El día que fusilaron a Dios

by

Por Alfred López | Cuaderno de Historias – mar, 7 ago 20

En un juicio celebrado el 17 de enero de 1918 se condenó a Dios a morir fusilado (tellagorri)Tras la Revolución Rusa de 1917, el Estado Bolchevique quiso acabar con todo aquello que había representado a la Rusia de los Zares, empezando por los monarcas y toda su familia y trasladándolo hasta el capitalismo y la religión.

Muchos fueron los juicios sumarísimos que se celebraron en los que se trataba de declarar culpable a todo aquel que no comulgase con la doctrina comunista.

Uno de esos sorprendentes e hilarantes momentos se produjo el 17 de enero de 1918, apenas tres meses después de finalizar la Revolución de Octubre, y en el que llevaron hasta el estrado una acusación formal contra Dios, en la que se le acusaba de todos los males ocurridos a la humanidad y sobre todo por el cargo de genocidio.

Se había organizado un tribunal popular que tendría que escuchar detenidamente todo lo que la fiscalía argumentaría en contra del acusado. A falta de una presencia física en el banquillo de los acusados, se colocó una Biblia sobre la que señalaban los dedos acusadores.

[Te puede interesar: El lado sensible y desconocido de los dictadores]

Anatoli Lunacharski se atrevió a juzgar y condenar a Dios (Wikimedia commons)Presidiendo la vista estaba Anatoli Lunacharski, impulsor del juicio y ambicioso personaje, cuyo ascenso político dentro del aparato bolchevique se había producido rápidamente, colocándose como una de las personas de confianza del propio Lenin.

Pero, como todo juicio que se precie, también se contaba con la presencia de un grupo de abogados que debían asumir la defensa de Dios.

Entre los argumentos que presentaron para conseguir la libre absolución del acusado, se alegó los  graves trastornos que padecía Dios, lo que le había llevado a cometer todos los crímenes contra la Humanidad de los que se le acusaba.

Una vez que intervinieron ambas partes, y realizados los alegatos finales, el tribunal popular declaró a Dios culpable de todos los delitos por los que se le acusaba, entre ellos el de genocidio.

[Te puede interesar: La mayor explosión de una bomba nuclear de la historia]

Anatoli Lunacharski fue entonces cuando leyó la sentencia impuesta al acusado, quien debería morir a la salida del sol del día siguiente.

A las 6:30 de la mañana un grupo de soldados bolcheviques, en una disposición exacta a la de un pelotón de fusilamiento, hicieron disparar sus armas con cinco ráfagas que apuntaban hacia el cielo moscovita. Una vez ejecutada la pena se declaro a Dios como muerto, intentando así acabar con el poder que había ejercido la religión sobre el pueblo ruso.

El propio Lunacharski reconocería tiempo después el grave error cometido al ejercer este tipo de acciones.

Fuentes de consulta: tellagorri / wikipedia

http://es.wikipedia.org/wiki/Anatoli_Lunacharski

FUENTE:

http://es.noticias.yahoo.com/blogs/cuaderno-historias/el-d%C3%ADa-que-fusilaron-dios-143113916.html

====

Juicio a díos

lunacharski-3--644x362

“La religión es como un clavo. Cuanto más se lo golpea en la cabeza, más penetra”, dijo Anatoly Lunacharski en 1923. Y debía saber de lo que hablaba el comisario de Instrucción Pública de Lenin, que había dedicado gran parte de su vida a perseguir a la Iglesia tras el triunfo de la Revolución Rusa en 1917.

Él y sus camaradas bolcheviques estaban convencidos de que podían erradicar la religión de la noche a la mañana, y como tal, se dedicaron a confiscar los bienes eclesiásticos, destruir algunos monasterios, organizar procesiones simbólicas en las que se ridiculizaba a dioses y profetas y erigir cadalsos en los que se decapitaban y quemaban efigies del Papa.

Pero el hecho más sorprendente e insólito fue el que protagonizó Lunacharski en enero de 1918: el “Juicio del Estado Soviético contra Dios”. Un acontecimiento que tuvo lugar un año después de que los bolcheviques derrocaran al zar Nicolán II, al inicio del considerado primer periodo (1918-1923) de la persecución sistemática contra la Iglesia en Rusia, y que coincidía con la primera época de la exaltación del delirio iconoclasta.

En esta vorágine, a principios de 1918, se organizó en Moscú un tribunal popular presidido por el tal Lunacharski, que se declaró absolutamente competente para juzgar al Todopoderoso por sus “crímenes contra la Humanidad”.

El 16 de enero, y con una gran cantidad de público presente en aquel “circo” histórico, comenzó el proceso en el que, durante más de cinco horas, se produjo la lectura de todos los cargos que el pueblo ruso, en representación del resto de la especie humana, formulaba contra el “reo”. La imputación principal parecía estar clara para los fiscales bolcheviques: Dios era “culpable de genocidio”.

No parecía haber diferencias entre aquel juicio “divino” y otro de índole más terrenal. Los detalles estaban perfectamente cuidados, como si de un juicio del todo legal se tratara: en el banquillo de los acusados se colocó una Biblia, los fiscales presentaron una gran cantidad de pruebas basadas en testimonios históricos y los defensores designados por el Estado soviético presentaron bastantes pruebas de su inocencia, llegando incluso a pedir la absolución del “acusado” alegando, ni más ni menos, que padecía una “grave demencia y trastornos psíquicos”, no siendo responsable de lo que se le achacaba.

Otro detalle importante de esta historia es que el presidente del tribunal no era exactamente un ignorante en lo que a cuestiones de la religión se trataba. Todo lo contrario. Lunacharski (que en 1933 sería nombrado precisamente embajador en España por Lenin) aprovechó sus largas temporadas en la cárcel, antes de 1917, para estudiar intensamente la historia de las religiones, a la que ya se había dedicado durante años en París, como reconoce en su autobiografía.

El 17 de enero de 1917, tras cinco horas de testimonios, apelaciones y protestas, el tribunal declaró finalmente “culpable” a Dios de los delitos que había sido acusado: genocidio y crímenes contra la Humanidad.

A Lunacharski ya sólo le quedó leer la sentencia: el Señor moriría fusilado a la mañana del día siguiente y no se daría hasta entonces la posibilidad de interponer ningún tipo de recurso ni establecer el más mínimo aplazamiento.

La pena de muerte fue ejecutada por un pelotón de fusilamiento, que disparó varias ráfagas al cielo de Moscú.

21 comentarios:

  1. Menudo lunatico era el tal Anatoly Lunacharski.En Albania en pleno apogeo del comunismo montaron este circo tambien,Y en nuestra martirizada patria con el fusilamiento de una estatua de Cristo.En el cerro de los angeles en Madrid en 1936 creo que fue alli.un saludo.

    Responder

  2. DON AGUSTÍN
    Qué pandilla de zotes iluminados. Todo lo que hacían con estas actuaciones era demostrar la existencia de díos, ellos tan ateos. Y tenían el convencimiento de que se hallaba, como un ogro flotando, sobre el cielo de Moscú.

    Propio de frenopático.

  3. JiJiJi y luego salen los hermanos Marx y nos tronchamos de la risa. Mira que pinta tiene este de burguesazo de los cojones Javier. A este lo cogemos en mi barrio y lo pegamos una manta de hostias que lo trastornamos del todo por tener esa pintaza de julandrón y madraza. Seguramente fue este mariconazo en el que fusilo a Cristo en el alto de los Ángeles.
    Saluditos.

    Responder

  4. DON ZORRETE
    Los hermanos Marx no hubieran logrado un sketh de esta categoría por mucho que se las ingeniaran. Qué tipo el Luna-Charcos, que, como tipos tú, tiene una pinta de burgués capitalista que no lo tenían ni los Rockefeller de New York.

    Este MariFlor demostró que era más creyente que nadie porque nunca se enjuicia y fusila a quien no existe. Probe. Y lo triste es que siguen en lo mismo algunos toca-pelotas de esos que rodean al T.S. estos días.

  5. Muy interesante la entrada, no había oido hablar de este “juicio a dios”.
    Más allá de la opción personal de creer o no en dios, cuando un estado decide que dios no existe, es inevitable que intente sustituirlo.

    Aparte, el “juicio” es muy típico de los comunistas, y me llama la atención que acusen a dios de genocidio. Si la acusación ya tiene tela, que venga en boca de los que precisamente hicieron del exterminio de las clases enemigas del proletariado su seña identitaria..nata.. eso es nata.

    También es curioso que el hecho de acusar a dios y de juzgarle por presuntos hechos terrenales, lo que hace es demostrar, cara a los juzgadores, ¡que dios existe!

    Comunistas…de aquello a Cayo Lara, Llamazares, etc.. no hay tanto.

    Responder

  6. SEÑOR OGRO
    Lo de éstos era mucho peor que lo de “Díos no existe” porque a quien no existe no se le fusila o elimina.

    Eran más creyentes que todos los Popes juntos. Y estaban convencidos de que el tal genocida habitaba sobre el CIELO DE MOSCÚ. Fíjate con qué cara de hacer puntería disparan los del pelotón.

    Los de hoy no creo que sean tan majaderos pero puede esperarse cualquier cosa de los “LlamaReyes” y cía.

    Responder

  7. No tenía ni idea jaja!!!

    No es que no me tome en serio el post, que me parece la mar de instructivo, me hace gracia porque va a ser que Lenin también fué el precursor de los titiriteros y antisistema actuales. O sea, que ya estaba todo inventado.

    Hay una peli “Amanece que no es poco” en la que un Guardia Civil dispara contra el Sol porque este no sale por donde todos los días, ellos le dispararon a Dios porque tampoco salió por donde a ellos les convenía. La cosa es que Dios nos hizo libres y nosotros somos los únicos responsables de nuestros actos -hablo de la esencia de nuestra fe, no de jerarquias humanas-, quizá eso de nacer libres no les gustó a estos locos.

    Responder

  8. DOÑA CANDELA
    No, si la anécdota es de carcajada. Lo triste es lo que comentas : que ahora siguen igual los titiriteros y demás canalla, con la misma mentalidad.
    Fíjate si serían majaderos que fusilaban a ALGO que no existe. Y además con la plena convicción de que Díos habita en la atmósfera de Moscú y que lo mataron con sus fusiles, como si fuera un becerro.

    ¿Cómo van a tener grado cultural civilizador los seguidores de estos majaras rompe-muros siendo unos maripuris?

  9. Pues eso, sus Kamaradas ibéricos lo emularon con fruición y hasta fusilaron al Sagrado Corazón los muy bestias, pero es casi imposible de erradicar el sentido de trascendencia y espiritualidad inherente al hombre, y la prueba mejor es la propia Rusia.

    Responder

  10. DOÑA MARIBELUCA

    Ya sabes que cualquier cosa poco beneficiosa es siempre CONTAGIOSA, y los de aquí siguen con sus cerebros de mariflor imitando a Lenín y sus miserables semi-personas.

    Tan, tan, tontos que hasta creían que era susceptible de ser abatido con balas de fusil. En el fondo eran mucho más creyentes que los Popes de su monasterios.

    Responder

  11. Esto suena al dicho de las meigas: yo non creu, pero haberlas haylas.
    No creen en Dios, pero le fusilan por si acaso.
    Lo terrible del caso es que al disparar al aire seguro que se cargarían algún ave que inocentemente pasaba por allí en busca de alimento, y al que le importaba muy poco lo que allí se dirimía.
    Mi más sentido pésame a la familia del ave.

    (Si no fuese porque es real sería para morirse de risa. La paranoia de los comunistas no conoce límetes.)

    Responder

  12. DON ASPIRANTE
    Eso : no creen en díos pero lo fusilan. Lo que hace el ser marxista : tonto y malo.

    Pareciera a todos estos membrillos que díos era una especie de OCA que sobrevolaba los tejados de Moscú. Y, tal como dices, hasta es posible que se cargaran a alguna ave. Menos mal que nadie la identificó como “díos” porque en tal caso ahora tendriamos en Rusia la TUMBA DE DIOS.

  13. Y a mi que, el Lunacharski este me parece un soplapo…. de tomo y lomo, joer¡¡, no hay mas que verle la cara para ver que en su infancia tuvo que tener todos los traumas posibles, falta de afecto, falta de emotividad,falta de emociones, y para colmo, su madre, en vez de darle el pecho, le daba la espalda; que pena señor¡¡, hasta donde puede llegar el no saber cual es tu sitio en la vida, nada menos que a no creer en Dios y encima, querer hacerle un juicio justo; pero coño¡¡, en que quedamos, creemos o no creemos, porque fusilar al viento, me parece una majadería.El caso es que en el 36 en Madrid, cerro de los Ángeles, el monumento dedicado al sagrado corazón de Jesús fue fusilado por unos marciales milicianos siguiendo instrucciones del comité central, también debieron de hacerle un juicio justo. Ya no es cuestión de ideologías, joder¡¡, el problema, es que hay mucho tonto suelto en todas partes. Y para todos estos, tengo un remedio que ni Freud, se atrevería a rebatirme, porque no se tiran por el Viaducto?, joder¡¡¡¡¡.
    Un saludo

    Responder

  14. DON MANUEL
    Sin ninguna duda, como mínimo el LUNACHARCOS es un soplapollas. Eso siendo el Comisario de Instrucción Pública o Ministro de la Cosa Educacional. ¿Cómo serían los que no sabian aún leer y escribir?

    Es exceso de TONTUNEZ lo que circulaba y sigue circulando por algunas partes del Mundo. Creo que es un problema muy superior al del exceso de hambre o cualquiera otro.

    Ahí tenemos ahora a los titiriteros siguiendo exactamente los pasos de éste y similares. Habría que ponerlos a todos en fila india a la entrada del VIADUCTO y lanzarlos atados. Y que luego pase un camión de recogida de basura.

  15. Don Javier, algo había oído, pero su post aporta valiosa información. Incompleta, eso sí, porque tengo entendido que un tal Baltazardy Garzonetsky les pidió, unos años después, la partida de defunción de Dios, para no sé que sumario, pues por lo visto no pudo interceptar las conversaciones entre Dios y sus abogados defensores…

    Saludos en Fa sostenido.

    Responder

  16. DON FUGITIVO

    Mira, no he estudiado demasiado a fondo el tema porque se me ha escapado que es muy posible que el Garzonetsky haya también pedido un Certificado de defunción de Díos a las autoridades que dirige Putin.

    Y hablando de abogados defensores, no te olvides lo que alegaron los de este juicio : que “díos padecía una grave demencia y trastornos psíquicos”.
    Manda caralho.

  17. Ya es que no me sorprende nada. En la mili arrestabamos las mulas y los Land Rover´s si habían hecho algo.

    Nada, puro teatro, y con eso, no hacian más que darle carrete a los catolicos, a Dios o a quien sea.

    Saludos celestiales.

    Responder

  18. DON LORENZO
    Claro, puro teatro de cara a sus masas tontorrunas y más victimismo a los creyentes. Es que no escarmientan nunca.

    Lo del arresto militar a las mulas es un magnífico ejemplo. Fíjate lo que sufrirían “moralmente” aquellos animales. Lo triste es que aún se prodigan en exceso los que “arrestan a las mulas” quemando banderas de España por los rincones de las aldeas.

  19. Me extraña que no fusilaran al inculpado que, según cuenta, estaba en el banquillo. O sea, la biblia.
    Me hubiera parecido más lógico que ponerse a cazar gorriones.
    Interesante entrada.

    Responder

  20. DON BWANA
    Ud. siempre dando en la diana. Claro, el teórico inculpado del banquillo era la Biblia.

    Tampoco hubieran logrado grandes éxitos acribillando un libro, pero al menos no había peligro de que se cargaran a algún gorrión.

    Y éstos iletrados han gobernado medio mundo durante 70 años.

  21. Me parece interesante que siempre en estos conflictos de indole “religioso ” .siempre nos lastimamos entre nosotros mismos. Si el culpable es dios. pues cargenla contra dios. Ahora no quiero decir que estoy de acuerdo con este tipo de personas ya que yo soy cristiano. yo siempre he dicho que si vamos a buscar un culpable. apuntemos a la direccion correcta. hacia satanas. Dios los bendiga a todos.

    FUENTE:

    http://tellagorri.blogspot.com.es/2012/01/juicio-dios.htm

Nota de URANIA: También se informa sobre el “Fusilamiento” de Dios en

http://europa89.wordpress.com/2013/09/05/la-manana-en-que-fusilaron-a-dios/

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: