DIVISION 250: amor y guerra

by

blue_division-brau-division.jpg

La División 250 de la Wehrmacht, en el frente del Este, más conocida como División Española de Voluntarios ó División Azul, ha generado muchos libros y recuerdos…

En esta dirección hay información bibliográfica sobre el tema: http://www.geocities.com/divazul/bibliografia.html

En http://descargas.cervantesvirtual.com/servlet/

SirveObras/01361619700137305646802/020942_2.pdf

se pueden consultar algunos escritos de Dionisio Ridruejo correspondientes a “Los cuadernos de Rusia”.

 Por úlyimo, en  www.elmanifiesto.com  Aquilino Duque publica una reseña sobre   los citados  “cuadernos”. Aquí reproducimos algunos párrafos:

Lo que Los cuadernos de Rusia pueda tener de crónica mundana se reduce al mes y medio que el autor hubo de pasar en Berlín para reparar su maltrecha salud, alojado en la Embajada que regía su amigo el conde de Mayalde, y con ser interesante y curioso, no es más que un paréntesis en la gran aventura trágica y heroica de la División Azul.

(…)

No se limita en ellos Dionisio a relatar las marchas, las guardias, los golpes de mano, las penalidades y los ocios (les longs loisirs de que hablaba Apollinaire) de la guerra, sino que describe con toda precisión las posiciones, las chabolas improvisadas, las isbas de las aldeas en las que se alojan él y sus camaradas, a veces solos y a veces, las más, en compañía de los pobres dueños. No sé si Ridruejo había leído a su contemporáneo Jünger, embarcado además en la misma aventura, pero su visión de la guerra está más cerca de la de éste que de la de otro escritor a quien menciona, Remarque, para abominar de su derrotismo pacifista y de las escenas obscenas, valga el oxímoron, a que éste reduce la convivencia de los soldados en las trincheras. (…)

Aun con mayor elegancia refiere un idilio propio en Berlín, un idilio de convalecientes, primero él y luego ella. El 14 de enero le pareció encantadora una señora de pelo castaño, preciosos ojos azules, cuerpo esbelto, con una conversación divertidísima… Se llama Podevils (condesa, creo) y está empleada en la prensa extranjera. Es hija de un diplomático retirado de origen bávaro. El 31 de enero anota: Salgo un par de veces con Hexe Podevils, que se divierte mucho con mis discursos y tiene unos ojos bastante eficaces. El 2 de febrero escribe: Por la noche invito a Hexe a cenar conmigo en el hotel. De pronto me dice que yo soy el hombre con quien exactamente le gustaría vivir toda la vida. Me quedo estupefacto y divertido. Naturalmente, hubiera sido indecoroso no besarla apasionadamente al dejarla en su casa. El regreso al frente interrumpe el idilio. Cuando a Dionisio lo evacúan definitivamente por su mal estado de salud, es ella la que está convaleciente de una operación y escribe él el 21 de abril: …almuerzo con Hexe por última vez. Acaso por última vez del todo. Me despide con mucha ternura. Está preciosa, casi sobrenatural, con su palidez de convaleciente. Sé, sin embargo, que un breve vuelo de seis horas va a borrarlo todo muy seguramente.  (…)

La guerra es un estado de excepción en el que el ser humano da lo mejor y lo peor de sí mismo, y Dionisio tiene del ser humano tan buena opinión que acaba, más que simpatizando con un pueblo y una tierra de los que lo separan la guerra y el idioma, por amarlos. (…)

Otro amigo, Agustín de Foxá, escribe a sus padres desde Berlín el 22 de agosto de 1941: Ayer, gran almuerzo en la Embajada en honor de Muñoz Grandes. Asistieron Ridruejo y Aznar vestidos de soldados. El embajador levantó la copa de champagne y dijo: “Por la entrada en Moscú”.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: