LOS CRUZADOS DEL SIGLO XX

by

t012941a-mapa-cruzadas.jpgcruzados2569.jpgniconunos.jpg

El general Eisenhower llegó a escribir un libro titulado “Cruzada en Europa”, pretendiendo que los “países aliados” (unos 80) que declararon la guerra a Alemania o al Eje (ROBERTO, es decir, ROma+BERlín+TOkio) hacían una “cruzada” se supone que para salvar la “cristiandad” con la colaboración de Stalin.

Los caballeros cristianos, que lucharon para liberar Tierra Santa del poder de los musulmanes, llevaban  la Cruz de Cristo como divisa… y por ello fueron llamados Cruzados.  Y su mérito principal es que fueron a luchar (y a morir) movidos por su propia voluntad… Es decir… que eran soldados voluntarios… y no forzosos.

En la guerra de 1941 a 1945 en el Frente de Rusia hubo casi un millón de combatientes voluntarios… No se llamaron Cruzados, aunque en cierto modo lo eran.  Sobre este hecho  hemos hallado en la Red una interesante entrevista con un profesor de Historia.

En la web La Noticia Digital leemos lo siguiente:

Uno de los historiadores más importantes de la corriente revisionista, que pone en tela de juicio tantos clichés empleados por los funcionarios del Sistema para manipular la memoria histórica, es Carlos Caballero. Es el mayor especialista en lengua española sobre los combatientes de voluntarios europeos durante la Segunda Guerra Mundial.LND. – ¿Cuál fue el papel, valor y significado del movimiento de los voluntarios europeos en el Frente del Este contra el bolchevismo?CC. – Creo que se trató de una especie de Brigadas Internacionales, pero a la inversa. Además, mucho más numerosas y mucho más genuinas. Me explico. Las Brigadas Internaciones son un auténtico tópico de la historiografía. Se le han dedicado un sinfín de libros. Cualquier persona medio culta ha oído hablar de ellas. Sin embargo, lo que llamamos Movimiento de Voluntarios Europeos movió a mucha más gente. El número de europeos que durante la II Guerra Mundial se endosó el uniforme de la Wehrmacht para luchar contra el comunismo supera, ¡con creces!, ¡lo multiplica!, al número de los que integraron las Brigadas Internacionales. Además son un fenómeno más genuino, porque a diferencia de las Brigadas Internacionales, creadas, dirigidas, instrumentalizadas, por Stalin, el Movimiento de Voluntarios Europeos surge realmente incluso contra la voluntad de Hitler. El Führer no pensó nunca en reclutar españoles, franceses, ni mucho menos rusos o armenios, para luchar contra Stalin. Fue la realidad la que le impuso a él el tener que contar con esos hombres. De hecho, las cifras más altas de voluntarios en este Movimiento Europeo las dan las nacionalidades de la URSS —rusos, ucranianos, letones, turcomanos, azeríes…—, gente a la que Hitler jamás pensó en liberar sino en colonizar, pero cuyo concurso tuvo que admitir finalmente porque le hacían falta para luchar contra Stalin.

LND. – El debate de los historiadores en Alemania en torno al III Reich, o el existente en Francia respecto al colaboracionismo y la posterior Depuración, ¿ha tenido o podrá tener su correlato en España respecto a la Guerra Civil y el Franquismo?

CC. – Si uno se acerca a una librería, ve con sorpresa que en el apartado de Historia Contemporánea sigue habiendo dos temas estrella: la Guerra Mundial a nivel general y la Guerra Civil en el ámbito español. Parece que ambos conflictos no hubieran acabado en 1945 y 1939 respectivamente. Pero no se trata sólo de que estos temas sigan presentes, sino del apasionamiento con que se escribe sobre ellos. Las posiciones de los historiadores siguen estando, en Alemania, en Francia, en España, cargadas con una fortísima tensión ideológica cuando se habla de estos fenómenos históricos.
Por otra parte, se da una situación de desequilibrio. En España, nadie lo ignora, el “establishment” académico en el ámbito de la historiografía está marcadamente escorado a la izquierda. Nada que objetar a esto, cada uno es muy libre de tener sus ideas, salvo que usen ese marchamo “académico” para tratar de desacreditar a quienes sostienen tesis opuestas. Esto tiene un punto inquisitorial deplorable y, francamente, he sentido algo de vergüenza ajena cuando he visto a prestigiados historiadores españoles rehuir el debate y limitarse a la pura descalificación personal de quien sostenía tesis contrarias a las suyas.

LND. – Como profesional de la docencia, ¿cuál es el grado de manipulación de la historia? ¿Conocen y están dispuestos a conocer los jóvenes nuestra historia?

CC. – Muy posiblemente la Historia nació con esa finalidad, manipular el pasado. No podemos engañarnos al respecto. Orwell lo expresó magistralmente: quien domina el presente, domina el pasado, y quien domina el pasado, dominará el futuro. Hay que partir precisamente de la plena conciencia de que ésta es la situación real para tratar de superarla, poco a poco. Debemos saber que no existe la objetividad en Historia, pero —a partir de ahí— perseguirla, intentar alcanzarla.
Ahora bien, en el ámbito de la enseñanza, la Historia es objeto de increíbles manipulaciones. Casi todo lo que se enseña en Primaria, Secundaria, en la Universidad, son cosas con una “utilidad práctica”: a leer y escribir, química, biología… Sólo hay una materia que, sin tener utilidad práctica alguna, aparece a todo lo largo del currículo: la Historia. Y es que nadie que tenga el poder va a renunciar a tratar de imponer a los administrados su propia visión de la Historia.
Ahora bien, se nota un creciente desinterés del alumnado por la asignatura. La historia le interesa cada vez menos a la gente. No es casual. Olvidar la historia también es una forma de manipular la historia y creo que hoy a nuestros políticos, a nuestros líderes sociales, les gusta más que la gente se dedique a otras cosas antes que a meditar sobre sus raíces.

 

22/10/2004

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “LOS CRUZADOS DEL SIGLO XX”

  1. LAS CRUZADAS « Paulo Arieu Theologies Weblog Says:

    […] LOS CRUZADOS DEL SIGLO XX No hay comentarios hasta ahora Deje un comentario Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. URI para TrackBack. Deje un comentario Línea y párrafo se rompe automáticamente, direcciones email nunca se muestran, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: