*En este tiempo de derrota, en este interregno, en esta noche que padecemos no es prudente, ni sabio, desde nuestras filas, lanzar la más mínima crítica sobre el período nazi (no podemos pasarle armas al enemigo). Por lo demás, es el único hecho de relevancia de nuestros pueblos en los últimos miles de años, me atrevería a decir.
En este período el pueblo arya aparece identificado y reconocido por primera vez en la historia de los pueblos. Por primera vez nuestros pueblos adquieren conciencia de sí, acerca de su origen y de su naturaleza. Desde el surgimiento de nuestro pueblo (aquel núcleo primitivo), hace seis o siete mil años, no se había producido un evento semejante. Fue una aurora, una nueva aurora. Fueron momentos sublimes.
Este ‘nacimiento’ tiene que ver con el surgimiento de los estudios indoeuropeos, y los estudios sobre evolución y genética de la época. Se difundieron conocimientos nuevos acerca de nuestro ser biocultural; acerca de nuestra raza, y de nuestras lenguas y culturas. Fue un reconocimiento. Fue como mirarnos por primera vez en un espejo. Estábamos allí, en aquellos textos: en los himnos del Rig Veda, en la Ilíada, en la Eneida, en los Eddas, en el Mabinogion… Éramos nosotros, nuestra sangre, nuestro genio, nuestra raza, la que había generado aquellos textos, aquellas culturas, aquellos mundos.
*La esvástica, nuestro estandarte, no sólo se alzó contra el liberalismo y el comunismo… Apenas empezamos a comprender hoy la grandeza y el alcance de su misión –y de nuestra misión. Para situarnos podemos hacer nuestras estas certeras palabras de Saint-Loup (en los primeros aforismos de ‘Quotations’):
« [Hitler était] l’homme qui avait jeté au monde ce prodigieux défi : attaquer en même temps le capitalisme anglo-saxon, le bolchevisme rouge, le racisme juif, la franc-maçonnerie internationale, l’Eglise catholique, le paupérisme et les iniquités sociales, le traité de Versailles, le colonialisme, la pagaille française et la Home Fleet. »
“[Hitler was] the man who had thrown to the world this extraordinary challenge: to attack at the same time Anglo-Saxon capitalism, Red Bolshevism, Jewish racism, international freemasonry, the Catholic Church, pauperism and social iniquities, the treaty of Versailles, colonialism, the French mess, and the Home Fleet.”
Y la lista no está completa.
Hay que decir que no fue sólo Hitler, fue Alemania entera; el completo pueblo alemán. Fue una ‘empresa’ colectiva (a la que se fueron uniendo las poblaciones germano-parlantes repartidas por Europa una vez que Hitler logró reunirlas en una sola nación).
Nace armada, como Atenea, la comunidad alemana, la primera comunidad arya en despertar, o en renacer, y lo hace para combatir contra aquellos que han procurado su mal; contra todo un entorno cultural contrario, adverso, que niega su ser. Espiritualmente alienada tiene que luchar contra el engaño judeo-mesiánico, contra el ‘milenio cristiano’. Y no fue el único engendro judío con el que tuvo que enfrentarse esta recién nacida nación arya, también el mesianismo comunista medraba entre la población haciendo estragos; y otros. La hidra judía se había multiplicado, se había ramificado; tenía demasiados rostros, demasiadas cabezas.
No parece que hayamos tenido sino un solo enemigo a lo largo de la historia, los pueblos semitas y sus discursos (judíos, judeo-mesiánicos, y musulmanes). Nos dominan espiritualmente. Es múltiple la alienación que padecemos desde hace siglos a manos de semitas o de ideologías semitas (religiosas, políticas, económicas; antropológicas, sociológicas, psicológicas…).
Nuestro enemigo nos posee de una u otra forma. La espantosa hidra judía. Tifón. El mal, nuestro mal.
*¿Fue un despertar, o un nacimiento prematuro? Demasiado joven esta comunidad para enfrentarse a este monstruo milenario. Como un joven héroe ha fracasado en su primer intento por derrotarlo. Demasiado vieja y astuta esa monstruosidad, ese horror. Se zampó al muchacho, y a la joven comunidad arya, en unos pocos años.
Fue el primer intento, nada más; el primer combate verdadero. Hasta entonces habíamos estado padeciendo sus imposiciones y estrategias sin advertir siguiera que estábamos siendo atacados. Llevaban miles de años privándonos de nuestras cosas, negándonos nuestro ser ancestral, vituperando a nuestros antepasados, mancillando nuestros lugares sagrados; dividiéndonos, enfrentándonos –sembrando la discordia entre nosotros. Hay que advertir el universalismo y el dualismo (maniqueísmo) judeo-mesiánico en su libro sagrado (AT y NT), pero también en el marxismo, o en el psicoanálisis. La diseminación de estas ideologías forma parte de su estrategia de dominio.
Somos un pueblo joven, una raza aún joven. Nos falta experiencia. Este interregno ha de servir para fortalecernos espiritual y culturalmente; para madurar.
*Con César Tort, y otros, que piensan que el ‘revisionismo’ de Hitler y el periodo nazi son esenciales, estoy absolutamente de acuerdo. El período nazi en su conjunto (desde que nace hasta que cae derrotado) hay que reivindicarlo, y hay que reivindicarlo por varias razones. Es esencial en nuestra historia, en la historia de los pueblos aryas. Se trata de nuestro nuevo nacimiento, de nuestro primer enfrentamiento con un enemigo milenario, y de nuestra primera derrota. Ni más ni menos. Este episodio tiene que tener absoluta preeminencia entre nosotros. Ha de ocupar el lugar más alto en nuestra memoria, en nuestras reflexiones, en nuestros corazones.
Hay que rescatar la memoria de ese período y elevarla a lo más alto con orgullo. Debemos estar orgullosos de ese período. Fuimos derrotados, pero no vencidos. Seguimos vivos y activos. Si no vencemos a la próxima, venceremos a la siguiente. Venceremos al fin. Lo sé.
*El renacimiento de nuestro pueblo se gesta en los años previos a la llegada de Hitler al poder. La conciencia arya de todo un pueblo vio entonces la luz, o recibió su ‘bautismo’ público. Todo un pueblo se reconoció. Es 1933 el año de su renacimiento. La primera comunidad arya que se reconoce como tal. Su derrota se produce el año 1945. Estamos, pues, en el 80 aniversario de su nacimiento; del nacimiento de la primera nación arya, de la nación arya misma.
Ese período es un hito sin igual en nuestra corta historia. La primera aparición de nuestro pueblo en la historia. Ahora somos un pueblo –la nación arya.
Hitler simboliza nuestro primer período, nuestra primera batalla, y nuestra primera derrota. Su lucha (‘ihr Kampf’) era nuestra lucha (‘unser Kampf’). Su derrota, fue nuestra derrota. Pero no ha acabado con nosotros esta derrota sufrida en nuestro primer enfrentamiento abierto contra el mal; contra nuestro mal. Fuimos derrotados, si, ¿y qué? Era enorme aquello contra lo que se luchaba. Demasiados cabezas la hidra. No pudo ser. La próxima vez conseguiremos vencerla, o la siguiente. Esta guerra tan sólo ha comenzado.
*Estos aniversarios de Hitler y del nacimiento de nuestro pueblo han sido también para mí como un pequeño renacimiento. Digamos que veo más luz, que veo más claro. Presiento, barrunto la próxima batalla (que habrá próxima batalla). Y esta vez tendremos un espacio desde donde avanzar, un baluarte, un punto de apoyo (la propia nación arya). Reconquistaremos a nuestros pueblos. Tenemos muchos y muy buenos guerreros espirituales, y bien armados de conocimiento y de verdad. Al final, venceremos.
Éste es mi espíritu ahora.
*Hitler fue el héroe; el elegido, el preferido, el amado. Todo el pueblo alemán estuvo con él desde su ascenso a su caída. No hubo deserción, no hubo infidelidad.
Reivindicar pues su nombre, su figura, y su vida. E igualmente todo el período nazi. La infancia de la nación arya.
*Hitler, y la primera comunidad arya, se rebelaron contra un enemigo espiritual o, mejor, inmaterial. La guerra que comienza el pueblo germano, y que la actual nación arya prosigue, es una guerra fría, cultural, espiritual (de propaganda, si se prefiere). Es una guerra que más se celebra en el cielo que en la tierra. Es una guerra que hay que ganar primero en el cielo.
Nuestra guerra es mucho más ambiciosa, más inmensa, más grande. Más compleja, más sutil, más prodigiosa. No es tanto un asunto de independencia territorial como de independencia espiritual; es una guerra de liberación espiritual, y es una guerra existencial –nos jugamos nuestro ser ancestral, ser o no ser.
Nuestro pueblo, mayoritariamente alienado, está en manos de ideologías semitas (judías y judeo-mesiánicas); en manos de la bestia, en manos del enemigo. La labor a realizar es, pues, inmensa. Hay que alertar el oído y el discernimiento de nuestros hermanos, pero también apelar a su orgullo, a su dignidad, a su honor. Que el pueblo arya se sienta vulnerado, desconsiderado, burlado, engañado, instrumentalizado, ofendido, estigmatizado… Un pueblo privado de su cultura ancestral es un pueblo que carece de voz, de palabra, de ser, de verdad; de dignidad.
Reconquistar la mente y el corazón de nuestro pueblo será la primera empresa –de su éxito depende nuestra victoria. Ha de ser el clamor de la muchedumbre arya quien venza a la bestia. La muchedumbre arya será el héroe en la batalla final, en la batalla que viene.
*Doce años apenas cumplidos, lo que duró el primer Reich arya. Nuestra primera experiencia. A las puertas de la adolescencia quedó. Con las armas en las manos.
Wehrwolf, el último aliento del joven héroe. La fuerza, ya adolescente. Un rescoldo, un residuo de dignidad. Es ese espíritu, el espíritu del ‘lobo de defensa’ (Wehrwolf).
La primera república arya es también un modelo de organización, de articulación social –de sociedad. Una pedagogía. Una literatura. Un arte. Un pensamiento. Un mundo; el primer mundo arya. Tenemos mucho que aprender todavía de aquella experiencia.
Debemos movernos en este período con devoción y fervor. Como en espacio sagrado.
Acercarnos a su vida cotidiana. La vida cotidiana en el III Reich. Éste sería un buen título. Dividido en dos sexenios (del 33 al 39, y del 39 al 45). En la paz y en la guerra. Hay numerosos testimonios gráficos de este período (y no sólo en la prensa alemana).
En el sexenio de paz: Las calles, las casas, los comercios, las fiestas, el ocio… El campo. El mar. La montaña. El remozamiento de las ciudades, la pulcritud, la limpieza. La luz. El color. La belleza, la alegría. La pureza, el entusiasmo. Nuestra infancia, la infancia y la niñez de la nación arya.
En el sexenio de guerra: Tras el breve fulgor de las primeras victorias, vinieron la resaca y el furor del enemigo. Fueron bombardeadas nuestras ciudades, fueron desapareciendo poco a poco la luz y el color, y la belleza y la alegría… y la vida. Destruyeron cuanto pudieron. Se saciaron. Todo arruinado, todo deshecho; un cielo negro, un mundo que se apaga. Las imágenes finales. Súbitamente le vino la noche a la joven nación arya. Ahí quedó como dormida la doncella.
*Hay que conocer los trabajos relacionados con la dureza y la crueldad con la que se trató al pueblo alemán antes, durante, y después de la gran guerra. E igualmente todas las mentiras divulgadas por los ‘vencedores’; toda la propaganda anti-nazi (anti-arya) que circula desde entonces. Toda esa historia habrá que reescribirla en su momento, y mostrársela al mundo entero. Pero esto no será antes de nuestra victoria final. Hasta entonces es mucha la labor que queda –sobre todo la unidad espiritual de los pueblos aryas tanto en Europa como en la Magna Europa.
*Reivindicar, rehabilitar, y restituir el honor. El período nazi, y sus años previos, han de ser retomados con unción. Recuperar sus logros, sus figuras, sus héroes; su ciencia, su arte, su pensamiento… Recuperar insignias, banderas, estandartes… toda la iconografía del periodo. El primer Reich arya de la historia; la primera nación arya.
Reivindicar absolutamente la figura de Hitler, su primordial papel en nuestra temprana historia, en nuestra primera salida al mundo. Hitler fue el creador del primer Estado arya. A él le debemos su idea, y su realización.
La lucha que fue de uno solo, es ahora ‘nuestra lucha’ (‘unser Kampf’). Hitler abre un periodo que no ha hecho más que comenzar. Él fue el primero. Estamos en los comienzos de la nación arya, en su aurora.
Nuestra historia apenas ha comenzado.
*El orden arya no tenía, ni tiene, un alcance universal, sino puramente étnico. Aquella primera experiencia queda como modelo perfectible de comunidad racial y cultural. Y aún como modelo para otras etnias, para otros pueblos. Hacia una comunidad no de naciones, pues, sino de pueblos. Ese vuelco, esa subversión, ese giro, esa revolución. Retorno de lo particular y propio.
Esa ambición era excesiva, ese nuevo orden que Hitler anunciaba. Entró en colisión con todos los universalismos o internacionalismos religiosos o políticos. Contra el viejo orden religioso, económico, político… cultural en amplio sentido. Era una guerra declarada a la cultura dominante: el mundo religioso judeo-mesiánico y sus correlatos laicos políticos y económicos (la democracia universal y el internacionalismo comunista).
Estaban condenado, él y su proyecto, desde el momento que alcanzó el poder. Él era el destructor, la amenaza más viva que podían sentir los judíos y sus engendros religiosos, políticos, psicológicos, o económicos –sus mundos. Alguien les declaraba la guerra abiertamente.
No era tanto la guerra territorial como la guerra cultural lo que temían sus enemigos, el enfrentamiento ideológico. Que el mensaje arya que venía de Hitler se extendiera –su revolución étnica y cultural; su espíritu, su lucha (‘ihr Kampf’).
Hitler, y la nueva Alemania, encarnaban un nuevo orden moral, político, cultural, espiritual… El camino de los pueblos. Era la alternativa más poderosa a los todopoderosos universalismos (de origen semita) que imperaban. Aún sigue siéndolo.
El nacionalsocialismo era (y es) ciertamente una ‘tercera vía’, entre el liberalismo económico y el internacionalismo comunista. Demostró en los años de paz su éxito frente a unos y otros. La dignidad y prosperidad que proporcionó a su pueblo arruinaba el prestigio del espiritualmente despreciable capitalismo (y su sociedad de consumo), así como del internacionalismo proletario, cuya área de dominio estaba hundida en la miseria espiritual y material. Y era precisamente este éxito social, económico y cultural, el que podría haber conquistado los corazones y las mentes de las naciones blancas logrando extender esta ‘tercera vía’ por toda Europa, y por todo el mundo blanco. Y esto es lo que había que impedir a toda costa.
Había que acabar con él, y con su ejemplo (sus victorias, sus éxitos), a cualquier precio. Había que destruirlo y estigmatizarlo. Convertirlo en la encarnación del mal; en el mal absoluto. Y lo consiguieron. Derrotaron nuestro primer Reich, y mancillaron su memoria.
La horrible imagen pública de Hitler (y el periodo nazi) elaborada por el enemigo es también nuestra imagen, la imagen de la nación arya –de todos y cada uno de nosotros. El enemigo de Hitler es el enemigo de nuestro pueblo. El que lo combate nos combate; el que lo insulta, nos insulta.
La derrota militar sufrida no ha debilitado siquiera nuestra ‘fe’ y nuestra lealtad a nuestro pueblo. Tampoco la perversa contra-propaganda ha hecho mella en nosotros. Nuestro genio es indestructible. Tarde o temprano reescribiremos la historia. Al final, los blancos, los aryas, venceremos.
*
Hasta la próxima,
Manu
FUENTE: http://www.larespuestadeeuropa.blogspot.com.es/2013/05/90-pensamientos-aryas-pensamientos.html

La poligamia…como solución?

16 de agosto de 2012

Ante la dramática caída de la natalidad en las naciones de etnia europea, cabría como hipotesis considerar la poligamia como forma de familia complementaria a la ya milenaria familia monogámica de origen romano.  Es en este marco como me parece interesante reproducir íntegramente lo que se dice sobre la poligamía en un blog de ideología y religión musulmanas: www.islamyciencia.com

 

14. La Poligamia

Abordemos ahora la importante cuestión de la poligamia. La poligamia es una  práctica  ancestral que encontramos en muchas sociedades humanas. La  Biblia no condenó la  poligamia. Por el contrario, el Antiguo Testamento y los Textos Rabínicos  certifican frecuentemente la legalidad de la  poligamia. Se dice que el rey  Salomon tenía 700 esposas y 300  concubinas (1 Reyes 11:3) También, se dice que el rey  David tuvo muchas esposas y concubinas (2  Samuel 5:13). El Antiguo Testamento incluye algunas indicaciones sobre  cómo distribuir  la propiedad de un hombre entre los hijos de esposas diferentes  (Deut. 22:7).La única restricción  de la poligamia consiste en la prohibición de  casarse con la hermana de la  esposa, para evitar la rivalidad (Lev.  18:18).El Talmud aconseja un máximo de cuatro esposas.51 Los judíos  europeos  continuaron practicando la poligamia hasta el siglo XVI. Los judíos   Orientales practicaron regularmente la poligamia hasta que regresaron a  Israel,  donde se encuentra prohibida por el derecho civil. Sin embargo, según la ley  religiosa que se sobrepone en algunos casos al derecho  civil, es permisible.  52

¿Qué dice  el Nuevo Testamento? Según el Padre Eugenio  Hillman en su profundo libro, La Poligamia a examen: “En ninguna parte del Nuevo  Testamento aparece una orden explícita de que  el matrimonio deba ser monógamo ni  ningún mandato que prohíba la  poligamia.” 53

Es más, Jesús no habló en  contra de la poligamia a pesar de que era  práctica común en la sociedad judía de  su tiempo. El Padre Hillman  resalta el hecho de que la Iglesia de Roma prohibió  la poligamia para  conformarse a la cultura Grecorromana –que prescribía una sola  esposa  legal mientras toleraba el concubinato y la prostitución–. Cita a San   Agustín: “Ahora realmente en nuestro tiempo,  y siguiendo la costumbre romana, no se permite ya tomar a otra esposa.” 54. Las iglesias africanas y los cristianos africanos recuerdan a menudo  a sus hermanos europeos que la prohibición de la Iglesia sobre la  poligamia es  una tradición cultural y no un mandato cristiano  auténtico. También el Corán  permite la poligamia, pero no sin algunas  restricciones:

4:(3) “..Si teméis ser injustos para con los  huérfanos, no os caséis más que con  dos, tres o cuatro, de las mujeres que os  gusten. Más si aún teméis no  poder ser equitativos con ellas, casaos con una  sola. (Corán,  4:3).

El Corán,  contrariamente a la Biblia, limita el número máximo de esposas a cuatro, bajo la  estricta condición de tratarlas equitativa y  justamente. No debe interpretarse  que el Corán exhorta a los creyentes a practicar la poligamia, o que la  poligamia se considere la situación  ideal. En otras palabras, el Corán “toleró”  o “permitió” la poligamia, y nada más, pero, ¿por qué? ¿Por qué permite la  poligamia? La respuesta es simple: hay tiempos y lugares en los que existen   profundas razones sociales y morales para la poligamia. Como se indica  en el  anterior versículo coránico, el problema de la poligamia en el  Islam no puede  entenderse al margen de las obligaciones que tiene la  comunidad hacia los  huérfanos y las viudas. El Islam, como religión  universal válida para todo  tiempo y lugar, no puede eludir estas  profundas  responsabilidades.

En la  mayoría de las sociedades humanas, hay un número mayor de mujeres que de  varones. En Estados Unidos hay, por lo menos, ocho millones más de mujeres que  de hombres. En un país como Guinea hay 122 hembras por cada 100  varones.

En  Tanzanía, hay 95.1 varones por 100 hembras. 55 ¿Qué debe hacer una sociedad ante  una proporción tan desequilibrada entre los sexos? Hay varias  soluciones:  algunos sugieren el celibato, otros preferirían el  infanticidio de las hembras  —¡lo cual todavía sucede en algunas  sociedades de nuestro tiempo!—. Otros pueden  pensar que la única salida es que la sociedad tolere todas las modalidades de  permisividad  sexual: la prostitución, el sexo fuera del matrimonio, la   homosexualidad, etc. Para otras sociedades, como la mayoría de las  sociedades  africanas de hoy, la solución más honorable es permitir el  matrimonio polígamo  como institución cultural y socialmente aceptada.

El punto  que a menudo suele malinterpretarse en Occidente es el hecho de  que las mujeres  de otras culturas no necesariamente ven la poligamia  como un signo de  degradación. Por ejemplo, muchas novias africanas  jóvenes, cristianas,  musulmanas o de otra creencia, preferirían casarse con un hombre casado que haya  demostrado ser un marido responsable.  Muchas esposas africanas instan a sus  maridos a que consigan a una  segunda esposa para no sentirse solas. 56 Un  estudio de más de seis mil mujeres, de edades comprendidas entre los 15 a los 59  años, realizado  en la segunda ciudad más grande de Nigeria, mostró que el 60 por  ciento de estas mujeres estarían contentas si sus maridos tomaran a otra  esposa.  Sólo el 23 por ciento expresó enojo ante la idea de compartir a su marido con  otra esposa. El setenta y seis por ciento de las mujeres–en un estudio  realizado en Kenya– considera positivamente la  poligamia. En un estudio  emprendido en la Kenyarural, 25 de cada 27 mujeres consideraron que la  poligamia es mejor  que la monogamia. Estas mujeres sienten que la poligamia  puede ser una  experiencia feliz y beneficiosa si las esposas cooperan entre sí.  57

La poligamia, en la mayoría de las sociedades africanas, es una  institución tan  respetable que algunas iglesias protestantes están  mostrándose más tolerantes  hacia ese hecho. El obispo de la Iglesia  Anglicana en Kenya declaró que, “Aunque  la monogamia puede ser ideal  para la expresión del amor entre marido y mujer, la  iglesia debe  considerar que en determinadas culturas, la poligamia es  socialmente  aceptable y que la creencia de que la poligamia es contraria a   Cristiandad no puede mantenerse por más tiempo.” 58 Tras un cuidadoso  estudio de  la poligamia africana, el Reverendo David Gitari,de la Iglesia Anglicana, ha  concluido que la poligamia, como  idealmente suele practicarse es más cristiana  que el divorcio y las  segundas nupcias, hasta donde alcanzan los intereses de  las esposas y  los hijos abandonados. 59 Yo conozco personalmente a algunas  esposas  africanas muy cultas que, a pesar de haber vivido en Occidente durante   muchos años, no tienen ninguna objeción contra la poligamia. Una de  ellas, que  vive en los Estados Unidos, anima solemnemente a su marido  para que consiga una  segunda esposa que le ayude a criar a los niños.

El problema del desequilibrio en la proporción de los sexos se torna  verdaderamente  problemático en tiempos de guerra. Las tribus de los  indios nativos americanos  sufrían graves desproporciones entre los  sexos a causa de las bajas que se  producían tras las batallas. Las  mujeres de estas tribus, que de hecho  disfrutaban de un estatus  bastante alto, aceptaron la poligamia como la mejor  protección frente a la alternativa de ser excesivamente tolerantes en materia  sexual. Los  colonos europeos, sin ofrecer a cambio ninguna alternativa,  condenaron  esta poligamia del indio como ‘salvaje’.  60

Después de  la segunda guerra mundial había en Alemania 7,300,000 más de mujeres que de  hombres(3.3 millones de ellas eran viudas). Había 100 hombres de entre 20 a 30 años por cada 167 mujeres de esa misma edad. 61. Muchas de estas  mujeres  necesitaban un hombre no sólo como compañero sino como  proveedor de bienes para  la casa en un tiempo de miserias y penalidades inconcebibles. Los soldados de  los Ejércitos Aliados victoriosos se  aprovecharon de la vulnerabilidad de estas  mujeres. Muchas muchachas  jóvenes y viudas mantuvieron relaciones con miembros  de las fuerzas de  ocupación. Muchos soldados americanos y británicos pagaban sus  placeres mediante cigarrillos, chocolate, y pan. Los niños se alegraban con los  regalos que aquellos extranjeros les dejaban. Un muchacho de diez años  que oía  hablar a otros niños de tales regalos, deseaba de todo corazón  un ‘inglés’ para  su madre, porque ella no podía aguantar más el hambre. 62

En este  punto hemos de interrogar a nuestra conciencia: ¿Qué resulta más  digno para una  mujer? ¿Aceptar y respetar a una segunda esposa como  hicieron las indias nativas  o convertirse en una prostituta de hecho  como en la ‘civilizada’ intervención de  los Aliados? En otras palabras, ¿qué dignifica más a una mujer, la norma  coránica o la teología basada en la cultura del Imperio  Romano?

Es interesante notar que en una conferencia internacional de la juventud  celebrada  en Munich en 1948 se debatió sobre el problema del gran  desequilibrio en la  proporción de los sexos en Alemania. Cuando se  concluyó que ninguna solución  podía ser satisfactoria, algunos  participantes sugirieron la poligamia. La  reacción inicial de la  audiencia fue una mezcla de miedo y rechazo. Sin embargo,  después de un estudio cuidadoso de la propuesta, los participantes estuvieron de   acuerdo en que era la única solución viable. Por consiguiente, la  poligamia fue  incluida entre las recomendaciones finales de la  conferencia.  63

El mundo  de hoy posee más armas de destrucción masiva que nunca y las  iglesias europeas  podrían, más tarde o más temprano, verse obligadas a  aceptar la poligamia como  la única solución. El Padre Hillman ha reconocido reflexivamente este hecho: “es bastante probable que estas técnicas genocidas –nuclear, biológica,  química..–  puedan producir tan drásticos desequilibrios entre los  sexos, que el matrimonio  polígamo se convertiría en una forma necesaria de supervivencia…. Entonces,  contrariamente a la costumbre anterior y a la ley, surgiría una inclinación  natural y moral en favor de la  poligamia. En semejante situación, los teólogos y  líderes de la iglesia argumentarían rápidamente razones de peso y textos  bíblicos para  justificar una nueva concepción del matrimonio.”  64

En nuestros días, la poligamia sigue siendo una solución viable para  alguno de los  males sociales de las sociedades modernas. Las  obligaciones comunitarias que el  Corán menciona en relación con la  licitud de la poligamia son en la actualidad  más viables en algunas  sociedades Occidentales que en Africa. Por ejemplo, en  los Estados  Unidos de hoy, hay una severa crisis de este tipo en la comunidad   negra. Uno de cada veinte varones negros jóvenes puede morir antes de  alcanzar  los 21 años. Para los que están entre los 20 y los 35 años de  edad, el homicidio  es la principal causa de muerte. 65

Además de  que muchos varones negros están en paro, en la cárcel, o sumidos en la  drogadicción. 66 Como resultado, una de cada cuatro mujeres negras  de 40 años  nunca se ha casado, en comparación a una de cada diez entre  las mujeres blancas.  67 Es más, muchas negras jóvenes son madres antes  de los 20 años y se encuentran  necesitadas de provisión. La  consecuencia final de estas trágicas circunstancias  es que un número  creciente de mujeres negras están comprometidas con lo que se  denomina  un ‘hombre compartido’. 68 Es decir, muchas de estas solitarias y   desgraciadas mujeres negras mantienen relaciones con hombres casados.  Las  esposas ignoran frecuentemente el hecho de que están ‘compartiendo a sus  maridos’ con otras mujeres. Algunos analistas de lo que se  denomina ‘la crisis  del hombre-compartido’ recomiendan enérgicamente a  la comunidad afroamericana  una poligamia de consenso como solución  temporal a la escasez de varones negros  hasta que se emprendan las  necesarias reformas en la sociedad americana a más  largo plazo. 69 Por  poligamia de consenso ellos entienden una poligamia que sea  asumida por la comunidad y en la que todas las partes involucradas estén de   acuerdo, en lugar del secreto que normalmente envuelve al sistema de   hombre-compartido que resulta perjudicial tanto para la esposa como para la  comunidad en general. El problema del hombre-compartido en la  comunidad  afroamericana fue el tema de una mesda redonda que tuvo lugar en la Temple  University de Filadelfia el 27 de enero de 1993. 70  Algunos de los participantes  recomendaron la poligamia como remedio  potencial para la  crisis.

También sugirieron que la poligamia no debería estar prohibida por ley,  particularmente  en una sociedad que tolera la prostitución y las  amantes. El comentario de una  mujer del público de que los  afroamericanos necesitaban aprender de Africa,  donde la poligamia es  práctica común, arrancó un entusiástico  aplauso.

Philip  Kilbride, antropólogo americano de formación católica romana, en su provocativo   libro, El matrimonio polígamo en nuestro tiempo, propone la poligamia  como gran  solución a algunos de los males de la sociedad americana.  Defiende que el  matrimonio polígamo puede ser en muchos casos una  alternativa potencial al  divorcio, evitándose así el impacto  perjudicial que ejerce el divorcio sobre  muchos niños. Mantiene que, en la sociedad americana, muchos de los divorcios  son consecuencia del  desenfreno en las relaciones extraconyugales. Según  Kilbride, resolver  un asunto extraconyugal mediante un matrimonio polígamo en  lugar de con un divorcio, es mejor para los hijos, “Los hijos recibirían mejor un aumento de la  familia que la opción que sólo les ofrece separación y disolución.” Es  más, sugiere que otros grupos también se beneficiarían de  matrimonio polígamo:  las mujeres maduras que sufren una escasez crónica de hombres y las  afroamericanas que están viviendo la fómula del   ‘hombre-compartido’.71

En 1987, una encuesta dirigida por el periódico estudiantil de la Universidad de  Berkeley, en California, preguntaba a los estudiantes si ellos estaban de   acuerdo con que la ley debía permitir a los hombres tener más de una  esposa como  solución a la evidente escasez de varones solteros en  California. Casi todos los  estudiantes estuvieron de acuerdo con la  propuesta. Una estudiante incluso  declaró que un matrimonio polígamo  podría satisfacer sus necesidades emocionales  y físicas, al mismo  tiempo que le daría más libertad que una unión monógama. 72  De hecho,  este mismo argumento también es usado por las escasas mujeres mormonas   fundamentalistas residuales que todavía practican la poligamia en los  Estados  Unidos. Ellas creen que la poligamia es la forma ideal para que una mujer tenga  una profesión e hijos, ya que las esposas se ayudan  entre sí para cuidar de los  hijos. 73

Hemos de  añadir que la poligamia en el Islam es un hecho de mutuo  consentimiento. Nadie  puede obligar a una mujer a que se case con un  hombre ya casado. Además, la  esposa tiene el derecho de estipular que  su marido no se case con otra mujer  como segunda esposa.74 La Biblia, por su  parte, recurre a veces a forzar la poligamia. Una  viuda sin hijos debe casarse  con el hermano de su marido, aún cuando él ya esté casado (véase el epígrafe “la  Condición de las Viudas”),  prescindiendo de su consentimiento (Génesis  38:8-10).

Debemos resaltar que en muchas sociedades musulmanas contemporáneas la  práctica de la  poligamia es rara, allí donde la diferencia entre los  miembros de ambos sexos no  es grande. Podemos afirmar con seguridad que la proporción de matrimonios  polígamos en el mundo musulmán es mucho  menor que la proporción de relaciones  extraconyugales en Occidente. En  otras palabras, los hombres en el mundo  musulmán contemporáneo son, en  sentido estricto, más monógamos que los hombres  occidentales.

Billy Graham, eminente cristiano evangelista, ha reconocido este  hecho: “la Cristiandad no puede responder a  la cuestión de la poligamia. Si la  Cristiandad actual no puede hacerlo, es en su  propio detrimento. El  Islam ha permitido la poligamia como una solución a los  males sociales y ha permitido un cierto grado de libertad a la naturaleza  humana, pero  sólo dentro del marco estrictamente definido de la ley. Los países   cristianos hacen un gran alarde de monogamia, pero en realidad practican la  poligamia. Nadie ignora el papel que juegan las amantes en la  sociedad  occidental. En este sentido, el Islam es una religión  fundamentalmente honesta,  y permite a un musulmán casarse con una  segunda esposa si puede, pero prohibe  estrictamente todas las  relaciones amorosas clandestinas como medio de  salvaguardar la probidad moral de la comunidad.” 75

Es interesante destacar que muchos países —tanto no-musulmanes como  musulmanes—han  proscrito la poligamia en el mundo de hoy. Tomar a una  segunda esposa, incluso  con el consentimiento libre de la primera, es  una violación de la ley. Por otro  lado, estafar a la esposa sin su  conocimiento y consentimiento, ¡es  absolutamente legítimo hasta donde  la ley lo permite! ¿Cuál es la sabiduría  legal que existe tras  semejante contradicción? ¿Se diseña la ley para premiar la  decepción y  castigar la honestidad? Es uno de las paradojas más incomprensibles  de  nuestro moderno y ‘civilizado’ mundo.

La comunidad indoeuropea

4 de julio de 2012
La comunidad indoeuropea.
Manu Rodríguez. Desde Europa (24/06/12).
                                                                            *
*… La oculta luz los Padres desvelaron; // con sinceras palabras engendraron la aurora.
… gūḷháṃ jyótiḥ pitáro ánv avindan // satyámantrā ajanayann uṣā́sam (Rig Veda, VII, 76, 4). (Edic. Van Nooten).
*La comunidad indoeuropea. Una comunidad rota, fragmentada; dividida, y enfrentada. Que ignora su propio origen y está a punto, de nuevo, de combatir contra sus hermanos. Hablo de los pueblos indoeuropeos islamizados en Europa y Asia (el ámbito persa y parte de la India). Hemos de recuperar esos pueblos.
La comunidad (ecclesia, ‘koiné’) indoeuropea está casi totalmente cristianizada o islamizada. Éste es el problema. Muchos son los pueblos nuestros culturalmente engañados, confundidos, alienados; desposeidos de su patrimonio cultural y espiritualmente extrañados. Hechos enemigos de sí, contrarios. Con lenguaje prestado hablan, con lenguaje de otro. Carecen de lengua propia estos pueblos colonizados o conquistados desde hace siglos por otros pueblos, otras historias, otros discursos.
Nuestras tierras no son indoeuropeas sino cristianas o musulmanas. Esto es lo que hay que ver. Nuestras tierras culturalmente ocupadas. Nuestros cielos enladrillados. Nuestros mundos silenciados.
Nuestras claves culturales, simbólicas, no son indoeuropeas, no son nuestras.
Los Padres antiguos están desatendidos, des-cultivados. Ese bosque, ese jardín. Ese territorio, ese espacio.
En lo más oscuro de la noche estamos. Lejos, muy lejos de nuestra luz, de nuestros mundos.
Demasiado tiempo fuera de casa nuestra gente, nuestros pueblos. Alejados de las tierras propias, de los cielos propios. En otro lugar, en otro mundo.
¿Qué discurso, pues? ¿Qué lenguaje; qué palabras? Estos pueblos míos encantados, hechizados.
*En un grave peligro se encuentran los pueblos indoeuropeos (europeos propiamente dichos, y pueblos indo-iranios) en los tiempos que corren. Reparemos en Europa, que ocupa la mayor parte de nuestro territorio madre. No son momentos cualesquiera los que vivimos. Vivimos tiempos excepcionales. Asistimos a una ofensiva del islam en nuestras tierras, en nuestro hábitat milenario.
Es una ofensiva, en principio, blanda, sorda, fría… aunque muy eficaz, pues, casi sin apercibirnos siquiera, mediante flujos migratorios discretos y controlados, nos inunda de musulmanes asiáticos y africanos, y los signos culturales islámicos se multiplican en nuestras tierras. Es una estrategia de ocupación (demográfica e ideológica) del territorio.
Añadiré que los numerosos alóctonos recién llegados no han tardado mucho en mostrarnos abiertamente su hostilidad (en cuanto su número hubo crecido lo suficiente, como era de esperar). Nosotros, los autóctonos, somos el blanco de su hostilidad; nosotros, los pueblos que habitamos y damos color a este nuestro continente (y nuestro hogar) desde hace milenios. De momento, y allí donde su número se lo permite, se limitan a la amenaza, la intimidación, y la violencia de bajo nivel.
Estos extranjeros (la ‘umma’), que son ya millones, compiten ahora por la tierra, por el territorio; exigen territorios propios y autónomos –que en buena medida ya poseen (las ‘no-go areas’).
Una población y una territorialidad (y legalidad) otras, absolutamente extrañas, y antagónicas, se han alojado como un tumor maligno en nuestras tierras europeas.
Además, se está creando una vasta zona musulmana en las tierras de África y Asia. Una vasta plataforma ofensiva. El islam se está posicionando, reuniendo, fortaleciendo en este vasto territorio (la mitad norte de África, y toda el Asia musulmana). Es un amplio frente.
Para sus planes europeos cuentan ya, como decimos, con millones de infiltrados, de intrusos, de soldados (muyahidines) repartidos en buena parte de las grandes ciudades (muchos de ellos de procedencia indoeuropea); cuentan además con territorios exclusivos (una suerte de retaguardia) en tales ciudades, y con algunos enclaves (Bosnia, Albania, Kósovo… Chechenia). En su momento será una guerra caliente de conquista y ocupación. Hay millones y millones de muyahidines preparados (desde Marruecos a Indonesia) que tan sólo aguardan ese momento oportuno. Avanzarán desde el sur y el este. A través del Estrecho, del Mediterráneo, de Grecia y los Balcanes, de Bulgaria, del Mar Negro, del Cáucaso, del Mar Caspio…
(Éste es el escenario más probable que nos espera si todo, en nuestra actitud ante esta evidente amenaza, continúa como hasta ahora.)
Indiferencia, negligencia, dejación de soberanía de todo un pueblo. Mientras dormimos, mientras miramos hacia otro lado, se monta la pesadilla islámica. La bestia, nuestro mal, crece por momentos; cada día más grande, más fuerte, más segura de sí; más arrogante y agresiva. La tenemos dentro, y la tenemos fuera. Estamos minados; estamos rodeados. Apenas nadie advierte del peligro que corremos. Apenas unas pocas luces a lo largo de la atalaya.
Podemos perder nuestras tierras; podemos desaparecer como pueblo. En estos momentos nos lo jugamos todo –ser o no-ser.
Es una fuerza adversa, contraria, enemiga. Es una fuerza inmensa que opera desde dentro y desde fuera procurando nuestra destrucción. Será necesaria toda nuestra luz y todo nuestro coraje para desmontar y repeler tal estrategia, tal ofensiva, tal empuje. Hay que vencerlos no sólo en la tierra, también en los cielos. Expulsarlos de nuestras tierras y de nuestros cielos.
Vencerlos en los cielos quiere decir ganar la batalla ideológica. Es la defensa de la tierra de nuestros antepasados, pero también de su espíritu. Nuestro espíritu, y su obra, han de prevalecer sobre el espíritu ajeno que, de nuevo, se nos pretende imponer.
En lo que respecta a la parte oriental de nuestras tierras (el grupo indoiranio), todo el área lingüístico-cultural de origen persa ha sido islamizado (kurdos, afganos, iranios, pastunes, tayikos…); así como numerosos pueblos indios y pakistaníes. Ahora son pueblos que sirven a la causa del islam. El islam los cuenta como soldados, como muyahidines. Dirigidos, en esta ocasión, contra el territorio indoeuropeo cristianizado; contra los pueblos europeos, contra los pueblos hermanos.
*Nuestros pueblos tienen que ser espiritualmente rescatados; devueltos a su ser –a su casa, a su familia; a su historia, a su mundo. Es el primer paso: el retorno, el reencuentro, el reconocimiento (anagnórisis). Ha de ser nuestro primer empeño: recuperar a los nuestros, esto es, a los pueblos indoeuropeos cristianizados o islamizados. Que los hermanos se posicionen debidamente para la batalla que viene; en la guerra que ya es. Una comunidad indoeuropea unida; una alianza duradera, indestructible; un frente único (contra cualquiera que amenace nuestro ser). El logro de estos objetivos nos dará la primera victoria.
(La victoria nos ama, nos desea, nos prefiere, nos espera.)
La causa indoeuropea. Los indoeuropeos no tienen otra causa, en estos tiempos, que ellos mismos. Superar este diluvio. Vencer, destruir, aniquilar de una vez por todas a este viejo enemigo; a este viejo monstruo.
¿Desde dónde combatir esta nueva ofensiva islámica? Desde nuestras propias tierras y nuestros propios cielos; en defensa de nuestras tierras y cielos milenarios. En el nombre de nuestro genio, de nuestro ser. En el nombre de nuestros dioses. En el nombre de nuestros antepasados. Desde nosotros mismos. En el nombre de lo que somos, y lo que queremos seguir siendo. Sean éstas nuestras banderas, nuestras insignias, nuestros estandartes.
*La comunidad indoeuropea es la comunidad de la aurora. Nosotros cultivamos las auroras, los renacimientos. Amamos el alba, la mañana, las primeras luces del día.
Hay obstáculos que vencer, y amenazas. No regeneraremos la mañana sin esfuerzo: no bastará invocarla con palabras sinceras. La arrebatada luz habrá que reconquistarla –en la tierra y en los cielos.
Ya suenan los vientos favorables. Se aprestan los combatientes. Toda la atmósfera está revuelta. Viene la tormenta, la tempestad; viene la acción. Volveremos a conocer la alegría de la victoria.
Recuperada la voluntad de futuro; el espíritu auroral. Recuperada la juventud; las aguas de la eterna juventud.
Vendrá una nueva mañana para nuestro pueblo; tendremos nuevo día.
                                                                          *
Hasta la próxima,
Manu
===
Nota de TRESMONTES: Los indoeuropeos estamoos tan colonizados espiritual y culturalmente… que no lo sabemos: Pocas personas son conscientes de que nuestros pueblos sufren una alienación degradante y expoliadora…
Una vez más tenemos el honor de reproducir una excelente meditación sobre el origen y destino de Europa, gracias al blog LA RESPUESTA DE EUROPA

RUSIA, bastión de Europa…

23 de junio de 2012

El alcalde de Moscú:

“Rusia, el último bastión del tradicionalismo en Europa,

defiende su espacio étnico de la injerencia extranjera”

Vojislav Seselj

Vojislav Seselj

Vladimir Platonov, presidente del Consejo de la ciudad de Moscú, ha declarado “Ciudadano de honor” de la capital rusa al líder nacionalista serbio Vojislav Seselj. La solicitud fue presentada por la Alianza derechista-conservador y ya ha sido criticada por algunos sectores de la izquierda y el liberalismo europeos, tanto monta.

Platonov respondió a estas críticas recordando que el pasado 4 de mayo, en una ceremonia solemne, Angelina Jolie recibió el título de honor de Sarajevo para “mantener vivo el recuerdo de la guerra en Bosnia y Herzegovina”.

Angelina Jolie protagonizó la película “En la Tierra de Sangre y Miel”, un film que distorsiona la verdad histórica y proyecta una imagen negativa de los serbios, mientras que los musulmanes bosnios eran presentados como mártires inocentes.

“Los liberales de izquierda, que siempre defienden a los islamistas, están tratando de cultivar los sentimientos de culpa entre los serbios, para imponer en todo el mundo la impresión de que los serbios son una especie de nación genocida. Los miembros de la comunidad musulmana de Bosnia se han creado una imagen de víctimas. Sin embargo, no recuerdan nunca los crímenes de guerra cometidos por la división 28 del Ejército de Bosnia y Herzegovina bajo el mando de Naser Oric o brigada Mujahideen”, declaró el mandatario moscovita.

Considera por tanto lógico que Moscú, “siendo de hecho el último bastión del tradicionalismo en Europa”, nombre a Vojislav Seselj ciudadano de honor de la ciudad. “Acusarle de crímenes de guerra es un intento de imponer a Serbia el sentimiento de culpa y dictar la voluntad de la izquierda y el establishment liberal de la UE. Para ellos, los Balcanes han sido siempre un campo de tiro para el desarrollo de las tecnologías. Hoy se persigue a Seselj, mañana se acusará a los rusos por su actiación en el Cáucaso”

“Por la defensa de Seselj, Rusia defiende su espacio étnico y cultural de la injerencia extranjera”, apostilló Platonov.

…la España del 18 de Julio también perdió la guerra…!

14 de mayo de 2012

En un excelente blog,  VITA MILITIA EST, su autor, Janus Montsalvat, publica, con el titular de “Crónicas alrededor del franquismo”  el artículo que URANIA/tresmontes7 tiene a bien reproducir íntegramente (con el presunto permiso de Janus Montsalvat):

El franquismo como sistema político o, mejor dicho, el Estado del 18 de Julio cimentado con la sangre de tantos miles y miles de mártires y de héroes, llegó realmente a su fin en el hemistiquio de 1956-59 cuando Franco se desembarazó definitivamente de los últimos restos de la Falange histórica, enterró las propuestas falangistas de Arrese y entregó el poder a los tecnócratas de Opus Dei, hombres ya claramente vinculados al plutocratismo judeo-capitalista y desligados completamente del idealismo inicial del Régimen, idealismo que aún compartían grandes sectores del mismo (Frente de Juventudes, Guardia de Franco, ex-Divisionarios, SEU, Alféreces Provisionales, etc.) y que precisamente en los 50 aún seguían luchando por una autentificación de las estructuras del mismo. No deja de ser curioso que en la senda iniciada en febrero de 1957 -la crisis más traumática y decisiva del Régimen franquista-, el proceso de des-falangización del Estado fue paralelo al proceso de des-militarización y de burocratización y des-politización del mismo. El Estado del 18 de Julio, desde sus mismos orígenes (18-VII-1936) hasta la dramática crisis político-ideológica e institucional de finales de los 50, se caracterizó por ser un Estado fuertemente autoritario, militarista, viril, con una doctrina legitimadora del Sistema y con una componente falangista muy fuerte e importante, no decimos que fuera un Estado completa y verdaderamente falangista, porque mentiríamos, pero sí que al menos la Falange, o, si se prefiere, la Falange franquista (que no era lo mismo, ni mucho menos, que la Falange mítica de José Antonio), fue algo así como el “primus inter pares” de la coalición del 18 de Julio: su predominio político e ideológico hasta el 57 fue innegable. A partir de entonces, la única “doctrina” legitimadora de la nueva senda liberal-capitalista iniciada en 1957-59, serían el “desarrollo y el consumismo”… el nacional-sindicalismo y el nacional-catolicismo (nunca nos ha hecho mucha gracia dicho calificativo, primero por ser un término peyorativo lanzado por los enemigos y segundo por su gran carga clericalizante), serían definitivamente enterrados por considerarse “anacrónicos” en la Europa decadente plutocrática y demo-marxista nacida de la catástrofe de 1945.

Franco, como muy bien dijo Víctor D’Ors, fue un derrotado más de los vencedores de 1945, siempre fue considerado como un “apestado”, otra cosa es que por una serie de condicionamientos históricos -la “Guerra Fría”- acabara siendo “aceptado” por los vencedores, aunque no sin cierta resignación, y eso Franco lo sabía. Su Régimen siempre estuvo en cuarentena y los 30 años que mediaron entre la derrota de Europa de 1945 y su muerte en 1975, vinieron a ser algo así como una “prórroga” de esa derrota. Franco, aún en contra de sus ideas y de su cosmovisión, fue obligado a “evolucionar”… Los acuerdos de 1953 con EEUU y con el Vaticano en su día fueron señalados como una victoria indiscutible de Franco sobre el brutal cerco diplomático y comercial que le impusieron las democracias desde 1943-45, pero a la larga constituyeron su derrota definitiva en el plano ideológico y doctrinal. Con esos acuerdos, el final del Estado del 18 de Julio y de la Falange estaban sellados, ya que representaban la derrota ideológica definitiva del Sistema… tan sólo cuatro años después finalizaba la Era Azul del Régimen, comenzando lo que el falangista de la vieja guardia José Luis de Arrese calificó como “proceso de transición hacia el nacionalcapitalismo piadoso (encarnado por los nuevos tecnócratas del Opus Dei) y hacia la monarquía burguesa y liberal”; el tiempo le ha dado la razón. El Ejército, con una oficialidad en gran parte joven y forjada en los campos de batalla de la Cruzada, la Falange y el Requeté, ganaron la Guerra pero perdieron la Paz, ya que a partir del 57 la “Victoria” (a la larga una “victoria sin alas”, parafraseando a José Antonio) fue administrada por burócratas y tecnócratas fríos y sin alma, banqueros y negociantes de la peor calaña.

Ya decía Carl Schmitt que no hay mentalidades y actuaciones más antagónicas y antitéticas que las de un político y un negociante… qué duda cabe de que los tecnócratas, aquellos que tanto hablaban de “desarrollo”, “progreso”, “consumo”, “renta per cápita”, “eficacia” y demás tecnicismos materialistas y anti-espirituales, entraban dentro de la segunda categoría señalada por el gran jurista alemán.      Lo verdaderamente admirable de Franco es que supo mantenerse firme ante la adversidad y salió triunfante ante la multitud de frentes que se le abrieron a partir de 1943. Apelando al espíritu de Sagunto y de Numancia aguantó con una firmeza sobre-humana el temporal que amenazaba con arrasarlo todo, dispuesto en todo momento a no claudicar, a morir con las botas puestas: “De aquí sólo saldré con los pies por delante”, dijo a uno de sus más allegados en 1945 cuando muchos, entre ellos el mismísimo Serrano Súñer e incluso algunos falangistas que empezaron a cambiarse de chaqueta ante el temor de lo que se avecinaba, le aconsejaron que dejara el poder y restaurara la monarquía en la persona odiosa y repugnante del traidor de Don Juan, ser rastrero y nefasto capaz de pactar con el mismísimo diablo con tal de subir al poder (estuvo en connivencia con los servicios secretos yanquis en 1945 para propulsar y organizar un levantamiento popular contra el Régimen, del que el famoso “Manifiesto de Lausana” de Marzo del 45 era su primer episodio o, si se quiere, su preámbulo…). “Yo no hago la tontería de Primo de Rivera, de aquí al cementerio”, fueron otras palabras dichas a sus allegados por parte de Franco, verdaderamente admirables por su estoicismo y su valentía y heroísmo espartanos… Pero claro, tuvo su precio y a cambio se vio obligado a reestructurar su Régimen de forma por él no prevista ni deseaba; de todas formas siguió dando una orientación falangista -aunque fuera disminuyendo con el paso de los años debido a la presión ideológica de los vencedores del 45- hasta finales de los 50 e incluso pensó y deseó en una institucionalización del Régimen en sentido plenamente falangista como demuestra su apoyo a la reforma política de Arrese y su equipo de la Secretaría General de la Falange de 1956-57. La condena del Vaticano y la oposición cerrada y obtusa de los Obispos españoles imposibilitaron que dichos proyectos triunfaran definitivamente, además resultaban “anacrónicos” en plena fase de reconocimiento internacional del Régimen y del restablecimiento de relaciones comerciales y diplomáticas con el democratismo internacional.

Franco salió triunfante de las conspiraciones monárquicas de 1943-47, constantes y corrosivas, de la “carta de los generales” de 1943 invitándole a abandonar el poder, de la carta de los 27 influyentes procuradores y consejeros invitándole a ídem de lo mismo y a restaurar la fracasada monarquía liberal, de las Conferencias que los vencedores organizaron en Yalta y Postdam -los “buenos”, en la terminología democrática al uso, es decir, los carniceros de Dresden, Hamburgo, Colonia, Hiroshima, Nagasaki, los asesinos de millones de seres humanos en definitiva… ¡¡¡CON STALIN A LA CABEZA!!!, verdaderamente demencial-, donde se programó el futuro reparto del botín europeo y se acordó, si no arrasar al Régimen de Franco como propuso Stalin, sí derrocarlo por la vía del asfixiamiento económico, aislamiento absoluto en lo comercial y diplomático, sin descartar la vía armada (ahí tenemos a los maquis, apoyados por las democracias). Salió triunfante de toda esa multitud de frentes abiertos, pero salió derrotado totalmente desde punto de vista doctrinal. El ya fallecido periodista Emilio Romero -de pasado azul, como tantos otros-, señaló en su día que si Franco hubiera sido un “político” al uso, en el sentido moderno y demoliberal del término, sin duda hubiera abandonado el poder acobardado y anonadado ante la gigantesca coalición mundial que se le echó encima tras la caída de los fascismos, pero supo capear el temporal y mantener el barco a flote ante el diluvio democrático y marxista que amenazaba con hundir nuevamente a España. Esa es su gloria y su grandeza, pero también perdió la II Guerra Mundial -como señala Álvaro D’Ors en su gran libro “La Violencia y el Orden”- aún sin haber participado directamente en ella, ya que los vencedores de 1945 fueron los tradicionales enemigos de España: Inglaterra -la pérfida Albión-, Francia -centro subversivo originario de los principios disolventes y decadentes liberales-, EEUU -los liquidadores definitivos de los últimos restos del Imperio Español- y la Rusia soviética -culpable de los mayores desastres que España ha sufrido en el siglo XX-. Franco, genial militar y uno de los grandes estadistas de la Europa contemporánea, no era un idealista sino un pragmático, si hubiera sido un idealista como lo fueron los líderes nacional-revolucionarios europeos, hubiera tenido un final similar al que tuvieron todos ellos y fue ese pragmatismo el que le permitió sobrevivir en un mundo tan disoluto y cambiante, aun a costa de sacrificar todo idealismo. Sus principales errores políticos, a la larga, fueron un desastre para el futuro de España que él consideraba “atado y bien atado”: la entrega del poder a la Tecnocracia y la restauración de la fracasada y decadente monarquía borbónica, aunque quizá era un “signo de los tiempos” el que la antaño viril, caballeresca y católica España acabara convirtiéndose en el basurero y estercolero de la Europa democrática y del Nuevo Orden Mundial plutocrático y,  frente a esto, reconozcamos que Franco poco o nada podía hacer. De todas formas, pese a los fuertes y graves condicionamientos de todo tipo (cosmológico, ciclológico, político, etc.) creemos en la eterna libertad del hombre verdaderamente diferenciado del resto de la masa -del inmundo y grosero vil populacho- y en el poder divino que atesora de poder subvertir el orden establecido, siempre y cuando este orden sea perverso y contra-natura y, además y sobre todo siempre y cuando esté influenciado -el hombre diferenciado del que hablábamos- por ideales verdaderamente supraterrenales, trascendentes y espirituales; algo que hoy brilla por su ausencia en esta Europa crepuscular y en ruinas. “Mantenerse en pie ante un mundo en ruinas”, ésa debería ser la consigna que deberíamos seguir todos los que nos consideramos exiliados de este nefasto y satánico mundo artificial de seres robotizados y sin alma, de gigantescas e infernales estructuras de hormigón y de acero, perfecta reproducción en la Tierra del Infierno y del mundo demoníaco.

Una gran filósofa hindú dividía a los hombres en tres categorías: aquellos que están “Sobre el Tiempo”, los que están “Contra el Tiempo” y, finalmente, los que están “Con el Tiempo”, es decir, estos últimos son los que creen y están a merced de la corriente disolutoria y decadente del devenir, los que están a merced del mundo cambiante y en continua revuelta, muy típico de la modernidad anti-tradicional. Los primeros, los que están “Sobre el Tiempo”, es la categoría a la que pertenecen los místicos y grandes reformadores religiosos para los que el Tiempo  simplemente es una cárcel o una prisión de la que hay que huir mediante el desapego y la renuncia a todo lo material.  En cuanto a los segundos, aquéllos que están “Contra el Tiempo”, son los que hacen o quieren hacer frente de forma admirable y heroica a la corriente disolvente y degradada de la modernidad inspirándose en valores tradicionales y arcaicos con la esperanza revolucionaria de alterar un orden de cosas injusto y aberrante desde el punto de vista espiritual y metapolítico, remontando con su accionar el proceso de caída por la pendiente… Franco, al igual que todos los grandes líderes nacional-revolucionarios siglo XX, pertenece a la segunda categoría.

Tiempos duros y difíciles nos esperan. Es posible que estemos viviendo ya esos tiempos finales de los que habla el Evangelio, tiempos catastróficos que conllevarán no un “final del mundo”, del que tanto pseudo-profeta habla haciendo el juego a la subversión mundial al servicio del Anti-Cristo -deseosa como está por acelerar el proceso de caos y de caída- sino el FINAL DE UN MUNDO, es decir, el de la actual pseudo-civilización materialista y antitradicional, totalmente anti-espiritual e infra-humana.

Tenemos la promesa de la venida más o menos próxima de un nuevo Héroe Vengador, la Parusía para los cristianos, Kalki para los hindúes, etc. Puede que ello sea un símbolo, pero la Historia demuestra que los Nuevos Órdenes, los nuevos ciclos áureos de civilización han surgido después de etapas catastróficas, cataclísmicas, traumáticas y después de indecibles padecimientos y horrores. No queremos decir que estemos cruzados de brazos esperando que todo nos venga como un regalito del cielo, sino que queremos decir con ello que todos los procesos de destrucción que estamos viviendo y los venideros, vienen a ser algo así como los dolores de parto de un mundo nuevo que pugna por nacer, lo importante es que ese “Nuevo Orden” en el que creemos y por el que lucharon y murieron tantos y tantos camaradas mucho mejores que nosotros, y por el que seguiremos luchando, ese “Nuevo Orden”, repetimos, viva ya dentro de nosotros, nos guíe y de sentido a nuestras vidas en medio de este mundo crepuscular, porque, tengamos seguridad en ello, aunque nosotros no lleguemos a verlo, ni siquiera nuestros hijos, ese día llegará en un futuro: “Y vi un nuevo Cielo y una nueva Tierra, porque el primer Cielo y la primera Tierra han desaparecido, y el mar ya no existe (símbolo, el del mar, de disolución y de inestabilidad..)”, es la promesa de San Juan en el Apocalipsis, último Libro Sagrado del Nuevo Testamento. “De la putrefacción y descomposición alquímicas, surge el Oro Filosofal”, como decían los filósofos herméticos del Medievo. Tenemos que estar preparados y en alerta ante lo que se avecina, por de pronto Europa está sufriendo una invasión en toda regla por parte de seres primitivos y supersticiosos portadores de una cosmovisión anti-europea y anti-cristiana y frente a ello, la Iglesia post-conciliar predica el abandono moral y la renuncia, dice que los abracemos y los acojamos como “hermanos”… a los mismos que quieren darnos el tiro de gracia como cultura. Eso es cobardía, traición y renegar de nuestros gloriosos y sagrados Ancestros. Europa históricamente -y no digamos España- se ha afirmado luchando contra el Islam, no podemos ahora pretender acogerlos en nuestro seno de forma masiva como si hermanitos de la caridad fueran. Lo repetimos, la actitud de la Iglesia post-conciliar, favorable al multiculturalismo y a la globalización, la convierte en una institución subversiva más al servicio del Nuevo Orden Mundial que amenaza con triturarlo todo, pueblos, culturas, tradiciones, razas, religiones, etc., todo ello en aras de un mundo igualado y nivelado por lo bajo, por lo infra-humano, un mundo de seres con mentalidad de esclavo y sin ninguna conciencia   -ni religiosa, ni histórica, ni moral- fácilmente manipulable y manejable y sin ninguna capacidad de respuesta ante la odiosa tiranía totalitaria que poco a poco se está imponiendo a nivel mundial. El Evangelio habló del Reinado del Anti-Cristo, ¿Y qué es sino el Nuevo Orden Mundial?…

En otro orden de cosas, y retomando hilos anteriores,  señalar que nunca simpatizamos con la figura de Carrero Blanco. Parece que al final se dio cuenta del callejón sin salida al que había conducido al Régimen tras apoyar a pies juntillas a los tecnócratas opusdeístas y tras su enfermizo anti-falangismo. Señalamos esto porque en el Gobierno que nombró ya como Presidente en Junio de 1973 por primera vez desde 1957 los tecnócratas prácticamente desaparecen del mismo, a excepción del Ministerio de Asuntos Exteriores: nombrando para ello a su amigo López Rodó. Pero siempre nos ha resultado más que incómodo que tuviera como lugarteniente al deleznable y cínico de Torcuato Fernández Miranda, el hombre que ya se había encargado de desmontar el Movimiento desde dentro desde que accedió a dicho cargo en la fecha emblemática            -nuevamente todo un “signo de los tiempos”- del 29 de Octubre de 1969, nada menos que cuando se celebraba el XXXVI Aniversario de la Fundación de la Falange, donde semejante hipócrita y cínico se presentó al acto de Jura del cargo ¡¡¡con camisa blanca!!!… toda una declaración de intenciones y algo totalmente herético, pese a todo, en la España de entonces (dicen que Franco lo consideró un insulto y un agravio). Pensamos que Carrero, aleccionado en este sentido por el “murciélago” (así calificaba despectivamente a Torcuato el sector falangista del Régimen que lo odiaba a muerte), tenía planeado un proceso de transición tras la muerte de Franco hacia una “democracia controlada”, pero esto es algo que el atentado de la ETA (con la CIA actuando entre bastidores) nos impidió ver o comprobar.

No podemos por más que concluir estas líneas recordando que esta miserable plutocracia demo-liberal que se nos ha impuesto tras la caída del franquismo nos está conduciendo a la miseria y a la pobreza; eso sí, siempre “liberados” de las cadenas que nos impuso el franquismo. Y mientras los foráneos disfrutan de ayudas gubernamentales de todo tipo, los españoles somos algo así como ciudadanos de segunda, sólo útiles para pagar los impuestos que a su vez sirven para mantener en el poder a una burocracia y a unos politicastros cada vez más corruptos, degenerados y perversos; eso sí, con los votos de la masa borreguil y debidamente telebasurizada. Es un círculo vicioso verdaderamente diabólico.

===

Nota de Tresmontes: La fuente original del artículo es:

http://vitamilitiaest.wordpress.com/2010/05/12/cronicas-alrededor-del-franquismo/

La caída de Constantinopla, en 1453, la mayor catástrofe…

20 de marzo de 2012

Copiamos de NUEVA EUROPA el siguiente post:

Publicado por Augusto en 18/03/2012

Informes de testigos presenciales de las masacres inimaginables de los turcos durante la conquista de Constantinopla en 1453

Publicado el 01/23/2012

Türkenmord-KonstantinopelLos asesinatos turcos Constantinopla

Es difícil encontrar otro país, con una contradicción abierta entre la autopercepción y la percepción de los extranjeros, como con Turquía. En el 2009 se publicó el libro “Genocidios desde la antigüedad hasta el presente”, el historiador Hans Meiser , y los turcos cuantitativamente – en términos del número de genocidios – llevaron el liderazgo :

Ningún país, ningún otro sistema, a lo largo de tanto tiempo (1000 años) se comprometióen la misma cantidad (más de 40 en total) para los asesinatos en masa tan brutales como los turcos.En un promedio, cada 25 años, fue cometido por el territorio turco un genocidio. Ni Hitler, ni los comunistas, y sin duda las campañas misioneras de -cristianos y los asesinatos en masa se acercan a los crímenes cometidos por los turcos.

Pero, quién obliga a los turcos para responder a las acusaciones en el mejor de los casos,obtendrá el resentimiento típico de los musulmanes cuando se les pregunta acerca de sus faltas, o-en el peor de los casos – verbales ataques o incluso amenazas físicas, y acusaciones tales como ”xenófobos”, “nazi” , racísta, come-cerdo ”o” enemigo los turcos “.

Debido a que los turcos se ven como una nación pacífica que nunca le quitaron un pelo a ninguna persona . El actual Primer Ministro Erdogan, lleva un número creciente de países amenazados con duras consecuencias en caso de evaluar la masacre de 1,5 millones de armenios cristianos por parte de Turquía en 1915 como un genocidio, y comentó sobre el carácter de sus compatriotas en las siguientes palabras:

“La comunidad turco y el pueblo turco, donde quiera que vaya aún más, sólo trae el amor, la amistad, la paz y la comodidad . El odio y la enemistad no puede ser nuestra causa.No tenemos que ver con el conflicto armado . Welt.de 14 02 2008

Como prueba de esta característica de los turcos de ser abiertos para “el amor, la amistad, la paz y la seguridad” , se puede encontrar información aquí sobre ello en detalle. Con motivo de la reciente publicación de este artículo en el sitio de Marius Hohenstein sobre la conquista de Constantinopla por los turcos, cito a continuación una histórica relación de un testigo ocular de esta masacre, como el famoso periodista y escritor italiano Oriana Fallaci, en su libro “La fuerza de la razón” informó antes.
Oriana Fallaci presenta el relato de Georgios Phrantzes que fueron testigos de la masacre de los turcos en la población cristiana de Constantinopla en 1453 :

“¿Sabe usted la descripción de la caída de Constantinopla, que el escritor nos ha dejado Phrantzes? Tal vez no. En una Europa que llora sólo para los musulmanes, pero nunca a los cristianos, Judios, budistas o hindúes, no sería políticamente correcto, saber algo acerca de los detalles de la caída de Constantinopla.

Los habitantes de Constantinopla buscaron refugio al caer la noche, cuando Mohamed II comenzó con el bombardeo de las paredes de Teodosio , con los cánones de la catedral de Sofía Sofía y empezaron ahí, a cantar salmos, para implorar la misericordia de Dios. El patriarca a la luz de las velas lee la última misa, pide a los tímidos como estímulo: “No tengáis miedo!Mañana estarás en el cielo y sus nombres serán hasta el final de los tiempos tiempo! “

Las madres consolaron a sus hijos llorando y sollozando: “Silencio, mi hijo tranquilo! Morimos por nuestra fe en Jesucristo! Morimos por nuestro emperador Constantino XI., Para nuestro país! “

Las tropas otomanas, el batir de tambores penetran a través de las brechas de las murallas que se derrumban y realizan el rebasamiento de los genoveses, venecianos y los defensores españoles, masacraron a todos y cada uno con sus sables. Luego irrumpieron en la catedral y decapitaron, incluso los bebés. Las cabezas las utilizaron para apagar las velas. La masacre duró desde el amanecer hasta la tarde. Se disminuyó sólo en el momento en el que el gran visir se levantó en el púlpito de Santa Sofía, y dijo a los verdugos: “descansen. Este templo es ahora parte de Dios. “

Mientras tanto, la ciudad era quemada. Los soldados crucificados y empalados. Los Janitscharen violaron a las monjas, y luego les cortaron el cuello (cuatro mil en pocas horas), o los sobrevivientes fueron encadenados juntos para vendelos en el mercado de Ankara. Y los cortesanos (los miembros de la corte) realizaron el banquete de la victoria. En ese banquete, en el que se emborrachó Mohanned II (el profeta le ampare) con el vino chipriota.

El Megadux Notaras, al que Mohammed II utilizó anteriormente como gobernador de Constantinopla, le ejecuta con sus hijos. Notaras se negó a poner su hijo de 14 años de edad, para el sultán como un efebo disponible. Y porque él tenía una debilidad por los jóvenes, quizo el primogénito de la ortodoxa griega Gran Duque Notaras. Bien conocido por sus belleza se hizo trael al primogénito de catorce años de edad, lo violó, y después de que él lo había violado, dejó que los otros (miembros de la familia del gran duque) se presentaran. Los padres, abuelos, tíos, primos del niño. Ante sus ojos, les cortaron la cabeza. Uno por uno. Destruyó todos los altares, todas las campanas se fundieron, giraron a todas las iglesias en mezquitas y bazares. Oh, sí. Así se convirtió Constantinopla en Estambul. Igual si Fra’ Accursio ”de la ONU quiere escucharlo o no.”

El Critóbulo historiador bizantino de Imbros (Michael Kritopulos), que fue durante algún tiempo gobernador de la misma isla egea de Imbros (ahora Imroz o Gökçeada, Turquía) escribió en 1467 un importante trabajo histórico sobre los 17 primeros años del reinado del Conquistador Sultán Mehmed II e informó la toma de Constantinopla:

“Entonces el sultán se trasladó a Polis y examinó su tamaño y ubicación, su esplendor y la gloria, el gran número, tamaño y belleza de sus iglesias y edificios públicos, sus derechos individuales y los centros comunitarios, el lujoso complejo de casas de los nobles, también la ubicación del puerto y el astillero y de la ciudad equipado con todo lo necesario en todos los aspectos, y se vio favorecido por la naturaleza, en definitiva, de su entidad en su conjunto, y la joyería. También vio el gran número de los muertos, el abandono de las casas, y la completa destrucción y la aniquilación de la ciudad. Y de pronto se sintió abrumado por la compasión y no un poco de remordimiento por su destrucción y el saqueo, y derramó lágrimas, suspiró en voz alta y con dolor, y gritó: “¡Qué ciudad nos hemos entregado al saqueo y la destrucción” Por lo tanto, le dolía en el alma. “

Fuentes:
* Roderich Reinsch Dieter: Mehmet II conquistó Constantinopla. Los primeros años del reinado de Fatih Sultan Mehmet, los Erobereres de Constantinopla de 1453. La obra histórica de Critóbulo de Imbros, ‘historiador bizantino, serie, Vol. XVII, ed. J. Koder, tradujo, presentó y explicó por Dieter Roderich Reinsch, Graz / Viena / Colonia, 1986, ISBN 978-3-222-10296-7
* FA Brockhaus: La Casa de Brock, en quince volúmenes. Brockhaus en los medios de comunicación de conocimientos, Leipzig / Mannheim de 1997, el BND. 7, S.464, ISBN 978-3-7653-2801-5
Los publirreportajes hipócritas y mortal por Mehmet II a los sobrevivientes de Constantinopla

Mehmet II, en una representación contemporánea transfigurada

En los días siguientes fue el conquistador de Constantinopla, Mehmet II,con todos los nobles bizantinos para anunciar que serían empleados en sus puestos de trabajo, . Escribió la escritura parecía ofrecer la paz y la tolerancia – y era demasiado tentadora, a fin de no percibir que era una trampa mortal:

“Por la presente decreto y firmo mi para mi promesa . Mis palabras sobre los cristianos, conocidos o desconocidos en el este y el oeste, cerca y lejos. Aquellos que no siguen mi perdón, ya sea sultanes musulmanes ordinarios o para oponerse a la voluntad de Dios y también veran una maldición. Si usted encuentra los sacerdotes o monjes en un refugio de montaña, o si se encuentran en el desierto abierto, en una ciudad, pueblo o viviendo en una iglesia – puedo dar fe personalmente con mis ejércitos y seguidores, de ellos y defenderlos contra sus enemigos. Los sacerdotes pertenecen a mi pueblo (mi Tabaa). Me abstendré de causarles ningún daño. Está prohibido evitar que un obispo en sus funciones sea alejado como sacerdote de su iglesia y un ermitaño de su propiedad. Un musulmán no debe ser oimpewdir a un cristiano, con el que se ha casado, adorar a Dios en su iglesia yseguir las escrituras de su religión para ser satisfechas. Cualquiera que se oponga a este régimen debe ser considerado un enemigo de Alá y Su Mensajero. Los musulmanes están obligados a llevar hasta el fin del mundo en estos acuerdos. “***

Sultán Mehmet II

Los que habían respondido a la llamada, de Mehmed II, fueron decapitados junto con sus familias.A los otros les fue ofrecido, que podrín convertirse al Islam o la muerte. Nadie aceptó la oferta.

Fuentes: ***

Weber Historia del Mundo, 2 Edición, 11 Banda
Historia del Imperio Otomano. Desde Bautista Poujoulat, Seybt, Julio

*******

Michael Mannheimer

Relacionado:

La toma de Constantinopla, “Fetih 1453″ un bulo del cine turco que lleva cuatro semanas de éxito en Alemania

darwinismo… y manipulación mental…

3 de marzo de 2012

DARWINISMO Y MANIPULACIÓN MENTAL: DE LOS HUXLEY A LOS ROCKEFELLER

Charla por Máximo Sandín

Ateneo de Madrid

Calle del Prado 21

Madrid

4 de Marzo

8 pm

 

Noam Chomsky escribió que quien domina la información domina en cierta forma la cultura, la ideología y, por tanto, controla en gran medida la sociedad. Sólo un fenómeno como este puede explicar cómo se asientan en el imaginario colectivo las mentiras más burdas que se derrumbarían sólo con mirarlas con detenimiento, con un poco de reflexión.

Una de estas mentiras, el darwinismo, nos ha sido impuesta como un pilar central en la concepción del mundo de nuestra sociedad. La concepción individualista y competitiva de los fenómenos naturales que concede la victoria a los que poseen alguna “ventaja”, a los “más aptos” se ha constituido en una justificación “científica” de las relaciones y las desigualdades sociales y ha conducido a tratar a la Naturaleza como una enemiga. La concepción reduccionista y mecanicista de los procesos biológicos ha sido la base sobre la que se asientan las peligrosas, para los seres humanos y para la Naturaleza, prácticas de la gran industria “biotecnológica”. Por último, los grandes medios de comunicación nos pretenden convencer de la falacia malthusiana de que en el Mundo no hay sitio para todos…

 

Una mirada atenta a las circunstancias que rodearon el nacimiento del darwinismo nos permitirá comprender qué poderes hicieron posible su implantación en el ámbito académico en contra de todas las evidencias científicas, quienes lo impusieron y, sobre todo, qué ideas subyacían a esta “conveniente” concepción de la realidad.

**************************

Nota de TRESMONTES: Esta publicidad me ha llegado de  persona de total confianza. Se trata de una conferencia

que tendrá lugar en el Ateneo de Madrid, el dia 4 de marzo de 2012 a las 20 horas.

 

 

la sexualidad en la Helade y las mentiras “modernas” sobre la Antigüedad

3 de enero de 2012

En un blog titulado EUROPA SOBERANA se publicó íntegramente un libro de los que no se distribuyen en librerías. Su título es “El míto de la homosexualidad en la Antigua Grecia” y su autor firma como Eduardo Velasco.  Se puede leer en esta dirección de internet:

http://europa-soberana.blogia.com/2011/062406–homosexualidad-en-la-antigua-grecia-el-mito-se-esta-derrumbando.php

Nota de TRESMONTES7:

No es casual que este blog tenga como título tresmontes7 / URANIA.

Urania es la diosa celeste que simboliza el amor en su significado más noble y espiritual. Su imágen está entre las siguientes arriba  expuestas y que paso a describir: 1) Soldados griegos.- 2) Afrodita,- 3) Apolo y Dafne, del escultor alemán Arno Brecker.- 4) Demóstenes,- 5) Gea,. 6) PLatón,- 7) Proserpina,- 8) Sapho,- 9) URANIA,- 10) soldados griegos,- 11) Soldados alemanes izan la bandera de la Swastika  por considerarse depositarios del legado griego,- 12) la Familia europea, obra artística de Wolfgang Willrich.


A %d blogueros les gusta esto: