Epicteto de Frigia (55-135) Filósofo grecolatino.

by

EPICTETO
http://www.proverbia.net/citasautor.asp?autor=336
EPICTETO

Epicteto de Frigia (55-135) Filósofo grecolatino.

No pretendas que las cosas ocurran como tu quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz.

Algunas señales del que progresa en el estudio de la sabiduría: a nadie censura, a nadie alaba, no se queda de nadie, y no acusa a nadie, no habla de sí como si él fuera o supiera algo.

Si tomas cualquier rol superior a tus fuerzas, has procedido torpemente, a la vez que desechaste el que habrías representado bien.

Tú puedes ser invencible, si no te enganchas en combate alguno cuya victoria no dependa de ti.
Recuerda que debes conducirte en la vida como en un banquete. ¿Un plato ha llegado hasta ti? Extiende tu mano sin ambición, tómalo con modestia. ¿Se aleja? No lo retengas.

El único Amo es el deseo. El verdadero amo de cada uno de nosotros es aquel que tiene el poder de darnos o no, quitarnos o no, lo que deseamos o no. Todo hombre entonces, que quiere ser libre, no desea y no rechaza nada que dependa de otros, de lo contrario, necesariamente será esclavo.
Si quieres no frustrar tus deseos, tú puedes: sólo desear lo que depende de ti.
No pidas que las cosas lleguen como tú las deseas, sino deséalas tal como lleguen, y prosperarás siempre.
Las cosas que dependen de nosotros son por naturaleza libres, nada puede detenerlas, ni obstaculizarlas; las que no dependen de nosotros son débiles, esclavas, dependientes, sujetas a mil obstáculos y a mil inconvenientes, y enteramente ajenas.
Un barco no debería navegar con una sola ancla, ni la vida con una sola esperanza.
Sobre todo, no hablemos jamás de los hombres para denigrarlos, ensalzarlos o compararlos
El que tiene suerte, encuentra en el yerno un hijo; el que no la tiene, pierde una hija.
Toda la filosofía se basa en dos palabras: sustentarse y abstenerse.
Si quieres ser bueno, cree primero que eres malo.
No pretendas que las cosas ocurran como tu quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz.
No hay que tener miedo de la pobreza ni del destierro, ni de la cárcel, ni de la muerte. De lo que hay que tener miedo es del propio miedo.
No es la pobreza la que aflige, sino la avaricia; así como no son las riquezas las que preservan de todo temor, sino la razón.
Los hombres no se perturban por las cosas sino por la opinión que tienen de éstas.
La vida es demasiado corta, y tienes cosas importantes que hacer.
La felicidad no consiste en desear cosas sino en ser libre.
La envidia es el adversario de los afortunados.
El error del anciano es que pretende enjuiciar el hoy con el criterio del ayer.
El deseo y la felicidad no pueden vivir juntos.
El alma es como una ciudad sitiada: detrás de sus muros resistentes vigilan los defensores. Si los cimientos son fuertes, la fortaleza no tendrá que capitular.
Engrandecerás a tu pueblo, no elevando los tejados de sus viviendas, sino las almas de sus habitantes.
Los cuervos arrancan los ojos a los muertos cuando ya no les hacen falta; pero los aduladores destruyen las almas de los vivos cegándoles los ojos.

¿Quieres dejar de pertenecer al número de los esclavos? Rompe tus cadenas y desecha de ti todo temor y todo despecho.

Para juzgar si un hombre es libre no te pares a mirar sus dignidades, porque, al contrario, más esclavo es cuando más elevado cargo desempeña.
Lo que inquieta al hombre no son las cosas, sino las opiniones acerca de las cosas.
¿Qué ganarías con injuriar a una piedra que es incapaz de oírte? Pues bien, imita a la piedra y no oigas las injurias que te dirijan tus enemigos.
No nos perturban las cosas sino las opiniones que de ellas tenemos.
Sólo los instruidos son libres.
Cuando hayas de sentenciar procura olvidar a los litigantes y acordarte sólo de la causa.
Confiamos porque somos precavidos.
Todos los asuntos tienen dos asas: por una son manejables, por la otra no.
Un hombre no puede ser dueño de otro hombre.
El que empieza a instruirse en la filosofía de todo se echa la culpa a sí mismo.
Filosofar es esto: examinar y afinar los criterios.
FUENTE:

http://www.frasesypensamientos.com.ar/autor/epicteto.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: