Archivo del autor

cómo se limpia una ventana

15 de mayo de 2018

http://j.mp/2Iwm4At

…una mujer enojada…

11 de mayo de 2018

Jacqueline Claire Ades

Una mujer de Arizona fue arrestada por acoso y amenazas después de mandar cerca de 65.000 mensajes de texto y allanar la casa del hombre que salió con ella en una cita a ciegas. Jacqueline Claire Ades, de Phoenix, mandó mensajes como: “No intentes nunca dejarme… Te mataré… Judío podrido y sucio… Soy como el nuevo Hitler… Me gustaría bañarme en tu sangre”.

COMENTARIO:
…es curioso y revelador que la prensa, generalmente, omite nombre, fotografía y nacionalidad en muchísimas noticias donde hay involucradas personas que presuntamente han cometido gravísimos delitos. Incluso en casos en que es evidente que el delincuente ha sido detenido, se suele silenciar su nombre… Y se titula de este jaez: “Un hombre mata a un vigilante”… , por ejemplo… y ese tito de titular no dice nada relevante… En cambio, en la noticia de esta mujer que, al parecer, ha enviado miles de sms… se publica su fotografía, su nombre completo y su nacionalidad… pero se da la circunstancia de que la persona que se ha sentido acosada…pertenece al “pueblo elegido”… ¿Puede ser esta la explicación de que esta vez se dé tanta información?


FUENTE:

http://www.lne.es/sucesos/2018/05/11/manda-65000-sms-despecho-ee/2284511.html
http://www.farodevigo.es/cartas/2018/05/11/mujer-manda-65000-sms-despecho/1889163.html

esto es SUECIA…; no es IRáN

28 de marzo de 2018


https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FVofEurope%2Fvideos%
2F584950411886449%2F&show_text=0&width=560

https://voiceofeurope.com/

La Ideología de Género está destruyendo Alemania!!!

20 de marzo de 2018

La Ideología de Género está destruyendo Alemania!!!

INDISOLUBLE el enlace entre el Holocausto y el Vaticano II

20 de marzo de 2018

INDISOLUBLE el enlace
entre el “Holocausto” y el “Vaticano II”

Desde el “caso Williamson” (2009)
Acuerdo Holocausto / modernista (2017)

por Don Curzio Nitoglia

LA NEO-RELIGIÓN NEOCAUSTICA / MODERNISTA

Abraham Foxman (director de ‘ Anti-Defamation League de B’naiB’rith ) dijo: ” El Holocausto no es simplemente un ejemplo de genocidio, pero un ataque que casi tuvo éxito en la vida de los hijos elegidos de Dios, y por lo tanto Dios lo mismo “(1 ).

Para el judaísmo talmúdico, la Shoah tiene un valor religioso porque Israel es el “dios” de la humanidad y Jesús un impostor. Por lo tanto, el cristiano no puede menos que estar interesado en este falso “dogma” (escondiéndose detrás de la excusa de que es solo una cuestión histórica que la Iglesia no trata …), lo que destruiría la Fe del Evangelio. Negarse a hacerlo negaría implícitamente la singularidad del Holocausto de Cristo, el único Redentor de toda la humanidad.

La teología católica enseña que el judaísmo es responsable de la muerte del Verbo Encarnado, verdadero Dios y verdadero hombre. Todos los Padres de la Iglesia (Tradición) basados en las Sagradas Escrituras y el Magisterio que es el intérprete oficial de las dos fuentes (Tradición y Escritura) de la Revelación divina (véase Pío XI,Mitbrennender Sorge , 1937) afirmarlo (2 ).

El neo-modernismo, de la Declaración Nostra Aetate (1965) trató de negar la doctrina de deicidio, contenida en la Escritura y la Tradición (la revelación divina) e impartido por la enseñanza tradicional de la Iglesia (la oficina con la correcta interpretación de la Revelación).

El católico que quiere conservar la totalidad de la fe y pura, sin la cual es imposible agradar a Dios (St. Paul, Rom ., X, 9), no puede cumplir con el principio conocido en sí mismo de no contradicción, junto con y bajo la misma relación, con Nostra aetate y con la Revelación divina, contenida en la Sagrada Escritura y en la Tradición, interpretada por el Magisterio tradicional.

Revelación, fe,Doctrina Católica o si la aceptan plenamente como es, y entonces se abre el camino al cielo si va acompañado por las buenas obras o por la caridad sobrenatural, o, incluso si se niega un solo artículo o la verdad de la fe, se rechaza en su totalidad , y luego tome el camino al Infierno, porque “sin fe es imposible agradar a Dios” ( Heb ., XI, 6).

De hecho, o Jesús es verdadero Dios y verdadero hombre y el judaísmo rabínico entonces es culpable de deicidio, o Israel es Dios y por lo tanto cualquier ataque contra él y sus miembros es el deicidio y la nueva religión es la de la Shoah. Tertium no datur. No puede ser cierto que el tercer argumento de un “judeocristianismo”, que es la “cuadratura del círculo”, que Jesús dijo que era Dios, Israel es realmente y el Holocausto es el “mal absoluto”, otra contraddictio en terminis porque el mal es privación del bien y no es absoluto.

Cuando Benedicto XVI en 2009, dijo a ejercer el sacerdocio y el episcopado en la Iglesia debe creer la Shoah (cfr. El “caso Williamson”) no sólo ha cometido un grave abuso de poder, pero ha tomado en una aún más radical falso camino del judaísmo talmúdico, que deifica Israel y niega implícitamente la divinidad de Cristo.

El medio católico tradicionalista no quería entender el alcance anticristístico del “caso Williamson” ( independientemente de la personadel obispo en cuestión) al negarse a evaluar solo la doctrina que lo sustenta. No debemos convertirlo en una cuestión personal sino doctrinal: “El que no está conmigo, está contra mí” ( Mt. , XII, 30). Ahora, sin Jesucristo, no entramos en el Reino de los Cielos (3 ).
Vaticano II a la luz de la Shoah según Ben Horim

También de acuerdo con el ex ministro de la Embajada de Israel en Italia, a cargo de las relaciones con la Santa Sede desde 1980 hasta 1986, Nathan Ben Horim ( Nuevos horizontes entre Judios y cristianos , Padova, Messaggero, 2011), el nuevo informe entre el judaísmo y el cristianismo se debe “a tres eventos: el shoah (4 ), el nacimiento del Estado de Israel y delConcilio Vaticano II “( ibidem , p.11).

De hecho, la Shoah impondría reflexiones históricas, políticas y morales de enorme importancia, de las cuales nadie, ni siquiera la Iglesia, podría escapar. Desde el shoah (1942-45), pasando por Nuremberg (1946), nació el Estado de Israel (1948), que tiene sobre todo un significado étnico y también normativo-religioso para el judaísmo. A partir de estas reflexiones históricas, morales, políticas, étnico-religiosas (ya que el judaísmo es un pueblo o raza que se reconoce en una determinada práctica ética o religiosidad (5 )) nació el Concilio Vaticano II (1962-65), que “marca un punto de inflexión de época en la historia de la IglesiaCatólica (6 ). […] Uno de los cambios más significativos del Concilio se refirió a la relación con los judíos, […] ” que sigue siendo apreciada por Dios ” »( ibid .).

El diplomático israelí admite que ” el cambio en la visión cristiana de los Judios , nunca habría ocurrido si no fuera por el Holocausto, Núremberg y el nacimiento del Estado de Israel” ( ibid , p. 12). Él define el judaísmo con el trinomio ” Torah, People, Earth ” ( ibid ., P.110).

El problema del Consejo está sustancialmente relacionado con la judaización del cristianismo ( Nostra Aetate , 28 de octubre de 1965) y está inextricablemente unido.vinculado al de la shoah . Quien no quiere admitirlo o no puede ver la realidad o no quiere admitirlo, porque no le conviene.
El judaísmo talmúdico quiere la capitulación del FSSPX

El 16 de septiembre de 2011 – según el rabino Levi Brackman – grupos judíos en especial Americanos (ADL Abraham Foxman director de B’naiB’rith y el rabino David Rosen, del ” American Jewish Committee ) “han expresado su preocupación de que el Vaticano podría pregunta 40 años de progreso en las relaciones judeo-católicas “(7 ). A continuación, advierten que Nostra Aetate , 4 y Lumen Gentium , 16 ( “los dones de Dios [Antigua Alianza] son irrevocables”) “no pueden ser interrogados y se les permitió el libre debate.” Si este no fuera el caso , el diálogo judeocristiano cesaría .

Espero que el mundo vinculado a la Tradición no quiera capitular sobre todo en base a la ilusión de que el liberalismo de mente abierta de Francisco I les otorga todo sin pedir nada. Sin embargo, la premisa pro-shoah de 2009 deja algo de perplejidad, ya que shoah, sionismo y Nostra aetate son todos uno. Parvus error en principio magnus est in fine .

Es por esta razón que el “caso Williamson” es de suma importancia (en sí mismo y no para la persona en cuestión) y su expulsión de la FSSPX no puede sino conducir a la aceptación del Concilio Vaticano II y la subordinación de los “Judios nuestros hermanos mayores en la Fe de Abraham “(Juan Pablo II, 13 de abril de 1986, Discurso en el Templo de Roma).
***

II

EL CASO KRAH-WILLIAMSON-NAHRATH 2010

A mediados de noviembre de 2010, Mons. Richard Williamson, acusado de “negación”, decide ser defendido por el abogado Wolfram Nahrath. Entonces le pregunta a su primer defensor, avv. MatthiasLossmann, si quiere defenderlo junto con Nahrath. Lossman se niega y Mons. Williamson retira su comisión.
El tesorero general de FSSPX MaximilienKrah y sionismo

1 °) El abogado Lossmann (rechazado por Monseñor Williamson) fue elegido en 2009 por Maximilien Krah (el administrador general de FSSPX) para defender a Monseñor. Williamson. ¿Pero quién es realmente Krah?
Él, objetivamente (el corazón o las intenciones subjetivas los escudriña solo a Dios y dejo el juicio), participó en la campaña de prensa contra Mons. Williamson, que estalló el 20 de enero de 2009, a través de entrevistas con el diario socialista radical Der Spiegel de orientación política muy similar a la revista semanal italiana ” L’Espresso ” del ingeniero Carlo De Benedetti.

2 °) Krah participó (” contra factum non valet argumenum”) En septiembre de 2010 en Nueva York, junto con antiguos estudiantes de la Universidad de Tel Aviv, una colección para ayudar a los estudiantes judíos de la diáspora a llegar al Estado de Israel para recibir capacitación en la Universidad Sionista de Tel Aviv; puedes ver fotos de Krah y sus compañeros, calificados como israelitas (8 ).

5 °) La respuesta de Krah a los comentarios antes mencionados se produjo a finales de diciembre de 2010, publicada en el sitio web de Ignis Ardens (9 ). Es bastante esclarecedor y desconcertante. Desconcertante porque objetivamente amenazante: ” ahora conozco a los que me han calumniado y verán … “. Iluminando
a) como si estuviera muy calumniado, Krah podría haber respondido a aclarar o podrá recurrir a los tribunales de justicia, como era su derecho, y no a las amenazas para intimidar ( “Te conozco, verá”);
b) porque Krah admite: “En septiembre recibí una invitación espontánea de un amigo abogado para esta noche muy agradable en la galería de Witzenhausen, donde conocí a gente de Israel, Estados Unidos(tanto judíos como no judíos) y algunos europeos en Nueva York. Fue una reunión anual regular. Y, por supuesto, hubo una gala de caridad . Así que fue »;
c) finalmente porque Krah no niega la recaudación de fondos para la Universidad de Tel Aviv , que no es una mera “charla” con judíos, lo cual es completamente legítimo . No es importante si el abogado Krah es de origen israelí, lo que importa es la Fe, no el grupo étnico. Krah profesa católico tradicionalista, sin embargo, la actividad pro-sionista , llevada a cabo por Krah, es una acción legítima y legal en sí, sino difíciles de conciliar, moral y dogmática, con la profesión de fe católica tradicional y pre-conciliar.Este es el punto objetivamente relevante de este asunto. De hecho, San Pío X (el patrón de los “tradicionalistas”) en 1904 respondió a Theodore Herzl (el fundador del sionismo, 1896), que le había pedido a reconocer el movimiento sionista y el posible futuro del Estado de Israel: ” Mientras Israel no reconocerá a Cristo como el Mesías y Dios, la Iglesia no reconocerá al Sionismo ni a Israel “. Tan objetivamente, entre el catolicismo y el sionismo hay incompatibilidad y la “doble pertenencia” no es legal.
La actualidad del “caso Krah / Williamson”

Después del juicio del 4 de julio de 2011 a Msgr. Williamson en Alemania, Maximilien Krah dio una entrevista objetivamente denigrante e indignante contra el obispo británico . “Monseñor Richard Williamson tiene un profundo problema de desconexión de la realidad , cada dos años, con gran regularidad, cree en el fin del mundo. […]. Creo que podríamos llamarlo un tipo de salto [extraño, extraño] “(10 ).

Lamentablemente, nadie intervino, no digo para defender a Mons. Williamson entonces obispo de la FSSPX, murmuraciones Administrador General de la FSSPX misma, pero incluso para apaciguar los ánimos y fomentar una mayor educación en el uso de las palabras usadas en su contra y que sería el deber del Superior General de la FSSPX.
***

III

LA EXPULSIÓN DE MONS. WILLIAMSON

En 2012 el obispo Richard Williamson fue expulsado de la Sociedad de San Pío X, debido a que “durante muchos años había distanciado de gestión y de gobierno de la Fraternidad” (Comunicado de la Casa general, Menzingen 24 de de octubre de, 2012).

De hecho, es la dirección de la Sociedad durante varios años – y especialmente desde 2009 – ha tomado una posición peligrosa del diálogo peligrosos (que se ha convertido cada vez más explícita del pontificado del Papa Bergoglio) y la apertura excesiva a las innovaciones del Vaticano II y aceptación de la Shoah como una condición solicitada por Benedicto XVI para ser considerada en plena comunión eclesial. Es sobre todo la oposición a estas fallas lo que se le reprocha a Monseñor Williamson, disfrazado bajo el aspecto disciplinario.

La expulsión del obispo Williamson no podía dejar de causar preocupación, con un serio riesgo de que las conversaciones de filmación con el Papa Benedicto XVI (y luego continúan con Francisco I) – aceptar, de forma tácita o en la práctica, su hermenéutica de la continuidad entre la tradición apostólica y del Consejo del Vaticano II – conducir a un acuerdo práctico con el ultramodernismo.
***

IV

DOS NIVELES DE REUNIONES PREVIENEN EL ACUERDO:
DIÁLOGO “DIÁLOGO DIPLOMÁTICO” Y DIÁLOGO “DOCTRINAL”

En diciembre de 2011, el padre Michel Lelong escribió un libro llamado Pour la nécessaire réconciliation. El Groupe de réflexion Entre Catholiques ( GREC ), Nouvelles Editions Latines, Paris (11 ).

P. Lelong cuenta la historia de los diálogos del ” Groupe de Réflexion Entre Catholiques” ; Grupo de reflexión entre católicos “(‘GREC’); diálogos que define ” discreta, pero no hay secretos ” (p. 29) con algunos miembros de la dirección de la FSSPX en vista de un acuerdocompleto entre la misma fraternidad San Pío X y el Vaticano, después de aceptar la interpretación del Vaticano II a luz de la Tradición o la “hermenéutica de la continuidad” y haber recibido la liberalización de la Misa tradicional, la remisión de la excomunión y el completo acomodamiento canónico.

Padre Lelong llama a sí mismo un amante de la liturgia tradicional (p. 25), y al mismo tiempo del Vaticano II, las relaciones especialmente interreligiosas promovido por Nostra Aetate , la “Declaración sobre las relaciones entre la Iglesia católica y las religiones no cristianas” (p. 17 ), pero también Gaudium et spes , el UR , la Dignitatis humanae y Sacrosanctum Concilium(pp 75-82), todo -. según él – perfectamente legible a la luz de la tradición. Él, junto con los líderes tradicionalistas reunidos en el ‘GREC’, ha tratado de llevar a cabo un diálogo caritativo y diplomático en lugar de uno doctrinal.(pp. 21-22) para llegar a un acuerdo sobre la reconciliación entre el Vaticano II y la Tradición.

Uno de los inspiradores del ‘GREC’ fue el ex embajador de Francia en Italia, dr. Gilbert Pérol († 1995), que desde 1963 hasta 1967, ya había ejercido funciones importantes Elysée junto al presidente Charles de Gaulle, a continuación, fue nombrado ‘Secretario General del Ministerio de Asuntos Exteriores y finalmente embajador en Túnez, en Tokio y luego en Roma de 1988 a 1991 (páginas 17 y 24).

El embajador francés pensó, como el Padre. Lelong, que algunos textos del Concilio Vaticano II fueron buenos en sí mismos, pero que habían sido malinterpretados, de manera discutible e incorrecta, por los progresistas (p.18). Así que con el fin de lograr “una necesaria reconciliación” con los tradicionalistas, fue necesario interpretarlos a la luz de la Tradición o de acuerdo con la “hermenéutica de la continuidad”, permaneciendo fiel, al mismo tiempo, la tradicional liturgia (p. 18).

El embajador francés, a partir del punto fijo e indispensable de que el Consejo no puede ser rechazado en bloque (página 22), que su aplicación ha sido incorrecta, especialmente en la liturgia (p.22), desde 1988 ( año de la consagración de cuatro obispos por Mons. Lefebvre y su llegada a Roma como nuevo embajador), que hizo todo lo posible para reparar la brecha primera discreta asistencia Priorato de Albano Laziale y, finalmente, en 1995, poco antes de su muerte , escribiendo un texto que ha influido en el nacimiento de ‘GREC’ y por lo tanto las reuniones ” discretas ” en el diálogo caritativo y diplomático en lugar de doctrinal(Pp. 21-22) con la dirección de la FSSPX (p. 29), que diez años más tarde, gracias a Benedicto XVI y su “caballo de batalla” de la “hermenéutica de la continuidad y no ruptura” con respecto al Consejo, ha surgido – de acuerdo con p. Lelong – la concesión del Motu Proprio de 2007 (página 49), luego la remisión de las excomuniones a los cuatro Obispos consagrados por Su Excelencia monseñor. Marcel Lefebvre en 1988 y luego las conversaciones doctrinales “públicas” entre el Vaticano y el FSSPX (pp. 50-52).

El trabajo del dr. Gilbert Pérol después de su muerte fue presentado por su esposa, la Sra. Huguette Pérol, autora de dos libros sobre el tema actualmente debatido.

Padre Lelong se dice que ha conocido a algunos jefes de la FSSPX desde 1996. En primer lugar, don Emmanuel du Chalard en el Priorato de Albano Laziale (p. 24), que “nunca ha dejado de llevar su apoyo lo más discreto precioso para ‘GREC’ “(p. 24) y en 1997 con Don Alain Lorans, ex director del seminario de Ecône, a continuación, de la Universidad de San Pío X en París y luego director de la prensa oficial de la FSSPX” decir “( P. 24). Solo entonces nació formalmente el GREC. Las reuniones tuvieron lugar en la casa de la Sra. Huguette Pérol en la rue de Romeen París; especialmente Madame Pérol, Fr. Lelong, Don Lorans, que estaba al tanto de esto al Superior General de la FSSPX (p.29), y el Padre. Olivier de La Brosse, un dominico que más tarde se convirtió en el portavoz oficial de la Conferencia Episcopal Francesa (páginas 24 y 25).

El libro es interesante porque distingue dos grados de reuniones o discusiones entre los tradicionalistas y el Vaticano:
1 ) el nivel ” discreto, no totalmente secreta y diplomático “, abierta a aceptar la hermenéutica de la continuidad entre la Tradición apostólica y el Concilio Vaticano II, nivel que parece considerado de valor real para el Vaticano y el liderazgo del FSSPX (1997-2001);
2º ) el nivelpública , teológica y doctrinal (2000-2010), que se muestra renuente a aceptar la hermenéutica de la continuidad, doctrinalmente insistiendo más bien en los puntos de ruptura entre el Consejo y la tradición, pero que parece ser considerado de poco valor, como “polvo para ojos “De los fieles tradicionalistas y sacerdotes .

El libro nos ayuda a comprender cómo hemos sido capaces de alcanzar, en 2001, la declaración del Superior General de la FSSPX que ” el Concilio Vaticano II es aceptable para el 95% ” (cfr. ‘ SAY ‘, n. ° 8 , 18 de mayo de 2001) (12 ). Declaración que se encontró con la oposición inmediata de Msgr. Richard Williamson de los EE.UU. en un paquete de Boletín Americano de la FSSPX, “Carta a los amigos y benefactores”, que llamó “contactos con Roma” ( ” contactos con Roma “) ‘traición’, poniendo – por el momento – una piedra finalmente en Albano Laziale en la reunión del “Distrito Italiano del FSSPX” del 26 de abril de 2002.

La desafortunada fórmula “El Vaticano II aceptable al 95%” pasó durante una década bajo un silencio avergonzadose relanzó en septiembre-octubre de 2012 junto con la expulsión de Msgr. Williamson, que se había convertido en una barrera demasiado grande para los acuerdos “diplomáticos”, como tarjeta. Castrillón Hoyos el 11 de mayo de 2001 en Alemania a los sacerdotes de la Fraternidad de San Pedro.

Partiendo de los coloquios “discretos, pero no secretos”, celebrados de manera más caritativa y diplomática que doctrinal (págs. 21-22), hemos alcanzado la proximidad del fracaso total.

Uno se sorprende e iluminado acerca de encuentros ” discretos”, caritativos y diplomáticos en lugar de doctrinales(pp. 21-22), hecho a la luz de la “hermenéutica de la continuidad”, que según la p. Lelong – condujo entre 2001 y 2012 a casi completa reconciliación entre la FSSPX y el Vaticano retrasado por el “caso Williamson” de 2008 (véase P. Lelong, cit, p.120..) Y vienen con Francisco I a la plena comunión.
***

V

EL ACUERDO COMPUESTO

El 17 de enero (el día dedicado al “diálogo judío / cristiano”) de 2107 Msgr. Bernard Fellay conoció a Francesco I en Santa Marta. El 29 de enero (dos días después de la liberación de Auschwitz por el Ejército Rojo, 27. I. 1945) ” Tradinew ” de ” TV y Libertad ” se dio a conocer un ” entrevista con Mons. Fellay en la que habla sobre su última conversación con el Papa Bergoglio y dice que la finalización del acuerdo “sólo le falta el sello” y “la adhesión a los compromisos”. Parece revivir el 8 de septiembre de 1943 con Badoglio, Vittorio Emanuele III y los “Aliados” que nos bombardearon en el armisticio firmado …

La fecha del acuerdo de pen-final entre FSSPX y Francesco I no es accidental. De hecho, el mundo judío no está satisfecho con la expulsión de Msgr. Williamson y la aceptación del FSSPX de la shoah exigieron más pruebas de la sumisión de este último a la nueva religión holocaustica precedida por el 17 y el 27 de enero.

La aceptación de la shoah (2009) ha llevado a la aceptación práctica (2017) y no solo teórica (2001) del Concilio Vaticano II.

En este punto se puede concluir de manera objetiva, como acertadamente escribió 16 de de enero de, 2017 Alessandro Gnocchi en “Rescate cristiana”, que la FSSPX teníaun papel importante en la defensa de la fe tradicional y en la lucha contra la apostasía modernista infiltrada en la Iglesia y alcanzó su cumbre, pero su superior general, mgr. Bernard Fellay lo arrojó a las fauces de Bergoglio, que trabaja para la destrucción de la doctrina católica tradicional.

Este fracaso triste, pero no hay que hacer una tragedia: la FSSPX no es la Iglesia de Cristo, el cual es asistido infalible e indefectiblemente por Dios y seguirá existiendo hasta el fin del mundo, a pesar de las vicisitudes de la lucha que lucha contra Satanás y su acólitos, con heridas inevitables, retirados, derrotas parciales, pierden batallas, pero la guerra va a ganar la iglesia desde que fue establecido por Dios y que está protegido, desde Juan XXIII está experimentando su “pasión”, pero volverán a subir.

La salvación de las almas depende de la Iglesia, la FSSPX durante cuarenta años ha funcionado bien, aunque con imperfecciones humanas, el mantenimiento de la fe y la tradición en la Iglesia ocupado por el modernismo. Sin embargo, ahora objetivamente dejó continuar en esta dirección y se ha entregado el enemigo número uno del cristianismo, el judaísmo y el Talmud su acólito principal de la del siglo XXI: el modernista “sociedad secreta” (San Pío X, motu proprio Sacrorum Antistitum , 10 de septiembre de 1910).

Podemos salvar el alma y la Iglesia durará incluso si el FSSPX se rinde al modernismo. Lo importante es seguir creyendo en lo que la Iglesia siempre ha enseñado y hacer lo que la Iglesia siempre ha hecho, sin llegar a aceptar el modernismo.

Los sacerdotes que no quieren ser reciclados por los neomodernistas y el judaísmo talmúdico siguen el ejemplo de Monseñor Williamson (no la persona física).

Ahora los sacerdotes que no están dispuestos a compromisos doctrinales a ellos tres disposición de obispos, un monasterio benedictino en Brasil y la República Dominicana en Francia y, si son numerosas, pueden tener muchas casas en las que desarrollan su misión y un seminario, que ya está nacido cerca de los dominicanos de Avrillé, en el cual se forma candidatos para el sacerdocio en fidelidad a la Tradición.

No se debe intimidar (” ladra potest, mite not potest nisi volentem “), como cuando se enfrenta al Novus Ordo Missae la misa tradicional fue elegida. Entonces ahora elegimos la Tradición y no el compromiso, abandonándonos a la Providencia divina y cooperando libremente con Ella.

NOTAS

1 – Citado en PETER NOVICK, Nachdem Holocaust , Stuttgart, Deutsche Verlags-Ansalt, 2011, p. 259.
2 – El Doctor Oficial de la Iglesia, Santo Tomás de Aquino, explica: “aunque los judíos no pudieron matar la divinidad de Cristo, sin embargo, han matado a su humanidad, que subsiste en la persona divina de la Palabra”. Así se intenta el suicidio de los judíos “( En Symbolum Apostolorum , ay 4, n ° 912). Por lo tanto, concluye, “por lo que los Judios pecaron no sólo contra la humanidad de Cristo, sino como ejecutores de la encarnación de Dios” ( S. Th. , III, q 47, a 5 ad 3..), Y añade: “Los Judios tienen Dios-Hijo crucificado como la naturaleza humana y divina subsistiendo en Sí mismo “( S. Th. , III, q 47, a, 5, in corpore).
3 – Santo Tomás enseña que Jesucristo predicó a los Judios sin miedo a perder ellos ( S. Th. , III, q 42, a 2..): “El profeta había anunciado que el Mesías sería de dos casas de Israel una escándalo y escándalo ( Is ., VIII, 14). La salvación de las personas debe preferirse a la paz de cualquier individuo o familia en particular. Por eso, cuando hay hombres, que con injusticia dificultan la salvación del pueblo, el que predica no debe tener miedo de ofender a proporcionar para la salvación de las personas. Ahora los escribas y fariseos eran un obstáculo importante para la salvación de las personas, ya sea porque eran enemigos de la doctrina de Cristo, que era la única manera de ser salvo; tanto porque corrompieron la vida de las personas con sus costumbres rebeldes. Así que el Señor, sin temor a ofenderlos, enseñó públicamente la verdad de que los odiaban y los reprendían por sus vicios. Nosotros, también, así que si realmente queremos el bien de los Judios, debemos predicar la verdad que Jesucristo ha predicado y como la Iglesia – a través de su Colegiado – lo presenta a creer, sin mezcla. De hecho S.Homil. VII en Ezech. ) “.
4 – ” Sin el envenenamiento de los espíritus cristianos a través de los siglos, el Holocausto hubiera sido impensable ” (NATHAN BEN HORIM, New Horizons …,p.51). Como vemos hoy, la Shoah para el judaísmo tiene un valor teológico preciso: es la hija de la doctrina católica revelada y definida por San Pedro hasta Pío XII. Aceptarlo significa negar implícitamente la doctrina católica de la Tradición apostólica .
5 – “Una fe religiosa vinculada a una Tierra específica” (NATHAN BEN HORIM, New Horizons …,p.70).
6 – El autor incluso habla de « carácter revolucionario de la inversión del curso [operado porNostra Aetate , n. 4] »(NATHAN BEN HORIM, New Horizons …, página 73).
7 – http://www.yenetnews.com
8 – http://www.aftau.org/site/PageServer?pagen…0_AlumniAuction . Los hechos mencionados anteriormente se describen en un comentario publicado el 4 de diciembre de 2010 en el sitio web en francés Les Intransigeants http://www.intransigeants.com/2010/12/exclusifles-dessous-de-laffaire-williamson .
9 – http://z10.invisionfree.com/Ignis_Ardens/index.php?showtopic=6517&st=100&#entry9644783 .
10 – Extracto de: http://www.sueddeutsche.de/bayern/prozess gegenbischofwilliamson-plaudernuebergaskammern-1.1116124 .
Santo Tomás de Aquino en Summa Theological (II-II, qq 72-75) se ocupa de las injusticias que se llevan a cabo con las palabras . En la pregunta 72, Tomás de Aquino habla de ” Contumelia “, es decir el abuso verbal hecho no detrás, sino con la cara abierta . Ahora, como las palabras significan cosas, pueden causar mucho daño. Contumelia o abuso verbal dañan el honor . En el Artículo 2, Santo Tomás explica que la contumelia es un pecado mortal. De hecho ( en corpore articuli) en los pecados del habla uno debe considerar sobre todo con qué disposiciones de la mente uno se expresa, es decir, el final de la contumelia. Pero en sí mismo, la contumelia implica una discapacidad de honor o moralidad del prójimo. Por lo tanto, es un pecado mortal no menos que el robo lo que desvirtúa la riqueza material, mientras que la contumelia deshonra el alma del prójimo en su moralidad. Padre Tito Centi dijo: “De aquí viene la gravedad de la lesión, que se hace para destruir su integridad moral, y comporta el deber de reparar ” o retorno de la fama (a insulto) y los activos físicos ( por robo), o condenación. En el artículo 3, el Doctor común explica que en algunos casos es necesario rechazar los insultos y sobre todo por dos razones: en primer lugar por el bien de los que insulto, para reprimir su audacia por lo que no hay más montañas en la arrogancia y presunción y una posterior CODEST actos; de acuerdo con el bien de la gente de otros , si la persona que se ofende tiene un cargo público (como es el caso de SE Mons. Williamson), por lo que el delito caería sobre él oficio episcopal y de confusión. Entonces, ¿quién está constituido en dignidad o autoridad pública debe defender estosy no su persona, o alguien tiene que hacerlo por él. Quien escucha la deducción y la tolera sin reaccionar (defendiendo a la persona denigrada) peca gravemente. Por otro lado, cuando él no reacciona, incluso si tiene la posibilidad, no porque le guste el pecado sino por respeto o negligencia humana, entonces solo peca de manera venial. ( S. Th ., II-II, q 73, a, 4, in corpore ). Si uno puede tener paciencia para tolerar la denigración hacia uno mismo, no es tolerable soportar la denigración de la buena reputación de los demás ( Ibid., Ad 1um ). La burla del vecino es un pecado mortal, cuanto más serio, mayor es el respeto debido a la persona ridiculizada (q.75, a.2 , in corpore ). Derrocar a un Obispo es, objetivamente, muy serio.
11 – http://www.editions-nel.com/ , 159 páginas, 20 euros.
12 – La agencia de prensa oficial del FSSPX ‘DICI’ retoma la entrevista de Msgr. Bernard Fellay al Valais diario ‘ La Liberté ‘, de 11 de mayo de 2001 y publicado en el diario suizo de habla alemana St. Galler Tagblatt y Basler Zeitung , en el que dice: ” las mujeres Cela l’impresión de que nous rejetons tout de Vaticano II. O bien, nous en gardons 95%. C’est plus à un espíritu que nous nous opposons, una actitud une devant le changement … ( Podría parecer que rechazar completamente el Vaticano II. En su lugar, aceptamos el 95% . Es más bien un espíritu, una actitud que nos oponemos …). ”
—-
FUENTE:

Enero de 2017

FUENTE:
http://www.unavox.it/ArtDiversi/DIV1833_Nitoglia_Legame_Shoah_Vaticano-II.html

Jesús Maestro: “Las formas de la materia cómica en el Quijote de Cervantes”

20 de marzo de 2018

Jesús Maestro – Las formas de la materia cómica en el Quijote de Cervantes

“El coño de la Bernarda”

21 de febrero de 2018

“El coño de la Bernarda”

Al parecer, una mujer, de nombre BERNARDA, de la que se decía que era hija natural del rey musulmán ABEN HUMEYA, y nacida en torno a mediados del S. XVI, en ARTEFA, pequeño pueblo de LAS ALPUJARRAS granadinas, era una reconocida santera; […], en unos tiempos difíciles, recorría las calles de ARTEFA armada con sus tablillas de oraciones,[…] y era la sacristana de la pequeña ermita en la que los artefaños guardaban y veneraban la imagen reverendísima del SEÑOR DEL ZAPATO.

Aunque la fama, como hemos dicho, le venía de santera, que lo mismo enderezaba la pata torcida de un cordero, como remediaba las más diversas dolencias, como dirigía los rezos en ausencia del cura… por lo que era, ciertamente, mujer conocida y querida entre sus vecinos.

Una buena noche la mujer fue sorprendida por unos toques en la puerta de la pequeña ermita, en la que de común solía habitar, en una pequeña dependencia aneja.

Asustada abrió la puerta y vio que, embozado en su capa, no sabiendo muy bien si por el frío, o por salvaguradar su intimidad, se encontraba D. AURELIO DEL ALTO OTERO, a la sazón segundo Conde de ARTEFA, que venía, pese a lo alto de la madrugada, a solicitar su consejo, ya que, según él, había tenido un sueño que le tenía profundamente alterado:

Tuvo una visión en la que vide los graneros de ARTEFA todos vacíos, y secos, con homnes e mulleres famélicos, que ploraban lagrimas a sus puertas y nadie podía façer nada… de repente, en medio de todos eles, aparecíase el Conde mesmo, lamentándose por la suerte de las gentes de su pueblo, y sin poder façer nada, alzaba los ollos al cielo esperando una respuesta, aparecióse entonces la figura, que él creyera de SAN ISIDRO LABRADOR, y una voz en el cielo que decía desta manera: San ISIDRO labrador, quita lo seco y devuélvele la verdor…

Sorprendióse la buena mujer con el relato del Conde y contóle que ella había tenido otro sueño parecido, una noche en el que se acostó apesadumbrada por haber dedicado su vida a los demás, no haberse casado y no haber tenido hijos, pues, según ella: “No es buena la mujer de cuyo higo non salen fillos”, pero que en ese momento, apareciósele, de semejante manera, en su habitación, la figura de San ISIDRO labrador que metiéndole la mano en la raja, de donde gustóse tanto la santa mujer que creyera entender por fin el significado de la expresión “tener mano de santo” y al punto casi de morir, por el arrobamiento experimentado, creyó ella oír, por boca del santo labriego, la misma expresión: San ISIDRO, labrador, quita lo seco y le devuelve el verdor… Tras compartir su sueño con el Conde dijóle que “las cosas del Senyor no son para los ignorantes entendellas, por eso fuera la divina misericordia las que las desentrañase, si plúgole a Dios esa gracia”.

El Conde se fue, casi con la misma duda que traia, pero lo cierto es que, desde su entrevista con BERNARDA, las cosechas de ARTEFA se sucedieron sin parar y no hubo la hambruna temida por el Conde a raíz de su sueño. Por eso, el Conde, hombre religioso y devoto donde los hubiera, compartió el secreto de su visita a donde la BERNARDA, con el cura del lugar D. HIGINIO TORREGROSA, quien, en la homilía del día siguiente, se dedicó a cantar, desde el púlpito, las alabanzas de Dios que tantos “bienes e menesteres plugóle mandar sobre esta sancta terra nuestra de ARTEFA, por mediación de la muy noble, e sancta muller de BERNARDA, o más bien, por medio del figo della, o sea, del coño suyo benedito” Con todo, había un artefaño, conocido como MANOLICO, EL TONTICO, que se pasó todo el día, en la plaza del pueblo, gritando a voz pelada “que non se creyera lo de la sancta BERNARDA, que ninguna muller es sancta por donde mea, así en el infierno arda”. Indignada BERNARDA con estas palabras mandólo traer a su presencia y allí, en la intimidad de la ermita díjole: “Mete tu mano en el coño bendito, a ver si miento, en lo que siento, y sea tu escarmiento” Hízolo así el pobretico MANOLICO, EL TONTICO, que desde entonces, pues nadie vio el milagro escondido, se hizo el más célebre predicador del figo benedito de su paisana artefaña por toda la ALPUJARRA granadina.

Las bendiciones se sucedían sobre el pueblo de ARTEFA, diciendo las crónicas que: “todos los homnes, e mulleres, de los derredores, allegábanse a casa la BERNARDA, a tocar su coño benedito, y por doquiera la abundancia manaba: las mulleres daban fillos sietemesinos fuertes como cabritillos, y las guarras parían cochinillos a porrillo, las cosechas se multiplicaban y hasta las gallinas empollaban ovos de sete yemas…”

Más BERNARDA murió, como corresponde a todo ser mortal, y la enterraron entre gran llanto y duelo de sus gentes, que a partir de ese momento, como maldecidos por la ausencia de la buena mujer, sufrieron en sus carnes todo lo que aquella, quizás en vida evitara: Terremotos, abortos en el ganado y las mujeres, cosechas baldías, todo parecía perderse y la vida se malograba en ARTEFA… Sin embargo cuenta la leyenda que un buen día que: “Una muller del pueblo, ploraba lagrimas de seus ollos al sepolcro della, vióse sorprendida por unas luminarias que ascendían del sepolcro, asustada e enloquecida corrió a presencia del señor cura párroco, que ordenó desenterraran el corpo morto de la BERNARDA, hallando, todos los presentes, con el Notario de ARTEFA al frente, que la BERNARDA polvo era, como es la suerte de nuestros padres, salvo su figo incorrupto, rojo y húmedo qual breva” El párroco, D. HIGINIO TORREGROSA ordenó el traslado del despojo santo a la parroquia, donde enseguida lo colocaron en un relicario, llamado desde entonces el COÑO DE LA BERNARDA, por la urna de oro y la forma de lo que dentro conservara… y que no hubo nadie que al contacto del relicario no recuperara la abundancia en cualquier empresa que emprendiera.

Tanta fe le tenían en ARTEFA al coño de la BERNARDA que el propio párroco, y siempre según las crónicas: “Decidió, junto con el Ajuntamiento de la ciudad, elevar el asunto a la disquisiçión de los notables de la Sancta Madre Ecclesia Metropolitana de GRANADA, solicitando si pluga a ella, la sancta e pronta canonizaçión de la santa BERNARDA de ARTEFA”. Al parecer, el por aquel entonces Arzobispo de GRANADA, D. PEDRO CASTRO VACA Y QUIÑONES, más preocupado en vigilar de cerca de los moriscos falsamente convertidos a la “fe verdadera y noble de nostro Senyor Iesu Christo”, y alentando a la Inquisición, no estaba mucho por la labor de apoyar una petición de canonizar a una santera nada más conocida en su pueblo, amén de que, como expresivamente decía la misiva, remitida al Ayuntamiento de ARTEFA: “Dicen los senyores teologos e dominicos desta Ecclesia de GRANADA que nunca oyóse en toda la christiandad, que el Senyor Papa gobierna, y Christo benedice, que nada bueno saliera del coño de una muller, a no ser el Senyor mesmo Iesu Christo, de su Sancta Madre, con todo Virgen, e que por eso la devoçión popular del coño de la BERNARDA era cosa perniçiosa que devía ser desterrada, so pena de mandar la inquisición a façer las pesquisas oportunas”.

Con tal respuesta, D. HIGINIO TORREGROSA, según siempre las crónicas: “Una noche del 9 de Abril, del año de Nuestro Senyor Iesu Christo de 1.609, alumbrado solo por dos candelas, y con el Notario por único testigo dello, colocó el sancto reliquario del coño de la BERNARDA, tras un emparedado debaixo de la ventana de la Sacrestía, donde permaneciera hasta que la Ecclesia mudara su razonamiento sobre este singular suceso, y asi la buena BERNARDA trajera de nuevo la benediçión sobre el pueblo della”
Y no sé si verdad o mentira, esto es lo que se cuenta del célebre coño de la BERNARDA, con todo, si queréis saber algo más de la historia, podéis leer la crónica, que en su día redactara D. HIGINIO TORREGROSA titulada:

“Relación de las cosas verdaderas que acotescieron en Las Alpuxarras en lo que se refiere á una piadosa muller llamada la Bernarda, y al coño della, que fizo grandes milagros para la gloria eterna de Dios nuestro Senyor y de la Sancta Madre Ecclesia, escrita por el Licenciado Higinio Torregrosa, Cura Propio de la Ecclesia del Sancto Christo del Zapato desta ciudád de Artefa”.

Enrique Area Sacristán

Samantha Fox, una sex symbol en plena forma

11 de febrero de 2018

Samantha Fox, una sex symbol en plena forma

Derechos de bragueta y marxismo / Juan Manuel de Prada

2 de febrero de 2018

Derechos de bragueta y marxismo

por JUAN MANUEL DE PRADA

“Los discípulos de Marx se centraron en combatir aquella “superestructura” que el capitalismo siempre había aborrecido, porque para entonces era ya el único freno que dificultaba su expansión. Esa “superestructura”, por supuesto, era la moral cristiana.”

Hace ahora un año publicábamos una serie de cuatro artículos, titulada Capitalismo y derechos de bragueta, en los que mostrábamos cómo el antinatalismo fue una obsesión recurrente de todos los padres fundadores del pensamiento capitalista, desde Adam Smith a David Ricardo, desde Malthus a John Stuart Mill. Entendieron aquellos hombres protervos que el capitalismo sólo podría imponer sus postulados si lograba debilitar la posición de los trabajadores; y, para ello, tuvo desde el principio claro que debía hacerlos infecundos. Pues, cuantos menos hijos tuviesen, se conformarían con salarios más bajos; y lucharían con menos ardor por sus derechos, pues sólo los hombres fecundos miran hacia el horizonte. Los hombres estériles, en cambio, se miran el ombligo.

El capitalismo se dedicó desde el principio, pues, a destruir la institución familiar, alentando el divorcio, provocando la lucha entre los sexos y escarneciendo las viejas virtudes, hasta instaurar una nueva religión que, a la vez que exaltaba la lujuria, prohibía la fecundidad. Chesterton ha descrito este designio del capitalismo con palabras imperecederas que, lamentablemente, el catolicismo farisaico y pompier, lacayo del Dinero, ha procurado siempre ocultar. La apoteosis de esta religión promovida por el capitalismo se está produciendo en nuestra época, que celebra con eufórico orgullo el sometimiento de nuestra generación a los imperativos del antinatalismo más aberrante. Y que exalta una serie de derechos de bragueta cuyo poder narcotizante hace pasar inadvertida la simultánea consunción de los derechos derivados del trabajo.

Que al capitalismo le interesa promover de los derechos de bragueta resulta evidente; pues sabe que el trabajador que carece de una prole por la que luchar acaba convirtiéndose en un conformista. Pero, ¿cómo se explica que aquellas ideologías surgidas para combatir al capitalismo hayan terminado siendo sus mamporreros más abnegados y eficaces en la propagación y proliferación de estos derechos de bragueta? ¿Cómo es posible que quienes supuestamente defendían a los trabajadores de los embates del capitalismo se hayan convertido en sus apacentadores hacia el redil de esclavitud?

Nos confrontamos aquí con la traición de las ideologías izquierdistas a los trabajadores, uno de los fenómenos más estremecedores e inicuos de nuestra época. Para Marx, la liberación del hombre y la erradicación de las diversas alienaciones que lo atenazaban sólo se lograría alterando las circunstancias económicas. Sólo el cambio en las relaciones de producción desencadenaría el consiguiente desmoronamiento de la “superestructura” (que, en la jerga marxista, es el conjunto de instituciones jurídicas y políticas, así como las representaciones ideológicas, filosóficas y religiosas propias de cada época). Pero cambiar las relaciones de producción capitalistas allá donde no triunfaron las revoluciones cruentas se demostró pronto una labor ímproba para los discípulos de Marx. Y, para mantener engañados a sus adeptos, ya que no podían cambiar las relaciones de producción del capitalismo, se lanzaron a la quimera utópica de cambiar la “superestructura”. De este modo, mantenían viva una retórica “liberacionista” que disimulase su incapacidad para cambiar las relaciones de producción. Curiosamente, en esta maniobra de despiste, los discípulos de Marx se centraron en combatir aquella “superestructura” que el capitalismo siempre había aborrecido, porque para entonces era ya el único freno que dificultaba su expansión. Esa “superestructura”, por supuesto, era la moral cristiana. Y es que, como escribió Belloc, “la anarquía moral es siempre muy provechosa para los ricos y los codiciosos”.

“Si en el pensamiento marxista originario no hallamos (a diferencia de lo que ocurría con el pensamiento capitalista) odio a la procreación sí hallamos, en cambio, aversión hacia la institución familiar.”

Habría que empezar señalando que los padres del socialismo no fueron antinatalistas. Proudhom, en La filosofía de la miseria, había afirmado sin rebozo que «sólo hay un hombre de más sobre la faz de la tierra: el señor Malthus». Y Marx, en El capital, afirma que las teorías de Malthus fueron aclamadas por las oligarquías inglesas porque en ellas descubrieron «el extintor de todas las aspiraciones del progreso humano». El marxismo originario consideraba que la natalidad sería un instrumento poderosísimo en la liberación del proletariado; pues el anhelo de brindar a sus hijos un futuro mejor enardecería a los obreros en su lucha. Esta posición nítida del marxismo originario la encontramos todavía en líderes comunistas posteriores tan destacados como el francés Maurice Thorez, quien en 1956 escribía en L’Humanité: «Nosotros luchamos, frente al malthusianismo reaccionario, por el derecho a la maternidad y por el futuro de Francia. (…) El camino que conduce a la liberación de la mujer pasa por las reformas sociales, por la revolución social, y no por las clínicas abortivas».

Ni siquiera puede afirmarse que el totalitarismo soviético tuviese un designio antinatalista. Aunque Lenin, sabiendo que la anarquía moral favorecería el triunfo de la revolución, despenalizó el aborto y la homosexualidad, enseguida Stalin rectificó, prohibiendo el aborto y persiguiendo sañudamente la homosexualidad. A mediados de los años cincuenta, una vez superados los estragos causados por la guerra, la Unión Soviética volvió a promover leyes de control de la población; en cambio, extremó su vigilancia contra la homosexualidad, cuya práctica consideraba una vía de infiltración del decadente y abominable modo de vida capitalista. El comunismo soviético, pues, sólo fue antinatalista por razones de coyuntural conveniencia política, o porque la aritmética del horror de los planes quinquenales así lo establecía.

Si en el pensamiento marxista originario no hallamos (a diferencia de lo que ocurría con el pensamiento capitalista) odio a la procreación sí hallamos, en cambio, aversión hacia la institución familiar. En sus Tesis sobre Feuerbach, por ejemplo, Marx afirma que para combatir la «autoenajenación religiosa» no basta con disolver el mundo religioso, reduciéndolo a su «base terrenal», sino que hay que transformar esta base terrenal. Y pone un ejemplo muy ilustrativo : «Después de descubrir, v. gr., en la familia terrenal el secreto de la sagrada familia, hay que criticar teóricamente y revolucionar prácticamente aquélla». Esta “deconstrucción” de la familia que propone Marx (y que sus discípulos harán suya con entusiasmo) se explica porque en ella descubre una pervivencia del principio de autoridad que es el fundamento de instituciones políticas como la monarquía. Resulta paradójico que la perspicacia de Marx descubriese al instante lo que los monárquicos de opereta ni siquiera huelen; y tampoco, por cierto, el clericalismo merengoso que oculta o tergiversa las palabras de San Pablo sobre la familia, temeroso de provocar las iras del mundo. En efecto, la familia natural es una escuela de autoridad amorosa y obediencia responsable, en donde interiorizamos el concepto de jerarquía. Marx creyó que criticando teóricamente y revolucionando prácticamente la familia podría combatirse más fácilmente la autoridad política (para entonces ya degenerada) que amparaba unas relaciones de producción injustas. Pero al capitalismo también le interesaba esta revolución de la familia, como dejó claro John Stuart Mill; y tenía la fórmula idónea para preservar las estructuras que facilitaban su hegemonía, mientras los marxistas se dedicaban a destruir las superestructuras que la dificultaban.

“El marxismo gramsciano fue el mamporrero intelectual que el capitalismo requería, la vaselina teórica que facilitaría sus violencias prácticas.”

Pronto los discípulos de Marx, incapaces de liberar a los pueblos de las relaciones de producción capitalistas, se lanzaron a la destrucción de las “superestructuras”. Y, entre todas las “superestructuras” existentes, se centraron en la demolición de la religión y la moral cristianas, que eran el escudo que protegía –si bien de forma cada vez más precaria, a medida que la autoridad política no reconocía la soberanía divina– a los pobres de la rapacidad de los poderosos. Así ocurrió, por ejemplo, durante la Segunda República española, en la que las izquierdas se empeñaron en combatir la religión de forma obsesiva, lo que a la postre no hizo sino beneficiar los propósitos del capitalismo. Pues, a la vez que dotaba a sus partidarios de una coartada excelente, permitiéndoles presentarse como protectores de la religión, asociaba la salvación de la religión a la salvación del capitalismo, que es lo que hasta nuestros días ha defendido el catolicismo pompier.

Entre todos los discípulos de Marx que se lanzaron a la quimera utópica de cambiar las “superestructuras”, debemos citar a Antonio Gramsci. Fue él quien, en flagrante contradicción con la metodología establecida por Marx, preconizó que el cambio en las relaciones de producción sólo se lograría después de una “larga marcha” hacia la hegemonía cultural. Y esa hegemonía se lograría subvirtiendo ideológicamente las “superestructuras” asociadas a la moral cristiana. Desde entonces, para los intelectuales marxistas la familia se convirtió en una “superestructura patriarcal” abominable; y se pusieron a criticarla teóricamente, mientras el capitalismo –mucho más pragmático– la revolucionaba prácticamente con los métodos descritos por Chesterton: alentando divorcios, provocando la lucha moral y la competencia laboral entre los sexos, obligando a emigrar a los trabajadores, favoreciendo una publicidad que se burlaba de todas las virtudes domésticas, desde la obediencia a la fidelidad. El marxismo gramsciano fue el mamporrero intelectual que el capitalismo requería, la vaselina teórica que facilitaría sus violencias prácticas.

El marxismo gramsciano, en fin, consumó una traición a los trabajadores de magnitudes colosales, pues fue la cobertura ideológica que el capitalismo necesitaba para destruir la institución familiar y supeditarla a la organización económica, tal como había reclamado John Stuart Mill Y su legado más evidente sería a la postre el indigno Estado de Bienestar, amalgama de capitalismo y socialismo que Belloc anticipó bajo el nombre de “Estado servil”, en donde el trabajo asalariado de una mayoría abrumadora se hace obligatorio, en beneficio de una minoría propietaria; y en donde, para que esta iniquidad no resulte del todo insoportable, se procura la «satisfacción de ciertas necesidades vitales y un nivel mínimo de bienestar». El marxismo gramsciano fue a la postre el caballo de Troya del capitalismo para que –citamos de nuevo a Belloc– «los hombres estuviesen conformes en aceptar ese orden de cosas y seguir viviendo en él»; es decir, para que acatasen las relaciones productivas del capitalismo y la autoridad política degenerada que, en lugar de combatir el poder del Dinero, se arrodillaba ante él. Autoridad política degenerada que, sin embargo, los hombres llegaron a adorar, pues entretanto habían dejado de creer en la propiedad y en la libertad, y ya sólo anhelaban «el mejoramiento de su condición mediante regulaciones e intervenciones venidas de lo alto».

No hace falta añadir que, a falta de propiedad y libertad política, el capitalismo confabulado con el marxismo gramsciano ofreció a los hombres un “mejoramiento” que a ambos iba a resultar muy rentable: los derechos de bragueta.

“Se atribuyen al “marxismo cultural” unas responsabilidades que en gran medida corresponden a este conservadurismo, por su connivencia con las formas capitalistas más depravadas.”

En esta exaltación de los derechos de bragueta que propicia la alianza entre capitalismo y marxismo la llamada Escuela de Fráncfort desempeñó un papel bastante relevante; aunque no tanto, desde luego, como cierto conservadurismo conspiranoico pretende, en su afán por asociar la salvación de la religión a la salvación del capitalismo. En el fondo, se atribuyen al “marxismo cultural” unas responsabilidades que en gran medida corresponden a este conservadurismo, por su connivencia con las formas capitalistas más depravadas; lo cual no deja de ser una curiosa maniobra a la vez victimista y ponciopilatesca. Es verdad que esta Escuela de Fráncfort urdió teorías que atentaban contra la familia; pero la revolución práctica la llevó siempre a cabo el capitalismo, que controlaba los parlamentos y las fábricas de anticonceptivos.

Para entender plenamente la consolidación de esa religión que, «a la vez que exalta la lujuria, prohíbe la fecundidad», tenemos que referirnos a la aberrante síntesis entre marxismo y psicoanálisis. Freud, mediante la exploración del inconsciente, llegó a la delirante conclusión de que la inmensa mayoría de las faltas y errores humanos se pueden atribuir a unas causas sobre las que el ser humano tiene poco o ningún control. El psicoanálisis se convirtió, de este modo, en la coartada perfecta para evitar el juicio sobre la maldad objetiva de nuestras acciones; y en una negación de nuestra responsabilidad. En este contexto, surgieron hombres como el psiquiatra marxista Wilhelm Reich, autor de La liberación sexual, para quien la represión sexual es un efecto de la dominación capitalista, que de este modo se asegura la existencia de sujetos pasivos y obedientes. Esta represión sexual, a juicio de Reich, sólo se podría solucionar mediante una revolución que garantizase la liberación absoluta de energías sexuales. Y esta liberación de energías sexuales sería, a juicio del visionario o demente Reich, capaz de transformar el mundo.

Esta lectura sui generis de la undécima tesis sobre Feuerbach de Marx sería después legitimada por la Escuela de Fráncfort, que preconizó la aniquilación del orden natural (por considerar que sostenía… ¡los valores capitalistas!) y la transformación revolucionaria del mundo a través de la liberación de la libido. Tales ideas serían posteriormente exaltadas por los agitadores de Mayo del 68. Aunque sería injusto no recordar también que desde la propia Escuela de Fráncfort se desarrolló una crítica muy lúcida a esta presunta “liberación sexual”. Así, por ejemplo, Herbert Marcuse advierte en Eros y civilización de los peligros de la “desublimación represiva”, mediante la cual el capitalismo enfoca la “energía libidinal” hacia el ámbito de la pura genitalidad, creando una sociedad de hombres que se conforman con la satisfacción de apetencias sexuales inducidas por la élite dominante. Y no podemos dejar de mencionar, entre los marxistas críticos, al cineasta y escritor Pier Paolo Pasolini, quien en su ensayo Demasiada libertad sexual os convertirá en terroristas advierte proféticamente que el capitalismo se ha aliado con las fuerzas de la izquierda; y que la libertad sexual que la izquierda había abrazado insensatamente era una vil argucia capitalista que, concediendo «una tan amplia como falsa tolerancia», sometía aún más y de una manera más vil a los seres humanos, lucrándose con lo que disfrazaba de transgresión.

Pero el capitalismo aún se reservaba una argucia más vil, una golosina más deslumbrante, que los epígonos del marxismo correrían a comprar, para traicionar más eficazmente a los trabajadores. Nos referimos a las “políticas de identidad”.

“El capitalismo, en alianza con sus mamporreros marxistas, había logrado desintegrar las estructuras tradicionales de autoridad que conformaban la comunidad política, dejando a las gentes huérfanas y desposeídas de vínculos, convertidas en una masa amorfa ensimismada en sus genitales.”

Para los años setenta, la izquierda se había convertido en una caricatura degradada: absolutamente incapaz de hacer mella en las relaciones de producción capitalistas, plenamente integrada en regímenes políticos que le permitían disfrutar opíparamente del poder, sus líderes amparaban leyes cada vez más lesivas para los trabajadores. Es en este contexto cuando la plutocracia antinatalista lanza un último cebo que resultará extraordinariamente eficaz para sus fines.

Durante los años sesenta, las reivindicaciones de diversos grupos étnicos (v.gr. los negros de Estados Unidos) habían obtenido unos resultados que, apenas unos años antes, hubiesen resultado inimaginables. Enseguida la plutocracia antinatalista descubrió que, si lograba utilizar estos movimientos para exaltar el aborto, así como preferencias sexuales excéntricas, podrían matar dos pájaros de un tiro: por un lado, quebrarían la solidaridad de los trabajadores, entreteniéndolos en reivindicaciones que causarían una división creciente entre sus filas; por otro lado, podrían hacer avanzar su lucha contra la procreación, asociándola a movimientos que, además, los Estados financiarían, para que no los acusasen de “discriminación”. Era un método bueno, bonito y barato de conseguir sus fines antinatalistas; y, por supuesto, para ponerlo en marcha recurrieron a su tonto útil predilecto, la izquierda post-marxista y cipaya, traidora y pancista.

El capitalismo, en alianza con sus mamporreros marxistas, había logrado desintegrar las estructuras tradicionales de autoridad que conformaban la comunidad política, dejando a las gentes huérfanas y desposeídas de vínculos, convertidas en una masa amorfa ensimismada en sus genitales. Mediante estas “políticas de identidad”, se podía sobornar a esa masa amorfa con caramelitos muy apetitosos –discriminación positiva, cuotas laborales, “ampliación de derechos”, quirófanos gratis, etcétera– que estimularían la formación de diversos grupúsculos identitarios, ávidos de privilegios. Así se logró hacer añicos la tradición solidaria y universalista del marxismo originario.

La izquierda, desde entonces, se convertiría en un mosaico de intereses minoritarios, definidos por la pertenencia a una raza, por la preferencia sexual o la adscripción (cambiante) a tal o cual “género”. Estos grupúsculos se mantienen frágilmente unidos mientras existe un enemigo común real o ficticio (por ejemplo, una Iglesia católica cada vez más eclipsada); pero siembran la cizaña, arrastrados por sus intereses egoístas nunca suficientemente satisfechos, cuando ese enemigo desaparece, favoreciendo el triunfo de un capitalismo globalizado e inexpugnable (entre otras razones, porque los marxistas traidores dejaron de combatirlo, ocupados en halagar la bragueta de sus adeptos). Las políticas de identidad (feminismos, homosexualismos, ideologías de género, etcétera) desactivan por completo la vieja “lucha de clases”, atomizándola en un enjambre de luchas sectoriales y dejando a las personas a merced de su sexualidad polimorfa, que exige la satisfacción de caprichos cada vez más estrambóticos y su conversión en “derechos civiles”. Así se alcanza la apoteosis de esa religión que, a la vez que exalta la lujuria, prohíbe la fecundidad.

Y esos trabajadores traicionados por la izquierda, mientras disfrutan de pornografía gratuita, mientras abortan a mansalva o se cambian de sexo, mientras permiten que sus escasos hijos sean envilecidos con las formas más corruptoras de propaganda, se conforman con salarios cada vez más birriosos. La anarquía moral, como nos enseñaba Belloc, es siempre muy provechosa para los ricos y los codiciosos.
&&&&
FUENTES:
https://www.religionenlibertad.com/derechos-bragueta-marxismo–57852.htm y “ABC”, Madrid, 3 julio 2017
https://www.religionenlibertad.com/derechos-bragueta-marxismo–57949.htm y “ABC”, Madrid, 8 julio 2017
https://www.religionenlibertad.com/derechos-bragueta-marxismo-iii-58005.htm y “ABC”, Madrid, 10 julio 2017
https://www.religionenlibertad.com/derechos-bragueta-marxismo–58114.htm y “ABC”, Madrid, 15 julio 2017
https://www.religionenlibertad.com/derechos-bragueta-marxismo–58117.htm y “ABC”, Madrid, 17 julio 2017

La parodia en el Quijote: el objetivo de Cervantes es ridiculizar a todos los idealistas

16 de enero de 2018



La parodia en el Quijote: el objetivo de Cervantes es ridiculizar a todos los idealistas

Introducción al Quijote. Nueve criterios para interpretar el Quijote de Cervantes